Estás Aquí
Home > Artículos > Las posturas más románticas del Kamasutra

Las posturas más románticas del Kamasutra

Estaba pensando en escribir un articulo con un titulo inspirado: “Sexo salvaje en los baños de un supermercado: las posturas”, cuando me he dado cuenta de dos cosas: la primera que hace años que no tengo sexo salvaje en los baños de un super, y dos, que no hay postura cómoda y que sea limpia e higiénica para hacerlo en un baño de un super.

Es decir, me estoy haciendo mayor.

Por ahora he descartado ese artículo. Y claro, algo tengo que escribir, que para eso me pagan.

He dejado la mente en rosa, y una cosa ha llevado a la otra: rosa, corazones, San Valentín, posturas románticas.

Después del cursi San Valentin, con su cohorte de cupidos rubios y armados, parece que lo romántico deja de ser noticia. Y me planteo si el sexo romántico dura más allá del 14 de febrero.

Por si acaso, he estado buscando posturas del Kamasutra más acordes con el tema del que os estoy hablando. Lo mismo lo estábamos siendo sin saberlo, y fijate tu que tontería más grande: ¡que oportunidad de romanticismo perdida por no saber los nombres! Que es mucho mejor decir: sabes, cariño, que esta postura se considera de las más románticas del Kamasutra? Y eso junto una copa de vino y una rosa, te montas un San Valentin en julio en un plis plas.

Solo os detallaré 3: principalmente por que son mis favoritas dentro de las “románticas”. De las de miradas intensas y minutos en silencio. Me pongo tierna de pensarlo.

El molde: Conocida como la cuchara, o cucharilla

Esta postura es agradable, ya que te sientes protegida/o y permite el contacto total del cuerpo. La penetración es lenta y suave, mientras la pareja se abraza totalmente entregada al momento. Más romántica no puede ser. Inconveniente, se pierde el factor mirar a los ojos y besar en la boca equivale a retorcer el cuello para la persona acucharada. Las palabras (tiernas o lascivas) se pueden susurrar estupendamente al oído. La encuentro altamente recomendada.

De Rodillas:

Una postura pasional, para cuando nos ganan el ansia de besar. Uno en frente del otro de rodillas. Al estar de rodillas, ambos pueden besarse y acariciarse, y los movimientos de la penetración serán una experiencia diferente y placentera. Eso si, puede llegar a ser incomoda. Mejor que él agarre  culito en cada embestida. Y que estéis en una superficie blanda. El factor miradas intensas está on fire en esta postura.

El misionero:

Ya se lo que vais a decir: una postura muy clásica y cómoda, pero eso no la hace menos efectiva. El contacto total de los cuerpos al estar el   encima, permite que la pareja se bese y se mire a los ojos de cerca, casi hundiéndose en ellos. No me diréis que no es romántico. Además, siempre podéis hacerle algunas variaciones: si  las chicas abrimos más las piernas y levantamos las caderas (postura el deleite, para los que tengáis curiosidad) la penetración es más profunda y placentera.

Y vosotr@s, ¿de que postura romántica sois?

Deja un comentario

Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR