DESVIRGANDO A LAURITA

¡Comparte!

Hetero, primera vez. Sin darse casi ni cuenta se encontró desnudando a una joven aún virgen.

Este es un nuevo relato de mis andanzas, con todo cariño para todos Uds.

Estaba en un asado en casa de unos amigos, padres de Laurita, un bombón de 17 años, la fiesta transcurrió, y como a las 2 de la madrugada en ronda de cuentos yo me zafaba constantemente, y la que más festejaba mis ocurrencias era Laurita.

Ella siempre me había parecido de lo más sensual, a lo mejor por la inocencia que reflejaba su rostro hermoso, su cuerpo menudito, de piel muy blanca, era toda una belleza.

Uno de mis últimos cuentos esa noche fue: una nena le pregunta a su madre que se estaba bañando; Mamá, porque tienes los pelos de abajo negros si los de la cabeza los tienes de color blanco?

y la madre le dice: porque los de abajo tienen 13 años menos. JA!

Laurita casi se muere de la risa, tanto que se ahogo con un ataque de tos, y desapareció en la casa, como pasaban los minutos y no regresaba, disimuladamente me dirigí hacia la casa.

La verdad que me estaba orinando, pensé orino, y de paso veo si Laurita esta bien.

Cuando llego a la puerta del baño, Laurita salía del mismo, y me miró y se largó a reír nuevamente, como no paraba de reír, la tos le volvió de vuelta, así como estaba me abrazó mas como para contener la risa, y allí, la risa fue haciéndose silencio, y seguimos abrazados, en un momento ella quiso apartarse pero la apreté más fuerte, la pija se me había puesto como un hierro, luego la agarré de la cabeza fuertemente y la besé con fuerza, al principio Laurita respondió, y luego quiso soltarse pero nuevamente la besé mas fuerte esta vez, y ella se dejo hacer.

Por un motivo que aún estoy analizando la metí medio a la fuerza en el baño y cerré la puerta, creo que ella no reaccionaba por la sorpresa del momento.

Pero ya mis manos le tocaban sin piedad ese culo, le levanté el vestido casi hasta los pechos,

pechos pequeños, que también amasé brutalmente, como seguía sin reaccionar, sin pensarlo le baje la bombachita, y mis dedos acariciaron salvajemente su conchita, cuando quise meter un dedo dio un

fuerte suspiro, allí me percaté de que podrían oírnos, pero las risas que se sentían apagaban cualquier ruido.

Ya no podía parar la locura que se venía, así que le dije, por favor déjame que termine, Laurita seguía sin decir una palabra.

En ese momento, la di vuelta y apoye sus manos sobre el lavatorio, como pude me desprendí el pantalón

y me saqué la pija, que me palpitaba y goteaba líquidos, se la refregué por la concha por un momento, y sin aviso se la metí hasta la mitad, Laurita en medio de un grito casi afloja las piernas me imagino por el dolor, pero sin hacer caso la tome fuertemente de los pechitos y comencé a meterla y sacarla con violencia, prácticamente la estaba violando y ella se dejaba hacer sin decir nada.

Ya medio loco por el desenfreno de haber destrozado esa virginidad, la apretaba por todos lados mientras seguía metiéndola cada vez más adentro de su cuerpito, en un momento, la separé del lavatorio y la hice tocar con las manos el suelo mientras permanecía parada, allí en esa posición mientras la penetraba, metí un dedo dentro de su anito, eso fue demasiado para Laurita pues un temblor la sacudió y un nuevo suspiro de su placer me hizo sentir ese cosquilleo que antecede a mi orgasmo, sin saber lo que hacía y sintiendo el semen que ya subía, se la saqué de la concha de golpe y le metí la cabeza en el anito, total ya estaba rejugado, una mas no hacía diferencia, cuando sentí la presión del ano de Laurita, el orgasmo fue imparable y abrazándola largué mi esperma dentro de ella, que placer!

Recién ahí me di cuenta de lo que había hecho, quería morirme, le pedí perdón a Laurita, pero ella me tranquilizo diciéndome que todavía no podía pensar pero que no se lo iba a contar a nadie.

Y la hermosa cumplió su palabra, no lo contó, sus padres no se enteraron de nada, a pesar de que luego de eso casi no podía caminar bien.

Afortunadamente ni Laurita ni yo nos con

formamos con lo de esa noche, y después vendrían días gloriosos para los dos.

Agradeceré a todas las mujeres calentonas de la red y adictas a leer relatos alto voltaje, se comuniquen:

Mi dirección es: trespiernas_ar (arroba) yahoo.com.ar

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.