Estás Aquí
Home > Artículos > Relatos Eróticos > Relato erótico: El equipo de publicistas I

Relato erótico: El equipo de publicistas I

Hola, este nuevo relato sigue la línea de escribirles algo, donde combino mis historias con la fantasía donde el protagonista es un amigo de la red, hoy es para Ricardo, un amigo de Chile. Por sí alguno recién me lee por primera vez, les cuento que soy de Argentina, soy morocha, mido 1.70 y mis medidas son 100 – 60 – 92, las cuales mantengo con esfuerzo y dedicación en el gimnasio. Bueno hechas las presentaciones y aclaraciones del caso, vamos a la historia.

Ese día teníamos mucho trabajo en la agencia de publicidad donde trabajo, había que desarrollar dos campañas importantes y por eso se habían separado dos grupos de trabajo, uno formado con gente mas experimentada ya que era una campaña muy importante y otro con la gente mas joven para una campaña menor pero también necesaria, yo compartía mi trabajo con ambos, el día fue bastante intenso y trabajoso, ya casi por la noche la campaña más grande estaba encaminada, pero la menor se complicó un poco, así que me uní al grupo de creativos, ellos eran cinco, todos muy jóvenes, entre 20 y 22 años, tenían problemas para encontrar la mejor idea que funcionara, así que me puse a trabajar junto con ellos, la campaña era de ropa interior femenina, así que podría ayudarlos desde mi punto de vista de mujer. Las ideas surgían pero ninguna era lo que buscábamos, se hizo de noche pero todos decidimos continuar, a la mañana siguiente debía estar todo listo. Pedimos unas pizzas para cenar y seguimos trabajando, de a poco comprendí un poco que sucedía, ellos eran muy jóvenes y no solo inexpertos en el trabajo, sino también con las mujeres y eso no les dejaba entender como vender el producto. Ya era la medianoche, el café era abundante para todos pero la idea no cerraba, entonces se me ocurrió algo, teníamos algunas muestras de la ropa interior con nosotros, así que les pregunté sí los ayudaría ver como quedaba puesta la ropa interior en una modelo como para desarrollar la publicidad, les pareció bien pero no sabían como conseguir una modelo a esa hora, les dije que yo la modelaría, así que fui al baño a cambiarme, había tres modelos diferentes de ropa, una clásica informal, otra informal pero con tanga y otra de noche, de encaje con una tanga hilo dental. Me puse la más clásica, el sostén y una bombacha normal, y salí al cuarto, al verme los muchachos se asombraron un poco, pude ver sus caras, pero debíamos trabajar, así que rápidamente los hice reaccionar y modele un poco para ellos, les dije que anotaran todas las ideas que se les ocurrieran, y luego las analizaríamos todas, luego de un rato fui a cambiarme por el otro modelo, era bastante similar pero la parte inferior era un tanga no muy pequeña, pero que terminaba metida entre mis nalgas, así salí y las caras de asombro volvieron a repetirse, pero volví a evitarlas y seguimos trabajando, mas ideas surgieron y note como daba resultado el modelar para ellos, y por último quedaba el otro conjunto de encaje, este era pequeño, tanto el sostén como la tanga que era de hilo dental, dejaba todas mis nalgas desnudas, pero imagine que eso les daría excelentes ideas, así que salí nuevamente, esta vez las miradas fueron acompañadas con algunas voces de exclamación y algún que otro aplauso, esta vez los deje disfrutar un poco mas, modele para ellos, exhibiéndome un poco, al ver mi culo y como la tanguita se perdía entre mis nalgas, las exclamaciones fueron mas fuertes, los detuve un poco y los puse a trabajar, este era el modelo que mejor debía publicitarse, así que debía salir muy bien, se pusieron a trabajar, las ideas fluían, yo iba viendo el trabajo de cada uno y poco a poco fuimos armando la campaña, eso duro mas o menos una hora, lo que no me di cuenta en medio de todo fue que no me había cambiado de ropa y todo el tiempo seguí hablando y mostrándome a estos muchachos, con el conjunto de encaje, ya casi terminábamos y al acercarme a ellos y ver sus trabajos, comencé a notar como ya no aguantaban no mirarme, miraban mis pechos y notaba como volteaban a ver mi culo al irme o caminar por el cuarto, comencé a notar sus erecciones bajo sus pantalones, y yo comencé a excitarme con todo aquello, cinco hombres junto a mí, calientes, observándome, mi vagina no tardó en humedecerse, pero aun faltaba un poco para terminar, seguimos una media hora y el trabajo quedo terminado, decidimos festejar un poco después de tanto esfuerzo y trabajo, así que traje una botella de champagne que siempre tenemos para los eventos o para clientes que vienen a la agencia, todos bebimos y brindamos, al final todos me agradecieron mi ayuda, me dijeron que no hubieran podido hacerlo sin mí, así que empezaron a brindar conmigo a darme besos para agradecerme, me abrazaban, claro que esto me recordó que aún estaba en ropa interior, pero el roce de los cuerpos de los chicos me excitaron mucho, mis pezones se pusieron duros y se clavaban a través del sostén, y note sus vergas duras contra mí, les dije que era hora de cambiarme casi como para escapar