CYBERSEXO CON UNA DAMA.

¡Comparte!

Hace tiempo conocí a una dama con la que he salido ocasionalmente, y he tenido mucho pero mucho cybersexo.

Estamos planeando una escapada para hacer lo que tanto nos gusta, esto es lo que se me antoja:

Primero que nada te confieso que desde que me escribiste que te gustaría volver a tener un encerrona conmigo y que me describes todo lo que tienes ganas de hacer , he estado pensando constantemente en ese futuro encuentro.

Me imagino que paso por ti, todavía con olor a cama, y dispuesta a dar y recibir un buen de placer. En el camino me dejas entrever que estas dispuesta a todo lo que se presente, te he agarrado las tetas y tu panochita por encima de la ropa, y me doy cuenta en ese momento que no usas ropa interior. Me dices a que motel te gustaría que fuéramos, llegando al motel pido una habitación con yacusi, nos dan la habitación, y no tardas nada en empezar a abrazarme, un abrazo fuerte donde quieres sentir la protuberancia que esta ocultando mi pantalón, me ofreces tus labios, y nos fundimos en un beso largo, mientras nuestras manos están explorando nuestros cuerpos, nuestras lenguas están en una guerra sin tregua, oímos nuestra respiración como se va haciendo cada vez mas agitada, se advierte una lujuria gigantesca, no queremos dejar de hacer todo lo que nuestros sentidos se han perdido por no estar juntos. Queremos dar rienda suelta a todas y cada una de nuestras fantasías, y que todos lo momentos de cybersexo experimentados entre los dos se hagan realidad.

Nos separamos un poco y nos ponemos a desvestir el uno al otro, levanto tu blusa y salen a relucir esos grandes y relucientes chiches, coronados por es par de botones paraditos pidiendo que les agarren que los chupen que los besen, mi boca se hace agua sabiendo que en unos instantes podrá disfrutar nuevamente de ellos. Tu mientras me quitas la camisa, y desabrochas el cinturón para poder bajar los pantalones, quiero ayudarte y tu intempestivamente me detienes, te separas un poco, y me recuerdas que yo no puedo hacer nada mas lo que tu quieres que yo haga, así que no me queda otra que quedarme quieto, pero con unas ansias de tocar tu cuerpo, se ve en tu cara la lujuria y el deseo de poseerme, de satisfacer tus fantasías de hacer de mi tu esclavo, me quitas el pantalón la camisa, los chones, toda la ropa que traigo, me la quitas con picardía, yo no me aguanto y pretendo quitarte la ropa pero me detienes y me adviertes que tu eres la que mandas en ese momento, te retiras un poco y me observas tengo la verga parada apuntando al techo de habitación, la admiras y tu lengua se pasa por los labios saboreando lo que se va a comer, veo que tus ojos están clavados en mi riel y lo agarro masturbándome un poco para que se ponga mas duro, si es que esto se puede hacer, pero me detienes autoritariamente, no quieres que me toque, tu mientras te empiezas a acariciar tus tetas, y te acaricias tu panochita por encima de tu falda, me estas torturando, con esas caricias, que te estas dando, levantas tu falda y me dejas entrever lo lindo que es lo que tienes entre las piernas, pero solo es una muestra, no dejas ver bien tus pelitos, esos pelitos que deben de estar ya muy húmedos por la calentura, me atrevo a pronunciar unas palabras esperando que no me regañes por decirlas, y las digo por que se que eso te prende a morir, solo atinas a decirme si sigue diciendo palabrotas y no te pares mira que es lo que estoy haciendo, entonces con tu consentimiento empiezo la letanía, y es que eres una perra en celo, que te encanta hacerme sufrir, no me dejas hacer nada, pero la visión que das es buenísima, te estas tocando como una verdadera puta, que quieres atraer a cuanto cabrón vergudo pase por donde estas, insinuándote, cual ramera, cuando terminó de decirte todas esas cosas te pones a gatas y me enseñas todo tus nalgas, solo levantas tu falda y la pones sobre tu espalda, la raya que separa esos dos cachetes se ve brilloso debido a la humedad que destila de tu lindo coño, eso me enerva mucho y me pone ya casi en un estado incontenible, te das cuenta y me pides que me acueste en la cama, mientras hago eso, tu terminas de quitarte la poca ropa que tienes.

Una vez acostado boca arriba, con mi verga tan dura que me duele, te arrastras como una gata al acecho, te acercas desde los pies empiezas a pasar tu lengua por todo mi cuerpo, no sin antes advertirme que no puedo tocar nada que solo tu puedes tocar, acariciar y mamar que tengo que obedecer. V

as subiendo lentamente besando mis muslos, acariciando toda mi piel, te acercas a mi entrepierna y tocas solo un poco la punta de mi verga, y le depositas un beso, ella responde dando saltitos, tiene ganas de que lo tomes con tu boca y lo trague que te atragante de el, pero eres malvada, te esta encantando verme tan caliente que estoy a punto de reventar de explotar en una mar de leche. Eso no te importa, tu sigue jugando sigues subiendo ahora le toca su turno a mis tetillas, las chupas las acaricias y pellizcas suavemente, con los dientes las tomas y le das pequeños mordiscos, mientras haces eso bajas una mano y juegas un poco con mis huevos, y mi verga los toqueteas y sobas, muy suavemente como no queriendo, eso me pone cada vez mas caliente.

Te das cuenta de mi calentura y sigues haciéndome sufrir, yo no aguanto mucho, te empiezo a decir muchas cosas, y es que eres una malvada perra en celo que estas haciendo lo que quieres con migo, te acercas a mi cara y me callas con tu boca dándome un beso de lengua largo sabroso, donde demuestras que tu también estas que no te aguantas, para ti es un sacrificio el no dejar que yo te haga algo. Intento tomarte de la cabeza y devolverte el beso pero no me dejas, por el contrario te levantas y acercas tu rajada a mi boca, me la ofreces y me ordenas que te la mama, que lo haga de tal manera que no deje ni un centímetro sin chupar sin dejar de pasar mi lengua, estas muy caliente, te escurre por tu entrepierna los jugos de placer, me ofreces tu clítoris que lo tomo con mis labios, intento darle masaje con mi lengua pero es tal el placer que pierdes el equilibrio y dejas caer todas tus nalgas en mi cara, te recuperas y sigo por el mismo camino, introduciendo mi lengua en tu conchita, en ese momento me trago todos tus jugos esos jugos de una mujer candente, mi lengua te esta cogiendo, mueves tus caderas de manera que mi lengua en forma de un pequeño pene pueda entrar y salir, por momentos te mueves y mi lengua se queda en tu orificio negro, se abre, intento perforarlo con mi lengua esta muy apretado y solo logro que te revuelques de placer, estas a punto de sentir tu primer orgasmo.

Me ordenas que unido a mi lengua te meta un dedo en tu culo y con mi lengua te masturbe. Así lo hago y no tardas mucho en volcarte en un orgasmo largo, sabroso, jugoso, yo me trago toda la leche que sale de tu raja.

Te recuperas un poco y te montas en mi gran verga, no sin antes recordarme que no puedo tacar nada, que tu sola vas a mover hasta que te llene de leche, estas disfrutando cada envestida, subes y bajas de mi riel, eres una experta, cuando sientes que voy a terminar te detienes y me haces sufrir, te empiezo a suplicar que no me atormentes, pero te vale, eres malvada, cual leona en celo que no permites que su macho se retire hasta que las deje satisfecha. Te meneas restregando tu clítoris sobre mi vientre, masturbándote con el camote bien metido, me pides que te agarra las nalgas y las separe, quieres que el ambiente se sature de tu olor, y es que estas riquísima. Sigues movientote rítmicamente clavándote hasta los huevos, no quieres dejar nada afuera, me atormentas y no aguanto mucho tiempo mas, te das cuenta y de solo pensar que te voy a inundar de mi leche que tanto te gusta te vienes en oro orgasmo largo e intenso. No aguanto mas y me chorreo dentro de ti, estas disfrutando todo no dejas nada, exprimes mi verga hasta lo imposible, te desmontas de la penetración, y te sigues tocando, quieres probar esa leche, te metes los dedos en tu raja y con la mano llena de mi leche te la metes a la boca y la saboreas, después de un momento me entregas tu pucha, la pones en mi boca para terminar de beber tus jugos mezclados con los míos. Es la primera vez que pruebo esto, trago y trago todo lo que me das es algo digno de saborear.

Terminamos este primer raund, nos ponemos a descansar un momento y prendemos la tv, en el canal porno para ver que nos presentan.

Me levanto de la cama y me dirijo al baño, pongo a llenar la tina para refrescarnos en un momento mas, entrar al hidromasaje, y disfrutar de el agua golpeando nuestros cuerpos.

Esta historia continuara.

Para cualquier comentario favor de dirigirlo a panterxv (arroba) yahoo.com.mx, asi mismo invito a parejas y a damas a que eme escriban para interrelacionarnos.

Autor: panterxv

panterxv ( arroba ) yahoo.com.mx

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.