Estás Aquí
Home > Artículos > Relatos Eróticos > Relato Erótico: Mi Maestra favorita

Relato Erótico: Mi Maestra favorita

Pasaron varios días y estuvimos hablando por teléfono de manera erótica, echando a volar la imaginación, después de tantas insinuaciones decidimos vernos unos días después. Para romper un poco la tensión del momento le pregunte por teléfono que era lo que le gustaría hacer, me dijo que a ella le gustaría complacerme primero, me preguntó qué clase de fantasías me gustaría realizar.

Le dije mi fantasía ella aceptó complacerme, y me dijo que me esperaría en un departamento de una amiga unos días después para que nadie nos interrumpiera.

Ella es una amiga que hace algunos años conocí, recientemente se graduó de la universidad, de carácter muy amable, algo tímida y reservada, pero por las charlas que hemos tenido es muy curiosa también.

Es joven, alta y muy guapa, lo que mas me gusta de ella son sus piernas que están muy bien torneadas y un lindo rostro que se esconde tras sus anteojos, tiene el cabello negro, largo hasta la mitad de la espalda, un tanto rizado, su piel es blanca, un poco bronceada por el sol, pues gusta mucho de jugar básquet ball en una cancha cercana a su casa, no por nada tiene unas medidas de 93-68-98, para muchos no es una medida perfecta, pero yo creo que a los hombres no nos interesan los números, sino el contraste que forman en la silueta de una mujer y las múltiples miradas lujuriosas de los hombres que la ven al pasar lo confirma.

Pasaron lo días y esa tarde yo no podía pensar en nada más que realizar la fantasía, ya casi era hora de vernos, ella me llamo, dijo: “…me vestí muy sensual, llevo un vestido corto, negro, de una sola pieza,…” colgó de inmediato, eso aumento mi ansiedad.

Por fin llegue a aquel departamento ella ya me esperaba, vi el vestido que me había mencionado y la impresión fue enorme al verla.

La parte superior era tan ajustada que más se parecía a una segunda piel, se le marcaba la cinturita de avispa y realzaba sus senos, la parte inferior era corta, demasiado corta diría yo, se le apreciaban bien sus piernas y debajo del vestido tenia un conjunto negro de medias y liguero que se había comprado para la ocasión.

Me llevo hacia una oficina que estaba dentro del departamento que arreglo para la ocasión, en la puerta de la oficina había un letrero que decía “OFICINA DE LA DIRECTORA”, pasamos a adentro , por fin llegó la hora, la preparación de el lugar supero todas mis expectativas, realmente parecía que había regresado a mis años de estudiante y que había entrado a la dirección del colegio……Al entrar yo estaba tan caliente que no dije nada, la tomé y la besé, entre besos me dijo que era un niño malo y que tenia que castigarme y premiarme a la vez, me sonrió y se separo de mi, me pidió con voz impositiva que me sentara en la silla frente a su escritorio, me dijo que me castigaría por no hacer mi tarea, tomó unas vendas y me las coloco en los pies sujetándome a la silla de manera que solo podía mover las manos.

Quede sentado e inmovilizado, se aproximó al reproductor de discos compactos y coloco música sensual, empezó hacerme un baile erótico, a la ves que me decía con voz sensual
“…te voy a castigar por faltar a tus deberes”
-“pero ¿cuales deberes?”- contesté,
“calla!, yo soy la maestra y tu estas castigado”
dijo con fuerza,
“así que no voy a permitir que me toques”
Su tono de voz regreso a ser dulce y sensual:
“ pero como soy una maestra muy buena y tu eres mi alumno consentido te voy a ayudar a reemplazar tu tarea”
“quiero que me muestres un reporte con fotografías de que es lo que mas deseas y si te portas bien tal ves te regale algunos puntos extra…”,
ella tomo una cámara, me la entrego, subió al escritorio continuó, bailando sobre el escritorio y posando para que le tomara algunas imágenes, ella sabia lo mucho que me excitaban sus fotos, no desaproveche el momento y tomé tantas imágenes como me fue posible.

Las caricias en su cuerpo no se hicieron esperar, poco a poco ella fue tocándose lentamente desde el dorso de sus lindas piernas subiendo por su vientre siguiendo a la cintura y continuando hasta pasar las manos por los costados de los pechos, se agachaba de espaldas a mí, sin doblar las rodillas hasta tocar sus tobillos de esta forma lograba que se le levantara su corto vestido, mostrándome su cola y también mostrándome así su sexo cubierto por una pequeña tanga. Mientras bailaba se sacaba los pechos y las nalgas y posaba para mí a veces con mirada mu dulce a veces de forma perversa y después colocaba todo en su lugar para quedar como si fuera la maestra más escrupulosa con el uniforme perfectamente arreglado.

Yo suspiraba de placer de solo pensar lo que me esperaba, poco a poco la temperatura de la oficina parecía subir y los suspiros fueron aumentando y le pedía que me soltara…que quería tocarla. Pero ella no cedería tan pronto a mis súplicas, me decía que aunque yo era su alumno consentido me trataría muy estrictamente para que aprendiera bien la lección, que seria algo cruel pero era lo mejor para mi. Después se acerco a mi y bajo mi pantalón hasta los tobillos, retiró mi ropa interior, surgió mi pene, estaba parado, duro al máximo, se lo metió en la boca, me lo hacia deliciosamente!!!!!!!!!!! , y solo se lo sacaba para decirme lo rico que sentía
“..siento mis jugos deslizarse a través de mis piernas, mi sexo está mojadísimo”
Siguió comiéndome la verga con esmero, nuevamente retiró su boca:
“hay una nueva lección que voy a enseñarte hoy…”
Lamió largamente la verga desde la base hasta la punta, era una sensación deliciosa
“…quiero que aprendas como se debe chupar la concha tu maestra…”,
Estas palabras me calentaron mas, no podía esperar a que por fin me dejara disfrutar de su cuepo, pero ella siguió asiendo lo suyo, lanzó su cabello a un lado, para que yo pudiera ver como me ella comía mi verga y después me miró a los ojos y me chupó desde los huevos hasta la cabeza, después la sujetó con la mano. En ese momento yo le rogaba que me hiciera el amor.

Saco mi pene de su boca nuevamente y me dijo….
“¿Pero como crees que te voy a hacer el amor? si estas castigado”

Y me lo empezó a mamar desenfrenadamente hasta que grite…

-“Maestra voy a eyacular ahhhhhh…ohhhhhhhh”-

Lancé un chorro de semen que ella se trago con gusto y el resto escurrió por sus hermosos senos.

En eso se limpio y después acomodo otra vez el brasier y empezó a bailar de nuevo, y me dijo que si una de mis manos se atrevía a tocarla ella pararía de bailar y no me enseñaría la nueva lección, calme mis ansias, recobré la respiración, tomé la cámara y seguí tomando fotos, después de lo que me hizo era yo el niño mas obediente del mundo y ella mi maestra consentida.

Me dijo que ahora tenia una sorpresa especial para mi, yo no podía pensar que otra sorpresa me daría, estaba cumpliendo ya una de mis fantasías, hacerlo con una maestra y ya me había prometido dejar que le comiera la concha, dos de mis fantasías mas anheladas, estaba ansioso por saber de que se trataba.

Pronto lo sabría, su lección especial estaba por empezar; se sentó en el escritorio, subió sus pies en mis piernas, las separo y dijo:
“… has sido un niño muy obediente y te voy a enseñar una clase única”
Saliéndose un poco de su papel de maestra dijo:
“es algo que no me atrevería a hacer con nadie mas”
“es algo que solo tu me provocas”
“te voy a consentir cumpliéndote una mas de tus fantasías”
“ es algo que es muy depravado para mi, pero…”
“….es también algo que a mi me gustaría mucho experimentar…”
“…¿sabes? Después de todas esas largas charlas por teléfono, me dejas muy excitada…”
Se notaba que decir esto le costaba trabajo, estaba apenada por la situación, sus mejillas sonrojadas y su voz tímida un tanto temblorosa también me revelaban que esto era uno de sus deseos mas ocultos.
“… y en alguna ocasión te he mencionado que tomo una larga ducha y empiezo a pensar en todo lo que me dices”
“entonces… me toco en casa mientras me baño pensando en ti”
“y todo eso me calienta mucho, pero la única forma colmo logro el orgasmo es imaginado que alguien me mira mientras me toco”

Esas últimas palabras me impactaron, ella suele ser una persona muy reservada, pero ahora podía ver que era tan perversa como yo. Regresó a su papel de maestra, su expresión cambió dramáticamente, se borro todo rastro de pena y pudor, ahora volvía a tener esa cara autoritaria, dominante, sensual y llena de deseo:

“Ahora voy a enseñarte educación sexual a mi alumno consentido, primero quiero mostrarte como llega una mujer al orgasmo”

Seguía ella sentada en el escritorio, sus pies sobre los descansa brazos de mi silla, los tacones altos de sus zapatos la hacían tener las piernas mas elevadas, podía ver claramente toda su concha cubierta por la tanga negra que se hundía entre sus nalgas ala altura de su delicioso ano, levanto el vestido y abrió bien las piernas, movió a un lado su tanga, sus dedos fueron lentamente sobre sus hermosos muslos, rosando las medias, después la piel de sus piernas, llegó hasta su vientre, siempre con la mirada fija en mi rostro, el sentir que alguien la veía hacer esto era lo que mas la excitaba, con suavidad rozó el poco vello que quedaba en su pubis después de haberlo delineado para la ocasión.

Dulcemente uso dos de sus dedos para recorrer el largo de su concha, sobando los labios vaginales, sus dedos iban de adelante hacia atrás en cálidas caricias, se acariciaba los pechos con la otra mano, no me di cuenta en que momento los había sacado del sostén, estaba mas concentrado en lo que sucedía abajo, su clítoris brotaba de entre los pliegues, estaba respondiendo bien a las caricias, estas se hacían cada ves mas intensas, los dedos se incrustaba un poco mas en su intimidad, un liquido claro salía de ella desde hacia ya un buen rato, la lubricación permitía mejorar la sensación, su otra mano abandonó los pechos y la usó para separar los pliegues de su concha, ahora me daba una imagen clara de su sexo, seguí tomando fotografías de todo el evento, uno de sus dedos se hundió completamente en su intimidad se imaginaba estar penetrada por mi verga, se preparaba para dar cabida a un segundo dedo, usaba ambos con habilidad, frotaba el interior de su vagina con las yemas mientras que con la base frotaba su clítoris, su mano regreso a sus pechos, los pezones firmes estaban esperando, su mirada clavada e mi, su rostro sonrojado, moridla sus labios ante las acometidas que ella misma se aplicaba, el aroma de su sexo inundó la oficina, para mi era un estimulante aroma que hacia mucho quería probar, sus caricias habían ya dejado de ser piadosas, se frotaba con intensidad, so rostro era de completo placer, no dejaba de mirarme y excitarse mas con mi reacción, una de mis manos masturba mi verga frenéticamente mientras que la otra sostenía la cámara, sus ojos se cerraron con fuerza, soltó una pequeña lagrima y los abrió nuevamente, su mirada se clavo en mi, después…tuvo un gemido delicioso……. tremendo, estaba llegando al máximo clímax.

Estaba muy excitada y yo estaba más excitado que ella, fácilmente me vendría, esas eran unas de mis más grandes fantasías y ella las cumplía todas solo para mí. Bajó rápidamente del escritorio, con desesperación se sentó sobre mí y me comenzó a besar todo el cuerpo podía sentir que seguía aún excitada por el orgasmo que ella misma logró masturbándose.

Mi pene estaba en su máximo tamaño, no podía resistirme, toda la noche estaba deseando tener, en ese hermoso cuerpo.

Ella tenía la vagina mojada, al borde de otro orgasmo me comenzó a acariciar tocándome por todas partes, había hecho que fluyera mucho líquido de su vagina.

Abrió bien las piernas, movió su tanga a un lado pero sin quitársela y comenzó a meterse mi pene poco a poco imaginando que en verdad estaba en su oficina de la escuela, era delicioso…

Ella decía:
“si…siiii….métemelo, que rico papi que verga pareces un burro….ohhhhh sigue metiéndolo hasta el fondo uhhhh” gritaba ella, se saco el vestido por arriba quedando solo con su liguero brasier y su tanga.

Acabe metiéndole la verga en su totalidad, llegando hasta el fondo, nunca había tenido nada tan delicioso sobre mí. Comencé a moverlo, sacándolo y metiéndolo de forma frenética aumentaba mi ritmo, ella gritaba al apretarle los pechos y pellizcarle los pezones.

Ella gemía y gritaba:
“si dame cadera, me estas destrozando la cosita…..que rico ahhhhhh…..como duele……no pares ohhhhhh”

No podía soportar tanto placer que ella me daba con el movimiento de sus caderas, pero se mezclaba con sus orgasmos increíbles que la dejaban sin fuerza en las piernas. El pene quería salirse del roce interior con su vagina, pero yo lo impedía y lo incrustaba mas en su vagina, lo movía hacia adentro, haciendo círculos así disminuía el placer en un sitio pero aumentaba en otro. Ella estaba totalmente excitada…y gritaba

“dame mas mi alumno…obedece a tu maestra ….ahhhhh…uhhhhh..Me vengo…….”

Para esas alturas yo chorreaba liquido seminal, y ella también escurría de placer, me mojo totalmente, se quedo ensartada gozando la verga y sintiendo como salía semen a borbotones, espero a que terminara de vaciarme.

Me desato las vendas que me tenían fijo en la silla y fuimos a la cama…..ohhhhhh….que rico, me pasaba electricidad por el cuerpo….

La ayude a legar a la cama, la tome por la cintura y metí mi pene que se habia puesto erecto nuevamente aun después del orgasmo que me había dado.

Después lo saque y ella levanto las caderas dejándome la libertad de maniobrar entre sus nalguitas y la rajita que ya para estos momentos estaba bien dilatada y grande muy mojada y entre gemidos me decía que se lo metiera, logre que entrara mi pene en su cosita rica, yo la besaba la parte de el cuello
-“ …uh maestra rica como entra…uhhh”-

Al mismo tiempo tomaba su cintura y le ayudaba en las penetraciones que le daba, eso hacia que se retorciera y me suplicara que no la soltara, pero yo le dije que solo era el principio.

Le dije que como mi maestra tenia que enseñarme como amarla, y así ella dirigía mis movimientos, me pedía cariarías en su cuerpo en su pechos y caderas, me pedía que la besara la mordiera, y le diera eso que ella estaba disfrutando tanto, me decía todo lo que ella imaginaba cuando se tocaba en el baño y yo la complacía haciendo lo que ella quería y deseaba, así estuvimos mucho tiempo, estaba totalmente excitado con ella y no podía mas, ella era un deleite en la cama, era increíblemente rico hacerle el amor, no tenia inhibiciones, era como un sueño de sexo entre los dos.

En ese momento ya no aguanto mas y comenzó a tener un orgasmo enorme, yo seguía moviéndome….era delicioso, comenzamos un mete y saca desenfrenado bestial y me empezó a gritar…..
“ Sigue así hermoso, mi alumno favorito, sigue, gánate los puntos extra, has feliz a tu maestra para que te de tus puntos extra”

Arremetí más fuerte mis caderas y apreté más fuerte su cuerpo y la llene con mi pene.

De repente se aparto y salto sobre mi con los pechos de fuera, sin tanga y solo usando el liguero, se monto sobre mi y comenzó a moverse sensualmente, mientras me preguntaba si ya seria un niño bueno y si cumpliría siempre con mis tareas, yo solo podía aceptar lo que mi maestra quisiera enseñarme y lo que ella impusiera para mi.

– si….siii…. prometo aceptarlo todo ahhhhh….preciosa linda…te lo prometo ohhhhhhhhh.

La tome por todo el cuerpo y ella movía mas sus caderas, desenfrenadamente me tenia al borde de el orgasmo, y ella estaba tan excitada como yo, se movía muy salvajemente y llegamos a aun orgasmo simultaneo, solté todo el semen que quedaba en mi cuerpo, todo dentro de ella y sus jugos me mojaron todo y creo que escurría hasta mojar las sabanas. Era hermoso lo que sucedía ahí.

Después descansamos un poco, arregló su liguero y posó para mí, para que yo pudiera tomarle algunas fotos de ese momento tan especial y tener un recuerdo de esa maravillosa clase de sexo con mi maestra favorita. Yo le pregunte cual seria su fantasía mas especial, que ahora era momento de que yo se la cumpliera, ella sonrió mirándome a los ojos y me dije que su fantasía mas grande es lograr un orgasmo mientras le hacia sexo oral…
…ahora era momento de aprender a comer bien una concha, justo como ella me lo prometió, era una lección que yo debía aprender bien y así lo hice, siempre bajo las instrucciones y la tutela de mi maestra favorita.
P.D. La experiencia fue muy buena por si sola y mas aun por que ella es maestra de verdad en un colegio que no voy a mencionar.

Deja un comentario

Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR