Día en la playa

¡Comparte!

Ella me dice, como veo que has perdido la virginidad conmigo yo perderé la virginidad en otro sitio, y dándose la vuelta se quita la parte de abajo y me da su culo para que se la meta, en ese momento, de una embestida se la meto hasta los huevos y empiezo un mete saca que en poco tiempo llega a un orgasmo, que decía que nadie le había llevado, y al poco tiempo me corrí dentro de su culo.

Mi nombre no importa, la historia que voy a contar ocurrió hace 14 años, mi edad ahora es de 32 entonces tenía  18, vivo en un pueblo del sur de España, y por aquel tiempo mi madre tenía una amiga de unos 35 años, ella era de 1.70 mts. Estaba como un tren, tenía un culo respingón, unos senos de la talla 95 y sin barriga, ella tenía dos hijos, y un marido que pasaba de ella.

Un día le dijo a mi madre que se iba a la playa un día de fiesta de nuestra comunidad autónoma, y le preguntó a mi madre por que no la acompañaba, y mi madre le dijo que a ellos no les gustaba la playa, yo por aquel tiempo estaba enamorado de otra de mis vecinas. Pero eso es otra historia, pues resulta que le dijo que no le gustaría irse sola, y mi madre le dijo que yo nunca había ido a la playa, y ella contestó que me fuera con ella.

El día convenido a las 8 de la mañana pasó a recogerme para poder emprender el viaje, el marido se quedó trabajando como todos los días de fiesta en un segundo trabajo.

A las 11 de la mañana llegamos a la playa, íbamos sus dos hijos, una amiga de su hija ella y yo.  Ella llevaba un bikini, que cuando la vi deseé besarla, pero me corté muchísimo, porque yo todavía era virgen, yo iba con un bañador bastante ajustado, bueno nos sentamos debajo de la sombrilla, ella se quedó fuera para ponerse morena y no paraba de mirarla, hasta que llegó una muchacha al lado nuestro, entonces  se quitó la parte de arriba, del bikini, ella me miró y se echó a reír, porque no había visto unas tetas en mi vida en carne y hueso, entonces ella me mira hacia el bulto y se ríe.

– Tenías que meterte en el agua porque te estás poniendo malito, me dice.

Yo me pongo colorado y ella me dice “no pasa nada es normal además es muy guapa”. Yo le digo que la más guapa de la playa es ella y ella se ríe, empezamos hablar mientras los niños juegan en la playa, y no puedo dejar de mirar a la muchacha que está junto a nosotros, en un momento dado dice:

– Nos vamos a jugar al agua. Yo le digo que estoy muy nervioso.  A lo que ella me responde: tranquilo.

Nos metemos en el agua y empezamos a jugar con la pelota, y ella me pregunta cómo está tu hermanito, le digo que bien aunque todavía no está relajado. Se echa a reír en esos momentos no hay mucha gente en el agua, y los niños están en la playa como a 30 mts. de nosotros, seguimos jugando y en un momento que estamos juntos peleándonos con la pelota, ella baja y como sin querer me toca mi polla, yo me quedo paralizado y ella dice, – Si, es verdad que todavía no está relajada. Yo me pongo nervioso y pregunta: -¿Qué te pasa, estamos solos y no pasa nada, no?

Escuchando esas palabras me excito más, y ella me dice: -Si me enseñas tu polla te enseño lo que quieras.  Me bajo el pantalón del bañador, y dice, -No veo nada, espera, se acerca a mí, y me coge la polla, y yo le digo que estoy muy nervioso y ella dándome un beso en los labios dice tranquilízate, no pasa nada, entonces ella se mete la cabeza en el agua y me da un beso en la punta y me chupa el glande, y al poco tiempo sale del agua, yo estoy como en el paraíso, miro a sus hijos y ellos están jugando, entonces ella se me acerca y me dice, -Mira mis pechos, y se quita la parte de arriba del bikini, y le pido si le puedo tocar su coño, y ella me dice al oído que lo está deseando.

Le meto la mano debajo del bikini y le toco el monte de Venus que tiene encima de su coño, y toco los labios y los noto muy grandes y le pregunto: -¿Y eso? ella me contesta, – De ver como mirabas a la muchacha me excitó, y cuando vi tu polla dije que me la tenía que meter en mi coño hoy, diciendo esto se acerca, me coge la polla y empieza a tocarla y a acariciarla, en un momento me acerco a ella y le  ladeo la parte de abajo del bikini, y se empieza a meter el glande, estoy en el paraíso, y ella echa la cabeza para atrás, en ese momento no aguanto más y le meto la polla de una embestida, a ella se le va un suspiro que los que estaban a 10 mts. de nosotros nos miran, a mi ya me da todo igual, le empiezo a besar locamente en la boca, y ella me da la lengua, que ganas tenía de besarla.

En ese mete saca, estoy a punto de correrme  y ella no lo nota,  y me dice, -Tranquilo que tenemos que disfrutar, en ese momento  se baja de mi polla, y se da la vuelta y me dice, -Como veo que  has perdido la virginidad conmigo yo perderé la virginidad en otro sitio, y dándose la vuelta se quita la parte de abajo y me da su culo  para que se la meta, en ese momento, de una embestida se la meto hasta los huevos y empiezo un mete saca que en poco tiempo llega a un orgasmo, que decía que nadie le había llevado, y al poco tiempo me corrí dentro de su culo, tardamos un tiempo en recuperarnos y nos acomodamos la ropa, y se acercó a mí antes de salir del agua y me dice:

-Esto tendremos que repetirlo en nuestro pueblo.

Pero eso será otro relato.

Autor: Carlos

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.