La puta sumisa que existe

¡Comparte!

Llegue a la hora prometida no sabia quien eras pero lo supe cuando te acercaste a mi.

Llegue a la hora prometida no sabia quien eras pero lo supe cuando te acercaste a mi y me diste un beso en la boca algo agresivo por cierto me tomaste de la mano y me dijiste camina nos dirigimos a tu auto al llegar a el note que tenia los vidrios polarizados entramos al entrar me preguntaste que traía de bajo de mi vestido te dije que nada a lo que dijiste mejor así no pierdo tiempo

en ese momento con una voz firme me pediste que me lo quitara mientras me decías que no querías que me arrepintiera de nada ni sorpresitas por que lo lamentaría quede desnuda ante ti diste la vuelta y sacaste un vibrador de gran tamaño y una sabana

abre las piernas dijiste a lo que inmediatamente obedecí encendiste el vibrador y de un golpe lo metiste no me atreví a quejarme pero al ver tu que no entraba al golpe de tres puñetazos sobre mi vagina lo hiciste entrar eso si me dolió y me queje un poco tu solo sonreíste viste mis enorme senos y comenzaste a golpearlos y pellizcarlos mientras me masturbaba y manejabas a nuestro destino luego me pediste que te masturbara mientras conducías y en espacios me golpeabas o pellizcabas mis senos o me pegabas en mi vagina así un buen rato hasta que llegamos a una caseta de cobro yo automáticamente deje de masturbarte por el miedo de que nos vieran cuando salimos de ahí te molestaste y comenzaste a gritar y golpeaste mis senos con mas fuerza y sacabas y metías el vibrador a mi vagina llegamos a una cabaña a las afueras de la ciudad me pediste que me bajara y subiera al cuarto de la derecha así que baje y camine sentía que el vibrador se me salía pero eso tu lo disfrutabas entramos a la habitación y me dijiste colócate con el culo en alto para mi perra obedecí inmediatamente

sacaste de tu maleta un cable coaxial y comenzaste a azotarme las nalgas grite a los primeros azotes lo cual no te gusto azotaste mas fuerte y paraste luego ataste mis manos entre mis piernas y colocaste una mordaza

sacaste un látigo y comenzaste a azotarme gritaba y me retorcía del dolor y parecía que nunca terminarías luego me colocaste boca arriba y comenzaste a azotarme los senos sentía un ardor inmenso pero no dejabas de azotarme luego te detuviste y me amarraste mis senos y sacaste unas pinzas las cuales colocaste estratégicamente en ellos abriste mis piernas y colocaste otras mas así las dejaste un rato después me colocaste boca abajo con todo y pinzas lo cual me dolía y me quejaba y sin pensarlo me abriste las nalgas y me la clavaste por mi ano lance un alarido horrible como el dolor que sentía pero tu mientras me la clavabas con todas tus fuerzas y carcajeabas diciéndome que esto era lo que querías y que ahora si no sabia que hacer pero que faltaba mas saco su pene y lo reemplazo con un vibrador el cual retorcía en mi ano en un momento lo dejaste ahí y me sacaste el vibrador de mi vagina y sacándolo salió un chorro de orina a lo cual no te pareció tomaste de nuevo tu latigo y me seguiste azotando esta vez me pediste que los contara comenzaste y yo gritaba de dolor pero los contaba en mi mente dejaste de azotarme sentía mi culo hinchado y ardiente me mostraste con un espejo como se veía y por dios estaba morado y tenia pequeñas excoriaciones y unas lograban sangrar un poco a lo que me preguntaste cuantos fueron mi amor y le conteste 99 bien CREI que te confundirías pero veo que eres una perra astuta luego me colocaste boca abajo y se habían caído unas pinzas pero no todas tomaste un cinturón de cuero y a cada cinturonzazo quitabas una pinza incluyendo las de mi vagina la que mas me dolió fue la de mi clítoris grite horrible me dejaste descansar cuestión de minutos y sacaste una vela la encendiste esperaste que se derritiera y comenzaste a derramas cera en mis senos y clítoris me ardía demasiado pero lo soporte oportunamente terminando eso me abriste las piernas y comenzaste a cojerme mhhhhhhhhhh todos mis dolores pasaban mientras me cogías azotabas mis senos con fuerza pero no lo sentía era placer y quería mas bombeabas rico entraba y salía me embestías como si fuera cualquier otra cosa menos una mujer y eso me gustaba de repente la sacaste y me vaciaste tu leche en mi cara eso me encanto pero no dejaste que me corriera así que me sentía llena lista para explotar terminaste me desataste y ordenaste que me aseara que por hoy era suficiente que veríamos que pasaba después me levante y mire

al espejo por dios pensé estaba toda morada de los golpes y con grandes escoriaciones que sangraban en mi espalda nalgas y senos pero eso me había encantado

si algún amo quiere someterme envíen un mail a care_666 (arroba) hotmail.com y trataremos de ponernos de acuerdo solo quiero ser la mas puta sumisa que exista

Autor: care_666

care_666 ( arroba ) hotmail.com

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.