La gran Sasha Grey (preciosa y morbosa vestida de colegiala) nos ayuda a ilustrar como sería una peli porno sin sexo, ni dobles intenciones (ni dobles penetraciones, claro).

No tengo claro que lo fuerte sean los dialogos…