Ensartado en penumbras

¡Comparte!

Sentía latir su verga dentro mío y caliente, luego y despacio al ratito volvía a la carga, me dolía muchísimo, le pedí darme vuelta, y que me la pusiera como pollo, me di vuelta y mientras él me acariciaba las bolas, me la fue enterrando y cuando tendría casi más de la mitad adentro se inclinó, yo pensé que me daría un beso, se detuvo y empezó a mamar mi pija que placer, ensartado y mamado.

Esta historia es 100% real y ocurrió en Argentina un sábado a la tarde, aburrido, metido en el chat. Me llega un privado de un tal Daniel que me dice: ” ¿Te va una historia con un hombre?” sorprendido pensé, me lo mandó un amigo a este jajaja, porque yo he tenido muchas fantasías bisexuales.

Haciéndome el boludo pero liberado, le sigo la corriente y el pibe (28 o 29 años) me cuenta sus temores, dudas, miedos, iguales a los míos, virgen también igual que yo, me dice las estadísticas que el lleva más o menos del chat y que por lo menos el 70% de los hombres con los que ha conversado, ha tenido, quiere, quisiera, o piensa tener alguna historia homosexual (o bisexual que tranquiliza más las conciencias) el pibe es soltero y está de novio con una minita, normalito, me manda su foto (nada del otro mundo )y desesperadamente quiere conocerme(se nota que estaba muy caliente, solo y bastante decidido y lanzado) me apura más y me dice venite vivo solo.-

¡Como se me para ahora de acordarme se me paró en ese momento! el pibe estaba a dos o tres cuadras de donde estaba yo (él no lo sabía ) pero le dije que no podía en ese momento, estaba cagado en las patas (muy asustado) pero con muchas ganitas de probar, lo que había fantaseado tantas veces, y no me animaba a reconocerlo ni ante mi conciencia le di largas al asunto y me mandó otra foto suya y miró la mía y el pibe se embaló, se entusiasmó más me dio su celular, cuando me iba a mi casa esa noche lo llamé desde una cabina telefónica, me dio el numero de teléfono fijo y me pidió que lo llamara por ese para hablar más tranquilos, la charla estuvo llena de sutilezas, indirectas y ganas contenidas de los dos risas nerviosas, urgencias y él casi me rogaba que lo fuera a ver, aunque sean cinco minutos.

Él estaba recaliente y yo también pero le hice entender que mejor y para nuestra primera vez era tener tiempo suficiente y entonces quedamos de acuerdo para el lunes a la mañana, en su casa a eso de las 9.00 am.

Esa noche no dormí de los nervios, me desperté, me levanté y empecé a prepararme, me duché como todos los días pero también me lavé bien el culo y con la ducha portátil, sacando la flor. Me hice al menos tres enemas hasta que salía el agua limpia para evitar sorpresas desagradables, desayuné livianito, un cortado y dos tostaditas y salí caminando hacia su casa.

Esa noche hubo una tormenta terrible en la ciudad y la energía eléctrica estaba cortada en varios lugares, el asunto es que, en menos de 15 minutos llegué a la puerta de su casa, y él justo venía por el pasillo a abrirme la puerta, vive en un 4* piso y el ascensor no andaba, nos saludamos y me pide disculpas por la falta de corriente (como si fuera culpa de él cuantas culpas al pedo no?) subimos los cuatro pisos, él adelante, yo lo miraba de atrás y hablábamos pelotudeces intrascendentes como del tiempo y esas boludeces, entramos a su dpto., un 3 ambientes con dependencias, lindo lugar… me llamaron la atención un par de velas artesanales encendidas en el living al lado de dos pocillos vacíos que nos esperaban en la mesa.

El dpto en penumbras…solo con la luz natural de las persianas entreabiertas y la luz de un día nublado en un dpto interno (muy poca luz) pasamos por la cocina me mostró el baño de servicio un dormitorio y con mirada cómplice me dice, vení te muestro ” el dormitorio” entramos, nos miramos nos paramos al pie de la cama matrimonial, y solo nos acariciamos la cintura muy tímidamente con deseos ambos pero también sin ninguna experiencia en acariciar a un hombre al menos yo, entonces metí mi mano por debajo de su buzo muy suavemente y le dije mirándole a los ojos …. “anda a apagar la pava” (que había puesto sobre el fuego para hacer café) ” a buen entendedor”

Me obedeció y en un segundo lo tenía delante mío acariciándome el pecho y pegándose contra mi, me desprendió la camisa y se lanzó sobre mi pezón derecho, yo bajé mis manos hacia su bragueta, lo acaricié por fuera, bajé su cierre con la izquierda y metí mi mano derecha entre sus piernas, me encontré una verga que mentalmente medí como chica o normal, caliente y durísima, pero muy suave, la acaricié, su piel se deslizaba muy fácilmente, él seguía pegado a mis pezones, me daba una sensación rara, nunca antes sentida de esa manera me los chupaba con fuerza, me gustó y sus manos ya exploraban mi entre pierna, él es al menos 15cm más bajo que yo, en mi mente pasaban mil imágenes y promesas de placeres que nunca antes yo había sentido, como acariciar una verga que no fuera la mía (me alivió muchísimo sentir el tamaño normal de su pija y me alegraba y traía recuerdos lindos(de mi juventud) lo dura y pegada contra su abdomen una erección durísima tenía el pibe)

Toqué con mis dedos la cabeza del glande y resbalaron las yemas con su líquido preseminal no aguanté más y le dije, desnudémonos que te la quiero chupar, me desnudé solo, él hizo lo propio, dándome la espalda, la ropa al suelo y me senté en el borde de la cama, él se acercó despacito, lo agarré con una mano del culo y lo acerqué más a mi cara, con la otra mano agarré su verga y la dirigí hacia abajo porque la tenía paradísima, miré la cabeza, brillaba, le pasé la lengua y casi al mismo tiempo sentí el olor tan familiar a pija … me la empecé a tragar despacio pero toda, me la tragué hasta la garganta todaaaaaaaaa sin una sola arcada… mis labios tocaban el vello púbico y el labio inferior las bolas y el pibe solo atinaba a quejarse de puro placer, aghhhhhhhh, me tomaba la cabeza de la nuca y me la tiraba suavemente hacia él.

Yo pasé una mano por detrás agarrándolo de un cachete y con la otra le levanté la pierna derecha, le apoyé el muslo en mi hombro izquierdo y la punta de ese pie apenas rozando en la cama, así quedó solamente apoyado con el pie izquierdo en el suelo, su pija en mi boca, el muslo derecho en mi hombro izquierdo y yo acariciándole el ojete con mi mano izquierda, el pibe se estaba volviendo loco, me dio miedo que me acabara en la boca y sin darme cuenta en que momento, se separó, tal vez él sentía también que se venía en mi boca, entonces él me dijo, quiero que te acuestes boca abajo, me dije, uyyy, ¿ahora me coge?

No, nada de eso, quería chuparme el culo, me tiré en la cama boca abajo él detrás de mí, me abrió los cantos y metió su cara en mi culo, su lengua empezó a juguetear con mi esfínter, lo lamía succionaba y punteaba tratando de penetrarme con la lengua y sus manos con mis bolas y mi verga. Que placerrrrr esa lengua me volvía loco, el pibe chupa el culo como un maestro, y la verga ni te cuento, ninguna mujer me chupó de esa manera jamás, me volvía loco de placer, yo estaba en posición absolutamente pasiva solo podía disfrutarlo pero también quería chuparlo yo, cuando quise acordar me estaba envaselinando el culo con vaselina líquida (no es lo mejor) se lubricó la punta de la verga y me empezó a penetrar así boca abajo, yo levanté el culo para ayudarlo, pero cuando me entró la cabeza … papito que dolor… se lo dije y él se quedó quieto, no empujaba, tampoco se salía.

Sentía latir su verga dentro mío y caliente, luego y despacio al ratito volvía a la carga, me dolía muchísimo, le pedí darme vuelta, pensando que seria menos doloroso y que me la pusiera como pollo al horno o patitas al hombro, me di vuelta y mientras él me acariciaba las bolas, me la fue enterrando de nuevo y en un momento cuando tendría casi más de la mitad adentro se inclinó, yo pensé que me daría un beso en la boca, se detuvo a mitad de camino, y empezó a mamar mi pija que placerrrrrrrrrr, ensartado y mamado.

En los vaivenes se me salía su verga y hacía plop, sonido que es familiar y cualquiera hemos escuchado penetrando a una mujer (es raro que mi culo haga ese ruido), instantáneamente me la volvía a ensartar, el dolor no se me iba (y no me dejaba disfrutar lo que estoy seguro se debe sentir sin dolor) pero la calentura era mucha, que lindo era sentir su verga en la puerta de mi ojete tratando de entrar, sentirla hirviendo durísima, y encima mamándome. Me pidió que me diera vuelta y me pusiera a lo perrito que así le gustaba más, me di vuelta, se puso un forro, me puso una toalla debajo de mí para que mi acabada no manchara las sábanas (supongo) y me dije, “el pibe quiere acabar, bueno le daremos el gusto”

Me golpeaba en mis cachetes como en las películas porno con su verga, y me la empezó a meter, y por momentos me cogía como un loco, me dolía muchísimo, me quejaba, le pedía que me la metiera más lento pero bien profundamente y se quedara quieto, me dolía y quemaba el culo, con el forro me dolía más aún, como si se hubiese resecado como si no tuviera más lubricación, de repente se salió y me pidió que yo lo cogiera a él, se puso de costado en la cama y a mi del dolor no se me paraba, me la empezó a chupar como un maestro, le dije, cuando la dejes bien dura te sentás arriba de mi pija, él decía, “que linda pija tenés, Ummmm interesante”

Me la miraba y la recorría con sus labios ensalivados de punta a punta y me chupaba los huevos metiéndoselos en su boca y se tragaba mi verga hasta casi la mitad, cuando logró que se me parara volvió a ponerse de costado y se lubricó el culo y se la mandé casi a la mitad, se quejaba que le dolía muchísimo, lo serruché un ratito, no pasé de meterle la mitad, me pedía por favor que no le acabara adentro, me acordé de mis dolores y perdí la erección, se me bajó la verga.

Entonces se tiró boca arriba en la cama y se empezó a pajear yo me paré sobre la cama arriba de él y también me la empecé a pajear, él me pedía que le acabara en el pecho, acá decía, no aguanté más y le acabé unos chorros increíbles, hacía bastante que no acababa así.

Nos lavamos, nos vestimos y casi sin decirnos nada bajamos los 4 pisos, nos despedimos (él tenía que ir al dentista) y como sigue te la cuento cuando pase algo más.

Autor: Osrule

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.