Estás Aquí
Home > Artículos > Relatos Eróticos > Relato Erótico: El amigo de mi marido II

Relato Erótico: El amigo de mi marido II

Me decía Fernando, mira como tiene cabrón de Angel a tu niñita, ¿te gusta? Esto me lo preguntó cuando me empieza frotar mi rajita haciéndome a un lado mi bañador y apenas le pude contestar en su oído…si siiii, se ve que está disfrutando el muy cabrón… y me dijo se ve que ella también, es igual de cachonda que su madre…y me mordió muy suavemente mi oído, mientras metía dos dedos en mi rajita.

Yo no aguante más y puse mi mano sobre su short y sorpresa se sentía una verga no muy larga, normal, pero eso si muy gruesa, gruesísima. Hasta parecía que estaban de acuerdo, porque en eso metió Ángel a mi hija al agua, poniéndola de espaldas a donde estábamos nosotros, y directamente Fernando me empezó a besar de manera muy rica, con mucha lengua y saliva.

Me apretaba mis pechos grandes y suaves, caídos por mi edad, pero de pezones amplios, me frotaba muy fuerte y rico su verga en mi entrepierna  y yo me sentía en el cielo ufffffff.

A pesar de estar dentro del agua, sentía como el calor me subía hasta mi cabeza, me decía despacito en mi oído…cabrona te quiero coger, mientras más fuerte me frotaba, me levantó mi sostén y me mordió mis pezones, me dolió, pero dejaba de apretarlos volvía besarme, y yo más caliente.

Ya su verga estaba fuera de su short el que había bajado y así como estaba yo me hizo a un lado mi bañador y me frotó directamente la cabezota de su verga. Putita se ve que lo vas a disfrutar pendeja, me decía al oído y yo me calentaba, más no sabía, si por lo que sentía en mi rajita o lo que me decía, me levantó tantito y me la fue enterrando poco a poco, sentía como la fricción del agua ayudaba para que entrara, pero era muy gruesa hasta que me la clavó toda, ayyyy.

Yo quedé abrazada a su cuello, él se movía muy fuerte, sentía como me tocaba todo por dentro y sentía muy abierta mi panocha, rodee con mis piernas su cintura y me deje hacer, fuerte, muy fuerte me penetraba, y yo lo gozaba.

Me decía, cabrona si no todas me la aguatan enterita, se ve que te encanta la verga putita, toma, toma, ya sentía mi rajita ensanchada me entraba toda, hasta que ya no aguantaba más, mordiéndome los labios para no gritar, además viendo como Angel ya le chupaba los senos a mi hija disque jugando por arriba de su bañador y nos se la quitaba de su cuello.

Ver esa imagen y sentirme llena de verga me hizo tener mi primer orgasmo del día, me corrí casi al mismo tiempo en que Fernando gemía en mi oído, síntoma de que me estaba llenando mi rajita de leche.

Terminé con mis piernas temblando, nos compusimos la ropa y nos acercamos adonde estaba ellos, seguimos jugando y Fernando se acercó a mi hija mientras Ángel me dijo: Que amor, ya te culearon rico, los vi que estaban bien trenzados cabrona, y le dije, pues como tú me dejas a medias, y se rió fuertemente.

Ellos se salieron para preparar la lumbre que íbamos a encender para la comida, y a Angel se veía un paquete descomunal bajo el bañador, nosotras nos quedamos disfrutando de una bebida, ella me dijo que como me había caído Fernando porque se vio que estábamos muy apapachadores, yo me reí y le dije que era muuuuy simpático jajajaja. Prendieron el fuego y vinieron por nosotras, nos salimos del agua, mi hija se enredó en una toalla tapando sus pechos.

Angel la sentó en el borde de un banco, de esos que son para sentarse varias personas alrededor y después él se sentó el frente a Claudia, nosotros nos fuimos a ver la lumbre y a empezar a preparar, Fernando me preguntó cosas de mi hija, que edad tenía, que si tenía novio, que si estaba nuevecita, le dije que si.

Fernando no tardó nada en dejarme sola, e irse a donde estaba la mesa de campo con mi hija…se acercó a platicar con ella y ella todavía con su toalla enredada en su cuerpo, y se vino Angel a donde estaba yo como a unos 10 metros.

Me contó que estuvo tocándola y que está muy rica, que se ve que le va encantar la marcha, que según ella es virgen y yo se lo confirmé, me preguntó que si yo aceptaba que él fuera el que la desvirgara y no me ponía yo celosa, le contesté que él sabía pero que fuera tierno…me dijo… que la desvirgue cualquier noviecillo sonso mejor yo putita, y así me cogeria a la mamá y la hijita también ummm. Y me empezó a besar delante de mi hija ella volteó y nos vio y no dijo ni expresó nada, yo sabía que Angel lo hacía para que Claudia no se hiciera la modosita, con lo que yo sabía que iba suceder.

Dejamos todo preparado y nos acercamos ya Fernando tenía a mi hija un poco tomada, estaba risa y risa ella, Angel exigió su lugar para sentarse y empezó a tocar más a mi hija delante de mi, me sentaron a mi en la misma posición y yo quedé enseguida de mi hija y ellos dos sentados en los bancos frotando sus pechos contra nuestras piernas abiertas.

Fernando me soba mis piernas y le decía a mi hija, bebe, mira que bonitas piernas tienen las dos y se acercaba y me besaba mis piernas, mi hija se reía y se dejaba que Angel le tocara las suyas.

Angel le quitó la toalla, disque para ver mejor sus piernas, y después Fernando me empezó a besar mi pancita y suspiré.

Mi hija se emocionó verme suspirar, entonces Fernando le preguntó a Claudia, ¿te gustaría que te besáramos los dos la pancita? y ella dijo que si.

Los dos empezaron a tocarle las piernas y Angel le empezó a besar su pancita, mi hija se ponía roja de la cara y suspiraba, le tocaba el cabello a Angel, Fernando al mismo tiempo me frotaba mi rajita, sobre mi bañador.

Aquello era una delicia de sensaciones yo me sentía tan a gusto que me olvidaba de lo que realmente estaba sucediendo, que me había utilizado Angel a mi, para poder hacerle el amor a mi hija.

Angel se acercó más a Claudia, estaba frotando su pecho fuerte y peludo en medio de las piernas de mi ella y empezó a sacarle sus  tetas, le quitó el sostén del bañador y se los tocaba, Fernando se dedicó a mi, me decía… mira mamita que ricas están las dos, era un poema ver como mi hija abría su boquita para gemir suavemente cuando Angel le comía y le lamia sus pechos, se los tocaba suavemente y yo sentía los labios de Fernando en mis muslos y frotándose en mi pancita.

Después angel se acercó más a la cara de mi hija y la empezó a besar suavemente, que ricura estar viendo eso, mi macho tomando a mi hija, Fernando me quitó mi sostén y cayeron mis pechos grandes y mis pezones se veía muy paraditos, me los apretaba fuerte, y yo solo veía las ganas con las que mi hija se devoraba la lengua de Angel en su boca, angel le frotaba su entrepierna con la suya y mi hija gemía aggggggggggg estaba roja de su cara por el placer que estaba empezando a sentir.

La levantó de nuevo con las piernas abiertas y empezó a besarle de nuevo la pancita hasta que bajó a su bañador sobre la tela la empezó a besar mientras Fernando se levantó y empezó a besarla en su boca yo me estaba tocando mi panocha sobre el bañador, no me di cuenta el momento que angel le soltó los listones del bañador y le estaba ya comiendo la rajita a mi hija.

Fernando la dejó sentir y se acurrucó en mi a ver la forma en que disfrutaba claudia era un verdadero poema, ella se retorcía, temblaba, nos volteaba a ver pero no veía, estaba metida en lo que estaba sintiendo. Me dijo Claudia…Ana que es esto, está riquísimo siento mucho calor y muy rico, me acerqué a su cara y la abracé y la besé en su mejilla y le dije, disfruta amor, es lo máximo, y será nuestro secreto, angel le lamía toda su rajita y succionaba su clítoris de manera suave ya con su pene de fuera del bañador.

Y fue lo máximo cuando claudia se corrió, gemía fuerte, temblaba, gritaba ayyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyy que ricoooooo, entonces Fernando me empezó a desnudar completame y me empezó a comer mi rajita, mientras angel seguía besando suavemente a mi hija en sus piernas, le decía, princesa, ¿te a gustado lo que te hicimos?, lo que te vamos a hacer te va a gustar más.

La empezó a besar de nuevo en su pancita mientras a mi me comía de manera salvaje mi rajita, y angel acercó a mi hija a su pecho y la fue bajando para que poco a poco fuera sintiendo como rozaba su verga en su rajita.

Solo de rozar su verga, mi hija gemía, Aaaahhhh, sentía rico como se frotaba la punta en su rajita, y le dice, Angel, ahora si amor tu solita te vas a ir sentado, la fue bajando y yo no me podía perder eso y Fernando tampoco, mi hija se fue bajando hasta que dijo que mejor no porque le dolía, y  angel le dijo, es solo poquito dolor pero pasa rápido, y ella seguía frotándose hasta que angel hizo fuerza y mi hija pegó un grito y echó la cabeza hacia atrás, ya la habían hecho mujercita.

Angel pegó un alarido de emoción gimiendo donde iba entrando su vergón, empezó a besar a claudia y a frotarle su espalda y cabello mientras mi hija seguía sollozando hasta que de rato angel se empezó a mover más rápido y mi hija a gemir, aggggggggggggggg, ya le estaba entrando toda, sentía las manos de angel por todo lados y a mi me pidió Fernando que me sentara en el banco

Fernando de pie se bajó su bañador y empecé a mamarle su vergota, no la había visto bien, estaba gruesísima, si batallaba para que la de angel me entrara la de Fernando más, pero a él le gustaba que le chupara la cabeza muy fuerte y hacer fuerza para metérmela más, acostaron a claudia en la mesa y empezó  y mete saca en mis  narices veía comos salía casi la mitad de la verga de angel y volvía a entrar en la rajita de mi hija llena de sangrita, mi hija gemía y gritaba.

Fernando se fue por el otro lado de la mesa y le empezó a chupar a mi hija los pechos y mi hija sola le empezó a chupar la verga, yo me acerqué y compartimos de esa verga en su boca casi besándonos ambas en la boca, hasta que se corrió mi hija y luego angel se la sacó y me la metió a mi corriéndose dentro de mi y Fernando en nuestras caras

Después pasaron más cosas pero ya quedó largo el relato saludos…

A todos y espero sus comentarios.

One thought on “Relato Erótico: El amigo de mi marido II

  1. SI, CUANDO LAS COSAS SE PRESENTAN ASÍ, DE MARAVILLA OCURRE LO MAS SABROSO, MI HIJA Y YO TAMBIÉN COMPARTIMOS A UN HOMBRE Y NOS DIO SATISFACCIÓN A LAS DOS, ES RIQUÍSIMO, SOMOS LAS MEJORES AMIGAS MI HIJA Y YO, SE PUEDEN HACER LAS COSAS CUANDO SE QUIERE doylasnalgas@yahoo.com.mx

Deja un comentario

Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR