COMO ME TIRE A MI TIA

¡Comparte!

Hola me llamo Carlos, por motivos de educación llegué a estudiar a otra ciudad, tenía 21 años y la única familiar que tenia por ahí era mi tía que se llama Ceci, eso me alegraba mucho ya que ella era la mujer de mis fantasías desde la primera vez que la vi cuando llegó de viaje por mi ciudad, ella tiene 40 años y como mujer de capital cuida mucho su figura, tienes senos y culo grandes.

Al principio la confianza no era mucha pero poco a poco fue aumentando, para acortar los hechos iremos al grano. Yo le tenia ganas y en su mirada podía notar que algo en mi le atraía. Cuando me saludaba en las mañanas siempre apoyaba su mano en mi estomago y eso no se porque me gustaba. Al estar en la casa casi solos, ya que también trabajaba una señora que se encargaba de la limpieza, varias veces vimos películas juntos o escuchamos música o incluso nos tomamos alguno tragos conversando.

Yo me quedaba algunas noches estudiando incluso los días sábados y me percate que a veces ella salía los sábados y regresaba como a las 2 de la mañana algo tomada.

El día en cuestión, ya había planeado algo, era sábado así que decidí no salir y quedarme a estudiar, aunque lo que quería era otra cosa. Alrededor de las 2 de la mañana puse una botella de vino en la sala, un libro que tenia en su cuarto y música, como a la media hora escuché la puerta abriéndose, entró y se acercó a saludarme, estaba bastante alegre y con un par de copas encima, me pregunto que hacia y yo le dije que debía leer ese libro para un curso y ella me dijo que era uno de sus favoritos, así que empezamos a conversar y sin decirle nada traje una copa de vino y le serví vino, la música era movida y a ella le gusta bailar así que después de algunas bromas la invité a bailar y aceptó pero no muy convencida, pero después se soltó y yo seguía sirviéndole vino.

Al poner salsa empecé a tomarla de las manos y hacerla girar, como se baila la salsa, y nos estábamos divirtiendo bastante, ya habíamos terminado una botella de vino, la mayor parte ella, y la estaba mucho más suelta, de pronto empecé a hacerla girar pero solo 180 grados apoyando su espalda contra mí de manera rápida y girándola nuevamente, pero cada vez la apoyaba más tiempo, hasta que empezó a seguirme la corriente y bailaba dándome su culo y dejando que lo apretara contra mi verga, nuestro baile ya no era de mi mano en su cintura sino que ya podía rodear su cintura con todo mi brazo, apretaba sus senos contra mí y sentía su respiración cada vez más agitada.

Empecé a bajar mi mano un poco y rozar su precioso culo, era ahora o nunca antes de que terminara esa canción debía actuar. Le di la vuelta apretando su culo contra mi verga que ya estaba más que parada, la detuve en esa posición, ella se dejó y siguió moviéndose, era increíble sentir como se restregaba contra mi verga, la tomé por la cintura, ella levantó el cuello yo apoyé mi cabeza contra su cuello, ella levantó las manos y tomó mi cabello y yo le besé cuello y dio un respiro muy fuerte, entonces mis manos empezaron a acariciar su pecho-

Debía llegar más lejos y rápido antes de que se arrepintiera, así que me decidí y subí su blusa se la saqué por encima, la giré nos besamos y ella dijo: "esto no está bien, detente por favor, no debemos llegar a más" a lo que yo no hice caso y la llevé hasta el sofá y allí la recosté con mi peso, ella solo atenía a mirarme entonces empecé a bajar por su cuello, otra vez dijo: "no podemos hacer esto, detente antes de que no podamos" a lo que yo pensé:

"Si quisieras que me detenga deberías hacer algo más que sólo hablar", así que seguí y llegué hasta ese par de tetas que tanto había deseado, gimió y se siguió dejando llevar; yo le iba quitando el j

eans que llevaba, me quité el polo de manera rápida y seguí besándola por todo su cuerpo ya casi desnudo, puse mi mano sobre su concha, aparté su ropa interior y la froté, ya estaba mojada, le metí dos dedos y ella se estremeció, entonces le quité su ropa interior, ya no había marcha atrás, la excitación y el vino no le dejaban fuerza para decir nada más,.

Me quité la ropa mientras le succionaba la concha, inmediatamente me subí encima de ella, pero sólo me dejaba poner una pierna dentro de las suyas y me preguntó: "¿tienes un condón?" yo le dije que no traía ninguno, no quería ir a mi cuarto y dejarla para que se arrepintiera, me dijo "quiero que me folles pero es peligroso, eres mi sobrino y está mal que me folles pero si me dejas embarazada ya sería el fin del mundo". Yo no le respondí y seguí besándola por todo el cuerpo y metiéndole mis dedos por la concha, ella gemía cada vez más, y de pronto se movió con fuerza dejándome entre sus piernas y dijo: "métemela pero termina afuera ok?".

Estaba a centímetros de meterle mi verga que se restregaba contra sus labios vaginales pero tenia ganas de que me la chupara, pero mejor era meterle mi verga en ese momento antes de que le diera tiempo de pensar así que cogí mi verga y la puse a la entrada de su concha y se la empujé, ella empezó a gemir con fuerza, le clavé los 21 cm de golpe hasta el fondo, era increíble sentir su concha apretando mi verga y jalándola hacia adentro, le estuve dando por un rato en esa posición y decidí darle la vuelta para hacerle el perrito y me dijo "mejor vamos a mi cuarto, sino mañana nos encuentra la señora dormidos aquí en la sala y desnudos".

Subimos y en la cama le di en todas las posiciones, llegó como tres veces y de pronto yo estaba a punto de llegar pero no quería salirme, me importó nada si pasaba algo y me vine dentro de ella, fue espectacular, ella me miró y me dijo: "te viniste!!!" y yo le dije que no se preocupara aún porque iba a seguir follándola y me iba a venir aún muchas veces, lo que le encantó ya que no dijo nada más, le di la vuelta y apunté a su culo, dijo que no quería eso, que no lo había hecho y que le daba miedo, que prefería chupármela y ni bien terminó la frase ya tenia mi verga hasta la garganta, no chupaba muy bien, pero ver a la mujer de tus fantasías de adolescente chupándotela es lo máximo, esa mujer inalcanzable de mis sueños estaba extrayéndome toda la leche que tenía en mi verga.

Me la follé cuatro veces esa noche, una terminé en su boca y las otras tres dentro de su concha, se la metí en el culo pero sólo por un rato ya que no lo soportaba y se movió, dos semanas después y con ayuda de un lubricante su culito virgen fue completamente mío y no uso condón ya que ella decidió tomar pastillas porque dice que no confía en mí.

Finalmente, como mi cuarto queda al lado del suyo y algunos amigos no me creyeron lo que pasó, porque conocen a mi tía y saben que está muy buena, los traje una noche para que se escondieran en mi cuarto y escucharan mientras me tiraba a mi tía en el cuarto de al lado, dejé la puerta abierta a propósito, incluso la hice pedir las cosas como:

"Fóllame sobrino que ya no aguanto" o "déjame chuparte la verga" o "Dame por el culo", para que escucharan. Ahora estoy pensando en hacerlos participar, y ellos están como locos ideando planes para lograr convencer a mi tía. Entre juegos mi tía ya me dijo que con uno más si aceptaría, pero no con dos más. Las fantasías con mi tía han aumentado y mucho.

Autor: Carlos

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.