La hermosa anciana

¡Comparte!

Este relato es sobre la esposa de mi antiguo jefe. Después de casi dos años, por fin me atrevo a mandar mis travesuras.

Vivir en California como latino, en los 80’s no era fácil, aun había discriminación, y era obvio, solo de hablar se daba cuenta la gente de tu origen.

Los latinos, cada uno tenemos acento en el ingles, y yo como “tapatío”, no era la excepción, después de probar fortuna en empresas chicas decidí por tratar en Disneyland, ahí era lo mismo, si no eras norte americano, se notaba que sobrabas.

Yo siempre fui y he sido un hombre de sangre liviana, a cualquiera hablo y con cualquiera trato, Yo lleno de ilusiones de que iba a trabajar en el lugar “más feliz de la tierra” me di cuenta con cierta desilusión que, no todo lo que es dulce es ” Kajeta ” En fin, la historia comienza, con el jefe que tuve en esa empresa, Yo sentía que cada que hablaba con él, pues sentía su disgusto hacia mí y hacia mi raza, yo un tipo moreno alto y de muy buenos rasgos, pues me valía, yo hacia mi trabajo, los dos trabajábamos en la sección de fabricar y reparar los juegos que se descomponían o solo se les daba mantenimiento, con fresadoras, tornos, y maquinaria industrial de ese tipo. En fin, el tipo este no me mascaba al principio, pero yo lo sentía y trate de que no me molestara, era un salario excelente y yo hacia mi trabajo, con mucha rapidez, hasta que un bendito día ” después de un año no encontró razón alguna por no quererme y cambio su proceder conmigo, yo igual lo miraba como una persona mucho mayor que yo y con respeto siempre.

Un día se enfermo, investigue donde estaba y fui a verlo en mi tiempo libre, fui el único de la inmensa empresa, y eso de plano cambio su parecer hacia mí, de pilón mire a su esposa, ahí la conocí, era una rubia anciana de muy buen ver, platique en breve con ella y resulta que se había ido en camión, yo como buena gente, ofrecí llevarla a su casa, la cual acepto, platicamos en el camino y era una persona muy amena y platicadora, en fin con el tiempo el señor regreso al trabajo, y ya totalmente diferente conmigo, se retiro y al siguiente año yo me salí de esa empresa, que de feliz no-tenia nada para mí, aparte de la discriminación el trabajo era similar y ya me había aburrido.

Yo era muy buen técnico, encontré otro trabajo y le perdí la vista a mi jefe, con el tiempo el ya retirado lo encontré, un día en mi barrio.

Y al ver, que me vio con tanto gusto decidí ir a visitarlos y con el tiempo me estimo mucho, un día les lleve la invitación de mi boda, la cual estuvieron los dos contentos de asistir, A los dos años, tuve que buscar otro lugar donde vivir, fui a mirar una casa cerca de ellos, y no me gusto, ya andando cerca de ellos pase a saludarlos después del rato en el “arguende”, pues le dije la razón por la que andaba por esos rumbos, ella, me dijo que el que vivía en enfrente de ella rentaba la mitad de la casa, hablé con el tipo y era solitario y me gusto la casa íbamos a tener uso de todo, en California la renta no es cara- es carísima.

Y vivir en una casa tiene mucha ventaja que vivir en un apartamento, todo lo de la casa estaba a mi favor y la renta exageradamente barata así que tome la casa.

Así fui vecino de ellos por espacio de un año, que una vez siendo vecinos pues casi a diario nos veíamos y la señora siempre fue muy amable conmigo y mi familia, hasta que un día decidieron mudarse, y se fueron a una colonia de viejitos, la cual estaba muy lejos, vendieron la casa y se mudaron a Fénix Arizona, cuando viajaba los iba a ver de pasada y así lo hice por muchos años, hasta que por el nuevo trabajo que tengo, tuve que irme muy lejos, y en una ocasión estando en California, les llame y me dijo Nina que su esposo estaba internado.

Yo me iba a ir a vivir a Alemania por cuestiones del trabajo y si no iba a verlos en ese viaje, pues no iba a tener tiempo, después y tal vez no iba volver a verlos vivos, bueno tenia un día libre y salí rumbo a fénix.

Lógico, le llame a Nina para ver si me recibía, y estaba encantada y un poco triste que no iba llevar a los niños, ni a

mi mujer, ellos no habían venido a California se habían quedado en el estado que radicábamos por el momento.

En fin, salí rumbo a su casa después de un viaje de 6 horas.

