LA AMIGA DE MI HERMANO

¡Comparte!

Todo empezó un viernes por la mañana, mi hermano me dijo que si quería ir a tomar cerveza con ellos a una playa cercana a Mochis. La playa del maviri, esta situada a las afueras de la ciudad, a unos 30 minutos de los Mochis Sinaloa (ciudad donde vivo actualmente), tenía 2 años menos que ahora. Estábamos a una temperatura de 38a.C. mas o menos, por lo que me decidí refrescarme en la playa, me encontraba con las amigas y amigos de mi hermano que eran 5 años mayor que yo, pero bien que les aguantaba el paso a la hora del alcohol.

Al meterme al agua, me percato que se dejan venir todo mundo al agua, era un viernes y que estaba muy solo. Empezamos a jugar guerras de arena, luchitas, todo tranquilo, después de un rato, solamente quedamos Sara y yo. Empezamos a platicar, sobre muchos temas, en eso que le digo de broma, sabes una cosa, me gustan grandotas, que me peguen, soltó una pequeña risa picarona, pero no le tomé mucha importancia, una pequeña ola la acercó a mi y cayó a mis brazos aunque y al mismo tiempo me pego un rodillazo en mis partes nobles, me doblé del dolor y ella muy "apenada" me dijo "te sobo" yo me quedé con una cara de "no es para tanto, pero te dejo hacer" y nada estúpido yo, le digo que se había pasado con ese golpe, al momento en las manos tocaron mi verga por debajo del agua, se estiró como resorte.

Empezó a juguetear con ella, en eso que le dije que yo también me quería divertir y le di un pequeño giro de180º, fue cuando le bajé el pantalón de mezclilla que traía y pude tocar un maravilloso trasero, le puse miverga paradita entre medio de las nalgas y me dijo, así me gustan, calientitas, lechosas. Para cuando nos dimos cuenta, mi hermano y sus amigos (ya bien ebrios) nos estaban gritando de que no nos hiciéramos pendejos y que fuéramos a comer. Nos salimos, estuvieron molestando, jodiendo un rato, pero a mi no me importaba, Sara y yo simplemente ya nos estábamos desnudando con la mirada. Pero nos tuvimos que aguantar un rato. Horas después tuvimos que dejarlas a sus casas, de regreso le expliqué a mi hermano lo que había sucedido y le pedí prestada la camioneta por un rato, accedió y me dio 2 condones y me dijo que no me enredé mucho con esa morra.

Le hablé por el celular, y rápidamente llegué a su casa, me dirigí lo más rápido posible a un motel, le dije, espérame me meteré a bañar primero, para ver si entendía la indirecta, me estaba enjabonando cuando la vi. Que estaba adentro en el baño, me estaba viendo con una cara que me podía matar. Se acercó y nos dimos un beso, le quité la blusa, y pude apreciar un par de senos hermosos, los empecé a besar y ella se bajó para hacerme un trabajito. Cerré la llave del baño y la tumbé en la cama, le quité toda prenda y le empecé a dar lengua, se vino a chorros, fue cuando me puse el primer condón y empezamos como unos degenerados me vine en cuestión deminutos, ya no aguantaba más. Me quité el condón y me puse a un lado de ella, la empecé a besar el cuello, su espalda, sus nalgas y fue cuando me dijo que le diera por su chiquito.

No me pude negar y le metí unos deditos por su rajita, la puse en 4 y puse la cabecita de mi vergaen la entrada de su túnel, todavía estaba muy cerrado así que me propuse a darle dedos hasta que solitoabriera, buscaba su punto G, batallé pero lo encontré y cuando abrió un poco, entró mi cabeza, se escuchó ungemido entre placer y dolor y aproveché para darle hasta el fondo, empezamos con un vaivén lento,movimientos suaves hasta ponernos rudos y darle como nunca le habían dado, su segundo orgasmo fue prolongado mientras que yo me encargaba de darle masaje a sus senos que estaban muy bien paraditos por la excitación. Y terminamos allí, recostados los dos, cansados, y con todas nuestras ganas desahogadas.

Días después me enteré que tenía novio. A los días, me la topé en una fiesta, se acercó a mi diciendo, ¿hola, como estás?, nos metimos dentro de la c

asa para poder platicar más a gusto, le dije que si, porque como había dicho que tenia novio… A lo que me contestó… es un pendejo, nunca me hace nada, y yo deseosa de comer carne cruda… y yo así de, órale… pues en que nos quedamos?.. nos metimos a un pequeño cuarto que daba a un balcón trasero, mientras que yo le veía su hermoso trasero, encendí unas velas que había, que aún recuerdo de que eran, manzana con canela, tomé una pequeña flor que estaba en el mismo balcón, le empecé a sobar el culo y de pronto se da un giro y quedamos frente a frente, nos intercambiamos miradas y empezamos de nuevo, le desprendí de su blusa y le empecé a besar su cuello, un perfume channel le brotaba de la piel, le dije, hoy espero y sientas algo nuevo…

Le tapé los ojos y le amarré las manos en las esquinas del buró… con la flor, suavemente empecé a recorrerle todo el cuerpo, de los pies a la cabeza. Poco a poco la iba desprendiendo de sus ropas, la dejé en pura tanga, mis manos se empezaron a resbalar como mantequilla, esta vez todo fue más lento y armonioso, le separé las piernas, olí su vagina que ya estaba lista, saqué un condón y la monté como ella quería, la cama era demasiado chica así que era muy difícil pero pudimos librarla, intentábamos muchas posiciones que ni siquiera sabía que existían, sentía un montón de contracciones por parte de ella y por parte mía, estaba por explotar y saqué mi pene de su vagina y se lo puse en su boca, se tragó toda mi leche…

Dos años después la miro y solamente fingimos que no pasó nada, pero aún nos podemos desnudar con la mirada…

Espero que les haya gustado este relato tanto como yo lo disfruté en vivo. Ya saben, cualquier duda o sugerencia al correo.

Autor: Alan mochis233 (arroba) hotmail.com

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.