CON EL PROFE DE BIOLOGIA

¡Comparte!

Hola, mi nombre es Sammy (Samantha) y escribo para contarles sobre mi primera vez., que sucedió no hace mucho, antes de salir de vacaciones de mi último semestre en la prepa.

Bueno, como generalmente los autores de los relatos suelen describirse, yo también lo haré brevemente: Soy alta, delgada, de cintura pequeña, senos grandes y firmes, trasero pequeño pero paradito, tengo el cabello oscuro, largo ondulado y ojos miel, soy morena clara y acabo de cumplir 18 años hace poco.

Todo comenzó desde el primer día de clases, cuando conocí a mi profesor de biología (que por cierto es mi materia favorita, ja). Era un hombre joven (de unos 27 años más o menos), medio fornido, varonil y con una voz muy sexy, y obvio inmediatamente capturó mi atención, así que desde ese día comencé a arreglarme más, recorte la falda del uniforme y usaba camisas más ajustadas y escotadas, aunque también sobresalía por mi participación en clase, me gustaba provocarlo, pero no pasaba de coqueteo e insinuaciones, por ejemplo a veces fingía que se me caía el lápiz para recogerlo y que me viera las tetas, chupaba una paleta sensualmente viendo su paquete o me la pasaba cruzando y descruzando las piernas, y aunque el trataba de disimular, no podía evitar que se le parara, por lo que se tenía que voltear al pizarrón o cosas así. Me encantaba que me mirara lascivamente, eso me excitaba mucho y a veces en las tardes me masturbaba pensando en el, en como me gustaría que me hiciera suya, aunque también tenía miedo, porque era virgen y nunca había sentido algo así, no podía controlar mi calentura, pero estaba experimentando un mundo de sensaciones nuevas y estaba fascinada.

Como los chicos del cole notaron un cambio en mí, me empezaban a buscar más y todo, aunque a mí la verdad no me atraía ninguno en especial, decidí aprovechar la oportunidad para aumentar la tensión sexual entre el profe y yo. Así que un día, mientras el profe pasaba una proyección, no recuerdo de que, aproveché la oscuridad del salón para ir a sentarme en las piernas de un chico que no estaba nada mal y que tenía días queriendo algo conmigo, al principio se sorprendió, porque no se lo esperaba, y menos que yo empezara a mover mi culito discretamente sobre su paquete, que sentía crecer bajo su pantalón, como estábamos en una esquina y alrededor estaban sus amigos, no me importó que dos o tres se dieran cuenta, al contrario me excitaba más, pero el que quería que me viera es obvio que era el profe, quién aún no se daba cuenta.

Mientras yo seguía moviéndome, él me acariciaba las piernas con una mano, de afuera hacia adentro, dirigiéndose a mi conchita, que ya empezaba a humedecerse, y con su otra mano apretaba mis tetas, y en eso voltea el profe! Así que yo me volteé para besar a mi amigo y fingir que no lo había visto, y como ya había logrado mi objetivo, regresé a mi lugar y dejé a mi amigo todo excitado, pero él no era el único, mi profe también se había calentado con la escenita que le acababa de dar, pero ese día decidí salir temprano de clase para que no me dijera nada, porque yo también estaba tan caliente que no me hubiera podido controlar. Total que llegando a mi casa me metí a la tina para bajarme la calentura, no sin antes hacerme una rica paja.

El día siguiente era viernes y salíamos a vacaciones cortas, y teníamos biología a última hora, por lo que todos solo pensaban en que dieran las tres para salir, porque además, por ser de último semestre, nosotros salíamos mas tarde de lo normal, y como ya nadie le prestaba atención al profe y él no me quitaba los ojos de encima, nos dejó salir 20 minutos antes de tiempo. Obviamente todos salieron corriendo, mientras yo hacía tiempo en lo que guardaba mis cosas, el salón se había quedado vacío, yo me dirigía a la salida cuando el profe se adelantó y cerr&oacut

e; la puerta.

¡Era el momento que había esperado! Pero estaba asustada, mi pulso se aceleraba, no podía controlarme, ¡estaba tan nerviosa! Después de cerrar la puerta, el profe me dijo ¡ahora si no te me escapas! Y tomó mis manos por detrás y me puso viendo a la pared, restregando su paquete contra mi trasero, mientras seguía sosteniendo mis manos por arriba de la cabeza, y me separa las piernas con una de las suyas. Mi respiración era entrecortada de tal excitación, sentía como su verga se endurecía y quería que me la metiera yaaaa. Me decía cosas como ¿ves como me tienes? Has sido una niña mala, ahora tendré que castigarte, mientras bajaba una de sus manos a mi entrepierna y sentía como ya estaba mojadita, al darse cuenta me dijo eres una zorrita ¿verdad?, ayer seguro te acostaste con tu amiguito ese, pero hoy vas a saber lo que es un hombre de verdad! Pero yo le dije que no, que era virgen que solo había jugueteado un poco con él, y aunque él quería algo más que yo quería que él fuera mi primer hombre, pero como que no lo creía hasta que yo le insistí, y me dijo bueno, si así es zorrita muy bien, pero más adelante lo comprobaremos, pero lo noté más excitado porque me dijo que le encantaban las vírgenes.

Total, que después me voltea bruscamente frente a él y me besa el cuello y me susurra al oído, lo que me puso a mil, entonces bajé mi mano a su verga y me dijo, ¿te gusta? Pruébala!

Se la sacó, estaba enorme! Me asusté pero ya no era yo misma, estaba como poseída por tanta pasión, así que me arrodillé ante él y le empecé a dar lamiditas y besitos mientras miraba su cara, me prendía ver sus gestos de placer, entonces me la empecé a meter poco a poco a la boca, hasta que mi garganta ya no podía más, sentía que me ahogaba, pero los gemidos del profe me motivaban a intentarlo, y se la comencé a mamar bien rico cada vez más rápido, pero como era la primera vez que lo hacía él me ayudaba a dirigir los movimientos de mi cabeza con su mano, y cuando sentía que se iba a venir sacó su polla de mi boca y me acostó en el piso, se puso sobre mi y colocó su polla entre mis tetas mientras las apretaba y las movía y me decía, que ricas tetas tienes nena, mmm, ¿sientes mi polla? ¿Te gusta? Pues ahora te voy a dar tu lechita mami, y si vino, e hizo que me tragara todo su semen, y después de dejarlo limpio me abrió las piernas y me dijo, ¿lista? Yo ya no podía más! Pero en eso tomó su polla y solo rozaba mi vagina con ella, pero no la metía, eso me estaba matando de placer, me hizo rogarle que me la metiera como 3 veces, en eso la fue metiendo lento, porque estaba un poco estrecha y dijo, mmmmm, que rico, si decías la verdad, que niña tan buena has sido! Al final te daré un premio.

Ya que tenía su polla dentro, se empezó a mover bien rico, a sacarla y a meterla cada vez más rápido y más fuerte, mmmmm, en eso me vine en un orgasmo brutal mientras gritaba como una loca! Pero como no sabíamos si alguien seguía en el cole, me metió uno de sus dedos en mi boca para callarme mientras yo lo lamía, y con su otra mano apretaba mis tetas, después bajó su boca hacia ellas y las besaba, lamía y mordisqueaba, mmmm, como sentía que ya se iba a venir y yo no quería que lo hiciera en mi vagina y se lo dije, me volteó y me empezó a meter su pija en mi culito! Yo no quería, pero él me sujetó con fuerza por las caderas y no me dejaba salir, me dijo vas a ver que te va a gustar, no tengas miedo, así que no tuve más remedio que aguantarme porque además ya no tenía fuerzas para luchar contra él, y mientras me decía cosas sucias y me lo empujaba con más fuerza se vino en mi culito que sentía todo su semen descargándose en el, y eso hizo que yo también me viniera, como tenía su mano en mi conchita me dijo no podemos desperdiciar tus juguitos, ¿o si? Ahora siéntate que te voy a dar tu premio. Y empezó a lamer m conchita delicioso! Haciendo círculos con su lengua y tragándose todo y me decía, que rico sabes nena, me encantas, ¿verdad que eres mi putita? Y yo si soy lo que quieras pero sigue, y en eso tuve otro orgasmo y quedé agotada, como él lo notó, me abrazó, me besó y me dijo gracias por este regalo tan lindo, tenemos que repetir ¿eh? Y yo claro que si!

Nos vestimos y prime

ro me asomé para ver si no había nadie, pero solo estaba un conserje que me miraba pícaramente pero no dijo nada así que me fui muy contenta a mi casa.

Ese fue el inicio de una vida apasionada llena de sorpresas no solo con el profe, sino también con algunos de mis compañeros y una amiga, pero eso se los contaré en otra ocasión.

Bueno pues aquí está mi relato, espero que les haya gustado, porque es el primero que escribo.

Autor: SweetSxTeengirl frk_grl_87 (arroba) hotmail.com

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.