Arturo follo a mi esposa hasta que se canso, parte 1

¡Comparte!

Infidelidad consentida, dominación, sexo, trio, sodomizacion, felacion!

Creo aún no les había platicado el por qué desde la primera vez Irma llevaba muchos micro vestidos, la razón era para modelarselos a Arturo pero al verlo creo que se arrepintió, pero después de experimentar su primera cogida con el eso cambio radicalmente, ahora les contaré cómo fue que Arturo gozo de mi esposa durante todo un fin de semana, yo fui únicamente un espectador y un medio para que esto sucediera

Cierto día Arturo me llama al celular y me dice:

– Necesito que me traigas a Irma este fin de Semana (ese sería un fin de semana largo ya que el lunes sería festivo)

– bueno déjame ver si ella quiere ir el sábado

– No, espera, quiero que me la traigas todo el fin de semana

-…. como?

– Si, quiero que me la traigas el viernes y quiero tenerla hasta el domingo

– ???? Estas loco? Como va a pasar eso?

– Sencillo, invéntate un retiro de parejas

-déjame pensarlo y colgué

la idea me quedo rondando en la cabeza y sabía que era una locura, llegue a la casa y en la noche se lo comenté a Irma, pareciera que le dije que nos ganamos la lotería por que estuvo de acuerdo y empezó a organizar todo, buscó quien se encargará de nuestros hijos y empezó a hacer maleta.

no haré este cuento demasiado largo, total que el viernes por la tarde ya estábamos en casa de Arturo, Irma iba con un vestido negro super entallado sin brassier como ya era costumbre, la diferencia ahora es que no traía tanga ni nada por el estilo, nada más al llegar yo tomé una silla y Arturo la toma por la cintura y le da vuelta la apoya en la pared a mi lado, le levanta el vestido y sin decir agua va la ensarta sin más ni más, Irma abrió los ojos como si le fueran a poner gotas, ellos estaban justo a mi lado y yo veía como Arturo la embestía y le tomaba salvajemente las tetas le bajo el vestido y se las pellizcaba, la tomaba del pelo y la jalaba para demostrarnos quien tenía el mando, después jala a Irma del pelo y apoya sus manos en mis rodillas y su cara frente a mi mientras la bombea a un ritmo frenético, entonces ella me dice

– Te gusta ver cómo me tiene ensartada verdad?

– yo me quedé callado

– Contéstame cabron cornudo

– a mi no me salían las palabras

– Mira mi amor (le dice a Arturo) este cornudo le calienta ver cómo me tienes ensartada mientras me agarraba la verga

– Yo lo se, y vamos a darle gusto a este bueyon

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

0 votos
Votaciones Votación negativa