FONDOS DE RETIRO

Vivo en México D.F. y aquí como en algunos otros países la mayoría de los trabajadores invierten para un fondo de retiro, que aquí en México le llamamos AFORE, bueno pues yo soy un asesor que se dedica a afiliar a la gente que quiere invertir con nosotros y de ahí nace la historia que le contare pero antes les diré como soy caballero de 38 años no feo carismático de agradable presencia, bigote y barba tipo candado, muy varonil, ahora si mi relato:

Normalmente hago mis citas a ciegas sin conocer a mis clientes y en este caso no fue la excepción, hice el contacto telefónico para hacer una cita con el Sr. Pérez el cual me la dio para el siguiente lunes a las 17:00 en su oficina. Acudí puntual a mi cita vestido con un traje negro camisa blanca corbata azul muy elegantemente vestido y me encontré con un caballero 35 años con tipo de ejecutivo pelo negro corto, camisa blanca impecable, una corbata que contrastaba con su camisa y su pantalón, además el Sr. Pérez me pareció atractivo y varonil.

Empecé con mi labor de convencimiento, de información y de asesoramiento, acompañando a mis palabras con hojas llenas de cálculos de acuerdo a su perfil, edad sueldo etc. Y mientras él las leía yo sentado empezaba a tener una erección de esas que suceden sin ningún pretexto a lo cual pensé: mientras esté sentado no hay problema, pero de repente me pide que le explique el porque de un cálculo que no entendía, yo trataba de explicarle de frente pero si volteaba la hoja para explicar el cálculo, seria más difícil explicarlo, así que me tuve que levantar para ponerme a su lado, y yo con mi erección, así que, ya levantado acomodé muy discretamente lo mejor que pude mi paquete para que no se notara tanto, pero este movimiento fue visto por el Sr. Pérez que no quitó la mirada de mi paquete desde que empecé a caminar desde mi lugar hasta quedar a su lado.

El Sr. Pérez extendió los documentos sobre su escritorio como barajas cargadas hacia donde estaba yo. Y mientras le explicaba de donde salían los datos que él quería, notaba que le daba una mirada a mi paquete y yo ya me sentía incómodo porque pensé que le había molestado mi bulto, hice lo que pude, seguir disimulando y que no se notara, y también se me empezó a bajar un poco.

Cuando de repente él toma una hoja, la más alejada a él y la más cercana a mí, y al hacerlo siento como su codo roza mi paquete, al instante me hago para atrás muy discretamente pensando que fue solo un accidente al tomar la hoja, el Sr. Pérez toma la hoja hace algunas preguntas sobre los datos y la vuelve a dejar en su lugar pero esta vez su toque fue un poco más fuerte, y yo me quedé ahora si sin moverme y pensando ¿fue otro "accidente"?.

Ahora en esta ocasión me pidió que le explicara ciertos cálculos de la hoja más cercana a él y más lejana a mi, pero lo hizo sin levantar la hoja así que tuve que acercarme a él en forma de escuadra, tratando de que mi paquete no lo tocara, pero había ciertas cantidades que no alcanzaba a ver y tenia que acercarme para aclararle la duda, y estando a solo unos centímetros de su brazo, el hace un movimiento con su sillón y recarga el brazo sobre mi cuerpo y muy especialmente sobre mi paquete, yo un poco desconcertado no me muevo y sigo con la explicación pero sin moverme, el inmediatamente recarga con más fuerza su brazo y yo ya con la erección que tenia, y luego con este recargón prolongado, pues se me paró más y dije mmmm, si el Sr. Pérez quiere sentir mi paquete con gusto se lo haré sentir, y ahora fui yo quien recargó más mi cuerpo, pero especialmente mi bulto, de tal forma que lo que más sentía era mi verga bien parada. Él al sentirlo se quedó quieto un rato, preguntó otro dato que le expliqué sin movernos ni un centímetro y fue cuando él empezó a mover su brazo de arriba abajo para sentir el tamaño de mi verga, él voltea, me ve a los ojos y con una sonrisa aceptamos lo que todo lo que vendría.

Él ya con otras dudas mucho muy difere

ntes a las anteriores dirigió su mano hacia mi paquete y lo empezó a acariciar muy delicadamente, yo me sentía muy a gusto parado junto a él y él con sus manos tocándomelo, cuando de repente me suelta, toma el teléfono y le pide a su secretaria que no le pasen llamadas y que no lo molesten, cuelga el teléfono y ya con la seguridad de no ser interrumpido empieza a bajar el cierre y a darle libertad a mi verga que ya pedía a gritos que la sacaran de su prisión de ropa, con mucha tranquilidad saca mi verga y como un resorte apunta directamente a su cara que ni tardo ni perezoso empieza a besar y lamer mi verga hasta que se la mete toda en la boca y yo sintiéndome en la gloria.

Sus mamadas eran profundas y muy ricas, su boca era tibia, y al mamar mi cabeza lo hizo con tal maestría que me hacia ver estrellas, tomé con mis manos su cabeza para indicarle el ritmo que quería y él gustoso lo hacia, me quitó el cinturón, desabrochó mis pantalones y los bajó hasta los tobillos, se retiró un poco para poder observar y empezó jugar con mis huevos y nuevamente empezó a mamar mi verga, y así estuvo por mucho rato, hasta que me pidió que ya terminara que quería sentir mi leche en su boca y eso para mí es música para mis iodos, así que tomé su cabeza, dirigí los movimientos un poco más rápido y cuando los tenia ya en la punta, solté su cabeza y él continuaba con el mismo movimiento pero más lento y empecé a descargar mi semen que muy gustoso lo aceptó en su boca, yo quería gritar lo que sentía pero sabía que me oirían así que calle, y una vez que dejó de salir la leche de mi verga él se la sacó de su boca, escupió en su bote de basura, levantó nuevamente su mirada, miró mi verga aún dura y con unas gotitas de semen que asomaban, la tomó, la jaló hacia su boca y le dio unas últimas mamadas más despacio, más tiernas, como queriendo sacarme hasta la ultima gota, con su lengua hizo el mejor trabajo de limpieza que hubiera deseado y me dijo: me has convencido, ¿donde te firmo?.

Fue toda una aventura ya que no solo cerré un buen negocio sino que conocí una persona que mama muy rico y quedamos en vernos la siguiente semana para entregarle "más información".

Si ustedes les parece interesante con todo gusto narrare mi segundo encuentro donde ya hubo penetración, pero lo contaré después si ustedes me lo piden.

Autor: Marco m_campos_a (arroba) yahoo.com.mx

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

0 votos
Votaciones Votación negativa

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *