Como tú digas, hermano mayor 3

hermano mayor 3

Disfruta aqui de la segunda parte de “Como tu digas hermano mayor

Antonio sentía armonía cada que el hermano lo perforaba con sus dedos humedecidos en saliva, ésto lo ponía más cachondo y servicial, cuando ya se tragaba con mayor seguridad la pinga gigante de su poderoso hermano mayor.

Una bonita imagen de dos hermanos puticos con algunos años de diferencia cogiendo de lo lindo.Dejándo a un lado los prejuicios y dándo rienda suelta a sus verdaderas debilidades.

Antonio ya gozaba con 3 dedos de su hermano perforándole el culo, que a pesar de ya él mismo haberse dedeado en otras ocasiones no se comparaba con aquellos gruesos dedos de Andrés, ni con lo bien que se sentía siendo su puta tragona.Sintiéndose toda una dama el pequeño Antonio ya se deshinivía y se dejaba golpear y tratar como golfa por el hermano, quién le insistió en voltearlo para apreciar mejor el culo que hace unas horas había percibido tan frondoso.Lo taladró un rato con su lengua y sus dedos, dejó aquel culo tan babeante como la espesa baba de un caracol, el cual se contraía perfectamente ante cada sensación.

<<Acuéstate completico y ábrete el culito con las manos>> Volviéndose música para los oidos del excitado jovenzuelo, que aún ni se imaginaba lo que le venía.

<<Aghhmmm… >> Gritó en ahogada voz mientras su hermanos le metía un poquito de su pinga, y lo sacó lo poquito que le había introducido debido al ruido generado.<< Aguanta la verga, eso nada más te va a doler esta vez y ya. Aguanta como una puta el pipe de tu macho>>.Y aunque el pequeño puso resistencia, aquel semental le penetró el culo con la mitad de su verga; le tapó la boca con sus manos y con media verga no más, le acomodó para luego de unos segundos reventarlo de a poco.

Andrés no entendía lo que el pequeño Antonio balbuceaba con su verga adentro.Pero suponía que hablaba de lo mucho que le dolía.Aún así siguió dándole fuerte, dejándo ir todo su peso en el cuerpo del jovencito, quién por más que se resistía apretanto sus nalgas, se le era imposible huir del agilidoso huevo del hermano.

Pasarían 15 minutos cuando Antonio empezaba a acostumbrarse a la media verga de su hermano.El aficionado se movía riquísimo sobre ese culo redondito.Plsss,plss,plsss.Sólo se escuchaba del choque de los sudados cuerpos.

<<¿Te la termino de meter toda?>>

<<¿Quéeee???>> preguntaba el asombrado, que no sabía que aquel dolor era ejercido sólo por un poco de la verga de burro de su hermano.<<Yo pensé que ya la habías metido toda, ahhh.si así me duele muchooo.Ahhh.Mejor no.Dame así, pero con cuidadito, que me estás reventando el culo>>

<<Esta bien déjame darte otro ratico para bañarte en leche>>.

Y en un vaivén de locura Andrés movía mejor su cuerpo como una serpiente arrastrándose.Por su parte Antonio levantaba su culito para darle seguridad a cada embestida propinada, ya no le importaba el dolor, se dejaba coger…Su hermano lo estaba haciendo estremecer, sentía un vacío cada que le sacaba la verga de golpe para luego recarsgársela.

El macho se echó con sus cuerpos a un lado, y alzando a su hermanito lo dejó sentado sobre su verga.<<Ahora salta sobre mi pipe como un jinete>> .Antonio confundido suponía que se refería a cabalgar, y lo intentó, aunque muy torpe y muy suave como para lograr reventar la pingota de su hermano que estaba cada vez más regia.

Andrés le dice: <<Acuéstate hacia atrás>> y lo ayuda, pegándo la espalda de Antonio a su pecho, y así, todavía con su verga arrecha haciéndo presión en su culo, le sujetó fuerte las piernas llevándoselas a su pequeño pecho, envolviéndolo por completo con sus brazos grandes y duros como rocas.Sin tener escapatoria alguna, se dejó someter con dolor al riguroso martirio. Andres comenzó a subir su pelvis bruscamente, dando fuertes cojidas al pequeñín.Éste viéndose indispuesto, sólo se unió con leves gritos al disfrute, y como sus brazos era lo único que tenía libre, los envolvió en el cuello de su hermano, quién le ejercía para ese momento un meneo descontrolado.

Un poco más de media verga entraba con delicia en aquel babeante y puberto culito.Mientras sus nalgas rozaban con facilidad el vello púbico de su hermano que ya se había vuelto una divinidad.El pequeño Antonio cedía ante cada penetrada, cada ensartada que ese ardiente monstruo provocaba.No supo en que momento ya tenía todo ese salchichón adentro.

El culo le sangraba y le ardía, pero seguía pidiendo verga.<<Así… que putica te ves.Pídeme más, que rico>>.<<dame más papi>> gemía.

Andrés cargó con toda su fuerza el algo pezado cuerpito de Antonio, dirigiéndolo a la orilla de la cama, con el culo en pompas y el resto de su cuerpo acostado.Por su parte el semental, quedó con los pies en el piso parado al borde de la cama tras el culito del hambriento de verga.Así lo cogió, <<¡ah, ah, ah!>> .Y subía una pierna a la cama y le daba duro, y subía las dos, y era aún más duro.Antonio no podía más y se empezó a pajear instintivamente, sin saber que alcanzaría la gloria en pocos segundos.

Andres empezó con los gritos característicos de querer vaciarse.<<aaahhh.aaahhhhgggffff.aaafffggg.Toma, toma, tomaaa.Affgg.aaaghhff>>…

Y dejó ir buenos chorros dentro del culo recién perforado de su hermanito.Éste, en el mismo performance, se jaló la verga lo más que pudo para casi al tiempo lograr el placer total.Apenas un pequeñito hilito de clarita baba salió de su verguita. Pero su culo estaba ful de la leche de su hermano, que intentaba salir por los bordes entre cada ensartada final

Ya los hermanos había explorado entre su habitación una nueva aventura que desde ese momento pactaron continuar haciendo a escondidas de sus rudos familiares.

Éste relato es 100% real.Le ocurrió a un amigo con su hermano.Años después, Antonio, mi amigo, se encargó de darme todos los detalles de cómo su hermano lo cogía de lo lindo desde joven.En el momento no lo comprobé, pues mi amigo se fue del país y perdimos comunicación.Hasta hace poco, me topé con Andrés, el Big Brother de la historia, ahora de 30 años, quién me invitó unas cervezas y me reafirmó cada una de las palabras de su hermano.

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

9 votos
Votaciones Votación negativa

Escrito por MarianoKing

El rey del incesto y la pedofilia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *