ALICIA, ALMA Y EL NEGRO

¡Comparte!

Me llamo Alicia, tengo 39 años soy morena, ojos azules, 1,68cm. 61kg. 100.62.90, casada con un hijo de 13 años. Vivo en una comunidad de casas pareadas con zona comunitaria, soy ama de casa, mi marido es médico.

Dicho esto empezaré a relatar mi historia, he de decir primero que en 15 años de matrimonio jamás había sido infiel a mi marido, a pesar de sus guardias, congresos y salidas a deshoras y a pesar de haberme sentido muy sola en muchas ocasiones jamás se me había pasado por la cabeza tener relaciones con ningún hombre.

Un día de este verano, estando mi marido de congreso en Santander y mi hijo de colonias, estaba yo tomando el sol en la piscina con mi vecina Alma, ella es rubia de 1,65 aprox. Delgada bastante atractiva y muy simpática, es de esas personas con las que conectas enseguida y coges confianza con facilidad, su marido es piloto de avión con lo cual estamos más solas que acompañadas, Alma tiene 32 años y no tiene hijos.

Pues bien como iba diciendo estábamos tomando el sol y el ayudante del jardinero estaba trabajando a unos 20 metros de nosotras, un chico negro 1,85 fuerte y atlético, como la mayoría de ellos. Alma sin más me pregunta: te lo has hecho alguna vez con un negro? ¿Queee? ¿Pero que dices? Pues eso. No, ¿y tú?, tampoco, pero una amiga mía dice que gastan realmente unas trancas en condiciones, pero bueno, como eres Alma mira que…. no me digas que el chaval no tiene un puntazo?

Mujer no está mal pero…. pero, ¿que? Si no fuera por lo que es me lo cepillaba ahora mismo. Ja, ja ,ja estás loca vecina. Oye Alicia, tengo una colección de ropa interior que me ha dejado una amiga que es vendedora, es un pasada, ¿quieres verla? Ahora?, si ahora pasamos a mi casa.

Mientras me decía todo esto no quitaba la vista de encima del jardinero y se daba la circunstancia de que su casa estaba justo al lado de donde estaba trabajando el muchacho. No estarás pensando en…. nooo, ¿que dices?. Nos levantamos y entramos en la casa, nos servimos un refresco y al poco Alma salió con una maleta, la puso en la mesita del salón y la abrió , uff ahí había de todo , ligueros, medias, tangas, sujetadores, corpiños, etc… y además prendas de cuero, consoladores, vamos un sex-shop ambulante.

Alma, ¿pero que es esto? Je, je no te gusta? Mi amiga me lo deja y le compro cosas, es la única forma, yo no tengo narices de ir a una tienda de esas a probarme estas prendas, mira esta a ti te quedaría de muerte, ya, ¿y que más?, pruébatela, yo sorprendida pero curiosa acepté, la prenda era un corpiño con liguero medias y tanga todo blanco, me lo puse y me quedaba bastante bien con mi piel morena, entre tanto Alma se puso un tanga negro con un sujetador transparente, jolin pensé yo, vaya culito más bien puesto que tiene, ¡Alicia que pasada, te queda fenomenal!, se acercó a mi y empezó retocarme por detrás, muy bien estás buenísima, ya, ya, que dices … como que no, tú si que estás bien, gracias, buen culo ¿ehh?

Y girándose se agachó sacando el culo para afuera y se dio dos palmadas, toca, toca verás que durito de la bici… ¿siiii? Y yo puse mi mano sobre su culo, terso, duro y bonito y un escalofrío recorrió mi cuerpo sin querer empecé a acariciarlo, umm que manos más suaves, entonces quité mi mano rápidamente y me enrojecí, no mujer sigue, me encanta que me acaricien, ¿a ti no?

Alma se giró y empezó a pasar la mano por mi espalda y llegando a mis nalgas las apretó con las dos manos diciendo: espléndidas, yo estaba inmóvil y temblorosa, se puso delante de mi agachándose de nuevo me ofreció su lindo culito en pompa para que lo acariciase y así lo hice, ella se abrió de piernas y movía su trasero en cada caricia mis manos sin poder evitarlo se sofá y colocó su sexo sobre mi cara, rubio, con un vello suave, unos labios perfectos, y su parte de atrás depilado y arreglado, mientras lo miraba y admiraba mi cabeza no dejaba de pensar en la locura que estaba haciendo y no conseguía asimilar

que una mujer me estuviera produciendo tal placer y sobre todo tal excitación.

Absorta en ese pensamiento y con mi vista clavada en su coñito, mientras mis dedos jugaban con sus labios, noté como el calor húmedo de su lengua recorría de una vez, pero lentamente, desde mi clítoris hasta mi ano, creí morir y cuando al subir de nuevo metió su lengua en mi agujero para acto seguido morder con sus labios mi clítoris inflamado, casi me corro, cerré mis piernas un poco e imitándola me sumergí en su sexo, de un sabor exquisito, ella siguió y me produjo en esa posición varios orgasmos, al igual que yo en ella.

Alma se corrió en mi boca y lejos de darme asco me gustó, ella al levantarse se giró y me besó, su boca estaba llena de mis jugos que como nunca antes había desprendido, no me lo podía creer no me acordaba de la última vez que había disfrutado tanto haciendo el amor, Alma a cuatro patas encima mío movía su culo provocadoramente, pensé, porque?

Entonces levanté la vista y lo vi a través de la ventana lateral del salón estaba el jardinero mirando, Alma lo sabia y aquel hombre no se había perdido ni un segundo del espectáculo, Alma al darse cuenta de que yo me había percatado me dijo al oído: te molesta? Puess…. mujer y si va de la lengua? No, es buen tío. Lo conoces? Bueno….si, oye por cierto hacerlo contigo ha sido bestial, es mi primera vez, ¿siiii? Si, pues, ¡vaya pasada!, se levantó, y completamente desnuda se dirigió hacia la cocina y al volver lo hizo acompañada del negrito, yo me tapé como pude con un cojín, pero Alma como si nada se puso delate y casi le arrancó la sudada camiseta, apareció un torso fuerte, él se dejaba hacer, estaba completamente sudado por el calor y el trabajo.

Alma no paraba de recorrer con la lengua su cuerpo, él me miraba fijamente mientras ella bajó sus pantalones cortos "Madre mía" era verdad , la polla más grande que había visto, 28cm por lo menos, recta y gruesa. Alma empezó a chuparla de arriba abajo y hasta los huevos, yo con mi mano por debajo del cojín que usaba para cubrirme me acariciaba y magreaba mi rajita húmeda y me sentía cada vez mas excitada.

Alma se levantó y vino hacia mi y agachándose me besó para seguir hacia abajo y morderme los pezones y con la mano tirar el cojín al suelo y clavarme sus dedos en mi sexo, mientras, el jardinero con su impresionante tranca se acercó por detrás y tomándola por sus caderas introdujo su mástil en la vagina de mi vecina, ella quedó inmóvil, con los ojos en blanco, al poco empezó un entrar y salir de aquel largo instrumento mientras Alma jadeaba como una bestia cansada y gritaba más, más, más…

Yo no podía resistir ni un segundo y como pude coloqué mi cabeza entre las piernas de mi amiga de forma que podía ver como la polla de aquel hombre salía casi totalmente para entrar de nuevo hasta el fondo, una y otra vez, podía ver los jugos de Alma en el brillo de aquel miembro y los grandes testículos al vaivén de las embestidas, en una de ellas se le salió y claro quedó sobre mi cara, antes de que él pudiese retomar su follada robé aquella preciosa polla y me la metí en la boca.

Aaahhhhhhhh… que gusto, que grande…., que caliente y que gustos mezclados. Alma se levantó y era ella esta vez la que me robó la polla, pero para dirigirla hacia mi sexo, me quedé paralizada por el miedo, pues jamás me había comido una verga de ese tamaño, me abrí bien de piernas y sin dudarlo el negro me la clavó hasta los huevos, mientras Alma daba lengüetazos en mi vagina, y en la enorme verga del negro, él me chupaba las tetas mientras me metía más y más su impresionante verga.

Me corrí como tres veces con aquel animal encima mío, sus estertores eran signo de que se iba a correr, sacó su pija de mi concha adolorida y gozosa y comenzó a bañarnos con chorros de leche caliente en nuestros pechos y caras, y nosotras recogiendo con la lengua su semen para intercambiarlo en nuestras bocas.

El jardinero se fue y nosotras quedamos exhaustas , estiradas sobre el sofá, abrazadas mirándonos Alma en voz baja y al oído me dijo: no digas nada de esto a tu marido, igual se molesta, ja,ja,ja.

Autor: Alicia

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.