Conozco un AMA por Internet, que cambio mi vida

¡Comparte!

Me llamo Riki soy un chico de 37 años, estoy casado y tengo una buena situación económica, físicamente soy moreno, con el pelo corto y tengo un cuerpo atlético porque me gusta cuidarme. Aunque no soy atractivo o un bellezon, si me dicen que soy guapo.

Como mi vida sexual era bastante montana solía curiosear bastante por internet, en foros y en páginas de relatos, en una de estas páginas contacte con una chica e iniciamos una conversación comentando un relato fetichista de sumisión. Yo le contaba mis fantasías sobre la sumisión y ellas me iba provocando diciéndome que eran muy light y poco a poco me iba calentado cada vez más con sus comentarios…hasta que después de hablar un poco me dijo:

-Aunque no lo sabes eres todo un sumiso, se que te gustaría que te sometiera y te hiciera mío, si me lo pides te convertiré en toda una perrita sumisa. Te consideras muy hombre pero yo te convertiré en toda una puta y te enseñare otra forma de disfrutar del sexo con las mujeres

Estas palabras me dejaron helado, no sabía que decir, en ningún momento había pasado ser un sumiso y mucho menos una sumisa (no sabía ni a que representaba ser sumisa, ya que yo me consideraba muy hombre). Pero me calentó tanto aquella frase que le dije:

-Por favor hazme tuyo, me encantaría ser tu sumiso.

-Empiezas muy mal zorrita, a tu AMA debes llamarle siempre de usted y en primer lugar recuerda que no serás mi sumiso serás mi sumisa. Ahora ya no eres un macho eres toda una mujercita y empezaremos por cambiar tu nombre, a partir de ahora te llamaras Celin. Si me demuestra que vales te convertiré en una de mis putitas. Una zorrita fina y afrancesada como tu nuevo nombre.

Como les he contado yo alguna vez había fantaseado con la idea de ser un sumiso y con póstrame a los pies de un Ama, incluso me excitaba la idea de que me humillaran, pero no sabía que significaba lo de ser sumisa o puta…sin embargo me excitaba tanto sus mensajes que me deje llevar, pronto sali de dudas:

-Para comenzar mañana quiero que vayas al armario de tu mujer cojas una braguitas y te las pongas para ir a trabajar, por la tarde me contaras la experiencia y te daré más instrucciones.

Aunque no me atraía la idea, lo hice y para mi sorpresa solo ponerme las bragas tuve una erección. Fui al trabajo pensando en la vergüenza que pasaría si alguien se diera cuenta…pero pronto cambio la sensación de vergüenza por la de excitación, porque cada vez que se acerba alguna de mis compañeras me empalmaba y mi pene se ponía erecto como un palo, tanto que moje mis braguitas una y otra vez.

Al llegar a casa me conecte rápidamente a internet para contarme mi excitación a mi AMA, y pedirle nuevas instrucciones:

-Sabía que eras toda una zorrita Celine. Pero esto solo termina de empezar, el camino de tu emputecimiento será largo y duro, en primer lugar recuerda:

1-Tu ya no tiene pene, tu pene se ha convertido en un clítoris femenino.

2-Tu clítoris me pertenece y como prueba de ello ataras una cita rosa en el y la llevaras siempre, hasta nueva orden

3-Tu culito será tu coño, que tendrás que educar para que sea penetrado.

Además mañana mismo tendrás que ir de compras porque quiero que te compres tus propias braguitas, elige una dependienta atractiva y pídele que te aconseje, no quiero escusas le tendrás que decir que son para ti, te dará vergüenza pero ya verás cómo te existas demostrándole lo putita y femenina que eres.

Lo segundo busca una buena escusa para que tu mujer no sospeche y quiero que depiles todo tu cuerpo, tu piel debe quedar fina y limpia como la de toda una mujer

Contrario a lo que había pensado, todas estas órdenes comenzaban a excitarme, pensé que no pasaría nada por seguir con el juego y decidí aceptar:

Al día siguiente me fui a unos grandes almacenes, elegí la dependienta y me acerque a ella, tenía tanta vergüenza que me temblaba hasta la voz, finalmente le pedí que me mostrara un conjunto de lencería sexi (era un conjunto de braguitas y ligero en tonos rosas y negros), en todo momento ella pensó que sería para mi mujer. Yo ya estaba totalmente empalmado, cuando ella me pregunto:

-Sabes que talla lleva tu mujer???

-No lo sé, pero es que son para mí, supongo que llevare una talla L, no???

-Si una L, me contesto. Son para u disfraz???

Dude unos segundos y cuando ya le iba a decir que si, le conteste:

-No, es porque me gusta llevar braguitas le dije guiñándole un ojo.

No me podía creer lo que le había contestado, la situación fue cortante y pensé que la dependienta se podía haber molestado…pero en lugar de eso pude notar como miraba mi paquete (que para entonces ya estaba a putno de estallar).

-Estas creo que te quedaran muy bien. Me contesto guiñando un ojo y me acompaño a la caja.

Al llegar a casa me puse mi conjunto y me pajaee pensando en lo que terminaba de hacer mi polla estallaba de excitación y rápidamente me conecte para contárselo a mi AMA,

-Muy bien Celin avanzas muy bien, pero quién te ha mandado que te hagas una paja?, Te dije que tu clítoris me pertenecía, yo te diré que cuando puedes tocarte, ahora tendré que castigarte. Quiero que vayas ahora mismo al baño, cierres la puerta y la luz y arrodillada te azotes ambas nalgas.

Así lo hice, me golpee con una regla de madera hasta dejar mis nalgas totalmente rojas, no sabía porque pero poco a poco aquella mujer conseguía que hiciera todo lo que me pedía.

A los pocos días, le dije a mi mujer que había perdido una apuesta con mis amigos del gimnasio y que debía depilar todo mi cuerpo y que si podía usar sus cremas depilatorias. Aunque discutimos un poco a ella le hizo gracia nuestra apuesta y me dijo que de ninguna forma me podía depilar yo todo el cuerpo, que era mejor que me lo hiciera en un centro especializado, ella misma me reservo cita en uno.

Al llegar me recibió Sandra una chica morena, muy guapa, de media altura, me presente y le dije que venía a la depilación que me había reservado Cristina mi mujer.

-Si si mañana viene tu mujer a su depilación mensual y ya me ha contado que es una apuesta y que tenemos que hacerte la depilación integral. .Ahora vengo, puedes ir desandándote, déjate los calzoncillos ya que las partes intimas las haremos luego.

En ese momento me di cuenta de que no lleva mis calzoncillos si no que iba vestido con mis braguitas, no sabía que hacer, pensé que iba a morir de vergüenza. Me quite la ropa y me tuve en la camilla con mis braguitas negras y rosa de encaje puestas.

Cuando entro Sandra, miro mis braguitas pero no dijo nada, comenzó a ponerme cera por el pecho y posteriormente por las piernas…el dolor era muy intenso y además la situación era algo tensa, porque Sandra no dijo nada sobre mis braguitas, pero su curiosidad era evidente. Poco a poco fue depilando todo mi cuerpo, axilas, pecho, piernas y finalmente me dijo:

-Lo de tus braguitas también son parte de tu apuesta???. Son muy monas dijo sonriendo.

-Cuando le iba a decir que si, me acorde de mi Ama; No son mías. No pienses mal Sandra no soy gay pero me gusta usar lencería femenina.. Por favor no se lo digas a mi mujer ella no lo sabe de esto, hoy no me he acordado de quitármelas antes de venir.

Sandra no salía de su asombro…y mas cuando me pidió que me quitara las braguitas para poder depilarme y vio que llevaba un lacito rosa atado en el pene. La situación me incomodaba pero a la vez me excitaba así que mi pene se fue poniendo duro. Se hizo un silencio incomodo hasta que Sandra me dijo:

-No sé lo que sabe tu mujer de esto, pero yo creo que esto no es una apuesta. Tu lo que eres un fetichista o algo así, no?? Vamos un vicioso que se escita con estas cosas.

Esas palabras hicieron que mi excitación desapareciera…no quería que Sandra me viera como un vicioso, entonces ella me dijo con total desprecio:

-Si lo que te escita es ser una mujercita, en lugar de depilarte voy a dejar tu pubis como si fueras una putita..

Y en lugar de depilarme íntegramente me dejo una tirita de bello encima de mi pene, como si tuviera un coñito.

-Mírate ahora si que pareces toda una mujer, te gusta???

-Si Sandra, me gusta mucho, gracias,

Mientras me decía esto me daba un masaje en toda las zona para aliviar el dolor…ese masaje hizo que mi erección creciera y estuviera a punto de estallar. Manoseo todo mi pene, y cuando pensé que íbamos a follar allí mismo, me dijo:

-Me has puesto caliente, y te fallaría aquí mismo, pero a mí solo me gustan los machos, lo siento.

-Pero Sandra a mí me gustan las mujeres, no me dejes así estoy a punto de estallar.

-Lo sé preciosa, y guiñándome un ojo me dijo; yo no follo con putita, aunque con una putita como tu tal vez la próxima vez haga una excepción,

Me fui y cuando le pague, le deje una buena propina con la condición de que mantuviera mi secreto.

Por la noche me conecte al chat con mi AMA, y ella me felicito: Veo Celine que avanzas muy rápidamente, tal vez llegues a ser mi putita antes de lo que pensaba. Ahora quiero que comienza a educar tu coñito para ello te comprarás un lubricante y un dildo anal.

Además quiero que busques un día y hora, te conectaras por video, si lo prefieres puedes llevar la cara tapada, te pondrás un conjunto sexy de lencería y te masturbaras delante de mí. Quiero ver ese cuerpo depilado de putada y quiero que me demuestres todo lo zorras que puedes llegar a ser..

Compre mi dildo y durante semanas y siempre con el permiso de mi Ama me masturbaba a la vez que penetraba mi culo, al comienzo me dolía un poco porque tenía el culo virgen solo había probado alguna vez a darme place con un dedo, pero poco a poco termine dándome mucho gusto, porque además conseguí un dildo no demasiado grueso que me daba mucho placer.

Pasaron lo días y finalmente llego el día de conocer a mi AMA por video conferencia.

Compre un conjunto de lencería especial para la ocasión y una máscara para salvar mi identidad, solo conectarme y ver a mi Ama ya tuve una erección. Era tal y como me había dicho, delgada, de altura media, morena, y de piel muy blanca. Llevaba un conjunto de cuero con un antifaz que le tapaba algo su identidad, los labios pintados de rojos a juego con sus uñas.

Comenzamos a hablar, me felicito por mis progresos y me dijo:

-Quiero que te pongas cómoda y te masturbes para mí.

Comencé quitándome la ropa, acariciando mi cuerpo depilado, poco a poco hasta llegar a mi pene que ya estaba totalmente erecto, fui tocándome mientras ella me decía cosas, yo ya estaba a mi, hasta que ella me dijo:

-Vamos saca tu dildo, quiero ver cómo te penetras, a ver si ese culito está ya preparado para recibir buenas pollas. Primero quiero que lo chupes, porque también tendrás que aprender a lamer pollas de tus clientes.

Al decir esto, le dije, clientes??? serán clientas no mi AMA???

-Tu que te crees, follaras con quien te diga tu ama, habrá mujeres y también algún Amo que si te portas bien follara tu culito de zorra.

-Pero yo no soy gay, solo me gustan las mujeres.

-Tú no eres nada, ahora me perteneces, o te has olvidado todo lo que te he enseñado, me servirás y follaras con quien tu Ama te diga, serás una zorra bisexual, y ahora para no se te olvide voy a tener que castigarte. Recuerda me perteneces y estas a mis pies.

Ves ahora mismo al baño y trae un bote de alcohol o de colonia, quiero que te arrodilles, y pongas una gotita de alcohol justo en la puta de tu clítoris (pene) y otro junto en la entrada de tu coñito (el culo). Aguantaras el dolor hasta que te diga.

Como pude aguante el dolor, que era insoportable de lo que escocía.

-Vamos ahora comienza a azotar tus nalgas, hasta que se pongan rojas.

No sabía porque pero me sentía mal por haber fallado a mi Ama, en aquel momento hubiera hecho cualquier cosa por ella. Sin ni siquiera conocerla ya me tenía en sus manos.

-Muy Celin, vamos sigue puedo ver como disfrutas con el dolor, ahora date alcohol en tus nalgas, para recuerdes que has fallado a tu Ama y que nunca volverás a poner en duda lo que diga.

-Perdóname mi AMA, hare lo que me pida, y follare con quien usted quiera, le pertenezco y seré su putita

-Muy bien Celin así me gusta, ahora termina de masturbándote quiero ver lo puta y zorra que eres.

Seguí paginadme y a la vez penetrando mi ano mientras mi Ama me animaba y me daba instrucciones, oir su voz me hizo poner a mil, estaba a punto de estallar, era la mejor paja (o dedo como dicen las mujeres) de toda mi vida. Solo con su voz podía conseguir cualquier cosa de mi. Después de varios minutos me corrí abundantemente por todo el suelo.

-Bien Celine bien, eres toda una puta!!! Has pasado la prueba con nota, como premio la próxima semana tendremos un encuentro personal. Quiero disfrutar de mi futura puta.

Para terminar arrodíllate y lame todo tu semen, como buena puta también debes aprender a tragar el semen. A partir de ahora cuando te pajees quiero que tragues siempre tu semen y que te acostumbre a su fantástico sabor.

Sin ni siquiera conocer a mi Ama ya había conseguido que hiciera cosas inimaginables para mí hace un mes. No podía ni imaginar lo que conseguirá de mi cuando nos encontráramos en persona, pero esto lo dejo para el próximo relato.

Chicas si os apetece podéis dejar vuestra opinión en: [email protected]

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.