LA PUTA DE MI PRIMA II

¡Comparte!

Hola me llamo Fernando tengo 20 años y les escribo desde Buenos Aires Argentina para contarles mis experiencias con el sexo las cuales son 100% reales.

Como les conté anteriormente la tarde recién comenzaba y la pasaría a puro sexo con mi prima y sus dos compañeras Laura y Sol, yo tenia mi primer orgasmo mientras mi prima me mamaba la verga, y sus compañeras me daban sus conchitas para que se las chupe, gran parte de mi leche se la tragó mi prima pero en mi panza dejó unos restos que invitó a sus amigas para que la prueben, ellas al principio, con asco, lo hicieron y así sintieron el sabor de algo que muchas veces habrán visto en fotos y videos (que por cierto les gustó mucho), pero yo todavía no había penetrado ninguna de esas tres conchitas y esa oportunidad no la dejaría pasar.

Mientras mi verga se ponía nuevamente a punto me propuse averiguar si las amigas de mi prima estaban dispuestas a que las penetre, lo primero que les pregunté fue si eran vírgenes, a lo que Laura me dijo que no, y Sol que si, entonces le dije a Laura quien la desvirgó, ella me contó que hacia cinco meses salió con un chico de 18 años que fue él, pero que no disfrutó mucho ya que él también era virgen.

A Sol le pregunté si creía que ya estaba lista para tener sexo, a lo ella me dijo que era una necesidad, ya que todas las noches no hace más que masturbarse pensando en su primera vez, fue ahí cuando les dije que yo las ayudaría para que disfruten del sexo, haciéndoles sentir sensaciones y placeres únicos, les sugerí que lo mejor era ir a un cuarto grande.

Nos dirigimos al de mi tía todos desnudos, mientras yo sentía que mi verga ya estaba lista nuevamente, me recosté en la cama y le dije a Laura que me mamara la verga, ella me dijo que eso no lo había hecho nunca y que no sabía como hacerlo, a lo que le respondí que simplemente se meta la verga en la boca y así lo fue haciendo, con delicadeza chupaba mi cabecita, mientras que con la mano derecha apretaba mi trozo, mientras a Sol le dije que se recostara al revés mío cosa que pueda chupar su concha y así fui abriendo camino en su conchita virgen, la que tenia unos labios bastante anchos, que sentían como mi lengua entraba y salía.

Mi prima que no se quería quedar afuera comenzó a besar mi cuerpo y a pasar su lengua por el, así era la imagen, Laura tratando de mamar mi verga, yo chupando la concha de sol y mi prima saboreando el sudor que corría por mi cuerpo, yo dejé de chupar la concha de Sol para pasar a meter algunos dedos porque ya tenia decidido que sería a la primera que me cogería.

Metí un dedo y sentía que me iba ser difícil entrar en esa conchita ya que estaba muy estrecha, pero no me importó, fui tratando de abrir más su hoyito que iba cediendo mientras ella me decía que quería que se la metiera.

Estaba muy excitada, se notaba ya que de su concha salían abundantes jugos, fue ahí cuando le pedí a Laura que deje de mamar mi verga, y a sol que se abriera los labios vaginales lo más que pueda y recostándome sobre ella dirigí mi verga a su agujerito, del cual salían abundantes chorros que fueron los que ayudaron a que mi verga entrara.

Pero costó, ya que al ser su primera vez, Sol todavía tenia la conchita muy estrecha, pero con unos labios muy carnosos que sentían como mi verga entraba y salía, ese mete y saca era acompañado por los gritos de placer y dolor que Sol daba, ay, ayay, así, así, siiiii ahah, más despacio, me vas vas a partir, pero no pares, la quiero todaaaa, ayyy que lindo, si así, metela más.

Mientras sentía que ella tenía un orgasmo y yo no tardaría mucho en acabar, saqué mi verga y dársela a Sol para que me la mame, y así lo hizo, con una excitación que ni parecía que nunca había mamado una verga, la estiraba de arriba abajo mientras me chupaba la cabecita que en segundos no tardó en largar inmensos chorros de leche que terminar

on en la boca y la cara de Sol, que golosa se limpiaba la leche con los dedos y se los metía a la boca.

Yo recibía los reproches de mi prima y Laura que también querían sentir el placer de mi verga, la que Sol había dejado lustrada, pero que aun tenia restos para más, por eso le dije a Laura que la estire de arriba abajo, y así lo hizo, eso provocó que en minutos mi verga tomase un buen tamaño, y esté dispuesta a perforar la conchita de Laura, que rápidamente se sentó sobre mi verga y comenzó a cabalgar como si fuera todo un jinete corriendo una gran carrera.

Lo hacia con muy buen ritmo y eso me daba un gran placer, que se agrandó más aún cuando mi prima acercó su concha a mi cara y la dejó ahí para que yo se la chupara, mientras sentía que Laura tenia un nuevo orgasmo y le decía a mí prima que era hora de que ella sintiese mi verga.

Sin dudarlo mi puta prima, se acercó a mi verga, la agarró con su mano, la estiró un poco, acercó sus labios y la comenzó a mamar para dejarla más dura aún, y ahí si se sentó sobre ella, y que placer sentía tanto ella como yo, que además de ver y sentir a mi prima subir y bajar de mi verga veía a sus dos amigas meterse mano por todos los rincones de su cuerpo, dándome a entender que además de putitas tenían algo de lesbianas, que para nada me importaba.

Esas imágenes hicieron que de mi verga saliera con una gran velocidad un abundante chorro de leche que fue a parar a las entrañas de mi prima, la que no tardó mucho en terminar, ya cuando mi verga se iba cayendo, todas desesperadas se peleaban por limpiar mi verga que para esta tarde ya había tenido mucho.

Si se preguntan si le ayudé a mi prima con sus problemas escolares les cuento que no, ya que Sol, que era la más estudiosa, se comprometió a ayudarla, siempre y cuando yo les siguiera dando el placer que les di, ¿y por que no lo iba a hacer?, de hecho lo seguí haciendo.

Más adelante les contaré la vez que en una nueva orgía pude desvirgar sus hermosos y estrechos culitos.

Espero que les haya gustado mi historia.

Autor: Fernando

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.