Latest stories

  • HISTORIAS DE UN INVERTIDO

    Mientras me limpiaba la cara de los restos de semen, Joan preparaba dos gin-tonics. Se acercó al sillón desde donde, apenas pocos minutos antes, el de pie y yo sentado le hice una mamada, hasta hacerle estallar de placer, anegándo mi boca y mi cara de un semen salado y abundante. Depositó los gin-tonics en […] Ver más

  • Historia de un invertido

    Mientras me limpiaba la cara de los restos de semen, Joan preparaba dos gin-tonics. Se acercó al sillón desde donde, apenas pocos minutos antes, el de pie y yo sentado le hice una mamada, hasta hacerle estallar de placer, anegándo mi boca y mi cara de un semen salado y abundante. Ver más