La putita de la gasolinera

putita gasolinera

Mi nombre es Paola y soy una mujer de 42 años de buen cuerpo, muy ricas tetas y nalgas paraditas de piernas bien torneadas y últimamente mi marido ha estado con la idea que tenemos que hacer algo diferente en nuestra relación sexual, cuando tenemos el empezó por fantasear que yo tenía sexo con otro y mientras lo hacíamos yo le contaba cómo me cogían.

Un día saliendo de una reunión cerca de las 2 de la mañana al subirnos al auto nos besamos y comenzamos a acariciarnos lo que nos puso muy calientes y a mi muy mojada y yo con el alcohol me excito muchísimo, yo traía un vestido muy escotado sin brasier y muy corto así que fue fácil que mi marido me metiera mano y me quito la tanga que traía, me dijo que me llevaría a un motel a coger y yo le dije que sí, arrancamos yo seguía excitada y me comencé  masturbar y él me dijo que me subiera la falda para ver, en un semáforo estiro la mano y me saco las tetas para acariciarlas al arrancar las iba a cubrir y me dijo déjalas afuera, a mí me excito y como a esa hora hay poco transito lo hice, yo seguía masturbándome muy excitada y con las tetas de fuer y abierta de piernas, mi marido me dice que faltaba gasolina y que pasaría a cargar, al acercarnos a la gasolinera me senté bien para arreglarme y mi marido me dijo que haces, yo le dije tapándome porque entraremos a la gasolinera y me va a ver el despachador, y él me dijo y no te gustaría que te viera?, yo me quede pasmada y le die estás loco, a lo que me contesto anda sigue masturbándote, cuando volverás a ver a esa persona, la verdad me excito pero me quede pensando qué pensaría de mí, y me repitió anda a ti te excitara y a mí también, al oír esto dije si y volvía a acomodarme y me seguí masturbando.

Entramos a la gasolinera y mi marido se estaciono cerca de la bomba y al acercarse el despachador a su ventana para preguntarle cuanto cargaría pudo verme abierta de piernas masturbando y mostrando mis tetas, el señor como de unos 65 años se quedó un poco nervios a lo que mi marido con normalidad le dijo que le llenara el tanque, el señor empezó a cargar y se acercó nuevamente para preguntarle si quería que le limpiara el parabrisas y seguramente para volverme a ver, mi marido le dijo si límpialo por favor y así también tendrás una mejor vista, el señor se quedó sorprendido y comenzó a limpiar el parabrisas al tiempo que me veía y disfrutaba verme desnuda masturbando, le dije a mi marido ya ha de tener la verga bien parada y él me dijo seguramente se muere de ganar de cogerte a lo que le conteste pues de perdido de meterme mano o chuparme las tetas, entonces mi marido me dijo y si lo dejas que te agarre las tetas, yo le dije que no pero dentro de mí con la excitación que tenia se me antojo sentir esas manos agarrándomelas e incluso chupándomelas, mi marido me dijo anímate ya te dije cuando lo vuelves a ver, esa gasolinera está cerca de la casa y le dije a veces vengo a cargar aquí, no importa ni se acordara viene mucha gente, en eso se acercó el señor y le dijo listo mi marido saco el dinero y le pago y entonces le solicito factura, cosa que no es normal, y yo le dije para que factura, y me dijo para darte tiempo a que te decidas, anda déjalo que te toque, yo solo le dije bueno solo porque tú quieres después no te arrepientas, la verdad es que la idea me excitaba mucho, mi marido se bajó del auto y se acercó al señor que está haciendo la factura volteaban a verme y seguían hablando, el señor le entrego la factura y se acercaron al auto de mi lado y me dijo baja el vidrio, yo obedecí y el señor me miraba las tetas y mi vagina expuestas a él y entonces mi marido le dijo puedes tomar tu propina el señor me miraba inseguro y le dije anda con confianza fue entonces que se acercó a la ventanilla acerco sus manos y sentí como se apoderaron de mis tetas, fue una sensación fenomenal sentí como mi vagina se mojaba y palpitaba a mil, mi marido se subió al auto de su lado y comenzó a tomar fotos con su cel mientras el tipo seguía acariciando mis tetas y de pronto sin más su mano bajo y me agarro la panocha me sentí morir hasta un pujido de placer se me salió y mi marido no dijo nada y comenzó a acariciarme la panocha y las tetas yo estaba calientísima y sin pensarlo le dije chúpame las tetas, el tipo metió la cabeza al auto y sentí su boca contra una de mis tetas y como comenzó a succionarle mientras su lengua jugaba con el pezón yo ya estaba hirviendo, sentí l mano de mi marido en el hombre y voltee a verlo y me hizo la seña de que ya nos fuéramos, el hombre pegado a mis tetas y acariciando mi vagina estaba embelesado, lo tome de la cabeza y lo retire despacio y le dije ya fue suficiente propina gracias por tan rico momento el señor nos dijo que si era posible que le mandáramos las fotos mi marido le dijo que si y yo tome su número, me pude percatar que debajo del overol tenía la verga bien parada y no pude dejar de imaginarme su verga

Nos fuimos llegamos al motel y sin cruzar palabra tuvimos un sexo fenomenal y mientras lo hacíamos comentarios de lo sucedido.

Días después pase a la gasolinera a cargar combustible y recordé lo que había pasado y pensé ojala no me encuentre a eses despachador, y así fue no lo vi, varias ocasiones fui cargar combustible y no lo vi, fue como un mes después que pase cargar combustible como  las 10 de la noche que volvía de casa de una amiga y venia yo con una minifalda y con una blusa algo escotada y me estacione y el despachador se acercó y me pregunto cuanto iba a cargar yo no levante la mirada y le dije que cuanto, el despachador se retiró oí como empezaron a cargar y el despachador se acercó nuevamente y me pregunto si limpiaba el parabrisas, nuevamente no levante la mirada pues buscaba el dinero en mi bolso y le dije que si, al terminar de limpiar el parabrisas se acercó y escuche que me dijo, hoy como va a ser la propina, de inmediato voltee y era el señor que ese día nos había despachado y que me había metido mano y chupado las tetas, de momento no supe que hacer o decir y se recargo en la ventanilla y mirándome las piernas me dijo ese día ha sido el mejor día de trabajo que he tenido y usted es una mujer muy bella que no haría yo con usted, eso me halago y al mismo tiempo sentí como mi vagina se comenzó a humedecer y le dije muchas gracias es usted muy galán, el continuo esa noche con todo respeto, cuando se fueron fui a masturbarme al baño pensando en usted y fue muy rico recordar lo suave de sus tetas cuando las toque y cuando as tuve en mi boca mientras sentía la humedad de su vagina en mis dedos, al escuchar esto mi vagina se súper humedeció y palpitaba de excitación, yo le dije que halagador y me imagino que se quedó muy excitado y no había otra más que masturbarse, él me dijo pues si era la única manera, y se oyó que se botó la bomba porque había terminado de cargar, él se retiró y yo metí mi mano por debajo de la minifalda hice a un lado la tanga y me acaricie la vagina que la tenía muy húmeda entonces regreso el despachador y saque la mano rápidamente tome el dinero y le pague y me dijo ya me di cuenta que la propina será la misma verdad? Yo lo mire y seguí su mirada y al agacharme la minifalda estaba hasta arriba y con la tanga a un lado y mi peluda vagina expuesta nuevamente a su mirada, yo estaba muy caliente y le dije tómala por favor, el señor se acercó metió la mano y comenzó acariciándome las piernas, yo temblaba de placer hasta que sentí como su mano toco mi húmeda vagina y casi me vuelo loca, voltee a verlo y lo tenía cerca así que lo acerque y lo comencé a besar, casi tengo un orgasmo al sentir su lengua dentro de mi boca y sus dedos jugando con mi vagina, mientras el hacía eso yo desabroche dos botones de las blusa y le dije agárrame las tetas el subió las manos volvió a besarme y me agarro las tetas, la ventaja es que no había más autos en la gasolinera pero sus compañeros si se percataron de los sucedido, así que le dije ya está bien me tengo que ir, el salió de la ventanilla y me dijo me llamo Emilio y yo le dije Paola y me fui

Ese día en la noche nuevamente tuve sexo con mi marido y fue fabuloso y recordaba lo que me había hecho el señor Emilio en la gasolinera.

Seguí yendo a la gasolinera pero siempre de noche pues es el turo que tiene el Señor Emilio y cada vez que voy me da mis metidas de mano y chupada de tetas, y en la última ocasión pase ya tarde después de haber ido al bar con unas amigas y de regreso con el alcohol y algo de calentura pase a cargar combustible, sucedió lo mismo caricias besos pero esta ocasión abrí la puerta y le saque la verga del overol no aguante más y lo hice, al ver salir esa verga dura erecta venosa mi vagina palpitaba a mil una verga que para su edad era rica gorda y grande así que lo jale hacia mi yo sentada en el auto y la verga la tome y la acerque a mi boca y comencé a mamársela él se retorcía de placer y a mi sin importar nada se la chupaba con las piernas abiertas y las tetas de fuera bajo la mirada de sus compañeros, hasta que uno se acercó y le dijo te estás viendo lento ya llévatela a los los lockers, yo seguí en lo mío y él me dijo quieres ir, levante la mirada y le dije a donde me contestó a los locker a los vestidores, yo le dije si si quiero, estaba muy caliente, así que me dije estaciona el coche ahí, y así lo hice al bajar me tomo de la mano y me llevo a los vestidores, al entrar era un cuarto con locker para guardar sus cosas había dos camas de madera individuales, el corrió y las pego y me dijo por fin se me va hacer darte una buena cogida, yo no dije más y me quite el vestido, no traía brasier, Emilio comenzó  desnudarse mientras me miraba y me decía no aves que ganas de meterte la verga tenia y por fin te la voy a dar, me quite la tanga y el ya desnudo me abrazo y comenzó a besarme por todos lados yo también lo besaba y me chupaba las tetas mientras yo le acariciaba la verga dura y parada y los huevos, lentamente me recostó en la cama y me abrió las piernas y se metió en medio de mí y pronto sentí como su lengua se apoderaba de mi clítoris, yo comencé a pujar de placer mientras su lengua recorría toda mi vagina hasta alcanzar mi culo que también lamia y yo me retorcía de placer y su lengua entraba y salía de mi vagina, hasta que no aguante más y le dije quiero que me penetres méteme tu verga, de inmediato subió acomodo su verga en mis labios vaginales y lentamente sentí como su verga dura y gruesa se abría paso penetrándome y yo gozando de placer hasta que sentí como sus huevos chocaron con mis nalgas mientras sus manos se apoderaban de mis tetas y comenzó el mete y saca delicioso, se agachaba y me chupaba las tetas me besaba en la boca en el cuello y yo el pecho y lo agarraba de las nalgas para que en cada embestida jalarlo hacia adentro de mi estábamos en una cogida frenética, luego de un rato me volteo y me puso de perrito y nuevamente sentí como su verga me penetraba por la vagina y nuevamente el mete y saca comenzó me dijo me fascina como rebotan tus nalgas y tus tetas en cada metida, y yo solo acertaba a decirle cógeme duro papito dame tu verga rica la quiero hasta adentro, y me dijo vas a querer que te de mi lechita adentro, esto me excito y le dije si quiero que me llenes de tu lechita dámela toda soy tu puta has conmigo lo que quieras, y en eso me saco la verga de la vagina y sentí como me la acomodo en el culo y me puso saliva y le dije que haces me contesto eres  mi puta y te quiero coger por atrás y de golpe sentí como su gruesa y larga verga comenzó a penetrarme y yo solo alcance a dar un pujido y me sentí morir, hacia muchísimo que no lo hacía por atrás y solo 3 veces en mi vida lo había hecho, sentí como su verga entro completamente y sus huevos chocaron nuevamente en mis nalgas y comenzó a cogerme, a mí me dolía pero luego de un rato el placer afloro y era fabuloso, luego de unís minutos de cogerme por el culo, saco su vergeta y se levantó y le dije que pasa y me dijo voy a enjuagarme para meterla por adelante otra vez, regreso y se acostó y me acomodo sobre tome su verga y la puse en mi vagina y me deje caer lentamente y luego comencé a cabalgarlos, el me sobaba las tetas y a veces me jalaba para chupármelas mientras yo me lo cogía, fue de pronto que se abrió la puerta de los vestidores y entro otro despachador un hombre también como de 60 años, yo me quede quieta y Emilio me dijo no pasa nada tu sigue, el hombre nos dijo no se fijen yo vengo por unas cosas ustedes sigan en lo que están, Emilio seguía como si nada, así que yo me volví a aplicar en lo que estaba pero el hombre mientras acomodaba unas cosas nos miraba como cogíamos, yo seguí en los mío y me desentendí del hombre y seguí gozando la cogida, y de pronto vi pasar al hombre completamente desnudo, él se siguió y me dijo Emilio se va a bañar, yo le dije ok, luego me acostó y ,e abrió de piernas y comenzó a cogerme nuevamente, yo gozaba riquísimo, luego de unos minutos salió el hombre de bañarse nuevamente desnudo y paso muy cerca de nosotros yo me le quede viendo a la verga se veía que estaba excitada pero la tenía parada a medias, y de pronto voltee y el hombre estaba parada a un lado de la cama a la altura de mi cara acariciándose la verga y Emilio no le decía nada mientras me seguía cogiendo, yo no dije nada hasta que el hombre comenzó  masturbarse, yo voltee a verlo y al darse cuenta me dijo espero no te moleste pero verlos así excita y por lo menos me masturbo viéndote, yo le dije que no había problema, seguimos cogiendo y Emilio me saco su verga y me volteo y me puso viendo a la pared y él se bajó de la cama quedando parado detrás de mí, comenzó a chuparme las nalgas y a acariciármelas o sentía deliciosos pues de pronto me metía la lengua en el culo y en la vagina haciendo que me excitara a mil yo volteaba y solo veía sus manos en mis nalgas y como seguía metido entre mis nalgas y el hombre a un lado masturbándose, la calentura era mucha y en un momento voltee y sentí a Emilio en medio de mis nalgas y me di cuenta que el hombre me sobaba las nalgas mientras se masturbaba, yo no le di importancia e incluso me excito y lo deje, él no se dio cuenta que lo vi, luego Emilio se levantó y me acaricio las nalgas y acomodo su verga en mis vagina y me penetro nuevamente y apoyado de mis nalgas comenzó a cogerme, así estuvo un rato y luego lo sacaba y me lo metía por el culo y cambiaba de la vagina al culo y otra vez a la vagina y me restregaba la verga en las nalgas yo seguía retorciéndome de placer y ya llevaba como 3 orgasmos, nuevamente sentí como me penetraba por la vagina lentamente y luego sus manos se posaron en mis nalgas y la cogida era frenética y deliciosa, luego sentí como sus manos se apoderaron de mis tetas mientras me seguía cogiendo yo estaba tirada en la cama así que me levante y me apoye sobre las manos y voltee a verlo y cuál es mi sorpresa que Emilio se encontraba a un lado masturbándose y el que me está cogiendo era el otro, en ese momento pensé en quitarme pero en realidad estaba gozando y ya tenía su verga adentro, así que me voltee y seguí moviendo las nalgas disfrutando de esa otra verga, luego me tomo de las nalgas y me acomodo en la cama y se acostó de manera que lo montara tome su verga y nuevamente desapareció dentro de mí y comenzamos a coger cuando Emilio se acomodó detrás de mí me empujó de la espalda y sentí como se comenzó a acomodar detrás y su verga en mis nalgas, deduje que me iban a hacer doblete esto me puso calientísima y le ayude parando las nalgas y su verga ase acomodo en mi culo y comenzó  penetrarme sentía como sus vergas quedaban separadas de mi por una delgada pared de piel entre mi culo y mi vagina y yo comencé a gozar como toda una puta su verga entro completamente mientras la otra ya la tenía hasta adentro y comenzaron a moverse dándome una cogida deliciosa luego de un rato la verga de Emilio se salió y la acomodo tratando de meterla nuevamente pero sentí que su verga estaba tratando de entra por mi vagina junto con la verga del otro hombre incluso me dijo no aprietes el culo no lo puedo meter yo no le dije nada pues me excito la idea que me penetraran por la vagina los dos y de pronto mi vagina comenzó a ceder y su verga resbalo dentro de mí y me dijo se siente raro y le dije si me están cogiendo los dos por la vagina pero le dije y no se les ocurra sacármela quiero que me cojan por adelante los dos y que me den su lechita los dos hombres siguieron cogiéndome hasta que el de abajo comenzó a venirse sintiendo su lechita rica y segundo después Emilio también comenzó a llenarme de lechita, estaba siendo penetrada por dos vergas al mismo tiempos por la vagina y me estaban llenado al mismo tiempo de su lechita era fabulosos y explote en un orgasmo que en vid había tenido, las piernas comenzaron a temblarme incontroladamente como si me dieran calambres y mi vagina sentía que reventaba de placer y la respiración me faltaba, los hombres terminaron y yo me deje caer en la cama mientras mis piernas seguir temblando sin reaccionar y pronto vi como el par de vergas se acomodaron frente a mi cara y me dijeron chúpalas y límpiales la lechita que les quedo y yo obedecí abriendo la boca y chupando una y otra verga dejándome en la boca ese sabor característico del semen que se impregno hasta mi garanta, después de varias chupadas los hombres se recostaron uno a cada lado de mi mientras seguir acariciándome las tetas y la panocha y todo mi cuerpo y yo los tomaba de sus vergas, el otro hombre se levantó y dijo yo ya me voy termino mi turno muchas gracias por la cogida, coges delicioso putita, me dio un beso y apretón de tetas y se fue a vestir y salió nosotros todavía seguimos acostados un rato hasta que vi la hora y era la una de la mañana y le dije  Emilio que ya me tenía que ir y me dijo si pero cúmpleme algo y le dije que, dame una mamada y sácame la lechita yo le dije ya no me da tiempo pero me jalo y me puso la cara cerca de su verga y yo tome su verga y comencé a mamarla y chuparle los huevos, el me acaricia las tetas y las espalda y yo seguía chupando después de varios minutos comenzó a pujar y su verga reventó expulsando su lechita que me tomo por sorpresa y sus chorrazos se estrellaron dentro de mi boca, cosa que tampoco me había sucedido nunca, era la primera vez que alguien se venía en mi boca, yo solo había chupado después de venirse, así que fue una experiencia nueva pero no me quedo de otra que tragarme bastante de su lechita ya que se me fue hasta la garanta y la saque de mi boca soltando el resto de los chorrazos en mi cara, el pujaba de placer y nuevamente la acomodo en mi boca y me dijo límpiala déjala lista para cogerte otra vez, se la chupe y le quite toda la lechita, me senté a la orilla de la cama y el me ofreció papel para limpiarme la cara y mientras me limpiaba sentí como me tomo de las piernas me las levanto cayendo de espaldas en la cama y acomodo su verga y me volvió a penetrar y comenzó a cogerme yo le dije ya me tengo que ir y al cabo de unos diez minutos me saco la verga y me dijo es que no te quiero dejar ir coger contigo ha sido riquísimo y nunca había cogido con una mujer tan buena por eso quiero aprovechar y tener mi verga dentro de ti más tiempo, yo le dije, no te preocupes ya sabes que aquí cargo gasolina siempre y seguiré viniendo y ay sea que me metas mano y te de una mamada o si hay tiempo podemos coger al fin ya tengo tu cel. y cuando tenga que cargar te llamo antes para ver si hay tiempo y le llenas el tanque al auto y a mí también, el sonrió y me dijo no puedo crees que hayamos a seguir cogiendo y le dije pues si seguiremos cogiendo de ahora en adelante somos amantes.

 

A partir de esa vez cada qué cargo gasolina también paso un rato bastante agradable aparte de que cogemos Emilio y yo en ocasiones también con Israel su compañero que me cogió ese día y a parte ya se han sumado otros cuatro compañeros los cuales también me meten mano y algunos ya han tenido la oportunidad de coger conmigo, así que me volví como ellos me apodan la putita gasolinera.

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

1 voto
Votaciones Votación negativa