aunque no deseaba hacerlo, entonces uno me tomo por detrás, agarrando mi cintura y apretándome contra él, sentí su verga dura apoyarse contra mis nalgas, besó mi cuello, sentí como me entregaba cuando otras manos comenzaron a recorrer mi cuerpo, enseguida mi sostén cayó al piso, mis tetas grandes y duras saltaron desnudas, rápidamente una boca se ubicó sobre ellas, chupandolas, lamiendo mis pezones, sentí como la tanga se deslizaba por mis piernas, quedando toda desnuda, los besos y caricias invadían mi cuerpo, comenzaron a desnudarse ellos, uno me puso sobre la mesa, abrió mis piernas y comenzó a lamer mi concha, que ya estaba mojada, sentí como su lengua recorría mis labios vaginales de arriba abajo, lamía mi clítoris, alrededor de mí se ubicaron los otros cuatro con sus vergas ya duras, uno puso la suya sobre mi cara para que se la chupara, otro chupaba mis tetas, el que chupaba mi concha me penetraba fuerte con su lengua, chupaba mi clítoris y comenzó a penetrarme con su dedo, yo tragaba mientras esa verga que me daban en mi boca y sobre mis tetas otra boca me chupaba deliciosamente, eso me provocó estallar en un orgasmo fuerte, mis jugos corrían por mi concha, estallé en la cara del hombre que me daba placer oral, que al sentirlo bebió todo de mí, y luego poniéndose sobre mi me penetro fuerte y profundo con su verga, esto me hizo chupar entera la verga que tenía en la boca, tragándola fuerte y profundo, lo que provocó que estallara en mi boca, inundándola de leche caliente, enseguida otra verga ocupó su lugar, metiéndola entera en mi boca, otra todavía me cogía fuerte por la concha y una mas estaba entre mis tetas, pajeandose entre ellas, el de mi concha me cogía cada vez mas fuerte, lo sentía por acabar, su verga se hinchó explotando en mi interior, sentí su leche inundar mi concha, los chorros calientes dentro de mí, que me provocó un nuevo orgasmo, otro entró en mi concha y me penetro de un golpe hasta el fondo, comenzó a cogerme fuerte y rápido, mi boca estaba llena de otra verga y la otra seguía cogiendo mis tetas, apretaba su verga con mis tetas entraba y salí fuerte de ellas, hasta que su leche comenzó a derramarse sobre ellas, los chorros corrían hasta mi cuello, sobre mis pezones, bañando mis tetas en su semen caliente, las dos vergas que aun tenía dentro de mí no tardaron mucho en darme también su leche, llenando mi boca y concha de nuevo, me levante y comencé a chupar sus vergas, limpiándolas de leche y de mis jugos, pronto estuvieron duras de nuevo, me puse en cuatro patas y uno me daba por la boca y otro por la concha, pero le dije al que tenía detrás que me cogiera por el culo, su cara de asombro fue increíble, pero entonces comenzó a lamer mi culito, lo penetraba con su lengua, lo mojaba todo, entonces apuntó su verga y comenzó a penetrarme , sentí como su verga abría mi culo, que se dilataba para permitir la entrada de esa verga dura y caliente, me moví clavándome en su verga, sentí como sus huevos chocaron contra mis nalgas, tenía toda esa verga enterrada en el culo, le pedí que me cogiera fuerte, toda entera en el culo, y me trague toda la otra verga por la boca, así me cogían fuerte y duro, hasta que me hicieron acabar otra vez, mojando toda la verga que me llenaba el culo, mis jugos corrían por mis piernas, el que estaba en mi culo se derramó en mi interior, su leche llenaba mis entrañas, entonces el que tenía en la boca, ocupó mi culo y otro mi boca, me seguían cogiendo rápido y fuerte, dos vergas alternaban ahora mi boca, sentí otra vez mi culo inundarse de leche, ahora le pedí al otro que se acostara en el piso, lo monté de espaldas a él, clavándome por el culo su verga, me abrí bien y le pedí al otro que me la metiera por la concha, se puso sobre mí y me penetró poco a poco hasta tenerla toda adentro, tenía dos vergas llenándome los agujeros por completo, se empezaron a mover, al ritmo, las dos verga me cogían fuerte y profundo, llenándome toda, quería llenar todos mis agujeros así que le pedí al que quedaba su verga para chuparla, se paró junto a mí y tragué su verga entera, hasta mi garganta chupándola fuerte, me movía en círculos, sobre las dos vergas que llenaban mi culo y mi concha y otra entraba hasta el fondo de mi boca, les pedía mas y mas, mas fuerte, que me llenaran toda, estallé en un orgasmo bestial, las tres vergas entraban hasta lo mas profundo de cada uno de mis agujeros, terminé un orgasmo e inicie otro tan fuerte como el anterior, ellos aceleraron sus movimientos aun más, hasta que todos volvimos a acabar juntos, mi concha estalló una vez mas al sentir como las dos vergas inundaban mi culo y mi concha con toda su leche, y más leche se derramaba sobre mi garganta, tragando todo lo que me daba, caí rendida sobre el piso con mi cuerpo lleno de leche y con las vergas blandas aun en mi interior, los chicos estaban extasiados aun no podían creer lo que les había sucedido y yo estaba totalmente complacida después de un sesión de sexo tan intenso y placentero, limpiamos el lugar, nos vestimos todos y nos fuimos pensando que habíamos cumplido con el trabajo y que el festejo había sido aun mejor.

Al día siguiente, todos recibimos una felicitación por el buen trabajo y ellos coincidieron en nombrarme a mí como la responsable del éxito del trabajo, y yo dije que ellos también habían hecho lo suyo, y bien que lo habían hecho. Debía arreglar algunas cosas para la campaña así que estuve fuera casi todo el resto del día, al volver, me dedique a leer los mails que siempre recibo y me conecte al messenger para contactarme con alguno de mis amigos, y sí podía tener una buena sesión de cibersexo, me encontré con Ricardo, él es de Chile, nos encontramos a diario, y siempre disfrutamos mucho, hacia unos días que no sabía de él, así que me alegro mucho encontrarlo, tuvimos un buen rato de cibersexo, logré masturbarme rico con él, al terminar me dijo algo que no esperaba, que él estaba en mi país que había venido por su empresa y que solo estaría esa noche, quería verme, él sabía que yo siempre me niego a los encuentros, que solo disfruto los contactos por la red y mis encuentros de sexo los vivo con gente conocida, eso siempre lo dejo claro, pero el insistía mucho, y la verdad yo estaba muy excitada, los encuentros con él siempre eran muy calientes y excitantes, así que finalmente me convenció y quedamos en encontrarnos en su hotel, nos conocíamos por fotos, solo le pedí tiempo para ir a cambiarme a casa y luego lo vería. Fui a casa y me vestí con un vestido corto, ajustado, no me puse sostén y me puse una tanguita muy pequeña.

Deja un comentario

Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR