FOLLANDO CON MONICA Y SERGIO

¡Comparte!

Sobre las cuatro mi hermano y Mónica se fueron a casa de Mónica, otra vez sus padres no estaban, estaba sola, yo estaba muy nerviosa, sobre las 5 de la mañana recibí una llamada de mi hermano diciendo que fuéramos Sergio y yo a casa de Mónica.

Nos despedimos de todos y allí fuimos, cuando llegamos nos abrió Mónica.

– Carlos no está a salido ahora mismo a comprar unos bocatas y a ver a no se quien, me ha dicho que tardara una hora o un poco mas

Yo sabia que esto era mentira, seguro que estaría por ahí escondido, a Mónica la veía totalmente puesta, seguro que se habían metido unas rayitas de coca, estaba preciosa con su pantalón rojo y una camisa morada con rayas diagonales rojas, tenia el pelo precioso, con su gran melena rizada y muy morena, yo iba con una falda de vestir de estas que acaban en diagonal , sobre las rodillas y un jersey de cuello alto.

– que tal Sergio? – Muy bien – Que hacemos? – Podíamos poner un poco música, dije yo – ¿Baila alguien conmigo? Dijo Mónica – Si, baila Sergio con ella

Empezaron a bailar en el salón, Mónica se apoyaba sobre él, muy insinuante, Sergio me miraba como diciendo que no sabia que la pasaba a Mónica, esta le tocó el culo, Sergio se dejo hacer, yo me hice la celosa.

– anda quita Sergio déjame bailar a mi con ella

Las dos empezamos a bailar totalmente pegadas una canción muy lenta, Sergio nos miraba desde el sofá, ajeno a lo que le esperaba en breves momentos, Mónica me tocó el culo, estaba realmente muy puesta y excitada , el plan iba a dar resultado, yo la correspondí, tocándola su culito en los pantalones de cuero rojos, la empecé a besar por el cuello, ella estaba muy receptiva, la acariciaba su precioso pelo, se puso a dar pequeños gemiditos, Sergio no daba crédito a lo que veía, ya se había empalmado en el sofá.

Mónica me levantó la falda y metió sus manos por ella, justo mientras nos girábamos bailando despacito y quedaba mi culo delante de Sergio, pudo ver mi tanga negro y como Mónica me magreaba el culito delante sus narices. – ¿te gusta Sergio?, Le pregunto Mónica – Es como una fantasía echa realidad

Mónica me besó en la boca, yo la correspondí el beso, nuestras lenguas se fundían e iban de lado a lado, nos las pasábamos por los labios, el cuello, mientras seguíamos tocándonos el culo mutuamente apretándonos la una contra la otra.

Le desabroché la camisa y apareció con un sujetador blanco precioso de Playtex, ella me quitó el jersey y aparecieron mis tetazas en un sujetador negro, la quité la camisa y nos pusimos a frotarnos las tetas, yo la rozaba con mis tetas las suyas, por encima del sujetador, las mías eran más grandes.

– ven Sergio aquí, le dije

No tardó nada, se puso detrás de mi, me empezó a comer el cuello, tiró de mi sujetador hacia arriba y se puso a amasarme las tetas, yo la quité el sujetador a Mónica y aparecieron sus dos tetas perfectas, con esa piel tan suave, Sergio me apretaba las tetas, luego las cogió y las puso contra las tetas de Mónica frotándonos nuestros pezones la una con la otra, yo le seguía tocando el culo y ella lo mismo a mi, nos morreábamos, ella me quitó la falda, quedándome con un tanga negro, yo le puse a Sergio delante de Mónica.

– vamos cométela, se que siempre la has deseado – si vamos bésame a ver como lo haces

Los dos se lanzaron el uno sobre el otro comiéndose la boca, Sergio la tocó las tetas, su primera vez, como había deseado el cuerpo de Mónica, no tenia manos, iban a su culo, sus tetas, yo me agaché y la desabroché el pantalón a Mónica, se lo bajé lo que pude hasta dejarla con su tanga blanco , la dejé los pantalones enrollados en los pies, la observe durante unos segundos los cachetes de su culo, Sergio se los tocaba, lo bien que se veían en ese tanga precioso, me lancé contra los cachetes de su culo, las man

os de Sergio no se paraban quietas, podía ver que ella le sobaba la polla a mi novio por encima del pantalón.

– quítale el pantalón Mónica – vamos a ver que tal polla tiene, dijo ella

Se los bajó y salió la polla de Sergio, ella se la empezó a menear despacito – así zorrita, menéamela despacio .

Yo la bajé el tanga blanco y me lancé contra su agujerito negro, la abrí el culo y me puse a chuparle el culo.

– ohhhhhh como chupa el culo tu novia es una puta – ven aquí Sergio conmigo

Los dos nos agachamos delante de su culo, yo se lo abría para que Sergio metiera su lengua, luego la metía yo, nos besábamos entrelazando las lenguas que momentos antes habían estado en el culo de Mónica, la tumbamos al suelo, la quitamos los pantalones, en estos momentos aprovechamos para desnudarnos todos, nos fuimos hacia el sofá, Sergio se sentó en el.

– voy a chupársela, le dije a Mónica

Me metí la polla de mi novio en la boca, subía y bajaba sobre su polla, Mónica se acerco – puedo probar un poco? – Claro la dije, ofreciéndosela y yo mismo metiéndosela en el boca – Vamos putas chuparme la polla, ahaaaaaaaahhhhhhh que bien lo hacéis

Nos pasábamos la polla de boca en boca, cuando ella se la tragaba yo le comía los huevos, entonces ocurrió lo que me temía – ahhhhhh, siiiiiiii, me voy a correrrrrrrrr, ahhhhhhhhhhhhh, tomaaaaaaaaarrrrrrrrr putaaaaaaaaaaaaaaasssssssss!!!!!!!!!!!!!!

Yo la tiré del pelo a Mónica para que agachara su cabeza y le puse a Sergio la polla en su gran melena morena rizada – correte en su pelo, verdad que te gusta su pelo, vamos correte en su pelo, llénaselo de leche – siiiiiiii, ahhhhhhh tomaaaaaaaaaa!!!!!!!!!!

Mónica se resistía no quería que él se corriera en su pelo, pero yo se les sujetaba con firmeza – noooooo, en mi pelo noooooo, sueltame puta

Y Sergio empezó a descargar gran cantidad de leche por todo el pelo de Mónica.

– ahhhhhh, ahhhhhhh, que bueno

se quedó exhausto, yo la solté a Mónica, se tocó el pelo calado de semen y me lo restregó por la cara – toma puta

Yo la cogí la mano y metí dos dedos en su boca, se lo empecé a recoger el semen del pelo y se lo metía a ella en la boca y también yo lo saboreaba, estábamos como dos putas en celo, nos abalanzamos furiosas la una contra la otra, metiéndonos los dedos en el coño, ella incluso me metió tres dedos en el coño – ahhhh, sigue puta, méteme los dedos hasta el fondo – te ha gustado la leche de mi novio – siiiiiii, me ha dejado muy caliente, no ha tardado nada en correrse, me he quedado con las ganas de follar.

Sergio se puso al lado nuestro ya tenia la polla otra vez tiesa, se le había levantado en menos de 5 minutos, tumbé a Mónica en el sofá, abierta de patas, la metí tres dedos, chorreaba como una fuente – ven Sergio, métesela, fóllatela

Yo le agarré la polla y yo misma se la introduje en el coño a Mónica. – ahhhhhh que bueno, estoy que quemo por dentro, vamos muévete, perfórame el coño – siiiiii, toma puta, te voy a follar bien follada, me he encantado correrme en tu pelo de zorra – cabrón, vamos muévete

Yo me senté en la cara de Mónica mirando hacia Sergio como empujaba, la puse mi culo contra su boca, me puse a frotarme el clítoris, no tardé nada en correrme – me corroooooooooo!!!!!!!!!!! Siiiiiiiiiiiiiiiiiiiii, diossssssssssssssss miooooooooooooooooooo putaaaaaaaaaaaa. Chupame el culoooooooooo!!!!!!!!!!! Ahhhhhhhhhhhhhhhh!!!!!!!!!!

Y me corrí restregando mi culo contra su boca, después me quité de encima.

– ahhhhh quita puta que casi me ahogas, dijo Mónica – que putas sois las dos, dijo Sergio – ¿quieres metérmela en el culo? – Siiii, claro

La puso a cuatro patas contra el sofá, tenia el culo calado, entre sus flujos, la comida de culo, la polla de Sergio se deslizó en su culo muy fácilmente – que maravilla, que gozada – que gusto me has dado hijo de puta, follame el culo

La enculaba muy bien, la apretaba las tetitas, la tiraba del pelo pringoso, yo le puse las tetas a Mónica delante para que me las comiera, otra vez se me habían puesto los pezones duros, metí la mano en el coño de Mónica, rozaba la polla de Sergio que entraba y salía de su culo, Mónica no tardó nada en correrse – ahhhhhhhhhhhhhh, putaaaaaaaaaaaaaaaa, tu novio me folla el c

ulo de maravilla ahhhhhhhhhhhhhhhhh siiiiiiiiiiiiiiiiiii!!!!!!!!!!!!!!

Rápidamente se deshizo de la polla de mi novio, que salió de su culo, se sentó en el sofá con la polla completamente tiesa, yo me senté sobre ella introduciéndomela en el coño.

– vamos follame un poquito, me quiero correr otra vez, otra vez, le dije – siiiiii, cabálgame, te ha gustado como la he enculado? – Siiii, ha estado genial, échame la leche dentro, vamos – Ya lo tengo – Vamos echamela dentro – Siii, toma aaaaaaaaaaaa, ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh siiiiiiiiiiiiiiiiiiiii – Me corrooooooooo, correte cabron en mi coño que gustooooooooooooooo, ahhhhhhhhh

Mónica veía la escena desde el otro sofá abierta de putas y haciéndose un dedo, todavía tenia ganas de marcha, Sergio me echó toda su lechecita dentro, después Sergio se dirigió hacia el servicio.

– voy a mear – espera un momento, le dije

La cogí a Mónica y la bese en la boca, fuimos hacia el baño, allí la agache tirándole de los pelos, yo era mas fuerte y ella todavía estaba un poco colocada. La puse contra la taza del wáter – meate en su pelo, meate sobre él – noooooooooo, suéltame – vamos enjuágale el pelo límpiale tu leche – es que es muy fuerte, dijo Sergio

La solté y me agaché con ella, nos pusimos a morrearnos con pasión, mientras nos tocábamos las tetas, mire hacia arriba – meate sobre las dos, meate, cabrón – siiii, dijo Mónica, nunca me lo han hecho, vamos

Nos besábamos cuando notamos los chorros de orina sobre nuestras cabezas – tomad putas, mi lluvia dorada, que gusto, repartíroslo como queráis.

El cabrón de Sergio nos baño en pis, las tetas, la cara, hasta llegó al coño, todavía nos hicimos un dedo mas frotándonos mutuamente el coño lleno de pis, a mi novio ni que decir que esto hizo que se le pusiera tiesa de nuevo, nos acabamos duchando los tres juntos donde nos folló a las dos otra vez.

Mi próximo objetivo es follarme a Sergio y a mi hermano a la vez, lo intentaré en noche vieja, donde ya hemos alquilado una suite de hotel para los cuatro solos, junto con Mónica claro.

Os contaré como fue todo, después de eso espero, poder follar indistintamente con mi hermano, Sergio, con los dos, con Mónica, incluso hacer alguna combinación con Luis, con Sofía ya lo veo más difícil, se me derrite el coño solo de pensarlo.

Autor: Marta

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

0 votos
Votaciones Votación negativa

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.