El reencuentro

¡Comparte!

Hola, he leido varios de sus relatos, en su diferentes generos, hay algunos muy buenos. Ahora quiero platicarles una experiencia personal, que por lo íntima que es no la puedo compatir abiertamente con los amigos(as), pero este medio me da la oportunidad.

Tengo actualmente 37 años, esto paso hace 4, cuando tenía 33, un día fuí a un antro con mi sobrina y su novio, era un aniversario del video bar y por eso ibamos, es propiedad de un primo e ibamos por el evento y por pasar un buen rato, nunca imagine lo que me esperaba esa noche. Es un lugar pequeño y en aquella época de mucho éxito en la región, así que cuando llegamos estaba a reventar, no se podía ni entrar, nos quedamos en la puerta mientras se celebraba una rifa de souvenir para los asistentes, varios clientes asiduos, el ambiente era agradable, divertido. De pronto entre la multitud vi a un antigüo novio que tenía más de 6 años de no verlo, ya se despedía, cuando lo ví sentí un vuelco en el corazón, no es que aun lo amara pero si había sido el primer hombre en mi vida. El que me desvirgo y lo recordaba por ese evento, que además con el paso del tiempo me parecía una experiencia grata, pues debo aclarar que en el momento que sucedieron las cosas mi reacción fue más de miedo a un embarazo no deseado o el contagio de alguna enfermedad sexual, pues no había usado condón, no le gustan, nunca le han gustado. Cuando salía del antro forzosamente tenía que pasar a mi lado, pero había tanta gente que no se había percatado de mi presencia, además que no esperaba encontrarme ahí, como yo tampoco. Cuando venía hacia la salida pense ¿le hablo o no?, no terminamos mal, sin embargo pense que quizá ni siquiera se acordaría de mí, pense mil cosas en un instante, finalemte decidí hablarle, así que cuando paso junto a mí le dije: "antes me hablabas", volteo y al reconocerme me sonrio, me dio la mano y me saludo de beso en la mejilla, empezamos a platicar, más bien a gritar a nuestros oidos para escucharnos. Decidimos salir a la calle, que estaba a un paso de nosotros para poder platicar sin gritos y empujones. Ya en la calle cada uno conto al otro qué había hecho en esos 6 años de no vernos y al final ambos seguiamos solteros, sin compromisos y gustándonos como antes. Yo no soy una belleza despampanante, ni él un un gran macho, ambos bastantes normalitos. Mi atractivo son mis caderas anchas, una buenas pompas y piernas gruesas, soy una latina típica, estatura baja y rolliza, mi cuerpo es muy parecido a la de la rockera mexicana Alejandra Guzman, él es delgado, guapo y de estatura baja. Después de hablar de generalidades pasamos al recuerdo, él me dijo que se acordaba de esa primera vez, que yo me moría de miedo, me pregunto si lo recordaba, le dije que si, y me pregunto que si me gustaría repertir el moemnto, le conteste que sí. Nunca imagine que en los próximos momentos ambos estaríamos juntos teniendo sexo. Regresamos al antro, le presente a mis acompañantes, ya teniamos mesa, nos sentamos y empezamos a charlar de múltiples temas. LLego un momento que mi sobrian y yo dijimos que queriamos ir al baño, el del antro, que era sólo uno estaba congestionado, él nos había dicho que trabajaba cerca de ahí, así que se me ocurrio pedirle nos llevara a su sede de trabajo y nos permitiera el acceso al baño. Acepto, salimos mi sobrina y yo en su compañia, la oficina estaba a escasa media cuadra del antro. Entramos, por supuesto que no había nadie, mi sobrina paso primero al baño y él y yo nos quedamos solos, se acercoa mí y me beso, al mismo tiempo que ponía una de sus manos sobre mi vagina, por encima de la ropa, yo correspodí al beso y puse mi mano, no recurdo cual, sobre su pene, igual sobre la ropa, el beso duro unos segundos hasta que oímos que se abría la puerta del baño, nos separamos, yo entre el baño, sali y todos abandonamos la oficina. Regresamos al antro, seguimos charlando y luego me dijo al oido que le acomapañara a la oficina, que ahora él quería ir al baño, acepte, no pense nada. Salimos del antro, nos dirijimos a la oficina, entramos, él se dirigió al baño y yo lo espere, me sente en una gran caja de madera que estaba en el pasillo. Cuando él salio, yo estaba sentada, él se arrodillo frente a mí y sin decir nada me levanto la falda, dejando ver mis piernas, las empezo a acariciar y a besar, acepte, me agrado el gesto

, lentamente fue de las rodillas hacía los muslos, cuando ya estaba bastante cerca de las ingles me abrio las piernas y metio su cabeza entre ellas en dirección a mi vagina, me excite y disfrute el momento, él empezo a besarme sobre la ropa interior, en un momento, que no recuerdo con detalle, él que levanto más la falda, me quito los calzones y empezo a besar mis labios vaginales mayores, yo estaba excitadísisma, luego se puso de pie, se bajo los pantalones y dejo salir su pene, erecto, duro, grande y me lo acerco, lo empece a besar suavemente, la punta, la cabeza, me dijo: todo, todo y yo me metí ese gran pene a la boca, seguía sentada en la caja de madera sandalias puestas, me pidio recargará mis manos en la pared, lo hice, sentí como me abría ligeramente las piernas, cuando sentí nuevamente su pene penetrando por atrás llegando a mi vagina por atrás, una vez más arremetió contra mi, mientras con sus manos acariciaba mis senos, estrujaba mis pezones, yo voltie mi cara para besarlo, estabamos disfrutando de ese reencuentro sexual, me preguntaba si me gustaba, si lo estaba disfruatando y yo, con la voz entrecortada por la excitación, le respondía que sí. Luego, él se tiro en el suelo, de espaldas y me hizo sentarme sobre su pene, me sente sobre él, sentí como me iba penetrando, ya sobre él y con el pene dentro de mí, cabalgue sobre su cuerpo, me pidio que apretara mis piernas de manera tal que su pene se sintiera estrujado, abrazado por las paredes de mi vagina, mientras lo besaba y él me acariciaba los senos, luego me abrazaba, sentía sus manos recorrer mi espalada, bajar hasta mis nalgas y juntos nos corrimos. Terminamos, nos vestimos y salimos de la oficina de regreso al antro, en el breve trayecto me dijo que había sido fabulos ese reencuentro, que no lo esperaba, me pregunto que si me gusto, que si lo había disfrutado, por supuesto que le dije que si, me dijo que si me gustaría repetir la experiencia, respondí que si; me dijo que le gustó la manera en que respondí, muy diferente a la primera vez. Claro que hubo muchas veces más, todas excitantes, la siguiente vez fue pocas horas después, cuando yo sentía ganas de ir al baño y él me acompaño.

Autor: Anonimo

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.