Laura en mi dormitorio

¡Comparte!

Hicimos toda clase de locuras

En mi relato anterior les conté como pude llevar a Laurita a mi dormitorio y tener el inmenso placer de intimar con ella durante unas horas.-Hicimos toda clase de locuras.- Se le fueron las inhibiciones y me demostró que es gozadora de alma y que le falta muy poco para decidir lanzarse con todo a gozar del sexo de la misma manera que lo hago yo, sin tabúes ni restricciones.-Con una sola meta: gozar y gozar.- Fue una experiencia deliciosa y además muy importante porque me puso en camino de encontrar a una compinche para disfrutar junto con ella de los placeres que brinda la lujuria- Se ve que a ella le gustó muchísimo tener su primera experiencia lesbiana conmigo, porque dos días después me llamó Mario, muy contento diciéndome que por fin Laurita había accedido a llevar a cabo un encuentro íntimo entre nosotros tres.- El problema era que ella tiene un novio oficial y las únicas veces que sale de noche es cuando a veces va a bailar con él y con una amiga y su novio.- Por lo tanto dicho encuentro tenía que ser en horas del día porque Laura no tenía ninguna excusa para pasar la noche fuera de su casa.- Yo, por ahora, no quería llevar a Mario a la mía y por lo tanto convenimos en ir en horas de la tarde a una casa de citas, hecho que a mi me interesó mucho porque nunca había ido a una casa de esas.-Mis desahogos sexuales siempre fueron en mi casa con mis papis adoptivos , en el departamento de mis amigas lesbianas, en casas particulares de los matrimonios amigos de mis papis y una vez en un chalet alquilado el verano pasado como les conté en un relato anterior.- En mis agitadas vacaciones en Florianópolis estuve en la casa de Tamara, la de Úrsula y en el club privado.-Quedamos en encontrarnos a las 14 horas.-Yo los recogería por separado y luego Mario me indicaría el camino.- Ese día desayuné abundantemente en horas tempranas de la mañana, al mediodía no almorcé, me bañé, , me hice un cuidadoso enema, precaución para mi imprescindible, me puse una tanguita muy provocativa, un triangulito adelante y casi nada en la cola, rosada, transparente, medias auto ajustables de nylon, color humo con liga ancha, como me gusta a mi ,calada, me puse unos zapatos de taco alto y me miré en un espejo.- Estoy convencida de que luzco muy sexi.- Tengo un cuerpo muy blanco, redondeado, lindas piernas, un culito bien respingado con nalgas bien redonditas, no tengo casi vellos en la conchita, son muy escasos, suaves y pegaditos a la piel arriba de mi clítoris. Dicen mis amantes, hombres y mujeres, que mi anito es muy lindo porque es bien redondito, fruncidito y no tengo ningún vello en toda mi rajita.-Por otra parte me lo demuestran porque les encanta besarme y chuparme toda.- Mi cara es demasiado aniñada por lo que no represento más de 16 o 17 años en lugar de los 19 que en realidad tengo.- Sólo cuando estoy muy alborotada y me miro en un espejo parezco un poco mayor.- También les confieso, aunque algunos tal vez ya lo sepan, que soy una mamadora empedernida, me encanta el sexo oral tanto como preámbulo como por epílogo de cualquier apareamiento.-Bueno, me puse un jean apretadito, una blusita de seda, un buzo de lana y un gabán y fui a buscarlos a la hora convenida.-A la primera que levanté fue a Laurita.-Lucía muy elegante, parece que es su costumbre, vestido ajustado color borra de vino, zapatos de taco alto y un tapado largo de color negro.-El tapado lo tenía desprendido por delante lo que permitía apreciar su hermosa figura , lo mismo que sus bien torneadas pantorrillas dado que el vestido era muy cortito.- Luego recogí a Mario que lucía zapatos deportivos blancos, jean y un buzo color negro.-Es un tipo alto, atlético, mulato, rostro muy lindo, y l Laurita estaba un poco nerviosa, pero Mario y yo sabíamos lo que teníamos que hacer para que se le fueran los pudores, los miedos y las timideces.- Quería demostrarle que para gozar mucho una tiene que emputecerse bastante y dejar prejuicios de lado.-Subimos una escalera y entramos en la habitación.- Era una especie de suite muy lujosa, una sala muy espaciosa ,moqueteada ,una cama muy amplia con mesitas de luz a los lados, profusión de espejos, uno inmenso al costado de la cama y otro en el techo, justo arriba de la cama, una especie de snack con una refrigerador en cuyo interior había bebidas.- Un televisor con pantalla grande colgaba del techo de tal manera que estando una acostada lo veía adelante y un poco más arriba.- Cerca del refrigerador un sofá g

rande, otro individual y una mesita ratona. Había otro sofá grande al otro costado de la cama que a su vez tenía otro gran espejo en su lado derecho pegado a la pared.- Estando en dicho sofá una se podía ver de cuerpo entero.- En definitiva, un lugar apropiado para una linda orgía.- Demasiado grande para tres personas solamente.- Para mis adentros pensaba qué bueno hubiera sido tener en esos momentos a Raúl, a Richard y a Néstor y mostrarle a Laurita lo que es bueno.- Pero ya llegaría el momento, estaba casi segura!!! Mario sirvió abundante whisky en un vaso y le puso unos cubitos de hielo.-Nos sentamos los tres en el sofá grande que estaba cerca del refrigerador.-Cuando Mario se sentó nosotras nos sentamos una de cada lado.-Comenzamos a besarnos los tres, incluso yo con Laura.- Voy a poner un poco de música-dijo Mario y se levantó.-Se comenzó a escuchar una melodía lenta.- Mario se sentó otra vez entre nosotras.- Al estar sentada y con el vestido muy corto las piernas de Laurita lucían muy hermosas y tentadoras.-Gabriela, me dijo Laurita que lo pasaron muy bien el otro día en tu casa.-dijo Mario.-Bueno-respondí, para mi fue fabuloso.-Espero que para ella haya sido igual.- Dije esto mirándola a ella a los ojos.- Sí… me gustó mucho..comentó ella con una sonrisa en los labios.-Por eso estamos aquí los tres.-¿No es lo que querías? ¿Por qué no le mostrás a Gabriela el regalito que tengo para Uds?.- No!! mostráselo vos-respondió ella.-Gabriela ¿querés abrir el paquete? Bueno, si ella me deja…..respondí.- Me moría de ganas por agarrar aquella pija que ya estaba haciendo un bulto enorme en el vaquero.¡Dale, Gaby, sacásela!!consintió Laura.- El mismo Mario corrió el cierre.- Metí mi mano en su bragueta y entré en contacto con aquel pedazo enorme de carne.- Sin verlo, aun dentro del pantalón, sólo al apretarlo entre mis dedos tomaba conciencia de su grosor impresionante.-Estaba tibia, suave , dura, en completa erección.- Tan dura y tan larga que Mario tuvo que levantase un poco del sofá y correr un poco el jean para que yo pudiera sacársela.- Como saben, ya había disfrutado de ella en todos mis agujeritos y bebido sus sabrosos jugos en el chalet del balneario, pero verme otra vez ante su imponencia hizo que un¡¡Qué linda pija!!escapara involuntariamente de mis labios.- Me salió del alma.- ¡¡Ay Laurita, cómo hacés para aguantar todo esto!!! -exclamé al mismo tiempo que la sacudía.- Era una de esas pijas que se ven en los videos o películas porno que los negros se las meten a las putas en el culo.- Larga, gruesa, dura pero elástica, brillante, casi negra, con venas que la recorren a todo lo largo, con un glande color rojo vino, grande como una manzana deliciosa.- ¡Guauuu cómo me gustaría dormir todas las noches flanqueada por dos negros con pijas como la de Mario!!!Esto no lo dije, lo pensé.- Empecé a pajearlo, llevando mi glande y comencé a succionarlo.- Mario comenzó a gimotear y dar fuertes suspiros.- Chiquilinas ¿por qué no se ponen cómodas?.- Laurita y yo nos miramos.-La expresión de la cara de ella era la de ¡¡¡pícara!!! ¡Guauuu, cómo me gustó verle la carita que puso!! Me levanté, tiré el gabán y el buzo al suelo, me saqué los zapatos para sacarme el jean y quedé de tanguita, medias ,la blusita y con los zapatos que me los volví a calzar.- ¡Dios mio, qué buena que estás Gabrielita!!!-exclamó Mario .-¿Ves eso Laura? ¡Ya lo veo!- respondió ella mientras me miraba la conchita a través de mi tanguita transparente.- Al mismo tiempo Mario se descalzó, se bajó el jean y el calzoncillo al mismo tiempo, la camisa , el buzo y quedó gentilmente en bolas balanceando su tremenda pija a la cual yo miraba con unas bárbaras ganas de seguir mamándosela.-.- Laurita que ya se había quitado el tapado apenas llegamos, se sacó el vestido..- ¡Qué cuerpazo!! ¡Un cuerpo de vedette!! Carnuda pero con unas formas fabulosas.- Tenía unas medias de nylon, color carne con ligas anchas.- Una tanga negra, diminuta, que se le metía en la raja y que permitía ver sus deliciosas nalgas.-Un sostén negro.- Sus tetas eran hermosas, pugnaban por salir de su prisión.-Sus muslos son cilíndricos, su piel es suave, brillante, perfumada.- Dan ganas de comérsela.- ¡Y esa sonrisa pícara que auguraba que íbamos a pasar una tarde de locura!!! ¡¡Siéntense en el sofá que quiero chuparles la conchita a la

s dos!!! Le hicimos caso.- Nos sentamos muy juntas, con los brazos sobre nuestros hombros esperando que aquel macho nos chupara la concha.-Mario se arrodilló frente a nosotras y primero a mi y luego a ella nos sacó las tangas mientras besaba y lamía nuestros muslos.-.Luego de eso, tanto yo como ella nos abrimos bien de piernas y quedamos con nuestras conchitas bien expuestas y en una ansiosa espera.- ¡¡Qué festin de conchitas que me voy a dar!!! exclamó el condenado.- Comenzó con la de ella.- Nosotras nos mirábamos con nuestras caras muy cerca una de la otra.-Mientras Mario comenzó a lametear las zonas genitales de Laura ayudé a sacarle el sostén, sus senos, grandes, redondos como melones, de piel suave, pesados, macizos y comencé a sobarlos mientras acercaba mis labios a los de ella. Comenzó a quejarse de placer.- La experta lengua de Mario y mis caricias estaban dando los resultados esperados.- Comenzamos a darnos besos de lengua, cuando nuestras bocas se separaban sentía su aliento cálido en mi cara, sus suspiros contribuían a calentarme cada vez más.- Mario ¡ por fin!! decidió chuparme a mi.- ¡Si, mi amor, chupame toda, que no puedo más!!! exclamé.- Al mismo tiempo me di cuenta que Laurita buscaba los botones de mi blusa.- La ayudé y en un santiamén mis tetitas chicas, pero de pezones grandes estaban siendo chupadas por Laurita.- Cuando me caliento me pongo bocasucia, la puta que hay en mi sale a relucir.- Me gusta decir chanchadas, lo que hace que me caliente más aún y creo que también calienta a los que me escuchan y ahí es cuando todo se vuelve lujuria desenfrenada.- Laurita, mi amor-dije- vamos para la cama, tengo ganas de chuparte yo también .- ¡¡A los dos!!! agregué, mirando a Mario.- ¡Sí…,sí.. vayan para la cama , quiero verlas revolcarse como dos putonas!!! agregó Mario al oírme.- Laurita, ya dispuesta a todo se puso de pie.-Yo también.- Nos dirigimos a la cama y nos dejamos caer abrazadas.- Ella quedó encima mío con uno de sus muslos entre los míos y yo con uno mío entre los de ella.- Nuestras conchitas comenzaron a frotarse en nuestros muslos .- Nuestras bocas manera que mi mis nalgas y mi ano quedaron muy cerca y a la vista de Mario.- Mi deseo era también chuparle la pija a él y que después nos diera por el culo a las dos, primero a ella.- Mario se puso de pie ,se arrodilló al costado de la cama, abrazó mis caderas y comenzó a chuparme el ano.- ¡Gabrielita, te voy a romper el culo!!! ¡¡No, no!!- ¡¡Primero a ella.- ¡¡Laurita, arrodillate, que quiero ver como te coje- exclamé.- ¡Si, Laurita, dale!! exclamó Mario que quería meter su verga en cualquiera de nuestros agujeros.- Hablaba con gran ansiedad y con su enorme verga en ristre.- Ella obedeció rápidamente.- Ambos nos arrodillamos como venerando aquellas caderas y aquel anito fabuloso.- Yo para chupárselo y comenzar a dilatarlo con mi lengua y mis dedos y Mario esperando el momento de clavarle la estaca hasta el fondo.- Acerqué mi lengua, buscando aquel anito sabroso, parecía imposible que ese diminuto orificio pudiera dilatarse tanto como para permitir el paso de aquel glande monstruoso y que su vientre pudiera albergar una pija tan grande y gruesa.-Pero yo yo ya lo había hecho y ella también y por mutua confesión sabíamos que nos gustaba a las dos que nos cogieran por el culo.-Pero el ano debía estar bien lubricado y bastante dilatado para poder resistir aquella vergota y yo me iba a encargar de eso.- Comencé a viborear mi lengua.- Laura comenzó a gemir de placer.- Mario rodeó la cama para arrodillarse delante de ella y acercarle su verga a la boca .-Ella comenzó a mamarla con fruición.-Sus gemidos de placer salían ahogados por tener la boca llena de carne-. Poné la colita más en pompa, mi amor, así te puedo chupar la conchita -le pedí .-Su respuesta fue abandonar temporalmente la mamada, ponerse una almohada debajo de las rodillas y al mismo tiempo flexionar más su cintura lo que hizo que su conchita y su ano, estando yo sentada en la cama, quedaran impúdicamente como un manjar delicioso al alcance de mis labios y de mi lengua.- ¡¡¡Guauu, qué fabuloso fue ponerme a chuparla toda y sentir sus quejidos de placer!!! Pero nuestro padrillo quería meter su pija en algún lado, porque se arrodilló ante mi y el culo de Laura.- No pude resistir la tentación!!! Aferré aquella pija, la miré con deleite, abrí desmesuradamente la boca para poder chupársela un poco, pero como era muy grande y no podía entrar mucho, me conf

ormé con succionar el glande y pajearlo con mi mano izquierda.-Sacudir aquella verga y mirarla, ya de por sí, era un deleite.- El ano de Laurita con mi lengua y con mis dedos había logrado una buena dilatación.- En ese momento Laurita, muy caliente, apoya sus manos en cada una de sus nalgas, tira de ellas hacia fuera lo que hizo que su ano quedara más expuesto y bien abierto.- ¡¡¡Mario!!!- se sintió decir a Laura, en forma autoritaria.- Evidentemente ,su anito quería algo más que mis lengua y mis dedos.- Mario y yo comprendimos inmediatamente lo que estaba reclamando y cambiamos rápidamente de posición.- Me arrodillé al costado de las caderas de Laura, y yo misma tomé la verga y acerqué el glande al anito que Laurita le estaba ofreciendo de manera tan impúdica.- Cuando quedó posicionado tomé las nalgas de ella y abrí su ojetito aún más de lo que ya estaba.