Ken

¡Comparte!

Gay. Convivir con él, deseándolo, se hizo cada vez más atrevido hasta que….

Hola , saben tengo mucho tiempo leyendo los relatos, me encantan, soy mexicano, de estatura tengo 173, peso 56 kg, mi piel es morena clara, mi pelo y ojos cafés, me gusta mucho leer los relatos, son cachondisimos, ahora escribo yo lo que me sucedió hace poco.

Yo me encontraba en casa de mi hermana, por motivos de vacaciones me vine a vivir con ella un tiempo, en casa de ella también esta un chavo de 21 años de edad cabe aclarar que yo tengo 19, bueno el caso es que en casa por así decirlo vivimos, mi hermana, mi cuñado, ese chavo y yo.

Siempre he tenido un delirio y una excitación enorme con los militares, y Ken (que así se llama el otro muchacho que vive con nosotros) igual que mi cuñado es mi militar, así que su cuerpo esta muy bueno, eso me calienta un chingo mirarlo al menos sin camiseta, por motivos militares, su esposa (de Ken) tuvo que salir de la ciudad y la casa la vendieron, así que por eso él se quedaba con nosotros.

Para no hacerla tanto de emoción, un viernes estábamos en la sala, mi hermana y cuñado habían salido fuera de la ciudad y vendrían hasta el domingo, así que tendría yo todo al viernes, sábado y domingo para estar asolas con Ken, bueno el viernes no sucedió nada mas que el llego del trabajo cansado y cuando llego comimos, el día sábado, no hicimos nada solo nos levantamos tarde y eso fue todo, pero cuando nos pusimos a comer, varias veces me le quede yo mirando a su paquete, que es algo normal de tamaño pero igual me le quedaba yo mirando, eso si, sin que el se diera cuenta.

Bueno ya llegada la tarde decidimos mirar la televisión y mirar algunos dvd”s, el tomando cerveza y yo soda porque no me gusta tomar, bueno a eso de las 2 de la mañana, estábamos viendo televisión aun, pero de repente me encuentro con que él esta dormido, en el sillón, yo seguí mirando la televisión, pero al estarla viendo en una escena, una chava tenia relaciones con un chavo y esta mete solamente en un principio la mano en el paquete del chavo, eso me calentó un chingo porque la escena era militar, entonces fue cuando se me ocurrió que porque no lo hacia yo, meter la mano entre las rapas de Ken para tocar ese rico pene con el que había yo sonado y fantaseado ya varias veces, total estaba dormido y con el efecto de la cerveza pues estaría aun mas profundamente dormido, bueno estaba decidido, así que empecé a hacerlo, empecé a meter mi mano en sus ropas, primero debajo del short que traía pero no de su ropa interior, luego que mira no se despertó, lo intente debajo de su ropa interior, así lo hice, toque su pene, era rico tenerlo entre mis manos, se sentía calientito, no se una sensación muy rica, además el hecho de hacerlo a escondidas por así decirlo era aun mas excitante.

Al poco rato de tocar su pene, miro que esta creciendo y volteo a mirar a su cara, aun tiene los ojos cerrados pero tiene una cara de que le esta gustando que lo este tocando, al poco rato, su mano saca la mía y la pone en su estomago, me asuste, creí que había despertado y me había cachado, ahí, con mi mano en su pene. Así fue, supo que yo lo estaba tocando, pero no dijo nada.

Al día siguiente era el día que usaría para pedirle disculpas y que no dijera nada a mi hermana porque el único que sabe es mi cuñado acerca de que soy gay, bueno al día siguiente nos levantamos de nuevo tarde, hice como siempre el desayuno y nos sentamos a comer, como si nada hubiera sucedido, luego de eso no dije nada, nadie comento nada ni el ni yo.

Al rato después me decidí que tenia que decirle que lo sentía, que no quise hacerlo lo de la noche anterior, así que le hable y le dije:

– Acerca de lo sucedido anoche, lo siento mucho, la verdad te pido disculpas y por favor no se lo digas a nadie, por favor yo hago lo que quieras pero no le digas a nadie, perdóname please, no se lo digas a nadie menos a mi hermana…..

– Seguro que harías cualquier cosa??? –me pregunto muy cínicamente–

– Si pero por favor no se lo digas a nadie Se bajo el short y hay frente a mi apareció ese pene que había estado tocando la noche anterior lo podía mirar con lujo de detalles, era hermoso, luego me dijo:

– O.K. Chupamelo

– Queeeee????

– Lo que oíste chupalo???? o que no era eso lo que querías hacer anoche???

– No yo solo quería tocarlo, eso era todo (aunque internamente sabia que si que eso era lo que yo quería) – Pues te amolaste ahora lo chupas Yo me agache, haciéndome loco como que no quería y me lo lleve a la boca era sabroso, tenia un sabor peculiar, a hombre a macho, ese inconfundible olor que aun hoy llevo en mi nariz, me lo metí completo hasta que mi nariz se enterró en sus bellos.

MMMMM era lo que yo mas quería tener ese manjar en la boca, juguetee un rato con él, me lo metía y lo sacaba y de cuando en cuando miraba que cara estaba poniendo, la misma que anoche ponía cuando tocaba ponía ahora que se la chupaba, así seguí como por 10 minutos, chupando metiéndomelo completo, chupando como si fuera una paleta, lo mamaba yo como si de ello dependiera mi vida, me encantaba me tenia excitado al máximo, luego de eso empezó a convulsionarse al parecer estaba llegando al orgasmo, no tardo mucho cuando sentí esa rica sensación que me llenaba la boca con su semen, ups lo había hecho se había venido en mi, era riquísimo lo trague todo golosamente, luego se subió el short y se fue a bañarse yo me quede aun, saboreando ese manjar, que era su semen, después de eso no hemos hablado al respecto, no hemos tenido más encuentros aunque espero tenerlos pronto…….. no se preocupes si los tengo se los contaré……..

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

0 votos
Votaciones Votación negativa

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.