Inicios de una mujer que amaría el sexo II

¡Comparte!

Después de esa primer experiencia que conté en el relato anterior, empecé a tocar mi vagina varias veces, en una ocasión, recuerdo estar jugando y de repente

el pie de una me rozó la vagina , y sentí curiosidad de juguetear con ella… pero no fue nada más que morbo.

Unos años después, estaba en una pijamada con un grupo de amigas, era un poco tarde, estabamos distribuidas en dos camas, cuando a una de ellas se le ocurrió poner esos canales para adultos, entre risas y bromas continuamos viéndola. pero llegó un momento en el que estando bajo las cobijas no pude evitar la calentura y tuve que llevar las manos a mi vagina, a lo que momentos después alguna preguntó qué me sucedía, obviamente me hice la loca, pero el morbo me ganó.

Tuve otras experiencias, como un amigo de la infancia que me mostró su diminuto pene, cosa que no me movió, o las historias de unas vecinas que eran hermanas y argumentaban que su papá les grababa películas porno para que las vieran en su cuarto y aprendieran, curioso ¿no?.

Esto me lleva a decir que si bien perdí mi virginidad en algún momento con un novio del que estuve perdidamente enamorada, estando por la edad de 18 años y habiendo probado los influjos del alcohol en mi cuerpo, tenía que quedarme con amigas para ocultarlo de mis padres.

Eramos tres amigas y el novio de una de ellas, mi amiga nos ofreció su casa por la hora, llegamos a su cuarto y los que eran pareja se quedaron en la cama, mi amiga y yo en el suelo.

Unos minutos después la pareja comenzó a fajar y a hacer sonidos, cosa que nos puso cachondas a mi amiga y a mi, comenzamos a besarnos y a tocarnos por debajo de la ropa, yo intenté meter mis dedos a su vagina pero ella era virgen, así que todo quedó en la simple calentura.

Gracias a la vida tendría un novio que me daría después unas buenas cogidas en lugares inesperados, pero nada que se compare al sexo que tengo hoy a los 25 años.

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.