LA FIESTA

¡Comparte!

Fue una de esas casualidades, sin mas ni más me vi envuelto de lleno en aquella fiesta loca y desenfrenada, pero empezare por el principio. Era sábado y no teníamos plan, mi novia y yo estábamos en casa sin hacer nada cuando sonó el teléfono, era su amiga Irene, una simpática rubia de la capital bastante guapa con un culo y unas tetas impresionantes y unas no menos impresionantes perpetuas ganas de juerga, nos invitaba a una cena y una fiesta en casa de su novio, un Ingles afincado en un pueblo de la costa que se dedicaba a la compra venta de muebles antiguos. Como no teníamos nada mas que hacer nos presentamos allí y comenzó la fiesta, habría unas treinta o cuarenta personas, amig (arroba) s de Irene y amig (arroba) s de Roy, que así se llamaba el ingles, estuvimos bebiendo y charlando cuando vi como mi novia charlaba muy animadamente con una pareja de alemanes amigos de Roy, los dos eran típicos alemanes, altos, rubios, con ese color rosa que suelen tener en verano y con dos estupendos cuerpos, al menos el de ella me pareció de lo mas apetitoso, pero en ese instante alguien me llamo y sin pensarlo mas me olvide de los tres y me uní a la conversación en la que se me reclamaba, pasada como media hora comencé a buscar a mi novia con la mirada, al no encontrarla le pregunte a Almud, que así se llamaba la alemana, si sabia donde podía encontrarla, esta me sonrió y cogiendome de la mano me metió en la casa y subimos al tercer piso, antes de llegar Almud me hizo un gesto con el dedo en los labios para que no hiciera ruido, terminamos de subir las escaleras y asomándonos por entre los barrotes de las escaleras de caracol vimos lo que ocurría, me quede de piedra al ver lo que pasaba allí, el alemán grandote y otro tipo estaban allí sentados en los sillones y mi novia estaba agachada entre ellos dos con la polla de uno en la mano y la del otro en al boca, pajeaba la polla del alemán mientras chupaba con frenesí la polla del otro tipo, estos gemían y resoplaban de placer mientras le acariciaban las tetas y le presionaban la cabeza para controlar el ritmo de la mamada, yo no daba crédito a lo que veía aunque para Almud debía de ser de lo más normal por que sonreía todo el tiempo, al cabo de unos pocos minutos mi novia comenzó a aumentar el ritmo de la mamada y de la paja hasta que uno de los tipos comenzó a resoplar mas fuerte, se puso en pie y atrayéndola hacia él le metió toda la polla en la boca y comenzó a gemir y a resoplar de placer muy fuertemente, señal inequívoca de que se estaba corriendo en la boquita de mi novia, y la muy zorra lo estaba gozando, vi como se tragaba todo lo que podía con los ojos cerrados y ya al final como abría un poco la boca dejando escapar una parte del esperma que resbalo por su barbilla hasta sus tetas, yo estaba totalmente alucinado, mi novia y yo nos queremos mucho y hemos tenido relaciones fuera de la pareja y siempre nos las hemos contado, pero esto era demasiado, ajenos a todo esto los tres siguieron con su juego, ahora era el alemán el que quería mas, levanto a mi novia en volandas y colocándola a cuatro patas sobre el respaldo del sillón se la metió de un golpe por detrás y comenzó a follarsela como un poseso, para entonces yo ya estaba totalmente empalmado gracias al espectáculo y Almud pareció darse cuenta ya que empezó a acariciarme la espalda y los hombros y a besarme en el cuello, el espectáculo era demasiado así que seguí mirando, ahora el alemán se follaba a mi novia por detrás y el otro tipo se había escurrido debajo de ella y le estaba comiendo el coño mientras esta gritaba como una loca, el infernal volumen de la música tapaba sus gritos de escaleras abajo pero aquí arriba se oía claramente como les gritaba-“Follame cabron, follame duro”- decía con el control sobre si misma absolutamente perdido, el alemán seguía en lo suyo y el otro tipo alternaba el coño de mi novia con los huevos del alemán, entonces sentí bajar por mi espalda la experta mano de Almud y deslizarse dentro de mi ropa interior agarrando mi polla que ya estaba como un palo de dura, la masajeo ligeramente y bajándome los pantalones y los boxers se agacho entre mis piernas y comenzó a mamarmela despacio, muy despacio, el escándalo que armaban el trío me devolvi&oacute

; al espectáculo, no dejaba de flipar con estos tres, ahora el otro tipo le estaba dando por el culo al alemán mientras mi novia se la chupaba, el espectáculo era esperpéntico, el alemán rugía de placer y no digamos el otro, que luego me entere de que también era alemán, pero Almud era una verdadera Diosa del amor, me estaba proporcionando un placer indescriptible con su mamada, se la metía despacio en la boca hasta hacerla desaparecer por completo, sentía su barbilla acariciar mis huevos y no digamos su experta lengua jugar con mi capullo dentro de su boca que estaba caliente como un volcán, la sacaba muy despacio apretándola con sus labios, la lamía en la punta y la recorría con la lengua y volvía a empezar, despacio, siempre muy despacio y al ser su rostro de una belleza extrema cada vez que miraba como me la mamaba me sentía morir de placer, pero el morbo podía mas y el ver a mi novia follando con dos tipos que había conocido esa misma noche me parecía de lo más morboso, de pronto el que le estaba dando por el culo al otro rugió como un tigre y gritando no se que(en alemán supongo) la saco del culo de su amigo y se la acerco a la boca a mi novia que en ese momento se la estaba chupando al otro, así, con las dos pollas apoyadas en la cara mi novia abrió la boca y los dos explotaron en su lengua y en su cara y en sus tetas regándola por completo, ella parecía correrse al mismo tiempo que ellos ya que no paraba de gemir y de retorcerse mientras que con su mano se acariciaba el coño, ver esto y sentir la intensísima mamada que me estaba regalando Almud me hicieron llegar al orgasmo, antes de correrme le hice un gesto a Almud para que se la sacara por si no quería que me corriera en su boca pero sonriendo otra vez se la trago mas aun si cabe y acelero el ritmo haciéndome imposible resistir mas y casi obligándome a correrme, y me corrí como nunca me había corrido, Dios esta chica era una verdadera gloria mamando pollas, me cogió la polla con una mano mientras me corría y la presionaba dentro de su boca jugando con su lengua en mi capullo, se tragó todo el semen que pudo sin mover ni un músculo de cuello para abajo, se mantuvo inmóvil todo el tiempo que duro la corrida para que yo pudiera disfrutar de mi orgasmo, yo me agarre a su cabeza y la presione contra mi cuerpo hasta que sentí salir las ultimas gotas de leche, luego ella se la sacó de la boca y me la beso varias veces antes de metersela en la boca por ultima vez, luego se levanto y no pude reprimir el impulso de besarla en la boca para sentir esa lengua que tanto placer me había proporcionado, eche un vistazo a los tres amantes y vi como habían comenzado a vestirse así que Almud y yo decidimos bajar antes de que se dieran cuenta, por el camino hacia abajo pude apreciar el cuerpo de Almud y era realmente terrible, lleno de curvas y con un trasero y unas tetas impecables, de nuevo estaba empalmado- “Te debo un favor”- le dije -” Si, ya me lo pagaras” dijo ella sonriendo (tenia una sonrisa preciosa), y guiñándome se metió en uno de los baños, yo me metí tras ella y echamos el cerrojo, pero eso es otra historia que ya os contare otro día.

Autor: Anonimo

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.