AHORA, EN UN HOTEL.

¡Comparte!

Hola, nuevamente les escribo para contarles una más de mis aventuras, la última vez si recuerdan les conté de los baños de mi Universidad.

Bueno pues resulta que ahora me encuentro en un trabajo que me permite ciertos gustos que antes no podía darme, algo que me parece agradable, hace unos días teníamos un encuentro en uno de los hoteles más lujosos de la Capital y reconocido mundialmente, la cosa es que tenía que estar de lo mejor era un foro y llegarían unos papis de lo mejor, sabiendo a lo que me atenía, decidí ir de saco y todo no, al llegar noté como uno por uno llegaban unos chicos de sueño pero que se me haría difícil tener algo con alguno de ellos por razones obvias, transcurrió la mayor parte del evento y al salir al coffee Break me acerque con uno de mis compañeros de trabajo y al momento veo a uno de los meseros que estaba lindísimo, era un niño como de 22 años alto muy buen cuerpo y además me encantaron sus ojos verdes era de chuparse los dedos y a él chuparle otra cosa de inmediato el notó mi presencia pues yo también estoy muy bien dotado, más no sabía el trago que me tragaría, la cosa es que hice todo lo posible por hablar con el pero el tumulto de gente y las miradas siempre constantes de mis compañeros por ver donde estaba yo me impidieron darle mi tarjeta, un poco ya desconsolado, a mitad del evento me dirigí al baño del Hotel, estaba aún orinando cuando alguien abre la puerta al volver era él, los dos nos quedamos atónitos no esperé encontrármelo ahí, tal parecía que mi suerte estaba en los baños de las diferentes partes a las que iba, me puse algo nervioso por que no sabia si el quería algo conmigo, la cosa es que al momento se acercó y me dice:

– Hola

– Hola- repliqué

– Parecías muy interesado en mí

– Le dije no pude evitar verte es que perdóname pero estas lindísimo

– Tú no te quedas atrás

– Gracias

– Bueno y que quieres , quieres vérmela

– Me gustaría mucho Sin más ni más, nos metimos a uno de los privados del baño de inmediato se bajo los pantalones dejándome ver un slip negro ajustado que tenía presionado a una verga realmente grande que amenazaba ya con salirse, lo acaricie por un momento y luego el mismo se la sacó y me quedé hasta con miedo al ver tremendo animal, era una verga de gran tamaño de un lindo color blanco a excepción de la cabeza que era riquísima rosada y con un rico aroma, además era gruesa lo que mas me impactó fue su tamaño era como de unos 24cm calculé si no que 25 , me pidió que le diera una mamada yo accedí con el mayor de los placeres comencé a meterme ese rico instrumento en mi boca que apenas y podía tragarla, pero las ganas me había puesto a mil y quería probar si me cabía en toda la boca esa ricura, después de un rato de su mete y saca logré que me entrara por completo esa cosa rica, el jadeaba como un loco y me decía que rico mamas eres todo un experto eso aumentaba mis ganar se que este niño lindo me penetrara aunque sabía lo que me iba a doler no me importó mucho y me paré, bajándome los pantalones estaba cuando me dice, que rico me vas a dar culo, yo le digo en verdad lo quieres, estas bromeando lo deseo con locura, saqué un condón de mi bolsillo y se lo puse con mi boca algo me costó por el tamaño de aquello pero al estar intentando ponerlo el me decía wow nunca me habían hecho esto, sus ojos estaba algo disparados y rojos de la lujuria, me dio la vuelta y comenzó a lamerme el culo, ahhhhh, que rico lo hacía, sentí como su lengua recorría mi esfínter y lo humedecía poco a poco comenzó a introducir uno de sus dedos hasta que me introdujo tres dedos, dilatando por completo mi culo, que ansiaba que lo embistieran, luego sentí como la punta de tan rico instrumento estaba justo en la entrada de mi culo, comenzó a meterla y yo sentí como me llenaba y me retorcía del placer nunca me había sentido así era una combinación entre placer y un gran dolor que pronto me hacían gritar me contuve por la razón del hotel y el me puso la mano en la boca introduciendo uno de sus dedos para que lo chupara, duramos así creo que como unos 20 minutos que se convirtie

ron en muy poco tiempo para tan rico placer de ser penetrado, ahhh me sentía en el cielo con sus embestidas y no quería que aquel momento acabara, comencé a sentirlo cada vez mas fuerte y de pronto me la sacó se quitó el condón y me la volvió a meter acabando por completo en mí culo eran tan fuertes sus chorros que mi culo no pudo guardar tan rico liquido blanco me la sacó y me besó apasionadamente, después de todo no sabía ni como se llamaba hasta que el me dio su número se llamaba Eduard, yo le dí mi tarjeta y quedamos en repetirlo pero en un lugar mejor, regresé al evento y aunque duró como tres oras más y otros chicos se me acercaron y me dieron sus números, yo solo quería estar con aquel lindo niño que me había roto por completo el culo.

Nos hemos vuelto a encontrar otras veces pero esa es otra historia.

Si les gustó pueden escribirme a leoher23 (arroba) yahoo.com

Autor: leoher23

leoher23 ( arroba ) yahoo.com

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

0 votos
Votaciones Votación negativa

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.