Estás Aquí
Home > Artículos > Relatos Eróticos > Relato Erótico: Negocios en Paris

Relato Erótico: Negocios en Paris

Lo que yo pensaba que seria un aburrido viaje de negocios se convirtió en algo mas divertido.

Era lunes cuando al llegar a la oficina y me dijeron que el jueves tendría que coger un avión a Paris para asistir a una importante reunión.

A mí como no me importa viajar e incluso vi la oportunidad de quedarme el fin de semana para ver Paris y disfrutar de mi estancia allí decidí que no me opondría al viaje.

La reunión era bastante importante, de esas en la que tienes que causar buena impresión, así que fui a comprarme algo de ropa en plan ejecutiva.

Le dije a mi amigo que si quería acompañarme, él accedió gustoso ya que le encanta ir conmigo de compras, es fetichista del calzado de mujer y le gusta verme probar ropa y calzado y dar su opinión, yo siempre le digo que me acompañe ya que tiene buen gusto y no se como pero siempre acabamos follando como locos en algún probador y eso hace que la compra de ropa se convierta en un aliciente.

Cuando salí de trabajar a las tres, mi amigo ya me estaba esperando, íbamos a comer juntos y luego iríamos a comprar la ropa.

Fuimos a un centro comercial donde tienen todo lo que yo necesitaba, primero fuimos a ver la ropa, elegí una falda corta de color negro, una americana del mismo color y un top blanco, después fuimos a la sección de zapatos, había muchos modelos para elegir pero mi amigo me dijo que si era una reunión de negocios cogiera unos zapatos negros de tacón alto, vimos unos que nos gustaron mucho y me los lleve al probador para ver que tal quedaba el conjunto.

Mi amigo entro conmigo en el probador y yo me quite la ropa que llevaba para probarme la que había cogido, me había puesto un tanguita blanco y unas medias de ligero también blancas y brillantes y un sujetador blanco de los que te realzan los pechos, mi intención era empezar a provocar a mi amigo desde el principio y ya lo estaba consiguiendo.

Me puse la falda, el body y los zapatos, el conjunto quedaba perfecto ya que al tener las medias blancas y los zapatos negros con tanto tacón me hacían las piernas más esbeltas todavía, el body se ajustó a mis pechos marcando mis pezones que estaban bastante duros. Mi amigo me dijo que ese era el conjunto que debería llevarme para la reunión, que estaba como una ejecutiva sexy, también me dijo que había visto un vestido y unas sandalias perfectas para salir por Paris y disfrutar de la noche, que iba a buscarlo para que me lo probara.

Cuando vino yo estaba solo con la ropa interior y los zapatos puestos, al entrar y verme así se quedo mirándome y me dijo que ya empezaba a ponerle cachondo.

Me dio el vestido y las sandalias, el vestido era cortito yo diría que muy cortito de color azul claro pero bastante trasparente, mejor dicho transparente del todo porque se me veía el tanga, las sandalias eran de color plata con una sola tira adelante y con una pulsera en el tobillo, como el vestido era de tirantes me quite el sujetador para que no se vieran las tiras y mis pechos quedaron completamente al aire, como tengo unos pechos redonditos y bien puestos no había problema.

Mi amigo no podía mas y comenzó a tocarse la polla por encima del pantalón, me dijo que estaba increíble y que si me llevaba eso a Paris seguramente se me tirarían encima antes de salir del hotel, yo le dije que no era para tanto y que iba a hacer la prueba.

Así que salí del probador a un pasillo que había y me mire en el espejo que había fuera, mi intención no era mirarme en el espejo pues ya tenia uno dentro, quería ver la cara que ponía un chico que había visto antes de entrar y que continuaba allí cuando yo salí.

Su cara me delato que era verdad lo que mi amigo me había dicho, no me quitaba ojo de encima, se acerco a mí y me dijo que si pensaba comprármelo le dijese donde iba a ir para seguirme, yo le sonreí pero no le conteste.

Cuando entre en el probador mi amigo tenia en la mano uno de los zapatos que me había probado antes, y al verme entrar empezó a chupar el zapato y me dijo tengo ganas de chupar algo mas, en ese momento yo me levante un poco mi vestido y digo un poco porque era co

rtisimo, y me aparte un poco el tanga para que mi amigo tuviese el camino libre para chupar mi coño.

Empezó a chuparme el coño y a meter su mano por mi entrepierna tocando el culo, yo estaba excitadísima y abrí mis piernas para que pudiera tocarme mejor, mi coño estaba chorreando y mi amigo aprovechaba mis líquidos para lubricarme mi ano.

El también estaba muy excitado, saco su polla y la frotaba con mis sandalias, yo notaba como iba mojando mis medias y eso me excitaba.

Le levante del suelo y empecé a chuparle la polla, estaba dura y eso me excito aun más, no tardo mucho en correrse, me mojo las sandalias y las medias, yo todavía no me había corrido así que él introdujo unos dedos en mi coño a la vez que me tocaba mi clítoris, con ese movimiento yo estaba que no podía mas y note como uno de sus dedos se introducía en mi ano, ahí llego mi orgasmo y di un pequeño grito de placer que seguramente se oyó fuera del probador. Nos limpiamos y fuimos a pagar lo que habíamos comprado, el chico que me había visto antes estaba dando vueltas por ahí y se nos quedo mirando seguramente me había oído, se acerco a nosotros y me pregunto si me había comprado el vestido, yo le dije que si, su cara fue de excitación y me dijo que a donde iba a ir con el puesto porque el quería estar allí.

Mi amigo que oyó lo que estaba pasando le invito a tomar una copa a su casa y le dijo que yo les podría hacer un desfile para ellos dos solos, yo no sabia que decir, pero la idea me excito bastante. El chico acepto y se fue con nosotros.

Al llegar a la casa de mi amigo, me fui al baño a asearme un poco y ponerme el vestido y las sandalias que había comprado, esta vez no me puse nada mas debajo, así que se transparentaban mis pechos y mi coño, que estaba húmedo pensando lo que iba a pasar.

Cuando llegue al salón, estaban tomándose una copa y hablando de mí, mi amigo le decía que me gustaba follar con mas de un hombre a la vez y que se lo pasarían bien conmigo, para caldear aun más el ambiente habían puesto una película porno.

Me puse delante de ellos y les pregunte que les parecía el conjunto, mi amigo se levanto y empezó a meterme mano, el chico no tardo mucho en unirse a él, me estaban sobando por todos los sitios, metiendo sus dedos por mis agujeros, tocándome mis pezones, que estaban muy duros. Yo les saque sus pollas de sus pantalones y empecé a masturbarles, la polla del chico era bastante grande, eso me excito aun más.

Mi coño y mi ano estaban muy húmedos y ellos no paraban de tocarme lo que hacia que deseara que sus pollas me penetraran.

Me agache y empecé a chupar la polla del chico que casi no me cabía en la boca, mi amigo se puso debajo de mi y empezó a chuparme el coño.

Me sentaron en el sofá yo abrí mis piernas y el chico me chupaba el coño, mientras mi amigo me besaba mis sandalias, mis pies y mis piernas, frotaba su polla con mis sandalias mojándome las medias.

Cuando estábamos todos que no podíamos de excitación mi amigo dijo que me sentara encima de su polla y que el chico me clavara su enorme polla en mi culo. Cuando note como era penetrada por aquellas dos pollas solté un grito de placer y cabalgaba como una loca.

Mis pechos se habían salido del vestido y votaban libremente, yo me las agarre y comencé a chuparles, eso excito aun más a ellos y acabamos todos corriéndonos como locos.

Nos vimos unas cuantas veces mas durante esa semana y nos compenetramos muy bien en todos los sentidos.

El jueves yo salía de viaje y les invite a venir conmigo pero ninguno de ellos podía así que tendría que irme sola.

Lo que ocurrió en mi viaje de negocios es parte de otra historia que os contare mas adelante.

Deja un comentario

Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR