El tío Lucas -La primera vez

tio lucas

Había soñado bastante con ese momento, y no pensé precisamente que fuese a ser con él. Aunque confieso que muchas pajas fueron en su nombre, no pensé que siendo tan varonil y tan grande pudiera ser gay, no pensé que quisiera estar conmigo, teniendo sexo, y menos que fuese a ser así mi primera vez.

Había tenido experiencias sexuales con mis primas y algún primo, pero solo en juegos, nada de sexo real, nada de penetración, solo contactos y alguna que otra mamada.

No recuerdo exactamente el día ni la hora, si que era domingo y por la noche. Mi tía se iba de viaje y regularmente me gustaba ir a su casa, no sabía si era para pasar tiempo allá con ella o por ver a su esposo, que siempre estuvo exquisito. Esa noche mi tía se iba a Caracas, y le dije que me quería ir a dormir a su casa, ella me dijo que iba de viaje y que su esposo Lucas se iba a quedar allá en su casa a dormir con mi primito, que era bastante pequeño, como de 5 años. yo con mi cara de desilusión solo le dije: bueno!!! Muy descontento aunque sabía que ella no iba a estar y todo lo demás, solo fue parte de mi plan, y resulto. me dijo: pero anda, tranquilo. Duermes con leo (mi primito) en su cuarto, la cama es grande. Yo asenté con mi cabeza y cambio mi cara de desilusión. Mi tía que estaba en mi casa en ese momento porque vendría un taxi a buscarla para llevarla al aeropuerto, finalmente se fue y Lucas que ya había sido informado por mi tía que yo iba a dormir en su casa, me dijo: adelántate a la casa tú con tu primo y yo voy en un rato, me dio la llave y se quedó por una plaza cerca de mi casa, yo me fui caminando con mi primo, ya que era bastante cerca de allí.

Llegamos mi primito se acostó y como a la media hora llega Lucas, se cambió y se metió a bañar, el baño de su cuarto estaba en reparación así que entro al baño del cuarto de mi primo. yo estaba allí acostado viendo tv, asiéndome el fastidiado; el entro medio hablo algo conmigo, normal, y se metió a bañar, en ese momento al verlo en toalla me entro una gran curiosidad, los pies me temblaban más que el solo imaginármelo sin ella, no sabía qué hacer y sentía algo horrible en el estómago, pero obvio sabía que no era de dolor, sino de nervios, me dieron ganas de entrar al baño y verlo bañarse pero me asuste al no saber su reacción, así que solo salí hasta la sala y me senté a “enviar mensajes” pues sabía que él iba a pasar por allí cuando viniese del baño. Y así fue, paso por la sala hasta su cuarto, aun goteando un poco de agua, que podía ver como corría divinamente por su piel tostada y espalda ancha, y al tener unos 28 años y vellos oscuros en su pecho me hizo deleitarme en cada paso que daba; esa virilidad, ese cabello corto, esa rudeza y voz ronca me enloquecían, sentía que no podía ser más perfecto mi tío político; que era lo que me detenía a ser más descarado con él, y bueno también que yo tenía solo 17 años en ese entonces, era bastante jovencito, casi me doblaba la edad, pero eso como que no me importo mucho.

Espere plácidamente a que pasara hacia el cuarto y fue en ese momento cuando me entro la necesidad de verlo sin ropa, calculé un tanto el tiempo en que fuese a buscar a ropa interior, prendió la luz de su cuarto y una suave cortina blanca me mostraba las sombras de él desnudo, y pude ver como se agacho para colocarse en bóxer, y mientras lo pasaba por su pies derecho, pensé, este es el momento, tengo que entrar, y entonces, levante la cortina e hice como si quisiese entrar al cuarto y no sabía que estaba desnudo, cosa que ni yo me la creí, puse cara de sorpresa al ver su pene que se veía pequeño porque venía de bañarse y no estaba excitado como yo pensé, incluso era aún más pequeño que el mío en estado natural, así que seguí hacia el cuarto e hice como si pasaría, el no opuso resistencia, pensaba yo como que entre por casualidad.

Ciertamente no pase, solo me puse a su costado e hice a mirar a los lados como si buscaba algo, ya él iba casi terminando de colocase el bóxer, me bloquee, no supe que hacer ni que decir, quería darle alguna señal de que me interesaba, pero no quería ser obvio, más bien quería que él lo indicase, pero sentí que no lo haría, así que solo comencé a salir del cuarto, y antes de abrir la cortina estire mi mano hacia su pequeño pene, y dije: Lucas, que pene tan pequeño!.

Fueron las cinco palabras que más me costaron decir en mi vida, en ese momento sentí que me caía un balde de agua fría, y no pude mirarlo a la cara, solo pude ver mientras mi mano se acercó rápidamente a tocarle su aun frio pene, como este con sus manos ocupadas aún por estar colocándose el bóxer, pudo alejar su cadera asiendo que apenas pudiese tocar con pocos dedos su pene, esa fue la muestra de que se impresiono, de que no esperaba que yo lo hiciese; solo contestó: es que está dormido.entre risas.

Cuando salí del cuarto recuerdo que solo cerré los ojos, con rabia y aun temblando, Que estupido soy!!!! el no dijo nada más, solo se puso un short corto y anduvo un rato por la casa; no dijo nada, no creo que diga nada, nadie lo puede saber. Me arriesgue y me metí en su cuarto mientras el daba vueltas por la cocina, en ese cuarto había una cama grande y otra cama litera, yo me acosté en la cama grande que estaba muy cerca de la litera, luego el paso y se acostó en la litera en la parte de abajo, estaba boca arriba y me dije: que hará aquí? si normalmente a esta hora que no parecía muy tarde, estaba constantemente en la calle tomando con sus amigos, me pasaron tantas cosas por la cabeza, no sabía qué hacer, lo quería tocar, sentirlo, tocar su pecho, besarlo, y solo recordaba su risa de hace un rato, que finalmente no sabía si lo hiso por sorpresa o porque le gusto lo que le dije.

No aguante más y lanza mi mano hasta la cama donde él estaba y solo vio y no dijo nada, en ese momento fue que sentí que me daba luz verde para seguir con mi deseo, y aun con la mano de aquel lado empecé a moverme en la cama como si me doliera algo, y con mi voz aniñada a mi corta edad, exclame: esta cama si es dura!.pero temblaba y me sonrojaba, sentía en ese momento un frio increíble de los nervios, cuando me dijo: porque no te pasas para acá un rato…

:0

Continuará…

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

-6 votos
Votaciones Votación negativa

Escrito por MarianoKing

El rey del incesto y la pedofilia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *