LA SUERTE DE MARCOS SERRANO II

¡Comparte!

Después de salir del colegio el día siguiente, Marcos Serrano y Eva Capdevila partirían a Toulouse, Francia. Por la mañana ya había recibido la despedida de su hermana pequeña en la ducha.

Marcos estaba en clase. De repente le cayó un papelito en su mesa. En el papel ponía: "Marcos, te espero en el servicio de las chicas al salir de esta clase. Elena." Él miró a Elena, que le sonreía de oreja a oreja.

Al salir de clase se dirigió al servicio de las chicas. Entró y vio a Elena. Ella le dijo que quería despedirse y atrancó la puerta con una silla. Entonces se acercó a Marcos y le plantó un beso. Él notaba su lengua nadando en su boca y aprovechaba para meterle mano por el culo y las tetas. Al acabar el morreo, alguien cogió por detrás al chico, y al girarse pudo apreciar a África. Ella también le beso, y Marcos también la sobó. Al terminar, las dos diosas sentaron a Marcos en un váter y se empezaron a besar entre ellas. Marcos no decía nada, estaba fascinado. ¡Flash! Marcos había sacado una cámara de fotos de su mochila y les había hecho una foto en esa posición, ellas solo sonrieron. Las chicas empezaron a desnudarse entre ellas entre besos y tocamientos. Ya estaban en ropa interior. África manoseaba las peras de Elena, que le desabrochaba el sujetador a la primera. ¡Flash! Otra foto. Después África se agachó y le bajó el tanga a Elena. El coñito de Elena era precioso. Después ella bajó las bragas de África, cuyo coño no era mucho peor. África, totalmente desnuda, sacó los pechos de Elena por encima de su sujetador. Sus tetas eran grandes con pezones medianos, mientras que las de África eran medianas de pezones pequeños. Ambas con los pezones ya en punta. ¡Flash! Una más, en ella salían las dos desnudas.

Entonces Elena se subió a un lavabo y la novia de Raúl se puso a chuparle la conchita. Elena ponía gestos raros en la cara y gemía sin parar. Marcos sacó otra foto de la escena. Finalmente Elena se corrió en la boca de África. Miraron a Marcos lujuriosamente. África sacó una pastilla de su mochila.

-Tómatela – Le ordenó.

-No tomo drogas.

-No es drogas. Con esto te podrás correr todo lo que quieras sin cansarte y sin que te baje el mástil.

-Vale.

Marcos se tragó la pastilla. Luego se arrodillaron las dos y sacaron el miembro del chico. Empezaron a pajearle entre las dos, y hubo otra foto de Marcos. Una vez estuvo la polla en un tamaño considerable, Empezaron a lamerla entre las dos una de cada lado, lo que provocó otra foto. Luego Elena se subió encima de Marcos, sin meterse la polla, y África se la metió en la boca y empezó a chupar. Marcos chupaba y masajeaba las tetas de Elena.

-Aparta un poco Elena, quiero verle la cara a África.

-Claro.

Marcos se asomó y sacó una foto a África chupándosela. Se dedicaba sobre todo a los lametones, chupando de vez en cuando el capullo, ya que dado el tamaño del aparato de su novio, no estaba acostumbrada a grandes vergas. Marcos puso un gesto inconfundible y apretó a Elena contra él. Apretaba sus tetas sobre su pecho y apoyó la cabeza en el hombro de la chica. Entonces África se sacó la polla de la boca y Marquitos se corrió en su cara.

-Oh, que calentita y húmeda leche. – Exclamó África.

Después de que Marcos hiciera una foto a África con la cara manchada de corrida, ya que pensaba hacer un "reportaje" personal, ella se subió encima y fue Elena la que se arrodilló a chupar. Marcos disfrutaba viendo botar las tetas de la novia de su amigo, pero también se asomaba a ver como la mamaba Elena, ya que le interesaba saber como le proporcionaba tanto placer. Elena, a diferencia de África, ya tenía experiencia con tamaños grandes y se la tragaba entera. Llegaba con los labios hasta mis huevos y luego los retiraba hasta el capullo. Solía hacer también unos movimientos circulares con la lengua para v

olverse loco. Marcos hizo otra de sus fotos. Siguió así hasta que Marcos no pudo más y se corrió. El chico se asomó para ver la cara manchada de Elena y tal fue su sorpresa al ver que lo tenía todo en su boca. Ante tal excitación, Marcos sacó la foto, y otra más mientras que ella abría su boca enseñando lo que contenía.

Entonces Elena tragó y se arrinconó a masturbarse mientras África se sentó en la polla del Serrano. África cabalgaba con todas sus ansias y Marcos casi le arrancaba las tetas y el culo, aparte de sacarle fotos a sus tetas y a ella entera cabalgándole. Ella tenía el tercer orgasmo cuando él se iba a correr. Ella se arrodilló y dijo: -Ahora dame a probar tu lechita que a Elena le has dado.

-Encantado.

-Vamos, dame lo que es mío. – Dijo mientras me pajeaba, y se metió mi polla en la boca.

-Aahh, ssii… -Vamos… -¡¡Ya me voy, me voy, me corrooooo!! -Glup, glup, glup…

-No tragues más. – Le dijo Marcos, le sacó una foto y ella siguió tragando.

-Esto no se acaba nunca.

-Ya casi está.

Marcos acabó de correrse en la boca de África, y ella se fue al rincón a masturbarse.

Elena se dirigió al chico.

-Me toca.

De no ser por la pastilla que le había dado África, Marcos no habría podido aguantar más, en cambio, aguantó el doble. Elena se le sentó encima, con las pertinentes fotos de tetas y cabalgamiento. Empezó a subir y bajar. Se notaba que ella tenía más práctica, le daba más fuerte y provocaba más placer. Al contrario que los tres de África, Elena solo tuvo un orgasmo, ya que era más dura. Marcos se vino en la preciosa cara angelical de Elena que posó llena de semen para una foto.

Marcos había insistido, pero ninguna de las dos le dejaba correrse en su coño por no quedar embarazada. Seguidamente Elena se puso a cuatro patas y empezó a mover el culo llamando a Marcos. Éste se acercó y cogiéndola de la cintura, la metió de golpe. Elena produjo un grito ahogado pero en seguido empezó a gemir de gusto. Los melones de Elena se movían agitadamente de delante a atrás. El culo de ésta no era estrecho pero sentía bien. Marcos pidió a África que les hiciera una saliendo los dos. Pronto Marcos agachó el torso hasta apoyarse en la espalda de Elena como si de animales se tratase y le cogió las tetas mientras le daba por culo.

-¡¡¡Aaah, me vas a arrancar las tetas!!! -Si, si, pero sigue… -Marcos, Marcos, relájate un poco… -No puedo, no puedo, me corro…

Entonces el chico empezó a correrse en el ano de la chica, pero de inmediato sacó su miembro mandando la corrida a la espalda de ésta, y le hizo otra foto.

Al acabar, miraron ambos a África.

-Ah, no.

-Si no te va a doler.

-Como que no.

-Te lo digo yo que soy tu amiga.

-De ninguna manera.

No hubo manera. Al final Elena la cogió y la puso a cuatro patas a la fuerza. Ella casi lloraba y suplicaba. Marcos la cogió con delicadeza y se la metió poco a poco. Ella gemía de dolor. Entonces Marcos empezó el mete saca solo hasta la mitad de la polla. Los gemidos de África se convirtieron en gritos de dolor. Elena cogió la cámara y le dijo a Marcos que sujetara a la chica, o si no se escaparía. Marcos la cogió del pelo y empezó a tirar de ella cada vez que embestía. Elena se preparó para sacar la foto, y en el momento en que iba a sacar la foto, Marcos penetró el culo de África con todas sus fuerzas y con la polla entera, por lo que salía en la foto con la polla metida hasta el fondo, con la cabeza hacía tras al estar tirada del pelo, con las tetas colgando, gritando de dolor y con cara de agonía. Al final se acabó acostumbrando y Marcos se corrió en la espalda de África, e hizo otra de sus pesadas fotos.

Se vistieron, aunque Elena le regaló su tanga a Marcos y África su sujetador. Cuando iba a salir Marcos le preguntó África.

-Marcos, ¿Quién crees que lo ha hecho mejor? -Pues, no se, África folla muy bien pero al no haberse dejado dar por culo y el hecho de que Elena está más buena, creo que Elena.

Tras esta respuesta, África se arrodilló y se levantó la camiseta, el sujetador se lo había regalado a Marcos. Entonces empezó a hacerle una fuerte cubana. Foto. Y Marcos acabó viniéndose en las tetas de ésta

. Foto.

-Cambio de opinión, la ganadora es África.

Entonces es Elena la que se arrodilla y le hace la cubana. Pero esa era distinta, Elena le chupaba y lamía la cabeza de la polla. Foto. Con corrida en las tetas. Foto. Marcos iba a decir que había ganado Elena, por que la cubana había sido mejor, pero como estaba agotado, prefirió no arriesgarse a que África se la chupara u otra cosa, así que lo dejó en empate.

Al salir, se habían perdido dos clases, y para evitar sospechas, se habían inventado que habían ido a ensayar con el grupo y no encontraban al resto.

Autor: 008_Writter hotsexboy_85 (arroba) hotmail.com

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.