Con los chicos del piercing

¡Comparte!

Dilan comienza a penetrarme, le verga entró fácilmente y yo seguía ahora recibiendo y chupando, cuando me la puso toda y mi culo se acostumbró, me daba fortísimo al punto que sentía que me estaba rompiendo el orto, me daba duro y de vez en cuando dejaba de chupar la verga de Luis para adaptarme. Gemía como loco y Dilan me culeaba como animal mientras seguía chupándoselo a Luis.

Hola soy un fiel admirador de esta página, escribí relatos hace mucho, y nuevamente retomo mi tarea de escribirles. Mi nombre es Cheyn, tengo 19 años y soy de Panamá. De buen físico, alto, delgado, trigueño, cuerpo delgado, bonito y casi lampiño.

De hace varios meses vengo conociendo a unos chicos dueños de un salón de belleza donde colocan piercing  siempre tuve un arete en la lengua pero como me fui a estudiar a una universidad casi militar no me permitían usarlo así que lo guardé y obviamente se me cerró, cuando llegue a Panamá, lo primero que hice fue buscar un lugar donde ponían piercing.  Cuando encontré el lugar, fuimos dos amigos y yo. Solo mi amiga y yo nos lo íbamos a poner. Al llegar al lugar noté a simple vista que ambos eran gays pero igual creí que de ahí no iba a pasar.

Nos pusimos los aretes y todo transcurría normal, hasta que un día me tuve que bajar en el bus justo delante del local para ir a un supermercado y sale uno de los chicos que ayudaban a los dueños del salón y me pide mi número de cel para así Luis (quien fue el que me puso el piercing) me diera seguimiento por cualquiera infección. A la semana mi cel sonó era él y solo se limitaba a preguntar acerca de mi perforación, pero era más que obvio que era solo una manera de llegarme porque a mi amiga nunca le pidió número y nunca le dio el supuesto seguimiento. En la segunda llamada igual se limitaba a preguntar por lo mismo hasta que un día me llama y me pregunta si yo salía a fiestas y cosas por el estilo, a lo que le respondo que no soy fiestero pero que sí, salía de vez en cuando.

Pasaron los meses y llegamos a una bonita amistad (que luego se hizo enfermiza) pero ya su interés era evidente, quería que fuera a su casa, me llamaba y de una manera u otra me acosaba con sus preguntas. La situación se tornó bastante fea y me tuve que alejar de ellos por un buen tiempo.

Pero un día de esos el man (Luis) me llama y me invita a una fiesta en su casa por cortesía acepté y llegué, al principio estaba algo incómodo, no conocía a nadie pero luego la gente comenzó a retirarse y el ambiente se puso además de caliente mejor para mí.

Pasó todo normal y una vez más me alejé de ellos (ellos porque son dos los dueños del salón). Hasta que por cosas del destino vuelvo al salón (obviamente después de una llamada de Luis) y me invitan a la casa. Íbamos Luis, su sobrina, Dilan (el otro dueño) y yo.

Cenamos, fumamos y nos fuimos al cuarto, la niña se fue al suyo y nosotros tres quedamos solos en el otro cuarto. Veíamos tv y ya me comenzaban a tocar, primero disque de cariño, luego la cosa fue aumentando de temperatura, primero con picos, luego besos más profundos. Al principio me sentía incómodo hasta que me calenté y me besaba con ambos. Luis salió a ducharse,  por lo que quedamos Dilan y yo solo, nos besamos con pasión, se me trepaba encima y me seguía besando con locura, me chupaba la lengua y a la vez mi piercing.

Al rato llega Luis y tenía que compartir mis labios con ambos, así seguimos hasta que  siento que Dilan me baja el short y quedo en bóxer, seguíamos besándonos frenéticamente hasta que le bajo el pantalón a Dilan y a su vez me baja el bóxer y quedo en bolas, lo mismo hice yo y le comencé a chupar el pene, se lo succionaba completo, era una verga como de 18 cm se la chupaba me la tragaba y le comía los huevos, así Luis se unió al trío y de igual manera se quitó todo y le comencé a chupar el pico, ahora no era una sino dos pingas las que me comía por la boca, chupaba me comía las dos y de vez en cuando Dilan le chupaba la de Luis, hasta que noto que Dilan me pone en cuatro, él se coloca atrás y Luis queda con la verga delante en donde se la chupaba, el pico de Luis no pasaba de 17 cm.

Seguí chupando a Dilan, se pone un condón, se lo coloca y con el culo medio dilatado comienza a penetrarme, le verga entró fácilmente y yo seguía ahora recibiendo y chupando, cuando me la puso toda y mi culo se acostumbró, comenzó un bombeo extremo, me lo metía con rudeza, me daba fortísimo al punto que sentía que me estaba rompiendo el orto, me daba durísisimo y de vez en cuando dejaba de chupar la verga de Luis para adaptarme. Gemía como loco y Dilan me culeaba como animal mientras seguía chupándoselo a Luis.

Pasaban los minutos y seguíamos, él dándome, yo gozando y Luis recibiendo placeres con mi boca. Al cabo de minutos siento que Dilan me bombea más fuerte yo gemía gritaba de gusto hasta que siento que desacelera había eyaculado, en ese momento creí que todo acababa. Cuando veo que Luis toma otro condón, se lo coloca, me pone encima de una almohada, me levanta los pies y me la inserta de un solo golpe, sin darme chance ni a suspirar bombea rapidísimo mientras me preguntaba si me gustaba.

En ese momento más que gustarme me estaba encantando sentía de lo mejor. Así seguía dándome mientras Dilan me besaba. Luis me tenía trabado y yo recibía con placer. Al cabo de 5 minutos ya Luis había derramado y por fin mi culo descansaba.

Después de eso fui al baño, me duché aunque caminaba con dificultad la culeada había sido espectacular, me sentía divino, era la primera vez que dos me cogían al mismo tiempo y era una de mis fantasías hechas realidad.

Luego de ahí me fui a mi casa y hoy más de dos meses de eso no ha vuelto a repetirse aunque no sé si quiero repetirla.

He vuelto a hacer tríos donde soy el único pasivo pero no con ellos.

Si te gustó mi relato ya sabes déjame tu comentario o vota mi relato, así me inspiras a que escriba los que sucedieron después de este.

Autor: Cheyn

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

3 Comentarios

Dejar un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *