En Punta del Este. Una historia sin ficcion

¡Comparte!

Siempre que veo la lista de los relatos de márquese me pregunto cuales de estos serán verídicos , cuales solamente ficción y cuales serán mezcla de ambos.

En Punta del Este. Una historia sin ficción

Siempre que veo la lista de los relatos de márquese me pregunto cuales de estos serán verídicos , cuales solamente ficción y cuales serán mezcla de ambos.

También me he preguntado si yo seria capaz de escribir un relato y si seria mejor uno real aunque sea insulso o me daría la imaginación para inventarlo. Es así como decidí que lo que os voy a contar sea una de las experiencias más eróticas que me han sucedido, tratando de ser fiel a la verdad y realidad de aquellos días.

Mi nombre es Federico y esto paso hace unos años cuando tenia 28 años, soy Uruguayo nacido en Salto y ese verano decidimos irnos de vacaciones con Karina , mi novia a pasar una semana por las playas del este del país , concretamente a el principal balneario Uruguayo, Punta del Este.

Karina tenia en ese entonces 18 años, padres separados y otros problemas que no vale la pena comentar, por cuanto tuvimos que invitar a una amiga para poder obtener los permisos de sus padres, para pasar estos cuatro días de vacaciones.

Con esta amiga teníamos cierta confianza, estaba cerca nuestro todos los días , por lo que a mi se me fueron cruzando ideas raras y fantasías de poder cojerme a esta también, claro que debía ser en presencia de mi novia o por lo menos a sabiendas, pero obviamente eran fantasías solamente.

Con ese fin reservé una habitación triple en un hotel de mediana categoría para facilitar las posibilidades, de que ocurriera algo morboso o erótico que compensara el no estar solos con mi novia.

Cuando llegamos a las playas y nos acomodamos todos veníamos muy alegres y con las pilas bien cargadas, aunque nada haría sospechar el desenlace de los hechos.

Yo siempre que podía traía a colación todo tipo de temas sexuales , los cuales a veces Karina y CECI festejaban y otras me reprochaban la osadía. Cuando estuvimos instalados nos dispusimos a ducharnos con mi novia , nos desvestimos dentro del baño y CECI se quedo recostada leyendo en la habitación, y si bien la idea no era tener sexo , yo no me aguante y comencé a enjabonar y acariciar a Karina , lo que nos éxito terriblemente , sumado el morbo que nos daba saber de cecilia en la misma habitación.

Ella se apoyada contra el inodoro con sus piernas bien abiertas mientras yo penetraba su vagina por detrás teniendo a mi vista el agujero de su culito.Karina es de las que gozan y no pueden reprimirse , por lo que por mas que intento cuidarse se le escaparon algunos grititos.

Luego nos vestimos y después de la ducha de Cecilia nos fuimos a festejara un restaurante y a una disco, regresando exhaustos y a dormir.

Cuando nos desvestíamos en la habitación el clima se estaba poniendo tenso, mi novia se quedo con una camiseta y una tanga, su amiga se coloco un pijama y una camiseta muy fina que le dejaba imaginar unas tetas hermosas y yo viendo la osadía de Karina me quede solo con un diminuto calzoncillo, mostrándole a ambas mi abultado paquete , el cual estaba despertándose.

Cabe señalar que hasta ahora la relación entre Mi novia y yo para con su amiga era muy formal , solamente algunos dichos o bromas hacían percibir cierto grado de erotismo en nuestras charlas.

El cuarto de hotel tenia una cama matrimonial y una simple , por lo que esa noche estuve intentando metersela a Karina sin hacer mucho movimientos ni ruidos, pero luego de unos mimos y caricias profundas en todo su cuerpo nos dormimos producto del cansancio.

Esa mañana nos despertamos y viendo que nuestra amiga dormía empuje a mi novia a debajo de las sábanas a hacerme una mamada, lo cual hace de maravillas, yo me quede observando si realmente CECI dormía o lo simulaba, en un momento abre sus ojos y nos miramos directamente y antes de que hablara le hice señas de silencio y señale debajo de las sabanas donde se percibía un movimiento pendular de Karina comiéndome la verga, ella al principio no entendía ,pero al ponerse colorada de repente , me di cuenta que caía en la realidad de lo que acontecía, su vergüenza pudo más haciendo que se volteara de lado sin decir palabras.

Luego de chuparme hasta la ultima gota de mi acabada, Karina se dispuso muy d

e piernas abiertas invitándome a que le comiera su conchita, y sabiendo que CECI estaba despierta el morbo que me dio hizo que le chupara su vulva y culo como si nunca más fuera a hacerlo.

Esa mañana fuimos a José Ignacio, una playa hermosa y algo solitaria, con Km. de arena , a la cual se accede por una península desde están los servicios, pero la extensión a lo largo de la costa la hace semejante a un desierto de arena. Luego de instalar la sombrillas y toallas, nos dispusimos solo con Karina a caminar la playa , quedando en unos minutos muy lejos de los demás bañistas, por lo que a pesar de ver los cuerpos no se podía apreciar las acciones, fue entonces cuando le quité el sujetados a mi novia y ella mostraba alegremente sus tetas hermosas y duras, de repente me pregunto si quería que me la chupase cosa que hizo quedándome yo de pie en medio de la arena y ella de rodillas, mirándome a los ojos y demostrándome lo osada que se estaba poniendo , ya que ella evidentemente no era así, explicándose el cambio a un clima sensual y cálido y a lo hermoso de los paisajes.

De regreso de la caminata le comente a mi novia que había soñado que mientras hacíamos el amor en forma apasionada cecilia nos miraba y se masturbaba, esto le causo gracia y por supuesto fue lo primero que le comento a su amiga cuando regresamos, y lo hizo en mi presencia.

Esa tarde les pregunté si querían visitar una playa naturista que se llama Chihuahua y se encuentra 10 Km. al oeste de Punta del Este, llevadas por la curiosidad aceptaron, y fue entonces que nos dispusimos a recorrerla , encontrando varias persona algunas desnudas y otras no , algún grupo familiar otras parejas normales y muchas parejas de hombres solos , los cuales eran los más exhibicionistas.

Caminamos a lo largo de varios miles de metros, y vimos de todo tipo de tetas y vergas . a todo esto mi novia y su amiga iban calladas y no perdían detalle, comentando alguna cosa en vos muy baja.

Luego nos acomodamos para tomar sol en una duna muy alejadas de la gente. Ellas se frotaron crema protectora y yo me fui al agua a disfrutar de esta, que estaba muy buena.

Ya dentro de esta me desnudé y le mostré mi bañador a las chicas que me observaban desde la playa, mi novia me instaba a que saliera a su vista pensando que no me animaría, cosa en la cual se equivoco ya que lentamente me dispuse a salir del agua, mostrando una semierección de mi verga , Karina se sorprendió y Cecilia desvió su mirada, no obstante mi novia tomo su cámara y vino corriendo a fotografiarme.

A mi me pareció que a CECI no le había hecho gracia mi actitud y me vestí rápidamente, sin embargo y a pesar de no decir nada seguimos disfrutando del resto del día muy cordialmente.

Llegamos tarde y cansados, por lo que no quise presionar para nada en esa noche , pensando que a la mañana tendría mi recompensa. Y la tuve, solo que cecilia se había levantado y retirado a desayunar temprano, supongo que para que disfrutemos con Karina de un buen polvo mañanero.

Fue ahí cuando Karina me pregunto por el sexo anal , de una forma muy desprejuiciada como era ella, le pregunte si quería probar a lo que asintió siempre que no le doliera.

Yo lentamente le chupe el culo (cosa que en tres meses de estar juntos nunca lo había echo), mojándole con saliva con el fin de lubricarla, luego se coloco en cuatro patas y comencé a penetrarla con mucho cuidado, mientras lo hacia me comento que era la misma sensación que cuando cagaba , cosa que me hizo gracia y corto todo lo tenso de la situación, luego de descargarme en su culo y masturbarla hasta el orgasmo nos quedamos dormidos nuevamente.

Levantándonos para almorzar y salir nuevamente hacia Chihuahua a pedido de Karina, llegamos y nuevamente nos fuimos a uno de los extremos de la playa , lejos de la gente.

Comenzamos jugando los tres en el mar que estaba movidito, cuando de repente Karina se arranco el sujetador y quedo mostrándonos sus tetas a CECI y a mi ,mi erección fue inmediata , tanto que tuve que hacer alusión a ella ya que ambas se habían dado cuenta.

Entre Karina y yo quisimos convencer a CECI que nos mostrara sus tetas , esta no quiso, y me insto a que me desnudara yo, a lo que estando tan excitado me dio cierto pudor.

Para esto Karina estaba desnuda con sus tangas en la cabeza y riéndose se si misma como una niña que hizo una travesura, yo opté por desnudarme y si bien Cecilia se divertía su pudor podía más, lo que la llevó a retirarse, dejándonos solos pa

ra que hiciéramos el amor dentro del agua, cosa que les diré que no es del todo satisfactoria ya que los flujos vaginales se diluyen en tanta agua y puede llegar a arder la penetración , pero lo importante era coger en el mar y después acordarse del momento.

Esa noche llegamos temprano a la habitación y comenzamos los tres a charlar de temas picantes, la cerveza ayudo subiendo de tono conversación a medida que transcurría la noche, les pregunte a las chicas si se masturbaban ocasionalmente, Karina luego de pensarlo comento que si , que a veces le entraban ganas y se masturbaba pensando en diferentes cosas, CECI le costó mucho aceptar que se metía los dedos , pero terminó aceptándolo y también nos explico que no podía hacer otra cosa ya que era virgen.

Aprovechando el clima de esa noche me acerque mas a mi novia y le comencé a sobar las tetas, incluso las dejé a la vista de CECI , también le metí las manos entre las bragas y le acaricié su conchita, acto seguido CECI nos dijo que nos dejaría solos, a lo que respondimos que no hacia falta, le preguntamos si estaba excitada , respondiendo que estaba toda mojada, me ofrecí para masturbarla recibiendo un celoso pellisco de mi novia a la que esto no le hizo gracia, CECI no respondió , le dije que se podía masturbar si se animaba, ella automáticamente metió sus manos bajo las sabanas metiendose dedos allí delante nuestro, quedando sus ojos en blanco.

El ambiente estaba a media luz, y se estaba poniendo ardiente, terminé de desnudara Karina y la penetré delante de los ojos de su amiga , tanto se éxito mi novia que sus orgasmos fueron los más ruidosos que le he escuchado en mi vida. Cecilia debió acabar pero no nos dimos cuenta, y lo dejamos por ahí para no forzar la situación, que era para mi algo difícil de creer , que nos estuviera pasando tales cosas.

Luego nos dormimos los tres, y a la mañana siguiente le pregunte a cecilia si había llegado al orgasmo, cosa que negó y explico que no se atrevió porque ella grita cuando lo hace, otra ves se puso picante la charla y las confesiones . Fue entonces que en vos baja le pedí a Karina que le diéramos placer a CECI, ya que lo pedía inconscientemente.

Lejos de pretender tener una orgía salimos de nuestra cama , mostrándonos los dos desnudos y trajimos a CECI por la fuerza, bajo protesta y risas.

Mientras Karina la sostenía por detrás yo la comencé a desnudar , ella se resistía levemente entre risas y nervios, pero al atreverme a meterle una mano me di cuenta que estaba empapada, acariciando su clítoris muy suavemente ,y haciéndole oler a ella y a Karina sus jugos vaginales, lo que les encanto y lo hicieron saber de manera estruendosa.

Con el visto bueno de Karina me acomodé a chuparle la concha a CECI , y lo hice lo más pensante posible tratando de que tenga un orgasmo que nunca olvide, le succione el clítoris suavemente e invadí con mi lengua todos sus agujeros, mientras a Karina la masajeaba con la mano derecha, procurándole enorme placer, tanto que no tuvo prejuicios en meterle manos a CECI en las tetas , sobandole estas como si fueran propias. Mientras tanto las dos jadeaban y se reían muy nerviosas.

Luego de un rato CECI no aguantó más y me inundó con sus abundantes jugos , a lo que Karina algo celosa, la desplazo y me cabalgó como una zorra, gritando y bamboleando sus enormes tetas ante la atenta mirada de CECI Luego quedamos en silencio, intenté seguir para penetrar a CECI pero Karina se opuso y lejos de convertirse en un triangulo de placer duradero, esa fue la única experiencia juntos, ya que al otro día regresamos a nuestra ciudad en un ambiente muy callado, distanciándose en los días posteriores primero entre ellas y finalmente rompimos con Karina nuestra relación y aunque nunca lo hablamos creo que todo fue por nuestra experiencia en la playa.

Bueno amigos de marqueze como les comentaba esta historia es verídica, 100 % real como dicen algunos de los relatos, que no se los cree nadie. Si alguien quiere saber detalles de todo tipo de la experiencia vivida , o contarme las suyas solo escriban.

Autor: Espia44

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.