LAS CORRIDAS DE XHARA

Estaba yo toda calentorra en mi casa una noche, eran las dos de la mañana y pensaba o bien me hago una pajilla, o salgo a buscar caza; pero claro buscar significaba seleccionar al posible o posibles miembros, y en fin me daba mucha pereza; otras cosas que hacia era llamar a un chulo o una puta, o a los dos según las ganas de polla o coño que tuviese en ese momento, y la verdad es que pagas pero te quedas en la gloria…

Así que ni corta ni perezosa me propuse a llamar a un par de tíos que se anunciaban en un periódico local, se llamaban Nacho y Vladimir, el segundo me encantó el nombre y los llamé a los dos; pero comunicaba así que decidí irme yo de PUTAS¡¡¡¡

Me puse un tanga negro transparente monísimo (he de decir que la tarde de antes me había rasurado mi lindo coñito, y estaba limpito y sin un solo pelito), una faldita negra de cuero que apenas tapaba mis muslos y arriba como nunca me ha gustado el sujetador pues un top blanco que se clareaban todos mis pezones..

Tomé mi bolso y me encaminé a la calle, pillé un taxi, me monté y le dije al taxista que me llevase a un club con buenas zorras, el taxista se sorprendió pero luego me dijo que había varios en la cuidad, yo le dije que el mejor y nos encaminamos allí; mientras íbamos de camino quise regalarle al taxista un buen ratito y me coloqué en medio de los asientos de atrás para que me pudiese ver por el retrovisor, me abrí de piernas y comencé a frotarme mi coñito con los dedos por encima del tanga, de todas maneras era transparente y se veía perfectamente mis labios; el taxista como es lógico estaba más pendiente de mi que de la carretera, yo seguía con mis tocamientos y había llegado a mis enorme pezones y los pellizcaban hasta que se pusieron duros como botones en la tela del top.

Comencé a bajarme el top y chuparme un pezón cuando siento que nos paramos y que corriendo entra el taxista en la parte de atrás y me empieza a sobar las tetas, la verdad es que todo estaba muy oscuro y no veía nada, así que me asusté un poco y le dije que parase, que una cosa era hacerle un show y otra que me follase; pero eso pareció excitarle más por que me tomó del pelo para que le chupase la polla, yo al principio cerraba la boca pero me dio dos azotes en el culo que hicieron que mi coño chorrease y comencé a chuparle la polla con ganas.

Estuvimos así un rato mientras el metía sus dedos en mi coño, hasta que me puso a cuatro patas y empujó su polla hacia mi culo, al principio costaba que entrase ya que la polla del taxista era bastante grande, así que me la metió por el coño un par de veces para mojarla en mis jugos y después me la metió en el culo de un solo golpe, soltando yo un alarido del gusto y el dolor que me estaban produciendo ese pollón, el taxista no tardó mucho en correrse pero en mi cara y después de que le limpiase la polla bien con mi boca, tomó los restos de semen de mi cara y me los untó en mi coño, para después chuparlos y dejándome el coñito limpito, además de haceme correr como una puta que era. Después me llevó a el club al que nos dirigíamos, no sin antes darme un mordisco en una de mis tetas y decirme que siempre estaba disponible para mi.

Total que ahí estaba yo delante del club Noches Del Placer, no era una casa de putas pero podías follar y además gratis, ya que las mujeres no pagaban; así que me arreglé un poco la ropa después del encuentro tan movidito con el taxista y entré…

Lo primero que me llamó la atención fue la cantidad de hombres que había dentro, y pocas mujeres, eso si muy dispuestas y bastante cachondas; me acerqué a la barra y pedí una copa y fui mirando y seleccionando posibles polvos, lo primero que me llamó la atención fue un muchacho de color bastante guapo y musculazo, estaba en la pista bailando, así que yo me acerqué y me puse a bailar cerca suyo, de forma muy sensual, él me miraba, finalmente se acerco y se

puso a bailar conmigo tomándome de la cintura, pegándome a su duro cuerpo y comprobando que estaba completamente empalmado y que su polla parecía bastante grande; empezamos a besarnos y él bajó sus manos hasta mi faldita y empezó a meterme mano en mi culito, me restregaba sus grandes dedos por mi coñito y de pronto siento que había introducido su pulgar en mi culo y lo estaba masajeando, así que no pude más y le dije que nos fuésemos a una habitación, pero en me dijo al oído -por que no buscamos a algunos más.

A mi la idea me encantó y nos dirigimos a la sala oscura, donde había gente follando y siempre se podía unir más gente; además esa sala tenia mucho morbo por que apenas había luz y era muy excitante pensar que es lo que te iban a hacer a continuación.

Entramos en esa sala y de repente me toma del pelo y me obliga a agacharme con el culo frente a él, cuando noto que me hace a un lado el tanga y me estaba chupando el culito, metiéndome toda su lengua, en eso estaba cuando noto que algo presiona mis labios, los abro y siento una gran polla que me quiere follar por la boca, así que la chupo y la ensalivo como una perra en celo, degustando ese gran cacho de carne, mientras el negrazo esta empezando a meter su gran polla en mi chorreante coñito, además de dos dedos que están masajeándome el culo, cuando el negro introdujo ese gran cacho de carne creí morirme de placer, era enorme, pensaba que no me iba a caber, además empecé a notar que el que me estaba follando la boca se iba a correr, así que yo golosa comí y chupé toda su leche hasta dejarlo seco, Hmmmmmmmm, me encanta chupar las pollas y luego tragarme toda su leche (soy una viciosa).

El negro ahora había cambiado de posición y me estaba dando por el culo, él estaba tumbado en el suelo y yo subía y bajaba por su enorme polla con mi culito; al principio costó bastante la penetración ya que tenia una polla muy grande, pero yo estaba tan salidísima que me empeñé en meterla toda, a pesar de que al principio me dolió, pero después disfruté tanto que me corrí como una posesa, llenando toda su polla de mis jugos tanto anales como vaginales, el negro al sentir las contracciones de mi corrida se vino él también llenándome todo mi culito de leche.

Estábamos descansando del polvazo cuando noto que algo o alguien hurgaba entre mis piernas, en mi culito, sentía como lamían y chupaban mi culo, hasta que me di cuenta que alguien estaba chupando los restos de semen que salían de él, yo me puse cachonda otra vez y fui a besar esa boca que tanto placer me estaba dando, era una mujer, por las enormes tetas que tenia, que empecé a chupar y a morder ,mmmm, sabían muy rico a salado y a semen, estaban pringosas pero no me importó por que me estaba comiendo el coño como toda una experta, arrancándome otra corrida que llenó toda su boca de jugos que ella muy golosa tragó con gusto.

La sorpresa llegó cuando me fui a comerte el coñito sabroso cuando me encuentro con una gran polla que (como no) chupé hasta dejarla bien lubricada, me puse a cuatro patas que le pedí que me follara por donde quisiera, pero que por favor lo hiciese ya porque estaba a punto de correrme otra vez, ella/el se tuvo debajo mío y me metió su pollón por el coño de un solo movimiento, dejándome sin aire al momento, después comenzó a meterla y sacarla mientras restregaba sus tetas con las mías y las chupaba ocasionalmente, así como los morreos que me dejaban sin saliva.

Así estábamos yo con no se cuantos orgasmos encima, cuando siento una polla que busca mi ojete, tan cachonda estaba que le dije -métela de una vez puto cabrón- y me ensartó toda, me corrí como no otra vez de imaginar esas dos pollas follándome por mis dos agujeros, cuando un coño se acerca a mi boca, y yo empiezo a mamar como una perra, también sabía a semen y a jugos de puta, pero me los comí todos y conseguí que esa puta se corriese en mi boca, ayudada también por la boca del que me follaba el culo.

Mis dos folladores me anunciaron que se iban a correr, así que les pedí que lo hiciesen los dos a la vez en mi cara, pero uno no aguantó más y se corrió en mi coño, sin embargo el otro apuntó con su polla en mi cara y me la llenó de semen que me apresuré a comer y degustar, pasándoselo a mis compañeros en morreos

magníficos.

Después de tantas corridas que había tenido (perdí la cuenta), me fui a casa toda relajadita y con mi coñito y mi culito contentos, esperando una nueva aventura….

Si os ha gustado mi relato escribidme con vuestras opiniones a mi correo.

Un saludo…

Autor: Xhara xhara.x (arroba) hotmail.com

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

0 votos
Votaciones Votación negativa

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *