La fiesta de mi amiga

A la edad de 19 años en la universidad, viví la experiencia sexual más rica, hasta ese entonces, de mi vida. Para empezar me voy a describir: soy bisexual, mido 1. 65m soy morena de cabello lacio, mis senos son pequeños, pero bien formados y mi trasero es bien proporcionado.

Bueno, yo había perdido la virginidad con un novio a los 16 años, después de terminar con él mi vida siguió normal, y aunque no me faltó uno que otro pretendiente no quise intentar con otra relación seria y lo que tenía eran encontrones, hasta que llegó a mi salón Marilyn, ella había jalado un año de estudios y de inmediato se hizo de muchos amigos y amigas en el salón, yo al principio la ignoré, pero al final del mes ya éramos buenas amigas, no se porque, pero cuando estaba sola con ella por ejemplo en el ascensor me sentía rara no incómoda, pero era una sensación que no sabía describir….. en una oportunidad cuando estábamos en el balcón ella me empezó a hacer trencitas y se colocó detrás de mi, pero de tal forma que su vagina sobaba mis glúteos y sus senos rozaban mi espalda mientras ella me preguntaba al oído como quería yo las trencitas, en ese momento sentí una descarga eléctrica en todo mi cuerpo, pero preferí no comentarle nada para que ella no pensara mal de mi, cuando estábamos en clases a veces sentía su mirada sobre mi, una mirada lasciva que me hacía estremecer.

A fines de noviembre, uno de mis amigos, Jorge, que la pretendía fue a buscarme para pedirme respuestas él estaba preocupado porque cuando se declaró a Marilyn, ella le había respondido que no podía estar con el porque era lesbiana, por supuesto yo se lo negué todo a Jorge, y le dije que eso no podía ser cierto por que yo la conocía bien, como ya había estado con él, aproveché ese momento y le propuse que lo hiciéramos para recordar viejos tiempos; por supuesto él ni corto ni perezoso lo hizo, comenzamos por besarnos lentamente y después en forma apasionada, él se abrió el cierre de su pantalón y yo empecé a mamarsela toda desde la punta hasta las pelotas, después el metió su pene dentro de mi en forma fuerte y rápida dándome unas empujadas fuerte, que hacía sonar la cama…

Al otro día me encontré con mi Marilyn, para empezar los preparativos de su fiesta, por que ella quería celebrarlo en la playa, apenas llegué le comenté lo de Jorge y ella me confesó que si, que era lesbiana y no quería saber nada de los hombres, me preguntó si eso me molestaba a mi, le dije que no, que solo me sentía rara por que yo pensaba que todas las lesbianas parecían hombres y en cambio ella era un Marilyn y yo fuimos al baño de damas, mientras yo me refrescaba, una chica salió del baño y detrás de ella Marilyn cerró la puerta, se me acercó y me dijo al oído con voz entrecortada ¿que me vas a regalar en mi cumple? yo me quedé petrificada al escucharla, ella siguió hablando, espero que seas tú por que hace meses me muero por sentirte Sandrita, yo volteé y le dije , ¿estás loca como vas a hablar así?, pero la verdad es que estaba mojadaza, ella puso sus manos en mis glúteos y comenzó a masajearlos y paso su lengua sobre mis labios y comenzó a mordisquearlos suavemente, yo no sabía que hacer¡¡¡¡¡¡, pero entonces otras chicas empezaron a tocar la puerta, y Sandra y yo salimos fingiendo que habíamos llorado, al despedirnos, yo aún sin habla, Marilyn me dijo mañana te espero, ni se te ocurra faltar. Por supuesto no falté.

La fiesta estuvo de perlas yo ignoré lo del día anterior para que ella no pensara que me había gustado, un poco borrachos los chicos empezaron a retirarse algunos a un hotel cerca de ahí y otros se fueron a dormir a uno de los cuartos, al final quedó un grupo reducido nosotras 2 y 2 parejas de enamorados, cuando Marilyn quiso bailar, me sacó a mi yo acepté y bailamos una canción de ritmo tropical bien juntitas, fue allí donde ella me dijo: quiero probar contigo un juguete, yo me separé y le dije a los demás chicos que estaba cansada y me iba a dormir, fui a mi cuarto que era el más alejado, y me metí a la ducha estaba allí y sentí que habrían la puerta, era Marilyn. cerró la puerta con llave y entró a la ducha junto conmigo; oye, le dije, tu cuarto es el de al lado, no quiero dormir sola hoy me dijo, empezó a tocarme los senos despacio y yo la abracé y la empecé a besar con ansia, ella después comenzó a frotar mi vientre y después metió sus dedos en mi vagina pero los sacó y me dijo, estoy incómoda vamos a la cama, nos secamos mutuamente y fuimos, ella se puso encima mío y comenzó a sobar sus grandes tetas sobre las mías mientras metía sus dedos en mi vagina, yo le acariciaba el trasero, después ella bajó y comenzó a sobar su sexo con el mío de una forma rápida que me hacía venir, pero ella paró y cambio de posición se puso en 69 y dijo que le hiciera lo mismo que ella a mi.

Con sus glúteos en mi cara, empecé a sentir como su lengua se deslizaba por mi clítoris y como ponía su lengua dura y la metía en mi vagina como un pequeño pene, ¿qué esperas? me dijo , yo empecé y sentir un sabor salado, pero continué, después de llegar al orgasmo, empezamos de nuevo y YO la puse en 4 y empecé a lamerle toda su vagina nuestros gritos eran fuertes, pero con la orgía que había en la sala no creo que lo escucharan, después ella sacó su juguetito era un pene de goma grande y duro se lo puso y quedó convertida en un ser de placer, mujer y hombre, me puso en 4 y empezó a metérmelo mientras su pelvis se movía en círculos y su mano se encontraba en mi clítoris, después cambiamos y la puse boca arriba con sus piernas en mis hombros y se lo metí, mientras tenía una vista fabulosa de su vagina y veía su rostro gemir de placer, mientras mis manos acariciaban sus senos, después le metí el pene en su boca y ella se chupaba sus fluidos, después de quedar agotadas amanecimos al otro día abrazadas mirando el amanecer en la bahía, yo estuve con ella un año haciendo travesuras que si desean se las puedo contar después…..

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

0 votos
Votaciones Votación negativa

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *