Estás Aquí
Home > Artículos > Relatos Eróticos > Relato Erótico: Celebración de Cumpleaños

Relato Erótico: Celebración de Cumpleaños

Mi novio me complementa en todos los sentidos – incluso sexualmente. Soy una mujer de 21 años, de estatura mediana- pero eso nunca me impidió ser una mujer muy caliente.

Tengo unos senos grandes (en relación con el resto de mi cuerpo) y unas nalgas grandecitas y bien formadas.

Dicen que las cosas valiosas vienen en paquetes pequeños y tienen razón – mi novio puede atestiguarlo. Todo lo que sé lo he experimentado con él y debo decir que he superado en muchas formas al maestro.

En fin, era un viernes por la noche y estaba algo nerviosa, había ido a una tienda de lencería femenina a comprar un conjunto sugerente. Termine comprando un conjunto brazier-tanga azul oscuro y un baby doll del mismo color. Como era el primero, busque algo sencillo.

Me había llevado a un motel cerca de mi casa, donde habíamos ido ya bastantes veces antes con la gran cantaleta de ir al cine o ir a cenar. Siempre nos toca dejar el carro en un garaje y luego subir un gran número de escaleras para poder llegar a la habitación que nos señalen.

Me gusta ese motel – es limpio, la habitación es amplia, tenemos TV y aire acondicionado.

Siempre entramos y yo me recuesto sobre la cama – él sabe que si me quiere, tiene que ganar mi atención. No por gusto me apoda “Mi Leona” en la intimidad.

Se aprisiona sobre mi, da unos besos fantásticos profundos, húmedos y llenos de gemidos y luego se aventura a tocar mis senos. Para aquellos que leen – mis senos son un punto extra sensible, mis pezones son pequeñitos y redonditos y se excitan fácilmente.

A él le gusta cuando se ponen duritas – pero en lugar de amasar mis senos, se dedica a tocar únicamente el pezón – lo rodea con los dedos humedecidos, lo toca en intervalos y finalmente cuando están duritos me los lame. Yo, como se podrán imaginar, pierdo la cabeza completamente y de pronto no me contengo más y lo tiendo sobre la cama y me masturbo contra él.

Me gusta estar arriba – controlo la velocidad y la dirección y eso me agrada. Sin quitarme la ropa pongo a mi novio duro duro y a gemir como loco – cuando estoy arriba yo también pierdo la cabeza y de repente siento sus manos subiendo por mi espalda.

Sin embargo esta vez lo detuve – podia ver como su pene ya no se contenía tras el pantalón y sabia que había llegado el momento. Lo vende de los ojos y me desvestí para ponerme el conjunto junto con el babydoll y después le dije:

– Mire lo que tengo para usted, papacito.

Al tiempo que dije esto le quite la venda. Cuando me vio acostada del lado a la par suya solo me dijo:

– Uyyy ¡qué rica estás!

Y desde allí si comenzamos. Me quito mi tanguita de encaje y empezó con los dedos a unir los labios de mi vulva, le encanta hacerme sufrir antes de lamerla toda. Después me la toca con los dedos y después me hace pedirle que me la lama. Yo a estas alturas estoy más que prendida – siento como estoy de mojada y como el menor movimiento me hace querer sentirlo.

Ademas hay que agregar que a todo esto: yo ya he visto su pene que a duras penas le cabe en el pantalón de lo duro que esta. Estaba queriendo tenerlo dentro – pero disfruto mucho el sexo oral. De repente el mete el ápice de la lengua en mi vulva sin decirme y yo solo siento que la tierra se abre y el cielo se acerca.

Es increíble como nos sentimos y él es tan malo que mientras me lo hace mira hacia arriba para verme la cara. FINALMENTE se quita el pantalon y me hace suplicarle entre gemidos que se lo meta hasta el fondo. Me dice:

– ¿No le vas a dar besito?

Y yo solo me dedico a lamerle la verga, ya me llega hasta las amigdalas – ya me la trago toda. Se la lamo tanto que siento que se viene 3 ó 4 veces y luego que los ojos se me llenan de lágrimas. Luego, siendo una persona usualmente calmada, me dice:

– Ahora si te voy a devorar toda

Me quita el brazier y el babydoll con la boca y después de ponerse el condón me lo retoza en la cavidad de mi vagina. Finalmente entra – siento que he querido esto desde hace mucho, abro las piernas y lo rodeo todo con estas – siento como con una fuerza descomunal entra y sale super fuerte y como la cama rechina de como se mueve.

Yo grito como loca para que me de ¡más! ¡más! ¡más papacito!

Y él me dice: – ¿De quien sos?

Y yo:  Solo tuya mi amor, te lo voy a hacer hasta cansarme!

Él: Todos los días?

Yo: Todos los días…

Él: Ayyy que buena estas, buenisimaaaaaaa!

Luego le ruego para que me deje subir y una vez allá arriba ¡no hay quien me quite! Lo primero que hago es juntarme lo más que puedo a él y empiezo a dar circulos lentitos pero con presión. Siento como me aruña las nalgas y luego me apoyo del respaldo de la cama para agarrar más impulso y desde alli – ya más firme, empiezo a dar circulos grandes y rápidos.

Siento que mis senos se retozan contra el cuerpo sudoroso de él y el me los lame a esta altura libremente.

– Me vengo, me vengo!

– Ayyy mamacita, nadie lo hace como vos!

– Aaaaahhhh TE AMO!

– Uiiii es que quien me lo puede hacer mejor que vos? Sos una calenturienta!

– Enserio?

– Claro que si,  siempre quiero hacértelo!!! Dejame partirte ese culo tan bueno que tenes.

No me hice de rogar, me levanté y me voltié y así como estábamos se quitó el condón y me embistió por atrás sin piedad.

– Ayyy que apretadito lo tenes

– AAAAAAAAAAAA

– Ayyy Gaby sos lo mejor

– AAAAAAAAGHHHHHHH Metémelo!

– Te gusta?

– Me encanta?

A todo esto yo ya le había quitado todo el edredón a la cama y estaba gimiendo como loca. De pronto él cayó a la par mía y los dos nos dormimos – si no hubiera sido porque mi mamá me llamó para decirme como me había ido en mi “cena”, nos hubiéramos quedado allí!!!  Yo lo desperté entre besos para decirle que ya era hora de irnos.

Aún así nos vestimos despacio y él me dijo que contaría LOS SEGUNDOS para volver a estar juntos.

TEHEE!

Deja un comentario

Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR