CORNUDO DESDE EL PRIMER MOMENTO

La conocí en Internet, las conversaciones que habíamos tenido por el Chat habían sido muy calientes, demasiado diría yo, un ejemplo: Me decía, te voy a chupar la polla hasta que me salga la leche por las orejas, vas a follar tanto que te dolerán los cojones y la polla más de un año, todas las posturas que quieras, menos una cosa, el culo no te lo daré nunca. Según ella me dijo, se follaba a un tío por día de fin de semana. Yo, que casi era nuevo en follar, solo lo había hecho con una chica y no había sentido nada especial, bueno, es que la chica la habían follado tanto que tenía el coño dado de sí.

Bueno, centrémonos en la historia, mi novia, que la llamaremos Laura, era de otra ciudad, me tenía que desplazar, fui al fin de semana siguiente después de hablar la primera vez por el Chat, quedamos en un sitio típico de aquella ciudad, yo tenía un amigo de esa ciudad, entonces primero fui con él, a buscarla los dos juntos para guiarme, cuando la vi la primera vez pensé, buena tía para follarla, aunque no tenía buen cuerpo tenía su morbo. Ella vino con una amiga, después de las presentaciones nos fuimos los cuatro a tomar algo. En el bar ya empezó a tocarme el paquete por encima del pantalón, los besos eran con la lengua hasta la campanilla, pensé, esta es una experta.

Estuvimos charlando, y cómo no, salió el sexo a relucir, mi novia que como ya había dicho antes era, y es, muy caliente, pues le seguía el rollo a todos. Hasta que mi amigo pensó en ir los cuatro a la zona donde las parejas se enrollaban, mi novia la primera que dijo que vale, su amiga también, entonces a mí no me quedó más remedio que aceptar también, nos montamos en el coche, conducía mi amigo, yo iba al lado, y las dos atrás, las oía cuchichear, y llegué a oír que mi novia decía, yo me tengo que follar al amigo, tú si quieres te follas a mi novio.

Al llegar a la zona, aparcamos en un lugar oscuro y solo, apagamos las luces, nos volvimos los dos hacia ellas, todavía no había pasado nada, mi amigo empezó a acariciar los brazos, la cara de mi novia, y de la amiga, después fui yo, la acariciaba, ella gemía muy despacio, le gustaba, la amiga estaba un poco atrás, y parecía que le daba vergüenza, daba igual, nos centramos los dos en mi novia, ya habíamos pasado a sus tetas, que son enormes, tiene unos 110, se las sobábamos aún por encima de la camiseta, aunque también acariciábamos la cara de su amiga, porque ella no se dejaba tocar las tetas. Dijimos a mi novia que se quitase la camiseta, lo hizo sin pensárselo, se quitó también el sujetador, y saltaron para afuera dos tetas enormes, se puso más bien detrás de la zona de mi amigo, ya era él solo el que la sobaba todo. Le dije, si quieres te cambio el sitio, no lo pensó dos veces, sin bajarse del coche pasó entre los asientos, y se puso a su lado, yo me bajé y me puse con la otra chica, lo único que hizo la otra chica es recostarse entre mis piernas, pero no tocaba ni hacia nada, yo intentaba tocarle las tetas, pero no había manera, entonces me centré en lo que hacían mi amigo y mi novia, de momento se estaban besando, y mi amigo le tocaba las tetas con ahínco. Ella estaba intentando quitarle el pantalón y sacarle la polla hasta que lo consiguió, la cogió en sus manos y le empezó a hacer una paja. El también consiguió quitar el pantalón a mi novia, y sin quitarle las bragas, solo las apartó, la empezó a meter un dedo, después dos, y se tiró así un rato muy largo, ella gemía sin parar y le dijo, para, ¿quieres que te la chupe?, el encantado dijo que si. Ella bajó su cabeza, y empezó un mete-saca con su boca, la chupaba como una profesional, mi amigo flipaba, y me decía, vaya novia más puta te has buscado, la voy a follar y voy a disfrutar muchísimo. Ella decía, si, que aprenda, que según lo que me ha dicho es que no tiene mucha experiencia, que aprenda contigo, enséñale como se folla a una buena tía, a una tía muy

caliente como yo.

Ella seguía chupando hasta que le dijo mi amigo, para, que como sigas me voy a correr y no voy a poder follarte como dios manda. Entonces ella paró, se apartó otra vez las bragas, él se recostó en el asiento del copiloto, y ella se sentó encima, cuando la notó entrar ella dio un pequeño gritito, mi amigo dijo, tiene el coño apretadito, se disfruta muchísimo con un coño así. Ella empezó a saltar en su polla, sin parar.

Mientras su amiga, que estaba apoyada en mis piernas, muy cerca de mi polla, la notó crecer, entonces se compadeció de mi y me la sacó, y empezó a hacerme una mamada de escándalo.

Mi novia seguía saltando encima de la polla de mi amigo, las tetas botaban. Cuando llevaban así ya bastante tiempo, gimiendo los dos sin parar, disfrutando mucho, mi amigo le dijo, puedo correrme dentro o no te cuidas, ella dijo que dentro no, entonces pararon. El sacó un preservativo, y le dijo, pónmelo con la boca, y lo hizo, hasta el fondo. Cuando se lo colocó, cambiaron de posición, ella apoyada en el asiento, como a 4 patas, pero un poco más subida, y mi amigo por detrás, se la metía y se la sacaba, él decía, sale reluciente cada vez que la saco, estás empapada, ella sin dejar de gemir decía, que quieres cabrón, lo haces de maravilla, y aguantas, espero que el cornudo éste aguante lo mismo como mínimo.

La amiga mientras tanto chupaba muchísimo, ya llevaba más de 15 minutos con mi polla en la boca y no se cansaba, lo hacía muy bien.

Por ultimo mi amigo la puso tumbada en el asiento, y se la empezó a meter, me decía, mira, mira como se hace, es un buen putón, tienes que hacerla disfrutar igual o más que yo. La cogía las piernas de ella y se las ponía en sus hombros y bombeaba sin parar, pensaba que no iban a terminar nunca hasta que mi amigo se arqueó, y se corrió, ella dio un pequeño grito al notarla toda dentro.

Estuvo un rato largo con la polla dentro del coño de mi novia, besándose sin parar. Cuando la sacó la tenía reluciente, de jugos, y el preservativo lleno de leche. El dijo, cuanta cantidad de leche, eso quiere decir que hemos disfrutado muchísimo, porque siempre que eyaculo mucha leche es por eso. Entonces mirándome me dijo, vas a disfrutar muchísimo cabrón, lo tiene apretadito, y se nota muchísimo al meterla. Espero que hayas aprendido, y solo te pido una cosa, que me dejes follármela de vez en cuando, es una puta de primera. Yo la miré a ella, y casi suplicándomelo dijo, di que si cariño, por favor, no me pude negar.

Ya hacía muchísimo tiempo que me había corrido en la boca de su amiga, se tragó todo con gusto, me dijo que la encantaba chupar pollas.

Nos vestimos, y nos fuimos, mi novia y yo al hotel donde nos íbamos a quedar esa noche, me la follé 4 veces, y era verdad, era flipante, un coño apretadito, para gozar como un loco.

Alguna vez que otra han follado los dos, pero siempre delante de mi, es la condición que les puse, y la cumplen, según me dicen, no lo hace con nadie más, solo con nosotros dos, y disfruta muchísimo.

Autor: Actimel

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

0 votos
Votaciones Votación negativa

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *