JUGUETE NUEVO I

¡Comparte!

Soy un hombre maduro, en 35 años es mucho lo que se vive, siempre y cuando sea una persona despierta y amante de vivir, ese es mi caso, pero no quiere decir esto que no ya no me quede algunas expectativas, por el contrario, cada día tengo una nueva y por consiguiente una razón para considerarme afortunado.

Dejándome de boberías, pues vamos al grano de mi historia, resulta que como hombre afortunado en todos los sentidos, en mi vida ha habido varias mujeres, con decirle que me he casado tres veces y que mantengo relaciones con mis ex, pero esta vez me refiero a la actual, siempre he considerado que es una mujer muy buena para cogérmela yo sólito, no es que me gusta que me peguen cuernos, no, sino que en muchas ocasiones he sentido el deseo de que ella me manifieste que le gusta otro hombre o que quiere que compartamos la cama con otra pareja, bueno, ustedes saben a lo que me refiero. Resulta que no he encontrado la forma de proponerle esto y ella mucho menos, así es que por ahora, los demás seguirán perdiéndose tan rico culo.

Recientemente ha llegado a mis manos un juguete nuevo, ustedes sabrán lo que es un muchacho con un juguete nuevo, así me siento, pues hace pocos días compré una pequeña cámara de videoconferencia, de esas que se usan para chatear en la red, instalarla fue una odisea y configurarla otra pero al final valió la pena. El primer día saqué muchas fotos digitales de mi entorno, a mi perro y a mis hijos, incluso imprimí algunas de ella, pero fue al tercer día que descubrí que con ella podía hacer videos caseros.

Con este descubrimiento trasladé la computadora para mi dormitorio, le dije a mi esposa que así podía hacer algunos trabajos de noche, afortunadamente ella me creyó, esto me dio tiempo para preparar mi escenario. Con la cámara bien enfocada, luz suficiente y la cama arreglada me acosté a dormir la siesta, al poco rato llegó mi esposa, la cámara estaba configurada para grabar vídeo de seguridad a partir de 5 minutos, es por ello que una vez que la sentí recostarse a mi espalda me di la vuelta y la abracé, mi mano derecha sobó sus muslos y pasó por encima de su coño, ella es muy caliente, la sentí dispuesta y enseguida buscó mi pene y comenzó a masturbarme, ella acostumbra a masturbarse también, así es que lentamente entró una mano por un lado de su tanguita y se entró dos dedos en su monte de Venus y suavemente comenzó acariciándose.

Yo estaba pendiente a la grabación y también me estaba excitando mucho con la paja que me hacía ella, luego, se inclinó y comenzó a besarme mi palo, lo tragaba hasta lo más profundo, no me explico dónde le cabría, pero la verdad era que lo tragaba hasta los granos y a la vez inclinaba su mano en forma de gancho y fuertemente se follaba con dos dedos.

Pasado un rato, chupé sus tetas, magníficamente empollada y pude notar que aunque no lo decía, casi pedía a gritos que la clavara con mi aparato brutal, me subí encima de ella y procuré doblarla quedando en posición de brindar un buen ángulo a la cámara, levanté sus piernas y la clavé elevando mi trasero lo más posible para que la cámara captara la clavada y como aquella concha se tragaba mi pija, después de unos cinco minutos dimos una vuelta redonda, ella quedó encima de mi cuerpo, clavada por su centro y comenzó a follarme como a ella le gusta, sin despegarse de mi cuerpo, empujando hacia arriba, metiéndose mi palo hasta donde mis bolas se lo permiten.

Momentos más tarde yo la sentía con la respiración entrecortada, su concha y mi verga eran un asco, el semen corría a borbotones por su culo, yo no me explicaba tanta excitación, para no dañar el asunto tuve que contenerla y hacer una pausa, después reanudamos montando ella caballo sobre mi estaca y finalmente se sentó sobre mí, pero en posición contraria y apoyó su espalda en mi estomago, con mi palo en lo más profundo, tocando con su mano su clítoris y moviéndose suavemente en ritm

o, soltó una andanada de gritos y temblores y tuvo como cinco orgasmos sucesivos, terminaba de uno y si yo me movía o ella, por leve que fuera, le llegaba otro orgasmo, hasta que no pudo más y de un brinco se quitó para no desmayarse con otra tormenta.

Cuando se quitó, saltó semen por todo lado, mi barriga, la cama y por los muslos de ella chorreaba el semen por cantidades exagerada, yo no había terminado, así que la puse en la esquina de la cama y procurando que la cámara captara la penetré, poniéndome un poco de lado, luego unté el culo de ella con semen del que había esparcido y de una estocada la penetré por el culo, yo estoy acostumbrado a cogerla por el trasero y a ella le encanta, pero dio un grito que de momento me asustó pero a poco estiró sus manos por detrás y comenzó a empujar para que la cogiera más fuerte. Yo gozaba una inmensidad, por la forma en que la cogía y por el banquete de vídeo que estaba grabando.

Me llegó el momento, fue en un descuido, cuando quise parar era demasiado tarde, un nervio de mi pierna se encogió y una sensación que recorrió todo mi cuerpo se apoderó de mí, lo único que atiné fue a clavar para dentro del culo de ella que volvió a gritar como loca y a moverse como una máquina, sacando toda la producción de semen posible de mis testículos.

Me quedé casi desmayado, durante un tiempo me hice el dormido, pero en realidad lo que quería era que ella saliera del cuarto para ver como quedó el vídeo, pero ella no se iba, cambié de táctica y puse boca arriba y encendí la tele, puse un juego de pelota que sé que no le agradan y fue ahí cuando ella me dio la gran sorpresa.

¿Cuando lo vamos a ver?. Me dijo mirándome fijamente.

Yo no sabía que contestarle, no quise negarle que estaba grabando lo que hicimos, pero no quería que ella lo supiera así, ¿Qué?. Pregunté haciéndome el idiota.

El vídeo que estás grabando en la computadora. Me dijo muy segura de sí.

Ah, el vídeo. Dije haciendo el mismo papel, cuando tú quieras. Agregué sin darle importancia a la conversación.

Ahora. Me dijo muy seria.

Bajé de la cama y paré la grabación, enseguida me apareció un cuadro de vídeo 1, puse sobre él y aparecí acostado junto a ella que me masturbaba suavemente, miramos el vídeo en silencio, yo la miraba de reojo y veía como ella jugaba con el semen acumulado entre sus vellos, encima de la concha y comencé a calentarme.

Las primera escenas no me calentaron tanto, pero cuando dimos una vuelta y ella quedó sobre mí, comenzó empujando para arriba, adherida a mi cuerpo, se veía claro como sus nalgas se abrían por la fuerza que ella hacía hacia arriba y en la parte baja aparecía una enorme verga que entraba dentro de ella hasta lo más profundo, al salir se notaba una parte brillosa en el lomo de mi palo que luego vimos claramente que era un pegote de semen que se acumulaba en esa parte cuando la penetraba, por el vídeo me di cuenta que justo antes de cambiar de posición para sentarse a cabalgar sobre mí, ella tuvo su primer orgasmo en silencio, se veía como puso un pie duro, lo extendió hasta abajo y tembló subiendo y dejando que mi verga la explorara en lo más hondo de su ser, saliendo semen por todos sus labios vaginales.

Ojalá y no le parezca mentira, la mayoría de las mujeres apenas se mojan, pero existe un reducido numero de mujeres que producen semen como el hombre en determinado días de su ovulación, mi esposa es una de ellas, y le confieso que me encanta navegar en su semen, porque es que aunque se moje así, su coño esta justo a mi medida.

Cuando ella cambió de posición y se sentó sobre mí en el vídeo, al lado mío, en la cama ella disfrutaba su película cogiéndose doblemente, había entrado una mano por debajo de su nalga y aunque yo no le estaba viendo sabía perfectamente que tenía un dedo en su culito y con la otra mano se metía dos dedos en su concha, y su vista perdida en la profundidad de la pantalla de la PC.

Yo por el contrario estaba caliente, pero quería llevar las dos secuencias, ver como ella se cogía y ver el vídeo, pero en la pantalla la cosa se ponía interesante, ella estaba cabalgando sobre mí, subía lo más alto que ponía, sabía que no había pelig

ro de que mi palo saliera, mientras ella tuviera hincada sobre mi estomago, y se dejaba caer clavando mi enorme palo en sus entrañas, sacando borbotones de semen de su interior que ante la luz de la cámara brillaba deslizándose por mi raja e inundando mi trasero.

Los gritos de ella a mi lado me hicieron que volviera mi mirada hacia ella, que estaba justo en ese momento teniendo unos orgasmos bastante fuertes a juzgar por sus gritos, y como sé que es multiorgásmica, me incliné sobre su cara y puse mi pija en su boca, sin dejar de ver el vídeo, con la otra mano me masturbaba dejando mi glande en el interior de sus labios, así estuvimos hasta que la oí que volvió a dar sus gritos de putas, justo cuando me llegó ese temblor característico que llenó mis venas de semen y empujó con una enorme fuerza involuntaria que era más fuerte que mis deseos y calló los gritos de ella que casi se haga de tanto semen que entró por su vía respiratoria, mientras otra gran cantidad salía por su vía creativa.

Antes de caer uno al lado del otro desmayado, agotado por tan magnifico polvo, vi como en la pantalla de la computadora ella de espaldas sobre mí se tocaba con la mano y mi polla entraba dentro de ella que se venía una y otra vez gozando una inmensidad.

Cuando recuperamos la fuerza, ella me confesó que había curioseado en el manual de la cámara y que se dio cuenta que estaba grabando todo y que pensó que yo lo estaba distribuyendo por la red, es decir que ella creyó que la estaban viendo en la Internet y que por eso estaba tan caliente.

Aproveché para hacerle la propuesta de que cuando quisiera cogerse con alguien que me lo dijera, que yo se lo permitiría sin problema, pero ella me dijo que estaba bien, pues conmigo gozaba como nunca se lo imaginó, pero me dio el visto bueno para exhibir nuestros videos y hasta algunas relaciones en net con algunas pareja que quisieran.

Finalmente cuando salía del dormitorio me dijo, señalando la cámara en la PC. , tu juguete vale la pena, gocémoslo. Y me guiñó un ojo.

Autor: Jeencruz

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

0 votos
Votaciones Votación negativa

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.