Mi esposa mamándosela a otro

¡Comparte!

Susan sintió que la tenía bien dura, puso las dos manos en mi zipper y sacó mi verga del pantalón, quedando Susan frente a mí dándole la espalda a la norteamericana, se puso de rodillas y me la comenzó a mamar ahí en medio del piso, la americana se acercó sobre Susan y con su novio tras de ella me comenzó a besar en la boca mientras Susan hacía lo que hacía.

En ese lugar que se llama secrets han ocurrido muchas cosas y ciertos días se mezclan con otros, pero hay instantes que se quedan bien claros. Trataré de separar esos instantes y convertirlos en historias individuales.

Estábamos bailando y nos acercaros a una pareja de norteamericanos, ella se volteó y besó a Susan en la boca, entre las dos se agasajaban y yo trataba de agasajármela, pero de repente quedaba muy lejos, le seguimos y se acomodaban de tal manera que el novio de la chica quedaba con Susan y yo con ella. Te diré que besaba muy bien y en eso estamos de acuerdo Susan y yo.

Ella me agarraba mucho la verga y se agasajaba a Susan también. El novio estaba medio serio y después me di cuenta por qué.

Entre canciones ella decidió presentarse con nosotros, resulta que ella y él se iban a casar pronto y se notaba que este tipo de actividades eran su onda y no la de él y a mí se me hace que él lo hacía por querer quedar bien con ella.

Estuvimos agasajando bastante con ellos imagínate un trencito donde ellas están de frente, yo atrás de la norteamericana y el atrás de Susan.

La mujer se estaba calentando bastante porque cada vez me estaba poniendo más atención a mí, en una de las acomodadas Susan quedó de mi lado y sintió que la tenía bien dura, puso las dos manos en mi zipper y sacó mi verga del pantalón, quedando Susan frente a mí dándole la espalda a la norteamericana, se puso de rodillas y me la comenzó a mamar ahí en medio del piso, la norteamericana se acercó sobre Susan y con su novio tras de ella me comenzó a besar en la boca mientras Susan hacía lo que hacía.

Estuvo muy bueno eso y me vine pronto. Ella se enderezó y seguimos bailando, después la norteamericana se siguió agasajando con nosotros y al bato se le notaba que estaba sufriendo, como que eso no era su tasa de té.

Ella nos dijo dirigiéndose a mí que quería mamarme la verga y que Susan se la mamara a su novio, me quedé con los ojos cuadrados y me le quedé viendo a Susan porque yo sabía que iba a decir que no.

Susan volteó a verla a ella y dijo yes y las dos voltearon a verme a mí, yo como apendejado con estrellitas en los ojos no me dejé ver muy de acuerdo y la norteamericana me comenzó a rogar que por favor dejara que ella me mamara la verga. Sin más ni menos Susan se agachó frente al norteamericano y le comenzó a bajar la bragueta y casi inmediatamente se la comenzó a mamar.

Te imaginarás todas las cosas que me pasaron por la mente en ese instante wau.

La norteamericana se sentó en un escaloncito que ahí en una pared del espejo en la pista de baile y me sacó la verga del pantalón otra vez y se la puso en la boca.

No se si soy sadista o masoquista por disfrutar a meterle la verga en la boca a una mujer enfrente del hombre con el que se va a casar y definitivamente no estaba disfrutando nada de esto (casi lloraba y no se le paró el pene), o el disfrutar ver a mi propia esposa mamándosela a otro hombre.

Autor: Thehoustoncouple

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.