Llegue a la casa de Nina, y ella me esperaba, un poco soñolienta, estaba despierta esperándome.

Eran las 2 AM abrió la puerta y me dejo entrar, después de los rigurosos saludos le dije que me daba mucho gusto en verla, platicamos en la sala un rato, después dijo ella ¡ ya ay que dormirnos! Fuimos, cada cual a su recamara y me prepare par dormirme después que estaba listo note que su cuarto estaba abierto y la luz encendida, pase a darle las buenas noches y ella estaba leyendo me dijo, ¡ oh yo creía que venias cansado! Pues, si vengo algo pero no tanto, sin decir nada me senté en su cama y le dije que no se hacia nada que estaba muy bella.

Platicamos infinidad de cosas, y ella estaba contentísima de tener visita ya tenia ella como unos 6 meses de no recibir visita alguna. Ella siempre fue muy alegre y vivaracha, sus platicas eran positivas y siempre eran llenas de halagos, para mí o para mi familia. Al estar ahí por un buen rato empezamos con las platicabas mas intimas en la cual ella savia que seguido me agarraba de la greña con mi mujer, y como vecinos, varias beses ella me recibió con mis problemas, y otras beses a mi mujer.

Ella agrego ¿pero las contentadas que se dan? ¿ Qué tal? Le dije qué mi rencor y coraje se me quitaba cuando mi esposa me seducía, le dije siempre fui muy débil con el sexo, inclusive, le dije aquí estando tan cerca de usted, pues se me están alterando las hormonas, Oh – ella se exclamo, yo ya estoy muy vieja, a poco te las puedo alterar, ¡claro que si! – Oh- me haces sentir muy joven con esos halagos, me dijo, Le dije no se le quita lo bella, se mira muy bien. Siempre esta feliz y eso la hace ver mas joven.

Me dijo ya estoy muy vieja, pues no tanto pero no se le quita lo bella, gracias me dijo tenia años que nadie me decía eso, Pues, debería de oírlo a diario, gracias, “memo” me gustan tus halagos.

Nunca supe porque, pero siempre me llamo “Memo”.

Sin decir nada, me acosté en su cama y me puse de canto, y ella se quedo mirándome a los ojos, le dije, de seguro que tenia muchos años sin que alguien estuviera en su cama verdad, si, desde el 82, OH- es mucho tiempo Y en todo ese tiempo como le hizo para aguantarse tanto, pues no pensaba en eso, ella continuo con cierta tristeza, Se hizo la operación de la próstata mi esposo, y con eso se le acabo el apetito sexual, que malo dije yo, solo de ver sus preciosos ojos yo con eso tendría para excitarme, uy ¡ que bárbaro a poco tanto! , Si en realidad desde que la conocí me gusto mucho su persona, siempre la mire como una Segunda abuela, pero ahora la miro como una mujer que necesita de caricias, aquí sola sin nadie que la acompañe.

Al decirle eso le di un beso en la frente, me dijo gracias “memo” tus halagos me hacen sentirme bien, le dije déjeme darle un abrazo y la jale hacia mí.

Al hacer esto, le di un beso en la frente, me dijo, me siento sucia al estar Así de cerca contigo, ¿por qué?, pues estamos muy cerca, Bueno, no me importa, no me huele nada mal, pues quisiera estar mas limpia, le dije, ¿Si gusta bañarse? que le parece yo le tallo la espalda, Oh ¿pero como? Pues bien, me meto con usted al baño y ahí le tallo la espalda, Pero, nunca me e bañado con un hombre, Bueno, mire la edad que tiene, ya puede decir que hizo algo que no había hecho, ¿ No te da pena?, mira que estoy ya bien arrugada, Yo no le miro la piel le miro los ojos hermosos que tiene, y pues es lógico que usted es mayor pero me gustaría mucho tallarle la espalda, ¡ No esta bien! Ella incrédula, que le propusiera eso.

¡Sí esta bien! Porque nunca la han bañado y hoy quiero bañarla y darle lo que nunca nadie a querido, de tener ese detalle con usted.

Bueno, siempre quise saber que se siente, vamos pues, Le di la mano y la dirigí hacia el baño de su recamara, ahí prepare el agua para la regadera y ella lo dudaba, le extendí la mano, y se quería ir, le dije no tiene que tener nervios, solo la voy a bañar y tratarla como niña chiquita, oh que bien me tratas, solo por eso lo voy a hacer Le subí la bata y a la mitad la agarro, no queriendo.

Le agarre las manos, y le di un beso en la frente, la solté y se la saque toda su bata, era muy delgada la tela de la bata, porque en Fénix Arizona hace un calor infernal, entonces se quedo solo en pantaletas, ni le mire el cuerpo solo yo miraba sus ojo

s, y sentía que temblaba de vergüenza, le di la mano y nos metimos juntos a la regadera ahí agarre el jabón y con mucha calma hice espuma con el jabón, y le talle la espalda y todo el cuerpo superior le agarre los brazos y le lave las axilas, y ella seguía mirándome, sin bajar la vista, le di la vuelta y le lave la espalda con mucho jabón, y yo miraba que se le ¿Enchinaba su cuerpo” por no decir solo la piel, una vez que termine de lavar la parte superior decidí por bajarle los calzones, y ella me agarro las manos, Memo, estoy muy nerviosa, le di un beso tierno en los labios y soltó la prenda que ella me ayudo a quitar, al tenerla desnuda, la apreté contra mi pecho y sintió mi aparato reproductor en su estomago Oh, “estas muy excitado memo” Si, le dije es usted muy bella y no lo puedo evitar, OH- yo bella ¿así de viejita? Si así- me excita ¡ mire cuanto! bajo la vista por primera vez la miraba, oh me dijo “esta bien parada” Me dijo nunca había visto una, y menos tocarla, -oh- no me había dicho le agarre la mano y se la puse en mi aparato, sin mover la mano la miro Le dije tóquela bien que no le va a morder, ¿Me dejas acariciarla? Si, lávemela si quiere, oh, en mi vida había hecho esto Y mira a que edad lo vine a hacer, Pues ya ve que no es tarde, lávemela si quiere, Con mucho amor sin soltarla nunca, me la lavo y me tallo los huevitos también, le dije no se le olvide el culito, oh también me dejas lavártelo, ¡Si, porque yo le voy a lavar a usted también ahí! Y quiero que sepa que este limpio, como yo le voy a limpiar ahí, para que si le doy un beso ahí no huela ni sepa mal.

“Oh memo, eso nunca lo eh hecho, Pues mire hoy hará cosas nuevas, Me lavo el culito y las piernas sin soltar nunca el pedacito de carne en la mano, no la apretaba, la agarraba con una ternura que parecían dos, ella termino de lavarme bien el resto del cuerpo y le dije me toca lavarle, oh- No lo creía que le iba a lavar sus partes intimas, Le dije suba una pierna aquí para que le pueda lavar bien, OH, memo en serio ¿no te doy asco? ¿Por qué? de ninguna manera ya le dije que es bella, y hoy será la reina que siempre debió serlo a un lado de un hombre, Le lave la vagina, bien lavadita, y le metí un dedo aun así en la regadera sentí como diferentes líquidos invadían sus partes intimas, el culito le lave con mucho empeño y le metí un dedo y me asegure que no hubiera residuos de nada, le barrí el dedo por todo su interior.

Mientras que ella estaba delirando de la emoción. Ella estaba que temblaba le dije ya terminamos, vamos a su cama si gusta, Después de secarle el cuerpo, la levante en peso y le di otro beso en los labios, ella se ruborizo mucho ya en su cama, le dije, poniéndola de espaldas sus ojos son hermosos, Ella dijo, gracias me haces sentir de nuevo como quinceañera La tome en mis brazos y la puse sobre mi pecho y noto que mi aparato seguía parado, Me dijo, memo en mi vida me había sentido así, Que bien que soy yo el que la hace sentir así, Gracias me dio un beso en la boca con mucho cariño, Me dijo, ¿me dejas acariciarla mas?

-Sí- le dije, haga lo que quiera Se incorporo y se puso enfrente de mí, y con la yema de los dedos le pasaba por la cabecita, ella la miraba como no creyendo lo que hacia.

Aunque mi trozo no era mas de 6 pulgadas yo sentía que le encantaba, y eso me ponía mas caliente, después que estuvo como unos 20 minutos, solo mirándola y acariciándola con una ternura que jamás me imagine que una mujer seria capaz.

Me dijo, me ¿Dejas darle un besito? Yo oí de eso pero no me imaginaba como seria, aquí teniéndola enfrente de mí, no me quiero quedar con la tentación.

Haga lo que quiera con ella le dije, hoy es suya por toda la noche, Le dio besito tierno, y un hilito de jugo pre-seminal se estiro, al ver eso le encanto y se espero por hacerlo de Nuevo mirando el hilo de plata que se le estiraba de los labios, después la beso por todos lados solo en la cabecita, creo que tenia miedo que se le fuera a desaparecer, Le dije si gusta métasela a la boca, es Hermosa me dijo, nunca la había tenido así, y no sabe a nada, le empezó a dar chupetes sin perder la ternura, yo estaba que iba a tronar, pero me aguante con una fuerza sobre humana, solo al ver la ternura, eso era la medicina para mi impaciencia, se la metía hasta la base después la sacaba la volvía a mirar y se la metía de Nuevo.

Así estuvo buen rato, mi mano, al sentir esa mujer madura gozar con mi cuerpo c

omo nadie me había hecho sentir, tome un pecho, el pezón era de muy buen tamaño, y los pechos caídos que en su época me hubieran hecho voltear la cabeza.

Le rozaba el pecho con ternura como ella me hacia, hasta empezar a apretar mas el pezón y le gustaba mas, sentía como su cuerpo temblaba de lado a lado no quise interrumpirla, ella estaba en otro mundo, como quiso me acaricio, se tomo como una hora mamándome con dulzura, mis huevos iban a reventar si no terminaba en cualquier momento, le dije Nina, siento que voy a explotar, oh- ¿yo te estoy haciendo sentir eso? ¡Si ¡ le dije, con esa ternura me a puesto al bordo del éxtasis desconocido, ¿quiere ver como salen?, o los quiere probar, – oh – si los quiero probar, y mirar como salen, le dije dele un poco más rápido con los labios cerrados, ¿Oh sí? y empezó un mete y saca con presión y en dos metidas sintió mi descarga, que se detuvo, se paso un chorro y se la saco para mirar, al hacer eso con ella agarrada de la mano, miro como un chorro le brinco a la cara oh- que rico, que bello, ” Nunca había visto esto” Después que noto que ya no echaba mas, le dije dele otras mamaditas, pero más lentas ahora, y así lo hizo con un arte, como si quisiera que el encanto no se terminara nunca, -ah-que maravilloso, me dijo fue impresiónate.

Le tome de la mejilla y le dije béseme el pecho, y desde el ombligo me beso cada rincón de mí estomago, y se quedo en los pezones, mamándolos y dándoles besitos, yo quería que se quedara ahí besándome, y que dejara el sabor de mi semen en mi cuerpo para no besarla y sentir mi sabor.

Me beso el cuello y busco mi cara, me beso por todos lado yo le agarre sus sentaderas y las apreté le busque la boca y la bese con la misma ternura que ella lo había hecho, y con mucha lentitud empecé a besarla más rápido y más apasionadamente, y al rato le metí la lengua que se extraño, y la recibió con miedo, al estar yo buscando su lengua, me la dio por fin y nos besamos como adolescentes, yo al besar siempre e cerrado los ojos y hoy no fue la diferencia, – no-tenia a un anciana, tenia a una mujer ardiente que en toda su vida no había probado el sexo oral y ahora un tapatío se lo iba a dar.

Después de besarla me baje por su pecho y le bese lento después apure mi paso hasta mamárselos mas duro, y jalarlos con los dientes, que ella recibía las caricias retorciendo su cuerpo. Una vez que llegue al monte de venus le puse una almohada en las sentaderas y con los ojos cerrados para no mirar las canas que pudiera tener, le di la mejor mamada que había dado en mi vida.

Su clítoris era pequeño, que gocé a mis anchas, echa tenia la cama toda mojada pero no era tiempo para andar fijándome en pequeñeces le rocé con la lengua a un lado de la entrepierna, y me quedaba ahí después regresaba al clítoris.

Ella, no paraba de echar agua, me agache un poco mas y le empecé a pasar la lengua por el ano, el cual la volvía más loca que antes, se revolcaba de arriba sin perder su posición ella, notaba que se quería separar de tanto orgasmo pero esperaba, cual seria mi siguiente travesura. Una vez que los dos orificios sintieron mis travesuras con mi lengua y dedo Me le puse enfrente y le bese el cuerpo como ella lo hiciera conmigo sus flácidas tetas tuvieron mi atención de nuevo, y la bese con ternura pero ella ya era un torbellino, ella me metió la lengua, y me sacaba las amígdalas.

Le empecé a meter mi corto aparato reproductor y ella sentía que iba a tener orgasmos más intensos que los anteriores Me abrazaba fuerte, con un fuerza que no creía que su cuerpo tuviera toda vía, su vagina era grande y mi pene, penetro en tres entradas yo ya estaba de nuevo listo, pero me esforcé de Nuevo, a tener mi eyaculación la tome sin prisas y la bombee, ella me gritaba “Memo”, me estas haciendo vivir de nuevo. Mas, dame mas, y así como lo pedía yo seguía y me apretaba con unas fuerzas increíbles para su edad.

Termine adentro de ella, y quede muerto, me puse de lado de ella y nos besamos con ternura, hasta quedarnos dormidos, nos despertamos abrazados, y ella al momento que se sintió despierta me volvió a dar una buena mamada. Igual de tierna que la noche anterior.

Pero ya con mas maestría y me besaba y lambia los huevos, me dijo, “memo” anoche fue la mejor de toda mi vida, aun no lo creo.

Y seguía chupando y mamando, le dije ahora le voy a dar una sorpresa ¿ Otra? Si otra, y una vez que sent&iac

ute;a que iba a terminar, fui al baño y agarre un tarro de vaselina y le dije, le voy a hacer el amor por atrás, no dijo nada y yo le unte un tanto como a mí, y de perrito, con las tetas colgando que gozaba yo de pasada, le empecé a dar piquecitos lentamente y ella los recibía, ella mas la quería así estuve un rato hasta que entro toda, ella una vez mas, convertida en una quinceañera llena de vida, se empezó a mover como queriendo que me metiera todo mi ser dentro de ella, en el cual, pues mi tamaño no ayudaba, y sentí en mis piernas una venida como de yegua orines, orgasmos, agua, y antes que nada placer para ella y un inmenso orgasmo para mí.

una vez de tamaño sin dureza me salí y me recosté Ella me dijo – ¡ya no te voy a dejar ir ¡ me as hecho muy feliz.

Le dije usted también a mí, pero sí me tengo que ir, Oh, que lastima, Bueno, le dije vamos a bañarnos para desayunar, Si, me dijo vamos a bañarnos y se bajo como una quinceañera de la cama me dio la mano ahora ella, convertida en otra persona.

Nos bañamos sin mucho agasajo porque los dos teníamos hambre Y no solo de sexo vive el hombre En fin, así desnudos comimos, y nos dábamos de comer en la boca sin hablar de nuestros respectivos cónyuges, la fantasía seguía.

Una vez que comimos, caminamos por su casa, y miramos las fotos nuevas que los nietos le mandaran, ahí mire a mis hijos que tenían muy buen lugar entre los nietos, mi esposa, también gozaba un buen lugar entre sus familiares. Nos llevamos un café a la sala y ahí platicamos de lo que no habíamos platicado en los últimos 4 años, y sin mirarnos el cuerpo desnudo los dos seguíamos encantados del uno y del otro, Se dieron las 1500 horas y le dije bueno creo que tengo que irme a ver a su esposo, si no lo miro ahora no sé cuando lo volveré a ver, Ella me dijo, yo voy contigo ” No”, le dije, no puedo regresarla de ahí tengo que tomar otra carretera y después como se regresa, me tengo regresar a California a tomar mi vuelo. Mi antiguo jefe estaba en un Hospital Militar, ( él era veterano de la segunda guerra mundial) y estaba en la capital del estado iba a ser muy difícil para ella, por eso no la quise llevar, y yo debería de haber salido desde las 8 AM así que tenia que irme en “Zumba ” Espero regresar, tal vez pueda en 3 años, pero ya sabe, nos vamos a Alemania.

Si, tienes razón, te voy a extrañar mucho, siempre té extraño, los extraño a todos, pero ahora mas a ti, y con lo que me diste, mas, Gracias Nina, le di un beso Y se le salió la niña o adolescente de adentro y me tomo, ahora como una colegiala, como si quisiera hacerlo, en la hora del recreo, me tomo ella y tubo un orgasmo divino muy húmedo, que su misma alfombra mojo, yo tuve otro igual y nos quedamos abrazados, solo esta vez por 15 minutos, con carisias cortas pero tenia que irme.

Me fui, y cuando puedo le llamo, otras beses le escribo, ella siempre nos manda a todos tarjetas en las navidades y cumpleaños de todos, sigue siendo como si nada la abuelita, que siempre habíamos tenido.

Para sus comentarios y criticas constructivas y dos que tres insultos, si me creen merecedor.

A sus ordenes

Autor: Mariachi_44

Mariachi_44 ( arroba ) yahoo.com.mx

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Un comentario

Dejar un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.