La chica del laboratorio

¡Comparte!

Este episodio ocurrió hace ya algunos años, trabajaba yo un laboratorio en una empresa en un pais de oriente, rodeado de 3 hermosas chicas locales, pero habia una que me quitaba especialmente el sueño, y era con la que siempre más relación de charlas había tenido, era flaquita, pero con un cuerpo muy bien proporcionado, no era una tabla, vestia casi siempre de jeans ajustadisimos los que dejaban ver una colita que se me antojaba deliciosa, llegó una epoca en que necesitabamos realizar unos testeos especiales a algunos de los materiales que produciamos y un dia hubo que esperar que desde la produccion nos hicieran llegar materiales para testear y que iban a estar listos tarde ese dia, debimos quedarnos a trabajar despues de la hora habitual de salida, yo como jefe del laboratorio debia quedarme y ella ofreció quedarse para ayudar, lo cual me llamó la atencion ya que era la primera en irse todos los dias, de todos modos no quise hacerme la cabeza, estuvimos trabajando un rato y nos avisan desde la producción que habia problemas con una maquina y que se iban a demorar un par de horas en enviarnos las placas para analizar, entonces le dije a Li, que es como se llama esta belleza, que se podía ir a su casa porque sino se iba a hacer muy tarde, que yo me podia arreglar solo, ademas no tenia a nadie que me esperara por lo tanto era igual para mi, me respondió que no, que pensaba que iba a ser muy interesante quedarse, y me guinó un ojo, algo raro ya que los orientales no tienen esta costumbre, ya me empezó a intrigar su acitud, por lo que decidi avanzar un poco. Comenzamos a charlar, pedimos algo de comida en el comedor de la fabrica, charlabamos de cosas estupidas, era claro que para los dos era una situacion deseada. Entonces le pedi que me contara porque creia que era interesante quedarse esa noche, a lo que me respondió comiendome la boca con un beso, me sorprendió, y me pregunta, te queda claro el porque? no respondi nada, me acerque, la agarre de la cintura y le di un largo beso suave, disfrutando sus finos labios y sintiendo como me respondia de la misma manera. Me asegure que el laboratorio estuviera bien cerrado, apague algunas luces, la agarre de la mano y la lleve a mi oficina, ya ahi, nos empezamos a besar con mas pasión, empezo a agitarse, estaba caliente, lo cual me puso a mil, tenia la verga que ya me reventaba dentro del pantalón, nos seguimos besando y abrazando, la empecé a besar por todos lados, besos cortitos en el cuello, en la oreja, le mordia los labios, en eso me saca y me dice no aguanto mas, hace mucho tiempo que te quiero coger, estoy cansada de respetarte como mi jefe, y hoy vi mi oportunidad, no sabía como reaccionarias, pero valía la pena el riesgo. Se arranco la ropa, me arrancó a mi la ropa, me empujo al sillón que habia alli y me empezó a pegar una mamada increible, veia como mi pija entraba y salia de su boca con un ritmo que me iba a hacer acabar enseguida, de todos modos la dejé que hiciera, me estaba pegando la mamada de mi vida, parecia que se la queria tragar, le cogia la garganta de una forma salvaje, le dije que me venía, no paró, se tragó toda mi acabada y me secó hasta la última gota, me miró con cara de perra y me dijo ahora me toca a mi. Se subió al sillón y me ofreció su conchita, y asi era, chiquita, cerrada, pero caliente como una moto, cuando se la empecé a comer ya estaba toda mojada, la mina estaba realmente caliente. Le empecé chupando el clitoris, cuando se lo agarré con los labios gritó, estaba como loca, se lo mordí, se lo chupé, le metí la lengua hasta donde pude, en eso estaba cuando se empezó a retorcer y decía cosas en su idioma, creo que no podía ni pensar en inglés, se retorció y gimió, gritó y finalmente se desplomó en el sillón, acabó de forma monumental, estaba toda mojada, su cosita escurría liquidos a mas no poder que me ocupé de limpiarle como correspondía con otra mamada y le arranqué otro orgasmo, pero más controlado, no salvaje como el primero. Me besó con pasión y me dijo ahora quiero que me cojas como se lo hiciste a la recepcionista, ahí supe que eso no era un secreto como debía ser, pero bien esa es otra historia. La agarré la levanté y a horcajadas se la metí de una, son super estrechas, mi pija no es la locura, pero pegó un grito y me puteó, pero me clavó las piernas en las nalgas y me gritó: cogeme hdp, y la cogí, bien fuerte, lo más que pude, se la sacaba casi toda y se la volvía a meter de una todas las veces, gritaba, jadeaba, me mordia, me clavaba las uñas en la espalda y pedía más y más, le dí todo lo que pude, sin sacarsela me senté en el sofá y me montó como si hiciera años que no se la cogían, se dió vueltas y me dejó ver como mi pija entraba y salía de su estrecha conchita, era una delicia ver como se estiraban los labios para afuera y ver como se volvia a meter, estuvimos en ese mete y saca hasta que acabó otra vez y de nuevo como loca, gritaba, se retorcia, no le importaba nada, mientras acababa, se levantaba y se dejaba caer de golpe, parecia que queria que la partiera, asi le gusta coger, yo con todo eso no pude aguantar mas y le deje ir una buena cantidad de leche adentro de la concha, la esperaba, la disfrutó. Se tiró para atras sobre mi pecho y se quedó ahi hasta que mi pija se bajó, ahi recien se la saco y con la mano juntaba la leche que le escurria de la concha y se la comia, me decia que no queria que nada de lo que le habia dado en esa cogida se perdiera, que lo queria todo. Nos aseamos en el baño de la oficina y nos vestimos, con algo de verguenza me pidio que la perdonara, pero que tenia fantasias conmigo desde hacia tiempo y que no quizo dejarla pasar, le contesté que me perdonara ella por no haberme dado cuenta antes de lo que pasaba y que podriamos haber disfrutado uno del otro antes, me miró otra vez con cara de perra y me dijo: no te preocupes que no va a ser esta la ultima vez. Y asi fue, salimos por mucho tiempo a escondidas, hasta que un dia decidimos blanquear la situacion y todavia estamos juntos, cogiendonos cada vez que podemos, casi todo el tiempo, es insaciable. Bueno espero les haya gustado, los dejo porque me esta llamando. Seguiré contándoles las locuras a que nos hemos atrevido en estos años.

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

0 votos
Votaciones Votación negativa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.