El reencuentro con Lorena

¡Comparte!

Milfs, Sexo con Maduras, Orgías. Hace tiempo que no veía a Lorena, una cuarentona rubia y bajita, con unas tetas ostentosas y un culo devora pollas. Una tarde la encontré en unos grandes almacenes. Yo estaba con tres amigos y ella compraba ropa. Nos acercamos a Lorena, la salude y le presente a mis amigos. Sergio, uno de ellos enseguida le dijo, mis Nos dice Pedro que eres muy cachonda, ¿es cierto?… A lo que Lorena contesto, echando sus tetas al frente, Pues me gustan mucho las pollas. Invitamos a tomar algo a Lorena y al rato íbamos en el coche de Santi rumbo a su chalet, los cuatro y Lorena. En el asiento trasero iba ella sentada entre yo y Sergio. Enseguida nuestras manos empezaron a acariciarla. Mis manos se deslizaron por debajo de la blusa de Lorena y se apoderaron de sus tetas. Mientras las manos acariciaban sus piernas por encima del pantalón.

En cuanto aparcó el auto en el chalet de Santi. Lorena alargo el brazo y tomo mi cabeza acercándola a sus tetas. Yo inmediatamente levante su camiseta y me puse a lamer sus tetas. Sergio  siguió el ejemplo y pronto los dos succionábamos las tetas de Lorena con un deseo incontrolable, como si quisieran extraer leche de ellas. Después de unos minutos bajamos del auto y nos fuimos dentro del chalet para estar más cómodos.

 

Apenas entrar al chalet, Carlos, el cuarto de nosotros, comenzó a desbrochar los jeans de Lorena. Al hacerlo aprovecho la oportunidad para morder las nalgas de ella quien ayudo a que Carlos le quitara el pantalón. Para este momento, el resto de los chicos nos habíamos
despojado de la ropa y rozábamos las piernas de Lorena con nuestras pollas erectas. Las manos de Lorena con descaro cogieron dos pollas. Enseguida Lorena estaba completamente desnuda y nosotros nos turnamos para mamar sus tetas y sus nalgas.

 

Enseguida Lorena se arrodillo y comenzó a mamarnos la polla a todos juntos. Se notabas que ella no cabía de su regocijo, tenía
cuatro pollas erectas una más grande que la otra todas para ella. La de Carlos era bastante ancha y de 25 centímetros fue una grata sorpresa para Lorena. Ella no podía más que lamerla ya que no entraba en su boca por más que se esforzara. Así estuvo un buen rato mamando pollas. Con su coño totalmente empapado. Entonces decidió pedirle a Carlos que se acostara boca arriba, ella se subió en él y bajó lentamente su pelvis hasta apoyar su coño sobre el gigantesco glande. Entro la mitad de la polla y parecía que no había manera de que entrara toda. Entonces vimos como muy lentamente y haciendo fuerza ella fue tragándose la polla con su vagina. Al ratito Lorena ya tenía tres cuartas partes dentro suyo, gemía de placer. Entonces yo y Santi nos pusimos delante suyo para que pudiera seguir mamándonos. Lorena Mamaba y gemía, al tiempo de esto nos dimos cuenta que ya comenzaba a subir y bajar con la gran polla en sus entrañas. Así ella llego a su primer
orgasmo, muy intenso y gemido pero sin embargo no se bajó de nuestro amigo, reposo un instante y con los ojos cerrados comenzó a moverse nuevamente hasta que Carlos se corrió dentro de ella.

 

Después de terminar con Carlos Lorena quería seguir cogiendo, tomé la posta de Carlos. Lorena se montó encima de mí y comencé a disfrutar de su coño abierto y empapado. Entonces, Sergio chicos se puso detrás de Lorena y comenzó a metérsela por el culo. Por su parte Santi acercó su polla para que Lorena se la metiera en la boca. Así estuvimos un buen rato practicándole doble penetración hasta que Lorena estallo en un fuertísimo orgasmo. Sergio entonces se corrió en su culo y vino Santi a suplantarlo. Pero en lugar de meterle la polla en el culo la metió en el dilatado coño junto con mi polla. Así le hicimos una doble penetración vaginal. Con las dos pollas moviéndose en sincronía dentro
de su vagina Lorena comenzó a gemir de una manera desenfrenada y en menos de cinco minutos llego al tercer orgasmo. Después de ello, Lorena nos mamo hasta tragarse la leche de las dos pollas y se tiro en una cama a descansar.

 

Nosotros nos preparamos unos tragos y fuimos a la cama a hacerle compañía. Al rato Lorena comenzó a tocarse su coño, refregaba su clítoris y se introducía dedos en la vagina. Entonces Carlos se montó encima de ella, comenzó a  penetrarla con fuerza. Al rato Lorena cambió de postura, nuevamente se colocó sobre él y nos invitó a que alguno se la meta por el culo, estaba más que caliente. Entonces yo me acerque y comencé por meterle un dedo, dos y luego tres. Ella reaccionó con un gesto de placer y diciéndome que tenía el culo caliente que le meta la polla hasta el fondo. Así lo hice, la penetre hasta el fondo y comencé a moverme y me corrí rápidamente. Enseguida Santi tomo mi lugar dándole frenéticamente por el culo. Lorena por su parte estaba extasiada y con sus sentidos sexuales al máximo. Santi se corrió también en el culo de Lorena y ella llegó a otro orgasmo mientras Sergio aprovechaba su turno para encularla.

 

Tras un breve descanso Lorena comenzó a mamar la polla de Carlos quien estaba recostado en la cama. Lo hizo arrodillada en la cama para que yo mientras la penetrara. Me corrí dentro de ella y Lorena le pidió a Carlos que tomara mi lugar. La polla de Carlos ya estaba dura otra vez. Carlos se paró detrás de Lorena y se la metió poco a poco. Cuando terminó de meterla ella se corrió de nuevo. Sergio estaba debajo de ella tocándole y besándole las tetas. Cuando finalmente Carlos se corrió, Lorena cayó en la cama boca arriba. Allí fue cuando Sergio se puso a jugar con su lengua en el clítoris de Lorena. Santi yo nos pusimos a comerle las tetas ella.  Al rato Lorena se arrodilló buscando algún pene próximo. No fue uno si no dos los que pusimos nuestras pollas a la altura de sus labios. Tomándolos con cada mano, Lorena comenzó a alternar sus caricias en nuestras pollas. Los otros dos se acercaron y Lorena empezó a repartir caricias con sus labios y lengua a cuatro pollas que ansiosamente buscaban introducirse en su boca.

 

Entonces me fui detrás de ella, la tomé por las nalgas y le ayudé a levantarlas. Enseguida me puse a follarla. Uno a uno fuimos reemplazándonos mientras ella logró asirse del cabecero de la cama. Después de que la folláramos en esa posición, me senté en
un banco próximo. Lorena vino y se dispuso a montarme dándome la espalda. Cuando lo hizo la tome por la cintura e introduje mi polla en su culo. Mientras ella se movía mis manos acariciaban sus tetas. En ese Sergio se paró frente a Lorena, puso su polla en la entrada
del coño y comenzó a penetrarla. Ambos nos sincronizamos y la follamos hasta corrernos los dos dentro de ella.

 

Entonces otra vez Lorena acostó a Carlos en el piso y se tragó la polla con su coño.  Luego se inclinó lo más que pudo sobre su pecho dejando al descubierto su enorme y hermoso culo. Mientras cabalgaba en esa posición Santi. Sergio y yo nos fuimos para encularla. Finalmente, Lorena cambio de posición, se sentó a horcajadas sobre Carlos dándole la espalda y aprovechando que su culo ya estaba muy dilatado se tragó la enorme polla de Carlos por el culo. Se notó que le costaba y le dolía. Pero también que estaba loca de placer sintiendo su culo desgarrado por semejante pollón. Así ella se corrió una vez más. Entonces Carlos  cambió de posición y se puso frente a Lorena frotando sus polla entre la tetas de ella hasta correrse en ella. Lorena estaba después de ello totalmente exhausta, pero vendo que aún había tres pollas duras, haciendo gala de su fama nos dio tres espléndidas mamadas. Después de ello se acostó un rato a descansar. Luego se bañó y se arregló para que la alcanzáramos a casa.

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.