En los aseos del bar.

¡Comparte!

Esto sucedió un día en el que estaba en mi casa, aburrido, entonces decidí ir a un cybercafé para chequear mi cuenta de mail. Tengo 21 años y soy un morocho lindo, eso es lo que yo creo, alto, bronceado, una buena sonrisa y unas buenas piernas. Ya en el cyber revisé mis e-mails y no tenía nada en mi cuenta, así que entré a un chat para pasar el rato.

La cuestión es que en el canal que entré había unos cuantos nicks que empezaban con Gay… y les mandé un mensaje en privado, no esperé mucho y ya me habían contestado todos mi "hola", al cabo de unos minutos todos me preguntaban: ¿qué buscás?, a lo que yo respondía: pasar un buen rato. Las conversaciones siguieron, pero uno me llamó más la atención, tenía mi misma edad y según lo que decía era un morocho con buen lomo, mucho no le creí porque estaba acostumbrado a que me mientan por chat.

Seguí chateango con Gonzalo (así se llamaba) durante una media hora, y le pregunté dónde estaba, estábamos a dos cuadras, en distintos cyber”s, yo ya me tenía que ir y le pregunté si quería que nos encontráramos, él tardó un poco en responderme y me dijo que bueno, pero que no estaba solo, estaba con un amigo íntimo suyo. Yo no sabía que hacer, el hecho solo de conocer a un tipo ya me daba "miedo", y ahora que me entero que eran dos, más eran mis nervios. Yo nunca antes había estado con hombres, tuve mis novias, y desde hace un tiempo que venía haciendo la idea de estar con algún tipo, pero no me animaba, y ésta era mi oportunidad.

Quedamos de acuerdo para encontrarnos en la esquina, y me fuí para allí, cuando llegué no lo podía creer, eran dos modelos más o menos, a mí me encantaban los musculosos y estos estaban para chuparlos entero. Nos saludamos con un beso, así se saluda en Argentina, y nos presentamos. Al parecer mis amigos estaban igual de calientes que yo, porque Gonzalo nos propuso ir al baño de algún bar, y así fue… entramos los tres y nos metimos en un box, y a partir de allí…

Gonzalo se desnudó por completo, mientras que George y yo nos besábamosy acariciábamos, en eso siento que alguien me agarra la pija, era Gonzalo que me la estaba sobando por encima del pantalón, me bajó la bragueta y la empezó a chupar, la mamaba mejor que las minas…

George tenía una remerita ajustada al cuerpo, tenía unos grandes pectorales, se notaba que era un fanático de los gimnasios. Le empecé a sacar la remera y él hizo lo mismo conmigo, me agaché un poco y empecé a mamarle la pija (nunca antes lo había hecho). Y de repente siento que por atrás me bajan los pantalones y me empiezan a lubricar el culo, unos segundos después sentí toda la pija de Gonzalo dentro mío… era un placer enorme, nos terminó acabando en las caras de gonzalo y mía.

Luego sentimos que alguien había entrado al baño, entonces ahí tomamos conciencia de dónde estábamos, así que inmediatamente nos vestimos y salimos del bar.

Este sucedió un miércoles, después arreglamos para ir a un boliche gay, que hay en mi ciudad, el fin de semana y la historia allí fue de lo mejor…

Autor: Marc

marcmarc_1 ( arroba ) hotmail.com

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.