Agujero caliente

Jóvenes y Cachondas. Los dos a mil de presión seminal en las pijas observamos como abría la boca como un buzón y llevó de las pijas hacia ella, las cuales entraron en esa cava increíblemente lubricada de saliva y no tardamos ni 30 segundos en desbordarla de leche. Ella como loca se atragantaba y balbuceaba, Quiero coger así siempre, no puedo más, Tin chúpame la concha que me voy a quemar toda.

Estimados amigos y lectores de esta página, es la primera vez que escribo sobre una experiencia, ya que de leer y poner en práctica varias experiencias de lectores, surgió algo imprevisto (pero que siempre sobrevuela nuestras morbosas mentes) el miércoles pasado por la noche. Mi nombre es Tin, vivo en Buenos Aires, Argentina.

El miércoles pasado coloqué un cartelito en mi negocio de informática solicitando chicas simpáticas y con buena presencia para repartir volantes de promoción, a lo cual en las 4 horas que estuvo el cartel en vidriera se acercaron una veintena de chicas predispuestas al trabajo y dos o tras predispuestas a “todo” por conseguirlo.

Entre ellas, una en especial que tenía una cola increíble y una carita de niña desobediente que te paraba los pelos de mirarla a los ojos delineados que bien los tenía, si bien las tetas eran menuditas iban en franco desarrollo por su edad (a punto de cumplir 19, aunque no los parecía realmente), se llamaba “Lauri”, y vestía un top blanco que dejaba ver el ombligo con la inscripción “i love me”, y una minifalda ajustada color cremita que dejaba delinear una tanga increíblemente pequeña para tan hermoso culo.

Lógicamente después de comentarle como era el trabajo simple de reparto en la puerta, con mi empleado la elegimos sin dudas, ya que según dijo contaba con “mucha experiencia” para “pescar” clientes donde trabajara. En fin salió a repartir una tirada de 1000 volantes y luego volvió diciendo que estaba muy conforme con la experiencia, para lo cual no dudamos en realizar un top de su medida con la inscripción del negocio, lo cual la puso muy contenta; mientras repartía la segunda y última tanda de volantes lo enviamos a hacer muy cerquita de aquí, lo cual estaba estampado y listo para las 20 hs., cuando terminaba el reparto. Ella terminó e ingresó al local y le presentamos el atuendo, sonrió y agradeció con dos besos ruidosos la presentación y agradeció mucho el trabajo, le preguntamos con mi empleado ¿el por qué? de esa reacción y nos dijo: – Hace dos horas me pelee definitivamente con mi novio y no tenía manera de distraer mi angustia, salí a la calle y vi el cartel, como estoy sin trabajo opté por entrar a preguntarles… y en fin.

Como corolario de tal comentario y ya a puertas cerradas del negocio, le dijimos que se probara el top, preguntó si podía cambiárselo delante de nosotros a lo que respondí: – con 30 años difícilmente me asuste (entre risas de los tres). Ella mirándonos a los dos se levantó el top dejando ver dos hermosos pezones diminutos como sus tetitas, y dijimos a dúo: – Que hermosas tetas tenés Lau.

Ella sonrió con esa cara de niña que les conté antes, se acercó y tomando ambas manos nuestras y apoyándolas en su pecho nos susurró: – Estoy muy caliente, mi novio no me cogió en una semana y me dejó por otra putita del barrio, diciendo que ella le dejaba hacer todo lo que yo no quería… (entre cara colorada y lágrimas en las mejillas). Y luego dijo…

– Quiero que me cojan los dos, no aguanto más, quiero demostrarme que soy la más puta del barrio. A lo que accedimos entre susurros agradeciendo por este caramelito sorpresa.

Yo comencé a besarle los pezoncitos y Fer le comía la boca con la respiración a mil, no pude aguantarme más hasta empezar a bajarle la mini, lo cual dejó ver que la tanga no le cubría los labios de la concha abiertos a punto de quemarse de la calentura, tenía el papo a mil grados y mi lengua fue directamente allí sin escalas; Fer mientras tanto seguía mi camino bajando a los pechos mientras ella decía en frenesí total:

– No paren, quiero cogeeeeer… cómanme todaaaaa Estaba empapada, mojadísima a tal punto de se me deslizaron dos dedos en su culo impresionante y entraron sin hacer fondo ni largar una queja, y me di cuenta que ese culo tenía mucho trabajo realizado. Entre gemidos de calentura le pregunté si quería coger por el culo, y respondió: – Quiero todo como sea.

Fer al escuchar esa frase, no dudó en abrir dos paquetes de forros y comenzar a chupar ese culo mientras ella me chupaba la pija y yo estaba a explotar solo de mirar los ojitos clavados en mi vista, era una experta sexual de 19 años, ¡increíble! Luego cambiamos y yo con la pija a mil, aunque con 18 cms es más que normal, la enfundé con el forro con cierta dificultad y empecé a cogerla por la concha, ella se sentó encima de mí (yo estaba en el mostrador) y me cabalgaba como una loca repitiendo una y mil veces:

– ¡Soy la más puta, lo seee… auuuu!

A todo esto Fer solo quería cogerla por el culo, que era una tentación imperdible de ese cuerpo divino, su concha se abría cada vez más creí que era un infierno que me tragaba; pero Fer empezó a trabajar con el gel de los forros en su agujero sin fin, lo cual a los 10 minutos estaba tragándole los 5 dedos de la mano y ella decía: – Quiero a los dos por el culo ya, rómpanmelo ahora. Yo no soporte esa frase y casi reviento el forro de la acabada y ella no acababa, estaba para dos cogidas seguidas más.

Me saqué el forro y le dije a Fer que la empezara a coger por el culo mientras me ella me chupaba la pija para volverla a parar después de tremenda cogida, pero como Fer, debo reconocerlo, tiene más aguante que yo, Lau me paró la verga y nos acomodamos nuevamente como para poder clavarla ambos lo más cómodos posible, en ese momento soltó un gemido increíble de placer porque dolor ese culo bien hecho, no sentía más… Yo estaba que volaba y Fer repetía esto es increíble que puta sos Lau, sos la mejor… a lo que ella respondía: – Si soy la mejor y mi novio es un puto… quiero coger más, más… no acaben quiero que me bañen de leche toda. A todo esto Fer me dijo no puedo más, le voy a llenar la cara de leche; me dejó solo con ese culo a prueba de misiles y yo en 1 minuto estaba a punto de nuevo. La saqué y ella dijo: – ¡No acaben tan rápido!

Nos sacamos los forros bañados de líquidos varios y ella nos agarró las pijas con las manos en llamas y dijo: – Así esperen 1 minuto que me preparo. Los dos a mil de presión seminal en las pijas… observamos como abría la boca como un buzón y llevó de las pijas hacia ella, las cuales entraron en esa cava increíblemente lubricada de saliva y no tardamos ni 30 segundos en desbordarla de leche. Ella como loca se atragantaba y balbuceaba: – Quiero coger así siempre, no puedo más… Tin chúpame la concha que me voy a quemar toda. Accedí al pedido y metí hasta la nariz en esos labios calientes, mojados e indescriptibles y me bañó de líquido toda la cara, mientras Fer estaba de nuevo al palo y quería cogerla por el culo un poco más cerrado, a lo cual ella no se resistió, diciendo:

– Cógeme más y más, nunca tuve tanta pija y ganas de que me cojan como hoy.

Como yo estaba descargado a full… me quedé observando a Fer comerse ese culo mientras mi pija tenía un atisbo de pararse, pero el dolor en la base de los huevos lo impedía, le dije que me la chupara hasta tirar el último hilo de leche, lo cual sucedió junto con la acabada de Fer en sus tetitas. Ya no teníamos de donde sacar fuerza y ella bañada en leche deliraba, la sentamos en un sillón de espera, hasta que se calmara, le trajimos agua, después de beber y lavarse un poco la cara me comió la boca de un beso sin fin, yo ya no me resistía a nada, ya más calmada y casi deslizada en el sillón dijo: – Díganme que soy la mejor y me voy del mejor de mis sueños…

Quien lo duda, Fer le repetía: – Sos la mejor puta que me cogí en mi vida… y yo lo mismo.

Ella soñaba, miraba el techo mientras se calzaba las ajustadas prendas y sin aceptar la paga del trabajo por el que había venido, pidió que le abriera la puerta, y palpándonos las bolas a ambos se retiró dejando un besito en el aire de la entrada madrugada, desde ahí solo pasó ayer saludando finamente desde la vereda, con carita de haber cumplido su deseo sexual explícito.

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

0 votos
Votaciones Votación negativa

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *