Extraños deseos

Jóvenes y Cachondas. Hetero. Esta historia es sobre una adolescente que llamaremos Vanessa para obviar su nombre real.

Las historia tubo su origen hace un par de años cuando Vanny (Vanessa) tenía apenas 18 añitos.

Su familia era dueña de una de las empresas más famosas de su estado y esto ponía a Vanny en la clase social podría decirse alta, ósea que tenía sus comodidades y eso a favor de que era hija única de un matrimonio joven.

Vanny era una chica muy hermosa y de ahí mi interés por escribir sobre ella; era poseedora de un cuerpazo que infartaba a cualquier macho con unas tetas grandes para su edad una cintura muy perfecta que daban comienzo a un par de nalgas exquisitas y aparte un par de piernas bien formadas en fin toda ella era un bombonsote.

Esta era causa de envidia en las chicas y de admiración en los jóvenes varones que muy a menudo se acercaban a ella con la intención de ligar. Esto a Vanny le encantaba de alguna manera le gustaba sentirse deseada por jóvenes atractivos y no muy atractivos, a parte que le excitaba mucho mas ver a los hombres mayores babear por ella y es que a Vanny le encantaba vestirse muy atrevida usaba falditas diez centímetros arriba de sus rodillas camisas de tirantes sin sostén y muy escotadas……. Si era un manjar para dioses.

Cierto día se levanto tarde y a causa de eso le toco caminar hasta su escuela, en el camino atraía la mirada de cuanto hombre se le cruzaba en su paso y levantaba comentarios que la calentaban mucho, aparte de eso las mujeres que la miraban la ofendían diciéndole cosas como: “niña pervertida”, “que chica mas obscena”, pero esto a Vanny en lugar de molestarle le causaba risa a lo que ella respondía “ya quisieran este cuerpo de diosa viejas fodongas, mal vestidas, envidiosas…” y así en todo su camino a la escuela.

Llego a un lugar que para ella era desconocido y es que nunca había caminado por ahí, en su camino se cruzaron un grupo de tipejos que la rodearon y detuvieron para elogiarla y enamorarla esto causo en Vanny una sensación nunca antes vivida y es que pareciera gustarle sentir a los tipejos arrimarse a ella y que luego empezasen a meter mano en su cuerpo de diosa,  esto ya no parecía nada sensato pero ni a ella ni a los tipos parecía  importarle y  se les dio de lujo a los tipos.

A los pocos minutos de estar en esta situación Vanny se intenta zafar de ellos a lo que reaccionan bruscamente y la llevan dentro de un callejón donde parecía que no le iría muy bien.

Los cuatro tipos la rodearon y amenazaron diciéndole que si gritaba la mataban, a Vanny la situación lejos de ser desagradable parecía gustarle puesto que nunca había estado en una situación similar esto le parecía un simple juego según ella los tipos no se atreverían a más que solo toquetearla y besar su cuerpo, pero para desgracia d eesto no fue todo lo que hicieron con su hermosísimo cuerpecito….

Luego de tocarla y chuparla toda, se disponían a desnudarla cuando para desgracia de los tipos y fortuna para Vanny se cruza por el barrio una patrulla que afortunadamente salió a socorrer a Vanny. Los tipos salieron como alma que arrastra el diablo y la dejaron ahí en el suelo semi desnuda y toda  sucia y toqueteada.

Ya en la noche Vanny en su casa luego de una explicación a sus padres y a la policía se dispuso a cenar y luego a dormir bueno a intentar dormir, puesto que no pudo por que recordaba a los cuatro tipos y ella se sorprendió al darse cuenta que no recordaba con odio a los tipos sino que se enojaba por que los policías habían llegado al momento de una situación que parecía en estos momentos le hubiese gustado experimentar.

Pasadas unas semanas y ya Vanny se había olvidado de aquella situación, pero llego el momento de que aquella linda nena se topara con aquellos tipos vagos pero esta vez ella iba acompañada por su madre y los tipos solo se limitaron a mirar de lejos, Vanny al verlos dio un pequeño saltito que ella adivino o interpreto como de excitación y es que al recordar la situación vivida le calentaba la cabecita y maquinaba muchas fantasías.

Su madre noto esto y le pregunta si esos vagos eran los mimos de la vez anterior a lo que ella sin saber por qué responde que no que no los conocía para nada.

Pero Vanny aun no entendía por qué nacía en ella el deseo de estar con aquellos tipos, y es que al imaginarse poseída por los cuatro la calentaba mucho y luego de pensarlo y repensarlo concluyo que ya era tiempo de probar algo nuevo en su vida, y esto porque aun era virgen.

Planeó bien la situación porque según ella debería ser especial e inolvidable.

Pero para mala suerte de ella no encontraba la forma de llevar a cabo su magnífico plan y es que no había manera de que la dejaran sola ni un momento.

Luego surge la idea de llevarla a cabo un fin de semana en el que su madre trabaja por motivos de atraso en su negocio y su padre por ser el presidente de la compañía viajaría por motivo de negocios internacionales. Presto todo estaba preparado y solo faltaba el plato principal o mejor dicho los chicos principales.

Vanny se las ingenia por salir a caminar para ver si se topaba con alguno de ellos pero no encontró a nadie o a los que ella buscaba transcurrió la mañana y ella salía por momentos a dar una vuelta a ver si se topaba con ellos pero era inútil,  ya casi cayendo la tarde como a eso de las 4PM vio a lo lejos a uno de sus soñados amantes y en ese mismo memento se le iluminaron los ojazos azules y salió corriendo en busca de su tan anhelado amor.

El tipo al verla llegar se quedo como idiota al ver a esta diosa que le miraba fija y muy cansada, y es que en esos momentos ella lucia despampanante con un micro-short negro muy pegadito que hacia resaltar su culito y una camiseta azul muy escotada y sin bra que no guardaba muy bien su abundante busto todo esto aunado con su maquillaje perfecto y su mirada de niña buena.

El tipo no pronuncio palabra alguna y fue Vanny la que rompió el silencio diciendo: “que pasa cosita se te congelo el cuerpo o solo tu verga se petrificó”, y es que al chico se le notaba semejante bulto en su pantalón y este muy apenado le dio la espalda preguntándole que que  quería, a lo que Vanny le responde “y es que ya se te olvido lo que dejamos pendiente el otro día”, Roy (nombre del chico) no lo podía creer pues para él era casi increíble que aquella muñequita le estuviera proponiendo algo que para él era un regalo de navidad adelantado.

Pues poniendo todo claro Vanny hizo la invitación a su nuevo amigo de ir a su casa y este ni lento ni perezoso acepta de inmediato.

Podréis imaginar lo asustado que estaba Roy pues esto podría ser real o una trampa para acusarlo de abuso y ponerlo donde se merecía estar, bueno el chico apostó a todo y se arriesga a lo peor por tener lo mejor de una noche.

Continuara.

Pero esta historia ya se hizo muy extensa y me parece continuarla en otro momento espérenlo muy pronto….

Escríbanme si les parece y comente.

Además denme ideas que es la primera vez que escribo un relato y necesito ideas, chao besos a todos.

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

0 votos
Votaciones Votación negativa

2 Comentarios

Dejar un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *