Mi amigo Claudio se folla a mi mujer

amigo claudio

Parejas liberales, Infidelidad Consentida. De vuelta de las vacaciones.

Una de decisiones que tomamos mi mujer y yo era  buscar un macho nuevo,ella decía que solo con mi cesiones de follisqueo se quedaba con ganas, me dijo

– sabes a quien me gustaría follarme, a tu amigo Claudio.

Yo le dije

– ¿sabes que apodo tiene? Le dicen  POLLÓN…

Yo sabía que era muy putero, sabía que lo que le iba a proponer de follarse a mi mujer no lo rechazaría, pues más de una vez le había tirado los tejos, él llevaba poco tiempo separado de su mujer (que por cierto estaba también muy bien) lo llame y  quedamos primero para tomar una cerveza, y poder comentárselo.

Claudio es un tío que tenía una fama de guaperas y follador, con un buen rabo, de eso su apodo.  Quedamos para hablar sobre la 2,30 pm, ademas era Viernes  y ese día mi mujer llevaba a los niños con su madre y se quedarían a dormir con los abuelos. Yo esperaba que esa noche ya follarían juntos mi mujer y él, por lo que le dije a mi mujer que estuviese preparada. Esa noche ella se puso un vestido  corto y muy ceñido, tenía un escote que la hacía verse guapísima y sensual, de esos que te puedes asomar desde arriba y ver  sus buenas tetas  y como le dije que  no se pusiera  ni bragas, a pelo, para que si quería mi amigo,  solo tuviese que levantarle un poquito y metérsela,  la deje preparándose y me fui a ver a mi amigo. Él estaba en su almacén y me dijo:

– ¿porque no cogéis y os venir para el almacén ya?.

Juntos llamamos por teléfono a mi mujer para que cogiera un taxi. Y se viniese para el almacén: allí mismo tenía un apartamento en la planta de arriba.

Cuando llegó ella, él se quedo con la boca abierta. Venía con un vestido corto y suelto,  al andar se le veía los cachetes del culo. El taxista cuando se bajó hasta sopló de la calentura que tenía,  le  dijo pasa Amalia que ya he terminado me dio un beso a mi y otro a Claudio diciéndole

–  ¿que pasa Pollón?, y él le dijo

– eso es lo que te voy a mejer a ti, tía buena, que alegría que Juan me haya pedido que te folle, lo llevo deseando desde que os conocí. Vamos a subir al apartamento.

Ella pasó delante y él y yo detrás. Mientras  andábamos la miraba con deseo y poniéndose cachondo, incluso hizo un gesto con sus manos como describiendo las curvas de mi mujer y luego se frotó la polla sobre el pantalón. Se acercó a ella por detrás y le frotó el paquete sobre su culo. Al llegar, no tardo ni un segundo en darle la vuelta  y  cogerle las tetas sobre el vestido, para comenzar a sobarlas. Ella se sorprendió por la rapidez del Pollón. Yo al verlo, me saqué también mi polla, la cosa prometía diversión. Comenzó a sobarla con las manos, hasta que ella le agarra la cabeza y la  mete entre sus tetas mientras le decía

– chupa, chupa pollón.

Ella  le ayudó sacándolas por la parte superior del sujetador. Las chupó y magreó como si la vida le fuera en ello.

Nos sentamos en un sofá que había, nosotros en los extremos y ella en medio, con sus tetas al aire. Se subió el vestido, abrió las piernas y su coño quedo al aire. Acto seguido comenzó a tocarnos las pollas  mientras hablábamos. se agacho y se metió la polla de él en la boca.   él  le encantó esto y al poco la levantó, la giro y poniéndola a cuatro le levanto el vestido hasta la cintura para enterrar la cara en su culo, el cual beso y beso hasta llegar al coño e metiéndole la lengua bien dentro. Ella no pudo evitar gemir de placer por los lengüetazos, yo me desnudé, me puse delante y le  puse mi polla en la boca.

Así nos quedamos un rato ella mamándomela y él comiéndole  su coño. Entonces los dos nos pusimos delante de ella con las pollas fuera diciéndole,

– ¿Ahora que toca?. Ella dijo

– Ahora toca pollas”.

Ella las tomó con la mano y comenzó a pajearlas mientras decía “estas dos me las voy a comer enteritas”, con lo que comenzó a chuparlas. Mientras mamaba una pajeaba la otra. Así iba intercambiándolas cada momento. Cuando le tocaba chupar la de mi amigo, me miraba a mi de reojo y cuando me la chupaba a mí lo miraba a él con mirada  de cachonda que pone. La verdad es que a diferencia de la vez anterior a ella se la veía más contenta con la polla de  Claudio  que con la mía. al tiempo ella dijo, “vamos a follar”, primero me voy a follar a mi marido,  yo me senté en el sofá y ella de cara a mí, se montó para meterse mi polla de golpe. Así comenzó a follarme. Mi polla entraba y salía de ese encharcado coño a un ritmo frenético.Le baje la parte superior del vestido y  saque sus pechos al aire.  él se acercó y se puso detrás para magrearle el culo, besarlo y chuparlo. El mete saca era tan rápido que en una de esas se me salió la polla de su coño  acto seguido,él me tomo la polla con la mano para meterla de nuevo.yo quería meter mi polla de nuevo en el coño de mi mujer, y lo consiguió. nunca un hombre me había tocado la polla, y pasó lo esperado, en dos segundos se me aflojó. A pesar de advertirle que no me la cogiera él no hizo caso. Me dijo que lo sentía y yo le dije que no pasaba nada, pero que no lo volviera a hacer, Entonces le dije que siguiera él. se sentó y se  subió encima mi mujer. Ella lo miraba fijamente mientras se metía su polla poco a poco  en su coño. Entonces ella comenzó a moverse  rápidamente le estaba dando una  follada de miedo ella cuando la sintió entras dijo, ” joder que pollón haces honor a tu apodo , métemela hasta el fondo y déjala dentro que se acomode la paredes de mi coño, estuvo un par de minutos y empezó a meterla y sacarla despacio recreándose en la follada, ella gemía y gritaba, eso eso sigue vaya tela me voy a correr rápido, cariño y vamos a follar con negro si tenemos aquí a Claudio vaya tela hijo sigue sigue ay ay ya me viene más fuerte mas fuerte que me viene el primero, que gusto madre, me corro me corroooo, yaya, y se corrió, ahora se veía el pollón de Claudio muy brillante se los flujo de ella ! el seguía dándole polla. Yo me puse de pie sobre el sofá al lado de ella para que me la chupara y así levantar de nuevo el asunto. Él mientras, seguía follándola y chupando esas maravillosas tetas que le quedaron a la altura de la cara. No tardó mucho en correrse pues decía que llevaba tiempo a dieta. y me dijo,

– Tu mujer es una máquina follando, me ha dejado seco en dos minutos.

Mientras él se recuperaba yo la puse a cuatro y comencé a follármela desde atrás. Él comenzó a mirar desde arriba como entraba y salía la polla del coño de mi mujer. Le puso la polla cerca de la boca y ella comenzó a chupársela a ver si se levantaba de nuevo. Así seguimos una rato hasta que ella paró para tomar un respiro. Entonces la pusimos boca arriba en el sofá y yo me metí entre sus piernas a comerle el coño mientras él  volvió a meter la polla en la boca. Se la chupaba y a la vez le masajeaba los huevos con las manos. Yo seguía a lo mío cuando de repente mi mujer comienza a correrse y al abrir tanto la boca le entro la polla de mi amigo hasta la garganta. Ella casi se ahoga pero a él le encantó que entrara tan profunda.ella dio una arcadas y dijo coño que me vas a ahogar yo le dije,ahora me tocaba correrme a mí, así que la puse a cuatro, que es la postura que más le gusta, y comencé a bombear. Claudio quería ver bien y se metió por debajo para dejar su cara justo debajo del coño de mi mujer. De modo que ellos quedaron en un 69 y yo detrás de ella. Se quedó un rato mirando como entraba y salía mi polla de su coño. Entonces subió un poco la cabeza y comenzó a chuparle el clítoris mientras yo seguía  follándola,a  ella le gustaba ser chupada mientras la follaban porque gemía sin parar. Luego intento meter un dedo junto con mi polla. Yo no lo supe hasta que me lo contó más tarde. yo noté la inminente corrida, se lo dije. Ella se desmontó, se puso de rodillas delante de mí  con la boca abierta quedaba claro donde la quería. Le descargué toda la leche en la boca. Esta vez apretó bien los labios para que no se saliera nada, así que yo con la polla dentro su boca me corrí por completo. Al sacarla ella jugó un poco con el esperma y su lengua, dejando que saliera hasta la comisura de sus labios para luego saborear  y tragar. Se lo tragó todo mientras miraba con morbo a mi amigo ,este estaba flipando ojala la mia fuera asi.

Viendo eso  se le puso dura de nuevo, así que ahora volvió él a la carga. la puso boca arriba, le abrió las piernas y la folló con locura. Mientras él la follaba mi mujer me miraba con ojos lascivos pidiéndome nuevamente mi polla para chupar. Así que yo me acerqué a ella y se la di. En eso anduvimos un rato, él  follándosela y yo siendo chupado, hasta que al rato empezó a resoplar fuerte y desencajar la cara se estaba corriendo. Yo al verlo decidí acompañar, asi que la saque de su boca y la agité fuerte para correrme. No tarde ni 30 segundos en echarle  todo mi leche sobre sus pechos.  nos corrimos, yo sobre sus tetas y él dentro de su coño. Ella agradeció mi corrida esparciéndola sobre sus pechos con la mano y la de mi amigo en su coño ardiendo, le salía la leche por los pelos negros de su coño. ! joder que bueno decía, esto es follar,tengo leche por los dos agujeros!.

Después de unos minutos, nos recuperarnos y nos limpiamos. Claudio  no le quitaba la mirada del culo y dijo que podríamos repetir otro día.. Al decidir irnos él nos acompañó a la puerta, por el camino no pudo evitar agarrarla de nuevo desde detrás y sobarle los pechos como despedida, yo me adelante un poco para recoger mi coche que lo había dejado retirado del almacén, por lo que le dije a mi mujer y a él que me esperecen en la puerta , que tardaría unos 5 minutos, Claudio obsesionado con el culo de mi mujer, cuando la veía  por detrás siempre me decía que se empalmaba, lo que yo suponía que se había quedado ya tranquilo habiéndosela follado, pero mi sorpresa fue cuando al  volver con mi coche, veo que no estaban en la puerta del negocio, y me asusté un poco, entro más adelante por donde estaba el muelle de descarga y veo un camión que había llegado para su descarga la mañana siguiente y veo (porque tenía las luces encendidas todavía)  a mi mujer comiéndole la polla al camionero que no debía de tener más de 30 años  y mi amigo la tenía culo en pompa follándosela pero muy deprisa, cuando me vio aparecer a mí, solo me dijo,  tú mujer sigue queriendo polla le voy a echar otro polvo y que luego siga Paco, este chaval con ella, si te parece bien, si ella quiere seguir follando. Yo le pregunte a mi mujer que hacíamos, ella me contestó

– Primero tú, Pollón ,córrete pronto que ya me llevas echados tres con este si eres capaz de terminar, y os vais los dos a donde queráis menos a tu apartamento, que lo voy yo aprovechar yo con Paco, para que el chaval se vaya para Cáceres bien escurrido que sepa cómo somos  de calientes las maduritas Andaluzas, además de que pedazo de polla tiene, es más joven que vosotros y con más polla, y le dijo al chaval,

– ¿tú tienes algún problema es que estemos follando toda la noche?

Paco contestó que no si lo consentíamos nosotros, a lo cual le dije que por mi parte sin problemas, y Claudio dijo que si yo, que era el cabrón consentía, que para  adelante. Le dejo la llave para subieran mi mujer con la polla de Paco cogida con la mano, y mi amigo y yo nos fuimos a tomarnos unas copas en un Pub cercano estando allí lo llama su mujer que quería a ver si se reconciliaran.

Había quedado con mi amigo en hablar ellos, que se iba  tomar algo mientras charlaban,él le dijo que pasaría a recogerla pues sabia que allí estaba mi mujer folladose al camionero, yo le dije que tenía gana de verla, pues hacía tiempo que no veía a su mujer, desde su separación. Yo creo que  fue temporal hasta que ella tomo la decisión de hacer como su marido.  Yo llamé a mi mujer para que terminara pronto que íbamos para el apartamento con Pepa la mujer de Claudio. Pero Claudio muy hábil, le dijo a su mujer, déjalo, que mañana que se vengan al chalet y comemos juntos los cuatro te parece, y ella dijo que de acuerdo yo tenía ganas de ver a Pepa bañador, es una mujer muy agraciada pues tiene un cuerpo estupendo y además era muy simpática, al oirme le dio mucha alegría y me preguntó por mi mujer. Le dije que mañana se juntarían, y eso hicimos, así que yo le dije a mi mujer que cuando terminara que me diera un toque al móvil.

Ella solo dijo ya le llevaba echados dos polvos. Lo vamos a fastidiar  ahora… y yo le dije que otra vez sería. Ella  dijo que se la limpiaba,  y ya se iba.

– estáis en el Pub la Copa no? yo le dije que si, y a la hora se presento y nos fuimos para la casa, eran ya cerca de las 1 de la madrugada.

Al otro día cuando llegamos, al Chalet Pepa había ido a llevar a sus hijos con los abuelos, mientras nosotros aprovechamos para meternos en la piscina, hacia mucha calor, llego enseguida y el marido la invitó a que se metiera ella también y así se quitara el calor. Entró en su casa a ponerse el bikini. Cuando salió se me cortó la respiración pues su cuerpo era mejor de lo que me imaginaba, tenía unas tetas grandes y redondas, las cuales apenas las tapaba el bikini y su culo era redondo, con forma de corazón. La braguita del biquini, de color blanco, era minúscula y consiguió que me empalmara como un burro con tan solo verla él me dijo has visto como se ha puesto Pepa desde que nos separamos ,ha estado adelgazando y ha ido al gimnasio, ya sabe que me he follado varias veces a tu mujer, y sabe que si quiere seguir conmigo tiene que ser más liberal y follar ella con quien le de la gana siempre que yo este enterado y ella a aceptado, por eso quiero que le des polla como yo se la he dado a tu mujer y, además como es Viernes podéis quedaros hasta el lunes si queréis y lo pasaremos de puta madre ¿Qué te parece?, yo le conteste que por mi parte sin problemas.

El pollón  dijo que iba a por una copa para ella y a llenar las nuestras ya vacías,mi mujer fue a cortar un poco de fiambre con él, dejándonos a los dos solos en la piscina. Pepa  me dijo que si me importaba que se quitara la parte superior pues tenía costumbre de hacerlo para que no le quedara señal, pues quedaba fea con ciertas prendas de ropa. Yo le contesté que no me importaba, todo lo contrario, siempre era estupendo estar con una mujer con las tetas al aire más aun con el cuerpo que ella tenía, por lo que mientras se reía de lo que le había dicho, se quitó dicha prenda. ¡Madre mía, que tetas tenia! Sus pezones miraban hacia mi desafiantes, como pidiendo que se los chupara ,a esto que llego él con las copas y vio a Pepa en tetas fuera, y me preguntó qué me parecían las tetas de su mujer . Qué te voy a decir, también la mía tiene como la tuya. mi mujer que venia detrás con las tapas se metió en la piscina poniendo las copas y las tapas en el borde, acercándonos a ellas  a beber,ahora las tenía al alcance de la mano Claudio le dijo a su mujer.

– Oye, porque no te quitas la parte de abajo, pues sabes que me gusta que estés morena por igual.

– Me da un poco de vergüenza estar yo sola desnuda. Debéis estarlo vosotros también para que yo lo haga.

– ¿te importa? Me preguntó él, a la vez que se desprendía de su bañador.

– No, contesté yo mientras me quitaba mi bañador y dejaba mi  polla totalmente tiesa a la vista de ellos.

– Parece que no te encuentras bien, dijo  Pepa al ver mi erección.

– ¡Joder! Parece que te va a tener que echar una mano Pepa con ese empalme.

Pepa cogió mi polla con su mano y comenzó a menearla despacio, disfrutando de su tacto, pasando de ella a mis testículos alternativamente, me dijo¿ sabes que me ha dio permiso anoche tu amigo?,  para que follemos nosotros ya sé que se a follado a tu mujer mientras hemos estado separados y que es muy ardiente y que tú consientes de que folle con quien ella quiera,   eso me a gustado tanto la proposición de mi marido y no ser tan ñoña, yo también le voy a dar a mi cuerpo alegría, Claudio dijo así me gusta que lo que se vaya a comer los gusanos que lo disfrutemos los cristianos jja Pero espera que voy a por la cámara de video y lo grabo, que después  me gusta volver a verlo.

No tardó un segundo en volver con la cámara de video, ya grabando incluso, y al verlo Pepa se abrazó a mi cuello y metió su lengua en mi boca, besándome. Yo no resistía más y me agarré con las dos manos a ese culo que tanto deseaba desde que lo había visto. Pepa agarro  mi polla y la colocó entre sus piernas y comenzó a acariciar mi culo presionándolo hacia ella. Yo empecé a acariciar sus tetas, empezando en ese momento Pepa a gemir por lo caliente que estaba. Bajé mi cabeza y comencé a pasar mi lengua por aquellos dos provocativos pezones, y metí la mano entre sus piernas buscando su coño. Y al pasar mi dedo  noté lo lubricada que estaba, hacia que mi dedo resbalara al frotarla, y me dijo ves como yo también lo tengo como el de tu mujer, y al  llegar a su agujero donde metí  uno de mis dedos a la vez que Pepa suspiró de gusto. Ella por su lado había tomado mi polla y no paraba de menearla, cada vez más deprisa, como marcándome el ritmo que deseaba en el movimiento de mete y saca de mi dedo, hasta que explotó en un orgasmo que hizo que temblara su cuerpo.

Salió de la piscina, y se sentó en el borde con sus piernas abiertas y ofreciéndome su coño totalmente abierto. Cómeme, por favor.

Me acerqué y empecé a pasar mi lengua por toda su coño le comía su clítoris  metiendo de vez en cuando la lengua en su agujero, mientras ella se tocaba las tetas y pellizcaba sus pezones.  Manolo se acercó para hacer un primer plano, tenía su polla totalmente tiesa, aprovechando Pepa para cogerla  y metérsela  en su boca, chupándola mientras yo se lo chupaba a ella.

Ella me dijo , salte del agua y fóllame

Yo obedecí como si de una orden militar se tratara. Se puso a cuatro patas, acerqué mi polla a su  coño y la  empecé a meter muy despacio, sintiendo el terrible calor de su cuerpo sobre mi polla. Empecé a bombear despacio pero con una sacudida fuerte al final, que hacía que entrara dentro de ella toda mi polla. Esto la hizo enloquecer, y me decía Si, así, fóllame fuerte. Destrózame, que razón tienes maridito lo que me he estado perdiendo por tonta.

El marido aprovechó la postura para meter su polla en la boca de Pepa, la cual empezó a chupar con desenfreno, hasta conseguir que su marido se corriera llenándole la boca con su leche. Yo no pude aguantar más y al ver cómo le chorreaba la leche de mi amigo por la boca de su mujer le dije que me corría  ella dijo Si, hazlo  ya me dijo mi marido que tenias  gana de follarme leche en mi coño hasta que me salga por la boca.

Sentí como me inundaba una ola de placer y tuve un orgasmo como hasta aquel momento nunca había tenido, llenando el coño de Pepa con mi leche. Seguí follándola un poco más, hasta que dejé de sentir que ya no salía más leche. Saqué mi polla de su coño y vi como salía de él parte de mi corrida. Ella pasó sus dedos por  su coño  cogiendo lo que  le salía y llevándolo a su boca para comerlo, en ello estábamos cuando vimos a mi mujer  con la polla de Claudio tiesa como un palo  poniéndola de espaldas le separó la tira del bikini a un lado se la puso en la entrada del coño y se la metió de un solo golpe como sabia que mi mujer además llevaba siempre su coño mojado,no había problema ademas estaba mojado del agua jeje< mi mujer sorprendida decía “ joder Pollón no me la has metido a traición pero no la saques  estoy que ardo” Él le daba fuerte mi mujer sabia que se iba a correr en breves momentos y sobre todo cuando me miro a mi me vio tumbado y Pepa a cuatro chupándomela para volver a ponérmela tiesa, Él dio un grito y de un golpe se la dejo toda su polla dentro de mi mujer estaba soltándole su leche, yo que había cambiado de posición ya estaba detrás de Pepa metiéndosela otra vez , mi mujer se desengancho de Claudio  y se vino para nosotros , cuando llego a la altura de Pepa le dio un beso y dijo “ Pepa ya has dejado tus perjuicios por lo que veo “ ella se ríe y dice pues claro  y ya me ha echado tu marido un polvo y los que quedan de aquí al Lunes, yo no paraba de darle fuerte a Pepa y mi mujer nos enseño su coño chorreante de leche del Pollón y este  con su polla morcillón chorreante pues le salía todavía leche, mi mujer abrió la ducha de la piscina y empezó a ducharse y quitarse la lechada de coño y acariciarse los pechos, Claudio se fue para ella también a ducharse y a manosearla , ella se agacho al momento y se metió la polla de mi amigo en la boca para chupársela él recupero enseguida su erección  yo viendo la escena le di un fuerte empujón a Pepa corriéndome otra vez, dejándome caer en el césped cansado ya, había sido ya dos polvos seguidos , Claudio se metió en la piscina con mi mujer para volvérsela a follar dentro del agua, como así hicieron, Pepa y yo lo seguimos y nos metimos en el agua también mientras que mi mujer y  mi amigo se la había vuelto a meter que lo tenia cogido del cuello y subida a él con la polla dentro veíamos como el agua salpicaba cuando sus huevos golpeaban sobre el coño de  mi caliente esposa, mientras Pepa como una niña juagaba con mi leche que le salía de su coño y flotaba en el agua yo mientras los miraba embobado mi mujer lo estaba pasando bomba le decía a Pepa lo bien que follaba  Claudio y que si le parecía bien podíamos cambiar siempre de pareja, Pepa decía que de aquí para adelante que si, pero que también quería seguir follando con su marido, para no perder el amor con él, mi mujer dijo ya hablaremos , el pollón estaba en lo suyo dio la vuelta a mi mujer y se la metió por el culo, viendo esto Pepa se puso en una de las escaleras  y me llamo para que volviese a comerle el coño y a meterle un dedo por su culo también quería que se la metiera por el culo, mi mujer me dijo cariño en mi bolso viene la viagra tómatela porque ya llevas dos polvos  y Pepa quiere que le des ahora por el culo como Claudio me esta follando a mi, y de paso le das otra a tu amigo, que yo no paro de follar nada más que para comer tengo hambre de polla más que de comida.

Mi amigo se vivió a correr en el culo de mi mujer  y decidimos darnos y descanso para beber y tomar algo para luego seguir ya con nuestra pastillita tomada.

Así estuvimos todo el fin de semana, Claudio  le echo a su mujer dos polvos lo mismo que yo a la mía en todo el fin de semana, lo demás fueron cambiadonos las mujeres, terminaron con los coño escocidos de tanto follar, en el próximo os contare el siguiente fin de semana cuando las dos se dejaron follar por el perro mastín que tenían en el Chalet y alguna que otra sorpresa.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

-1 votos
Votaciones Votación negativa

Escrito por MURGIS

ESTE ES EL COÑO DE AMALIA MI MUJER VACIANDO LA LECHE Y MEANDO CUANDO SE LA FOLLAN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *