Danielita

¡Comparte!

Una chica muy preciosa y tierna, que en un principio no me atrevia a ligar, por la diferencia de edad, pero con el paso del tiempo fue inevitable

Hola, soy de Chile, tengo 25 años y me gustaria contarles la historia que me paso a principios de año cuando fui a realizar mi practica de trabajo. Cambiare los nombres de personas y lugares aunque se que es casi imposible que algun conocido la lea y me identifique, pero soy un poco timido y perseguido en estas cosas jeje.

Yo habia terminado mi carrera en la Universidad y tenia que hacer la practica en la ciudad de Iquique, por lo que me traslade en el verano a la casa de la familia de una amiga de mis padres. Al llegar a la cuidad me esperaba la amiga de mi mama con su esposo, se veian una pareja feliz y normal. Camino a la casa por el auto se veia una ciudad muy turistica y veraniega, rodeada por playas y ademas se notaba que hacia mucho calor, por lo que se veian hartas chicas con shorts(pantalones cortos), minifaldas y tops muy ajustados, esto en general, me puso contento, porque los ultimos años de la Univeridad fueron algo dificiles para mi, y habia perdido tiempo en lo que se refiere a andar con chicas y salir a fiestas.

Cuando llegamos a la casa, salieron los hijos a recibirnos, Daniela de 16 años, que era preciosa, de tez blanca aunque un poco bronceada por el verano, rubia, de ojos cafe-verdosos, una cara muy bonita y tierna, y unos labios muy sensuales, mas carnosos y rojos de lo normal. Tambien estaba Javier, su hermano chico de 12 años, un poco revoltoso y que deseaba llamar siempre la atencion, pero a mi la que me llamo la atencion desde un principio fue Danielita, era preciosa, y su cuerpo muy desarrollado, lindo y juvenil.

Danielita tenia puesto un vestido muy ajustado de una sola pieza negro, la minifalda muy corta mostraba unas muy suaves piernas bien torneadas y apretaditas, su culito era bien respingado y se apreciaba mejor aun cuando se veia de perfil, tenia un par de gluteos demasiado apetitosos. Sus pechos eran un poco grandes para su edad, y muy bien hechos y firmes. Eso si, no era muy alta, media 1.60 m. aproximadamente, menos mal, porque yo no era muy alto, mido cerca de 1.70 m. y ademas, no represento mucho la edad que tengo, afeitado y bien peinado, parezco un niño bueno de unos 20 años.

– Hola! – me dijo con una sonrisa.

– Hola. como estas?, le dije.

Ella me saludo de un beso en la mejilla, y de inmediato como que hubo quimica entre nosotros, aunque no se si de atraccion, pero si de feeling, o de llevarnos bien. No hablamos mucho ese dia, pero a primera impresion se veia una chica muy atrevida en su forma de vestir, con un cuerpo descomunal que desprendia por si solo calentura, pero su cara de angel de niña buena y su cierto grado de timidez, refeljaban en ella una lucha muy interesante entre el bien y el mal que quedaba muy bien demarcado en el limite de su minifalda.

La casa era muy grande, de dos pisos, tenia una pieza abajo(la de mis tios) y las otras tres arriba. El dormitorio de Daniela era muy delicado y bien cuidado, casi todo era rosa y blanco en esa habitacion, hasta las cortinas. Las fotos me mostraban que iba en un colegio de mujeres, ya que no se veian hombres en las fotos de sus paseos de curso. Despues, al frente estaba la pequeña habitacion de Javier, y finalmente la mia, que estaba al fondo del pasillo, un poco oscura y sin ventanas, la ocupaban para guardar cosas y mercaderia, pero no me importaba, se habian preocupado en alojarme y me habian puesto hasta un televisor y un espacio para ocupar mi computador.

Pasaron los dias y casi siempre conversabamos harto con Daniela, ya que sus padres y hermano llegaban como a las 8 PM porque ambos trabajaban, y Javier iba en la tarde al colegio. Yo llegaba a las aproximadamente a las 4 PM del trabajo y a veces antes.

Nos hicimos muy amigos, yo no tenia la intencion de hacer nada con ella, aunque ganas no me faltaban, pero me molestaba un poco la diferencia de edad entre los 2 y pensaba mucho en el que diran si llegara a pasar algo, asi es que solo contemplaba su belleza en silencio sin llevar las conversaciones a temas del sexo ni nada que lo incitara. Ella no se veia interesada en mi tampoco, aun le gustaba su ex-novio de su misma edad del colegio vecino, hace poco que habia terminado con el y le habian roto un poco su corazoncito. En todo caso su noviazgo con el duro apenas 1 semana, romance juvenil pense, y mr conto que lo hizo a escondidas, porque mis tios eran algo estrictos con ella.

Comenzo el mes de Marzo y yo tenia un horario bien relajado de trabajo en mi practica en la empresa, y ella ese mes entro al colegio, se veia preciosa con la faldita corta de su colegio, que casi todas las alumnas la usaban como minifalda, definitivamente le gustaba ser observ

ada y mostrar sus hermosas piernas, eran exquisitas; era tonto, pero me sentia bien por que no fuera a un colegio mixto donde estaria lleno de jotes rondandola y asechandola. De a poco se me empezo a meter Danielita en la cabeza y sin duda ya me gustaba harto.

Un dia que llegue temprano del trabajo, llegue a la casa y tuve una de las visiones mas hermosas que haya visto, ella estaba con audifonos cantando canciones tirada en la alfombra de boca abajo, con la cabeza levantada leyendo las letras, mientras movia ritmica, pero lentamente sus dos piernas descalzas. Ella llevaba un short(pantalon corto) que dejaba ver el comienzo de sus firmes gluteos y que marcaba todo su culito y tambien el pequeño calzon que lo apretaba se veia marcado, no llevaba calcetas, estaba a pies pelados, tambien llevaba puesto su top blanco preferido que a veces parecia romperse o parecia que los pechos se les fueran a escapar de tan apretado que era. Yo fantaseaba muchas veces besandole ese par de buenas tetas.

– Hola! -le dije, haciendome un poco el distraido.

– Hola, dijo sonriendome con las mejillas levemente rojas por la verguneza que sintio al sentirse escuchada cantando fuerte.

– Que cantas?

– Ehhhh. Alejandro Sanz. Me encanta, es tan lindo el.

– A ver -, y me tire al suelo a su lado abrazandola por la cintura mientras le daba un besito en su cabeza para saludarla y le hacia cariñito en la espalda. Estaba un poco descontrolado y queria besarla y tocarla entera, pero no me atrevia.

Empece a cantar con ella, soy muy desafinado lo que le cayo mucho en gracia, se empezo a reir y me decia que no cantara mas, molestandome.

– No cantes!!! jajaja…- gritaba y se reia como una niña.

– Como!?…que canto mal?! – le seguia el juego mientras por venganza empece a hacerle cosquillas en todas partes, ella gritaba y reia, me decia que parara, y ella tambien comenzo a hacerme cosquillas. De repente quedaba de frente a sus espaldas y le veia ese culito firme y bien formado, ummm que estaba rico, para devorarselo a besitos lentamente, realmente yo estaba muy caliente y no aguante mas, la abrace de la cintura y la traje hacia mi presionandola. Menos mal que mi "amigo" aun no despertaba del todo asi que no la incomodaria mucho. Le comenze a tocar su guatita(panzita) que estaba firme y tersa, le toque el pequeño arito que tenia en el ombligo, luego le metia el dedo en el ombligo lentamente y ritmicamente hacia circulos en el, fueron segundos que me calentaron demasiado.

Ella cerraba los ojos, y yo notaba como levemente abria un poco sus piernas y adelantaba una mas que otra sin pensarlo, se estaba calentando y exitando, pero como que se dio cuenta y se incomodo un poco al parecer, asi es que se dio vuelta y seguimos forcejeando y jugando a las cosquillas otros 2 minutos. De repente le pasaba a tocar sus tetas como sin querer, y se hacia la que no se daba cuenta o se hacia la desentedida y creia que era parte del juego. Ya tenia a mi "amigo" a media maquina sin que se notara aun un gran bulto por los apretados calzoncillos que siempre usaba que me ayudaban un poco a esconder las medio-erecciones. Nunca me he medido, el pene, pero supongo que es de tamaño normal. De pronto, el telefono sono, y corto todo el juego, era su mama para avisarle que llegaba antes a la casa y que le hirbiera agua para llegar a tomar cafe.

Ahi termino todo, como que ambos nos dimos cuenta que habiamos ido un poco mas alla en el juego, pero aun asi habia sido entretenido y el ambiente en que paso todo fue muy caliente y sensual, sus tetas habian crecido un poco y en general sentia que su cuerpo de hembra pedia a gritos sexo.

Pasaban los dias y siempre cuando la veia estudiando en su cama con la falda de colegio un poco levantada la iba a abrazar y a regalonearla un rato y a pegarme un poco a su cuerpo para pregutarle que cosas estudiaba y hacia. Esto me dejaba siempre muy caliente y tenia que resolverlo en las noches solo, si saben a lo que me refiero.

Los dias comenzaron a ser mas frios, ella se empezo a vestir con jeans mas largos y polerones, por lo que ya no podia verla a todo su esplendor, ya no irradiaba la calentura de antes, aun asi se veia muy buena y apatecible, y siempre se las ingeniaba para que en la calle todos los hombres se dieran vuelta a verle su pedazo de culo, con unos jeans muy apretados, y sus grandes tetas que se marcaban con chalecos o sweaters apretados, o a veces con unos escotes que mostraban el comienzo de esas tetazas que tenia. Sus padres no le decian nada por el modo de vestir porque era normal en la ciudad de Iquique que todos las jovenes de 14 años hacia arriba se vistieran asi.

Un dia comenzo un campeonato de tenis que transmitieron para todo el pais en TV, yo era fanatico del tenis internacional, y en toda la semana no me perdia en

la tarde cuando llegaba del trabajo los partidos. A ella igual le gustaba el tenis, asi que coincidimos harto en gustos de estilos de juego, y jugadores, etc. Fue un dia martes mientras miraba el partido en mi habitacion, tirado sobre mi cama, cuando entro ella vestida con su jeans mas apretado:

– Puedo ver el partido contigo? – decia con voz de bebe mientras se mordia el labio lo que la hacia ver muy sensual.

– Pero claro – le dije de inmediato.

– No te molesta, verdad? – ponia una carita entre tierna y caliente que me dejaba loco.

– No, al contrario Danielita, ven – y le abri los brazos para que se pusiera sobre mi pecho.

Se saco los zapatos y calcetas como yo y acosto su cabeza en mi pecho, yo de cariño se la bese. Note que nuestros pies se tocaban mucho en el transcurso del partido, jugabamos a meternos los dedos de los pies en los espacios entre los dedos del pie del otro. Esto me calento de inmediato.

– Espera voy a buscar una frazada para el frio – dijo ella.

– Bueno – respondi. Yo aproveche para acomodarme un poco el bulto, que ya se estaba comenzando a notar y la cabeza de mi pene ya la sentia un poco humeda.

Cuando llego con la frazada, nos cubrimos de inmediato, se acosto sobre mi pecho nuevamente, yo la abrace de la cintura, nuestros pies quedaron tocandose unos con otros y vimos el partido. En mi pecho senti que el tamaño de sus tetas habia crecido descomunalmente. Y comenzamos lentamente a acomodarnos y a rozarnos harto, pero muy lentamente, todo pasaba como desapercibido.Paso media hora y ella tenia una pierna abrazandome mis dos piernas..estaba abierta, yo acomode un poco mi bulto a la altura de su vagina y de a ratos ambos nos apretabamos haciendonos un poco los desentendidos.

Lamentablemente ya eran las 8 asi es que termino el partido y nos separamos, porque ya llegaban los padres con Javier, que como era tipico llegaba a molestarme y a jugar conmigo un rato.

– Vemos el partido de mañana juntos de nuevo? – Me pregunto.

– Si Danielita, me gusto verlo abrazadito contigo.

– A mi igual – decia mientras una sonrisa de felicidad se dibujaba. Ahi entendi que ambos nos gustabamos harto, solo que no habiamos querido ir mas alla por la diferencia de edad, me alegre harto y me gusto aun mas Danielita, me tenia loco.

Al otro dia, para mi suerte hizo un calor de locos, sin pensarlo al llegar del trabajo me puse un short bien corto, se que no soy un galan sexy jaja, pero si se que tengo un buen par de piernas y necesitaba calentar a Danielita. Ya habia puesto la TV en los partidos de tenis, cuando entra ella con una minifalda nueva increiblemente corta y apretada y su top preferido, el blanco de siempre, sin zapatos, ni calcetas ni nada, tenia todos sus pies y piernas para mi. Al verla, no deje expresar mi impresion, aunque por dentro mi bulto ya estaba pidiendo guerra.

– Empezo ya el partido? – me pregunto algo nerviosa y con voz de bebe nuevamente.

– Si acaba de empezar, lo vas a ver conmigo? – le pregunte tiernamente.

– Siiii! -y se puso contenta.

Inmediatamente abri la frazada con que me estaba cubriendo para que se pusiera en la cama junto conmigo, estabamos en el rincon oscuro de la casa solitos y eso me exitaba demasiado. Nos abrazamos de inemdiato, el contacto de la piel de nuestras piernas sin ropa juntas nos calento rapidamente, las moviamos harto, nos entrelazabamos y ella cerraba los ojos de vez en cuando y notaba como subia el volumen y ritmo de su respiracion, yo sentia el corazon de ella latir mas fuerte de lo habitual. Despues de 5 minutos de refregarnos un poco, me atrevi a mas y la acomode como queria, la di vuelta, acostandola de espaldas a mi y le puse todo su culito en mi bulto mientras veiamos ya sin ningun sentido el partido. La abraze por la cintura y la atraje fuertemente hacia mi, ella controlo pero no del todo un gemido que ahogo a medias. Tenia mi paquete bajo el short totalmente presionado sobre la minifalda de ella. Podia sentir que estaba justo al medio de sus firmes gluteos. Le meti la pierna derecha entre las suyas y ella la apreto fuerte, era una sensacion exquisita, con mi muslo bien arriba entre sus piernas tocaba la resistencia que ponia su minifalda y a veces pasaba a rozar su calzoncito y gemia cada vez que esto pasaba. Con la mano izquierda le hacia cariños en su guatita firme. Y la mano derecha la puse cerca de su pierna derecha, aunque ya estabamos calientes no queria ser tan atrevido y tocarle todo altiro. Ella empezo suavemente a restregar su culo en mi paquete, no lo hacia muy fuerte porque parecia no querer tomar la iniciativa, aun asi sus dos nalgas parecian una boca que querian deborar mi pene. Ya no aguante mas y le dije:

– Danielita, se que nuestra diferencia de edad es un poco grande, pero aun asi me gustas muc

ho, y te queria preguntar si te puedo besar, si no quieres lo entendere, pero te quiero mucho – me atrevi a susurrarle entremedio de la calentura y la respiracion profunda, y no estaba mintiendo, realmente la queria.

– Si, yo tambien te quiero mucho, te amo – dijo con la respiracion agitada.

Dio vuelta su cara, estaba preciosa, tenia la boca un poco abierta por la respiracion agitada debido a nuestros refregamientos y las mejillas un poco coloraditas, y nos besamos tiernamente, por fin besaba esos gruesos labios, estaban exquisitos, despues comenze a morderle suavemente el labio, ella repetia lo mismo, a pesar de que no tenia experiencia todo era muy intuitivo y natural. Ella por fin tomo la iniciativa y me metio la lengua timidamente en la boca, para empezar a jugar. Despues de dos minutos de besarnos y refregarnos ya sin verguenzas, yo subi mis manos a su top y le agarre por fin esas tetas que estaban gigantes por encima de su ropa, ella gimio de sobremanera, rapidamente ya sin control, le baje el top elasticado y luego su sosten, y le toque sus grandiosas tetas, eran muy suaves y firmes y desprendian un olor muy rico, entre mis dedos anular e indice aprisionaba sus pezones que no eran muy grandes y empezaba a magrearle las tetas, a moverlas hacia arriba y abajo, ella gemia mas que nunca y comenzamos a movernos y besarnos desenfrenadamente.

Ella me besaba con locura y en un ataque de calentura y desicion, con su mano agarro mi mano derecha que estaba en una de sus tetas, abrio un poco mas sus piernas, le saque mi muslo de entre sus piernas y ella misma guio mi mano a su calzon, uff…estaba en el cielo, su calzoncito estaba completamente humedo, me exite al saber que yo le habia provocado esto, quizas por primera vez a Danielita a sus 16 añitos. Le corri un poco el calzoncito y por fin le toque su virginal vaginita, tenia muy poquitos pelos, y le meti con delicadeza un dedo en su conejito. Ahora si gemia sin control y respiraba muy fuerte, ella imponia el ritmo de mi mano en su conchita y tambien el ritmo de su culito en mi paquete. Yo seguia con mi otra mano masajeandole una de sus tetas, que par de tetas mas ricas y grandes!.

Nos moviamos ritmicamente cada vez mas rapido, manoseandole todo el cuerpo y mi boca que trataba de comermela a besos.

Ayy…mmm…ayy..mmmm…mmmm…mas….mmmmmmm…..mmmmmmm…..mas fuerte…que rico..mmm- gemia. Hasta que ya no aguanto mas las oleadas de placer de mi mano y de mi crecido paquete refregandose fuertemente en su tierno culito, aumente la rapidez de mis movimientos y tuvo su primer orgasmo, fue largo. La abrace tiernamente. Ella finalizo con un suspiro largo, no derramo muchos liquidos, pero si aumento demasiado la lubricacion y hunedad de su vagina con sus jugosos fluidos, ella se calmo y se fue disminuyendo de a poco el ritmo de su respiracion. Yo tambien me vine, moje todo el short y mi calzoncillo, hace tiempo que no habia tenido relaciones y no dure casi nada, pero me alegro que hayamos terminado los dos al mismo tiempo, sin siquiera penetrarla.

– Te quiero Danielita- le dije mientras le hacia cariños suaves es sus tetas un poco transpiradas.

– Te amo Juan Carlos- me dijo con una cara muy satisfecha y ya relajada. Nos seguimos bsando pero muy lentamente.

Aun besandola, me di vuelta y me puse encima de ella, que abrio de inmediato sus piernas y le puse todo mi bulto un poco decaido y manchado en el short, debajo de su calzon, era hora de chupar ese par de tetas, ella entendio rapidamente, se tomo una teta y la acerco a mi boca agarrandome la cabeza.

-ayy…MMmm…que rico…mmm….ohhhh- cerrando los ojos.

Yo seguia comiendole una de sus tetas y con la otra mano moviendo y refregando la otra. Me queria atragantar con sus tetas. Estaban sabrosas, de a poco los dos nos calentamos de nuevo.

Me fui debajo de la frazada dejandola a ella sola arriba, con un solo objetivo, besarle ese par de piernas que me tenian loco hace dias. Como se las besaba!, con mi boca abarcaba la mayor cantidad de carne que podia, desde la punta de traspirados sus dedos hasta los bordes del calzon, ella se calento nuevamente, apretaba mi cabeza con sus muslos en mis nejillas, me daba vuelta a besarlos, pero de pronto me agarro la cabeza con las manosy de a poco me llevo cada vez mas hacia arriba hacia su calzon. Comence a besar tiernamente por sobre este, no podia ver bien por lo oscuro de la pieza pero se distinguia un calzon pequeño (nunca tanto como un cola less) de color rosado con un osito blanco en el medio. Danielita con sus manos decidio comenzar a sacarlo y yo la ayude a bajarlo hasta mas abajo de las rodillas. Ella con uno de sus pies termino de sacarlo y yo lo tome. Estaba muy humedo y como no me veia por estar bajo la frazada oli, lami y bese el calzoncito rosado de Danielita, sabia y olia exquisito a hembra, lo aprete, lo olorose por ultima vez

y me lo guarde en el bolsillo del short. Ahora ante mi estaba su conejito, no estaba depilado, pero la cantidad de pelos era pequeña, y no muy oscuros, por lo que el rubio de su pelo no era falso. Empece a meter y a sacar la lengua y me moje los dedos con saliva para comenzar a pasarlos muy delicadamente por su clitoris.

– mmm..ayyy…ohhh….que rico….ahh…uyy…mmmm…te amooo..mmm…mas..mm…ohhh…que me haces…mmmm….que rico…mi amor…mmmm.. …- yo con solo escuchar las palabras ya estaba a punto de venirme nuevamente, segui besando su conejito y metiendo la lengua muy rapido, ella ya estaba totalmente exitada.

– ay…mmmmm…Ya van a llegar mis papas..mm…., sigamos a la noche..mmm… – dijo entre gemidos. Danielita tenia razon, quedaban 5 minutos para que llegaran y yo estaba totalmente embalado y necesitaba descargar nuevamente.

Ohhh…..

Danielita habia llegado a su segundo orgasmo solo por lamerle su almejita. Me sali de abajo de la frazada, le aprisione mi bulto nuevamente en su ya destapada vagina, y le mordisquie y chupe rapidamente sus tetas.

-..mmmmmmmmm…. – Gimio,

– Danielita amor, eres virgen? – le pregunte.

– "Tiii" – dijo afirmando con la cabeza con esa voz de bebe que ya me enloquecia- nunca me habian tocado siquiera.

Pense que no podria penetrarla porque me podria demorar mucho en el intento por su primera vez, y ya estabamos cortos de tiempo.

– Quieres que sigamos a la noche? – le pregunte mientras ritmicamente me refregaba contra ella.

– Ya!, mmmm….me encantaria, mmmm…cuando se duerman todos ayy..- dijo contenta con los ojos cerrados.

– Yo voy a tu cama o tu vienes a la mia?

– Tu ven a la mia, yo te estare esperando a la hora que sea Juan Carlos, te quiero.

Ella entendio que aun estaba caliente y metio una de sus manos bajo el short y tomo mi erecta polla y la saco fuera, ella comenzo sin experiencia alguna a masturbarme, se sentia muy rico, nunca me habian masturbado, llevo la punta de mi pene a la entrada de su vagina y se lo refregaba, lo pasaba por sus pelitos, sin penetrar, hasta que se dio vuelta y coloco mi pene entre sus dos gluteos haciendo una especie de sandwich. Que caliente sentia su culo con el tronco de mi pene!. Ella comenzo a refregar su glorioso culito una vez mas, asi estuvimos dos minutos y me vine en todo su culo, mas bien en la espalda, derrame demasiada leche que limpie con un pañuelo que bote al basurero, ella rapidamente se levanto el sosten y el top, se acomodo su minifalda que estaba totalmente fuera de lugar y nos despedimos con un beso en la boca, mientras le magreaba su par de tetas por ultima vez por encima de su ropa, y se fue caminando rapido. Al verla irse me asombre por el pedazo de mujer, par de tetas y par de gluteos que ma habia devorado.

A los 10 minutos llegaron los papas con Javier y cenamos todos juntos. En la cena Daniela estaba super nerviosa, al contrario mio que disimulaba muy bien. Su mama le pregunto que cosa le pasaba y se excuso con que le habia ido mal en una prueba. La retaron un poco, pero fue lo mejor que pudo haber hecho porque se le notaba demasiado en la cara algo extraño.

Cayo la noche y por fin senti desde mi pieza que los padres de Daniela se fueron a acostar cerrando la puerta de su dormitorio, Javier estaba durmiendo hace rato, pero no dormia con la puerta cerrada. Menos mal que el piso era alfombrado, asi es que pase rapido y suave a la habitacion de Danielita, y cerre su puerta con pestillo. Ahi estaba ella, con la luz apagada viendo TV, al verme la apago de inmediato,

– Hola tu. -Me dijo abrazando un osito que le habia regalado con mi primer sueldo.

– Hola Danielita cmi amor como estas?- le respondi en voz baja mientras me dirigia a oscuras me fui hacia su cama.

– Esperandote hace rato, crei que no ibas a venir.

– Aqui estoy, solo espere que todos se acostaran – y abri la cama y me acoste a su lado, mientras le daba un efusivo beso en la boca. Ella respondio lamiendome toda la zona de mi boca, parece que iba a ser una noche muy buena.

Ella me dio la espalda para que la abrazara y asi lo hice, la traje y aprete hacia mi, y aprisione su culito a mi polla que estaba en todo su esplendor.

– uyyy….la tienes mas dura que en la tarde….

– Si, es por ti, me tienes loco… – le dije.

Con mi mano empece a manosearla para ver como estaba vestida hacia abajo. Tenia un pijama con pantalon corto, le tocaba todo su culito, levantaba y soltaba sus nalgas y baje a ellas a darle besos, a ella le gustaba lo que hacia, ya que me lo refregaba todo en la cara, tenia un excelente par de nalgas que no me cansaba de languetear ni besar. Me fui nuevamente hacia arriba y saque mi pene muy erecto y se lo meti por uno de los lados del pantalon corto

hasta tocar su conejito.

– ayyy….que rico mi amor…mmm….quiero hacerlo, estoy decidida, te amo, ya no aguanto mas….todas mis compañeras lo han hecho, pero yo esperaba a alguien que me quisiera de verdad, ayyy….mmm….soy todita tuya, haz lo que quieras conmigo.

– Que rico Danielita, yo igual tengo ganas de hacerlo contigo. Te quiero mucho.

La di vuelta hacia mi, la bese, nuestras lenguas comenzaron a jugar altiro. Ella solita desabrocho la parte superior de su pijama y me dejo al descubierto sus ricas e inmensas tetas, por lo que de inmediato me puse a chupar esos melones que desprendian el mismo rico olor juvenil que senti en la tarde.

– mmmm…..que rico…te echaba de menos, que rico lo que me haces – me dijo.

Yo de inmediato me saque la parte de arriba de mi pijama y le segui besando y comiendo sus tetas que parecian de goma, mis manos se aprisionaron de sus nalgas y ella abrio sus piernas y me recibio. Nos refregamos con furia, los dos necesitabamos sexo a gritos.

– Ay Juan Carlos por favor hagamoslo ahora – dijo entre quejidos.

– Si. respondi.

Le baje su pantalon corto, yo me baje los mios, y primero le pase mi pene por todos lados, por su cara, sus mejillas, su boca, donde me lo estuvo chupando un buen rato, lo baje a sus tetas, ella entendio la idea de inmediato y lo rodeo con sus tetas mientras yo me masturbaba en ellas.

– ohh..que exquisito – dije.

– te gustan mis tetas? – decia mientras me apretaba mas el pene.

– me encantan, son preciosas y deliciosas, tan grandes y tan duras para tu edad.

– desde hoy son solo para ti y nadie mas.

No aguante por la vista que tenia ante mi, saque mi pene y nuevamente fui a chuparle sus tetas mientras ella con su mano guio mi pene a la entrada de su vagina y me abrazo muy fuerte la cabeza que aprisionaba su teta derecha. Su conchita estaba muy apretada en un principio, pero bien lubricada, ahora parecia haber derramado mas fluidos que en la tarde. Y empece con cuidado a empujar. A ella le dolia, pero no mucho, ya que pedia que lo hiciera mas fuerte, yo sentia su himen como retenia el paso de mi pene, pero no costo mucho y se rompio.

– ayy…espera…

– Estas bien?…

– Si, ya paso…besame…..culeame.

Con esa palabra me calente una enormidad. Ahora si hundi mi pene hasta el final de su conchita.

– ohhhh…mmmm…..no pares…ayyy….Juan Carlos….ayy…que rico….- gemia no muy fuerte para no ser escuchados.

– te gusta?

– mmm…siii..muchooo…..mas rapido, mas fuerte….mmm….

Empece a subir el ritmo, estabamos los dos a mil, yo se lo metia, mientras con mis manos manoseaba sus nalgas y con mi boca sus tetas. Ella solo me abrazaba fuerte y aumentaba el ritmo de los movimientos, estuvimos unos 5 minutos asi, y yo llegue al orgasmo, pero ella aun no llegaba, asi que saque mi pene y segui estimulandola con la lengua y los dedos, ella seguia a mil, no tarde en recuperme y mi polla ya estaba completamente erecta de nuevo.

Montame – le dije.

Si.

Se subio arriba mio, introdujo mi pene y empezo a cabalgar desenfrenadamente, la cama para nuestra suerte no sonaba porque era un box spring (un colchon sobre otro colchon tipo cama), sus tetas se movian mucho, de vez en cuando subia a besar una de ellas.

– Me vengo Juan Carlos..mmm…voy a explotar…ayyy….ohhh…mmmm….- yo solo la miraba moviendose fuera de control, mi pene seguia erecto y ya no estaba tan sensible como en la primera penetracion, ella por fin llego al orgasmo al mismo tiempo que yo, suspiramos y respirabamos agitadamente, ella se recosto con el pene aun dentro de su almejita, mis manos descansaron en su culo, nos besamos y recostamos. Nos quedamos dormidos abrazados, en la noche nos despertabamos y lo hicimos 3 veces mas, hasta que nos vencio el cansancio, y nos dormimos, yo con mi pene medio erecto sobre su conejito y mi boca en una teta como si fuera mi chupete de la noche. En la mañana como a las 6 AM sono el despertador en mi otra pieza, asi que me fui casi corriendo a apagarlo y me meti de inmediato a la ducha porque ya me habia calentado de nuevo y la mama de Danielita estaba abajo ya preparando el desayuno y no me podia arriesgar.

Esta fue la primera vez de Danielita, y con ello doy terminado el relato de lo que sucedio, despues de esa noche paso todos los dias siguientes, de formas diferentes, pero no se si contarlo o no en otro relato porque se volveria algo repetitivo, y creo que perderia la magia. En todo caso ustedes deciden. Cualquier sugerencia es bienvenida, si algo lo dije mal, o tienen consejos para mejorar la calidad de mi relato la leere sin problemas, es que es la primera vez que escribo un relato y cuenta expresar por escrito lo vivido, hay tantos detalles que quedan fuera, b

ueno me he cresdo este mail especialmente para el relato, asi que espero criticas o comentarios.

Saludos

Autor: lobosolitario_25

lobosolitario_25 ( arroba ) hotmail.com

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *