Como termine tirando con mi cuñada por una confusión 2

¡Comparte!

Buenas, mi nombre es Juan David de 21 de Maracay, Venezuela, este relato es la continuación de uno anterior con el mismo título del 9 de abril, como les hice saber en este al fin pude tener sexo con la hermana menor de mi novia, Vanessa, una hermosura de 18 años de unos 1,65 flaca con un culo precioso y unas tetas grandes y firmes y que tienen unas tetillas rosaditas que siempre que las mamo me vuelven loco.

Luego de nuestro primer encuentro en estos últimos meses nos hemos encontrado varias veces para tirar,  a pesar de que ambos tenemos muchos compromisos entre semana, hemos logrado encontrar los momentos para disfrutar del uno del otro, incluso cuando estamos en su casa solos su hermana, ella y yo nos hemos dado placer con uno que otro rapidin o mamada mientras su hermana está dormida o bañándose.

Entre tantos encuentros he llegado a  descubrir ciertas cosas de Vanessa bastante interesantes, por ejemplo me llego a confesar que le había mentido a su hermana(Gaby mi novia) ya que le había dicho que su primer hombre era su ultimo ex-novio (terminaron poco después del comienzo de nuestros encuentros) me confesó que perdió su virginidad  a los 16 con un muchacho de 20, que mantuvo en secreto por miedo a lo que dijera su familia y además a los 17 una vez tiro con el hermano de una amiga, un día que se había quedado a dormir en casa de esta, de verdad cuando me contó todo esto no me imaginaba que tenía tanta experiencia, el doble que su hermana ya que esta ha estado solo con otro hombre antes de mi(o bueno según se yo jajaja)

Continuando con la historia me confesó que nunca ha tenido sexo anal ya que con su primer novio nunca lo nombro, con el segundo fue algo de una noche y con el tercero había vivido muchas cosas más adultas y excitantes y lo habían hablado pero que a ella le daba miedo  y no les dio tiempo nunca de llegar a nada. Yo siempre he sido un gran fan del sexo anal, me encanta tener a una mujer en cuatro y su culo entre mis manos y mi pene dentro de su ano y la verdad la idea de quitarle la virginidad de esta forma a Vane me excitaba demasiado, ya que también lo hice con su hermana.

En varios de nuestros encuentros discutimos sobre hacerlo y ella decía que aun no estaba lista que le diera tiempo y así lo hice, hasta que un día que de la nada Vane me escribe para decirme que está lista para tener sexo anal conmigo, me pregunta que si nos podíamos ver esa tarde en mi apartamento, vivo con mi padre y este viaja constantemente a la capital así que pareciera que vivo solo, yo le dije que claro que salía a las 3 del trabajo que a las 3:30  nos podíamos ver en mi apartamento, ella acepto y así quedamos.

Al salir del trabajo fui volando  en mi carro a mi apartamento para preparar todo, que bueno que vivo muy cerca de donde trabajo y en 10 min estaba allí, me puse a preparar todo, busque el aceite que de vez en cuando uso para tener sexo con su hermana  y lo puse en mi mesita de noche, acomode un poco el cuarto y me bañe volando para estar más presentable, estaba listo a eso de las 3:45.

Vane llegó, con cierto retraso como siempre jaja, a eso de las 4 ya estaba en mi apartamento, apenas la hice entrar la empecé a comer a besos y a meterle mano, me la quería coger por detrás inmediatamente y eso ella lo noto con mi agresividad, por esto ella me detuvo y me dijo que por favor me tranquilizara que hoy ella me tenía una súper sorpresa.

Esta me llevó a mi cuarto y me dijo que la espera allí mientras ella volvía, ella se fue al baño de mi cuarto con un bolso que había traído y luego de unos 10 min vuelve con un corset negro con detalles en rojo que se trasparentaba solo en sus tetas lo que hacía resaltar sus hermosas tetillas, además tenía una tanga negra transparentosa que hacia juego con el corset, mi excitación era increíble mi huevo estaba paradísimo y se notaba demasiado a través de mi pantalón, además traía dos pares de esposas en sus manos y me dice que me  desnude rápido si quería disfrutar, tengo que admitir que me gustaba este lado dominante de ella, ya que yo generalmente soy el dominante en el sexo.

Enseguida me desnude y ella se acerco a mi me beso y me tiro de espaldas a la cama, como era de esperarse tomo mis manos y las esposo al cabezal de mi cama y me dijo que hoy seria ella la que me cogería a mí y empezó a mamar mi pene con esos labios carnosos que tanto me encantan lo hacía con un ritmo increíble, esta había sido su mejor mamada por mucho, cuando más la estaba disfrutando, esta paro y se pone sobre mí y me empieza besar apasionadamente, me dice que me tiene una sorpresa se quita la tanga se da la espalda y mete mi pene en su vagina y me dice que quiere que vea su ano y me haga la idea de que pronto la desvirgare por allí.

Esta empieza a cabalgarme como nunca, tengo que admitir que estar esposado me creaba gran impotencia porque quería sentir sus tetas entre mis manos, pero al mismo tiempo la manera en que movía y gritaba me ponía a mil, este seguía y seguía cada vez me cabalgaba más rápido y más fuerte esta gritaba de placer, hasta que paso con un grito sincronizado ambos llegamos al orgasmo, esta se quita encima de mí se recuesta en mi pecho por un rato, hasta que me suelta las esposas y nos quedamos dormidos unos 20 min, de verdad estar así con ella me asustaba porque sentía que me estaba enamorando de esta increíble mujer y que no es solo sexo.

Luego de despertarnos, la empiezo a besar y le digo que me encanto mi sorpresa y que si estaba lista para tener sexo anal y esta me dice que si que después de mucho pensarlo y mucho preguntar estaba lista, yo le digo que a quien pregunto, y esta me dice que luego de hacerlo me cuenta en eso le digo que entonces se voltee y se ponga en cuatro, al estar ella así tome el aceite que estaba en la mesita de noche y lo unte por todo su culito y mi pene, así seria mas fácil penetrarla, luego me dispuse a poner la cabeza de mi pene sobre su ano y lo empecé a meter poco a poco, le pregunto que si le dolía y me dice que un poco pero que siga, seguí metiéndosela poco a poco  hasta tenerla toda dentro de ella, sentí todo lo apretadito que estaba su ano, allí empecé un mete y saca muy lento y sutil, veo que se empieza a excitar ya que aprieta mis sabanas y se notan unos gemidos salir de su boca, yo continuo aumentado el ritmo y la potencia, poco a poco nos fuimos acostumbrando más y más uno al otro hasta llegar a un punto en que ya le estaba dando con un gran ritmo ya estábamos más fluidos ella gemía y gritaba sin parar, yo también gemía y le daba un par de nalgadas, de repente ella me dice que está a punto de llegar  y yo me dejo ir y me corro dentro de ella, fue increíble, de verdad el sexo con en ella es mucho mejor que con su hermana.

Ya eran casi las 5:30 de la tarde y yo tenía clases y ella tenía que llegar a su casa, así que fuimos y nos bañamos juntos, mientras lo hacíamos nos besábamos apasionadamente y de repente pasó, ella me dice al oído que me ama y que no cree que pueda amar  a alguien más así, yo me deje llevar y le dije que también la amaba y nos seguimos besando.

Cuando estuvimos listo ya casi para salir le pregunte que a quien le había preguntado y me dice que a su hermana mayor a Laura(en mi primer relato olvide poner su nombre), me dice que su hermana hace unos días le llegó muy agresivamente y le dijo que sabía que ya estaba teniendo sexo, y le preguntó que con quien y que si se estaba cuidando, Vane le confesó que si ya tenía rato teniendo sexo y que estaba con un muchacho de su universidad y que claro que se cuidaba

A raíz de esa conversación hablaron sobre sexo y vane le pregunto sobre el sexo anal, que si dolía que si disfrutaba, etc. Lau le dijo que era muy rico pero que hiciera lo que ella hizo en su primera vez anal, que tuviera sexo “normal” antes así estaría muy excitada para el anal y le sería más fácil, también me dijo que fue esta que le recomendó el corset y las esposas. Escuchar esto no me impresiono ya que Laura siempre ha sido muy abierta con su sexualidad pero tengo que admitir que me encantaba la idea de pensar que esa puta estuviera convirtiendo en una putita a Vane para mí.

Este ha sido el segundo relato de 3 que contare falta el último donde relatare lo que me motivo a contar mi historia, como estuve en un trió con 2 de estas 3 grandes hermanas,  y además contaré como mantuve mi amor hacia las dos hermanas menores, espero les guste.

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

0 votos
Votaciones Votación negativa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.