- Mario apoyó delicadamente su glande en aquel ano delicioso y provocativo y presionó suavemente.- Con la mirada fija puesta en el lugar vi como sus carnes se abrieron de un modo increíble y el glande desapareció de mi vista y quedó pronto para iniciar el recorrido que lo llevaría hasta las entrañas mismas de Laura.- Un gemido acompañó a ese suceso.- Lo emitió Laura.- Quería ver , ¿Te gusta? ¡¡¡Aaaayyy!! ¡¡¡¡Sí!!! ¡¡¡Sí, es divino!!! ¡¡¡Uuuuffff!!!! ¿Vas a dejar que me coja a mi también? ¡¡Si!! Quiero que cojas con él vos también¡¡¡AAAAhhh!!! ¡¡¡Aaaahhh!!1 ¡¡Aaaahhhh! Cada exclamación era un quejido de placer fruto de las embestidas que Mario le estaba propinando.- ¡Aaaaayyyy ,Gaby!! ¡¡Me entró toda!!!! Voy a ver- le respondí.- Estaba actuando como una sacerdotisa oficiando en la desfloración de una esclava virgen.- Efectivamente, cuando me arrodillé al costado de sus caderas observé que la verga de Mario había desaparecido totalmente en el recto de Laurita.-La retiró lentamente hasta que quedó adentro únicamente el glande y nuevamente lentamente pero sin detenerse se la enterró hasta las bolas otra vez.- Un ¡¡¡aaaaaaahhhhhhh!! largo, denotando un inmenso placer, brotó de los labios de Laurita.- En ese momento me hubiera gustado tener por lo menos a uno de mis negros para que me ensartara mientras miraba como Laura era sodomizada .- Por eso me gustan las orgías en donde hay más hombres que mujeres ;siempre hay alguna pija a mano que a una la consuele y también porque me gusta ver a una mujer sometida por más de un hombre a la vez, cosa que a mi también me gusta.-Que haya pijas a la orden y que corran raudales de leche por mi cara.-¡¡Mi Dios, si supieran como me caliento cuando les cuento las cosas que me pasan!!! Como no tenía ninguna pija a mano comencé a masturbarme mientras oía los gemidos de Laura y de Mario gozando como locos y veía como aquella pija como un martinete le removía las entrañas .- En determinado momento aquella pija larga, gruesa, dura, mojada quedó frente a mi cara aferrada por Mario.- ¿Querés chupar un poquito? Mi respuesta fue engullírmela lo más que pude, pajearla, escupirla, para sentir el ruido que hacían mis manos al pajearla frenéticamente.- La sacudía delante de mi cara para deleitarme con su visión para enseguida volver a saborearla nuevamente.- En determinado momento miré hacia un costado para poder ver la cara de Laura.- Ella me miraba con una sonrisa pecaminosa dibujada en su rostro.- ¿Te gusta, eh?- me preguntó.- Me la saqué de la boca.- ¡Sí, está buenísima!! – le respondí sin dejar de pajearla.- La volví a poner a la entrada del ano que ahora, debido a la fabulosa dilatación del esfínter se había convertido en un boquete como de tres centímetros de diámetro.- ¿Te gusta mi culo? me preguntó Laura y diciendo esto lo abrió más aún tirando de sus nalgas.- Su actitud bien de putona, así como yo la quería, me llenó de placer, me abracé a sus caderas y comencé a lamerle el culo.- Tomé la suculenta verga de Mario y la acerqué al túnel en que se había convertido lo que era antes un pequeño y delicado frunce entre sus nalguitas.- Sólo un empujón suave y sostenido alcanzó para enterrársela hasta los pelos.- Esa proceso de cogerla, sacarla para que yo la chupara y volvérsela a clavar se repitió varias veces y cada vez que procedía a chuparle la pija Laura con sus manos abría su ano en forma por demás provocativa.- Cada vez que se la

sacaba era porque Laura había obtenido algún orgasmo, lo que era evidente cuando sus quejidos y alaridos se hacían más rápidos y fuertes y por las contracciones de sus glúteos que parecían querer exprimir la pija de Mario.- Buscando calmar la fiebre de mi concha me acosté debajo de Laura haciendo un 69 para que ella me hiciera acabar chupándome y con la esperanza de que Mario se acordara de mi y me dejara beber su lechita cuando acabara.- Como un sediento llega a un oasis fue mi conchita cua apretaba con mis muslos la cabeza de Laura y mi cajetita palpitaba en fuertes contracciones.- ¡Fue mi primer orgasmo de esa tarde! ¡Qué manera de gozar!! Cuando salí de mi éxtasis y abrí los ojos lo primero que vi fue el glande de Mario frente a mi vara, se estaba masturbando frenéticamente a punto de acabar.- ¡¡Se había acordado de mi!!Me iba a llenar la cara de leche.- Llevé mi cabeza hacia atrás y abrí la boca.-Se veía que había estado bastantes días sin coger porque la cantidad de chorros de semen fue fabulosa.-¡Deliciosa! Tan abundante que cuando cerré la boca para tragarme la cantidad impresionante de semen con que me la llenó otros chorros golpearon en mis mejillas, en mi mentón, en mi hociquito, incluso en mi frente.- Un hilo de semen quedó colgando sin llegar a caer en mi cara.- Lo esperé, angurrienta, con la boca abierta.-Mario se exprimió la pija y finalmente cayó en mi boca.- Laurita se despegó prácticamente de mi cuerpo , y se acostó nuevamente encima mío.- Es una delicia sentir el peso de sus carnes mórbidas encima de mi cuerpo.-Sentía el roce de su muslo en mi cajetita y veía su lengua lamiendo el semen que estaba en mi cara y en la pija de Mario.- Nos dábamos besos y chupones de lengua saboreando ambas el gusto delicioso del semen de Mario.- Como es de suponer eso fue lo primero que hicimos durante esa tarde pero el incendio que yo tenía y que suponía que Laura también debía tener en sus zonas genitales y en su culo no se iba a apagar tan fácilmente.- Y menos yo que lo único que había hecho era chupar.- Mi conchita quedó aplacada, por lo menos por un rato pero mi culo estaba con hambre, se contraía involuntariamente viendo la comida cerquita.- Sabía que Mario era y es muy vigoroso y que en ese momento tenía cuerda para rato.

Quedamos los tres acostados boca arriba, yo en el medio.- Mario fue a buscar whisky y algo para picar.- Nos fumamos unos cigarrillos.-Mario tomó el teléfono y pidió a la oficina de la casa de citas que le pasaran un video de sexo explícito.- Había un catálogo de películas y le pedí a Mario que pidiera un video seleccionado por mi en el cual yo sabía que había escenas de negros comiéndose a una rubia .Cuando lo vi en mi dormitorio por primera vez me hizo enloquecer de calentura y lo único que deseaba era encontrarme al otro día con Raúl, Néstor y Richard, que son mis tres machos negritos y permanentes y repetir lo que había visto en el video.- Pedí ese video porque me gusta mucho y con toda mala intención esperando que a Laurita le causara los mismos efectos que a mi.- A la mitad del video si antes estaba caliente se pueden imaginar como estaría viendo las enormes pijas de los negros de la película cogiéndose a Silvia Saint.-Le miraba la cara a Laurita que miraba fijamente las escenas.- A veces se acariciaba la conchita y las tetas.-Se mordía los labios y sus senos se levantaban.- ¡Mi amor, te gustaría estar en el lugar de la rubia!! ¡En estos momentos creo que sí!!! ¿Sabes que tengo tres amigos negros como esos y con pijas iguales a la de Mario? ¿Qué me querés decir con eso? Te quiero decir que pienses lo que sería ahora si mis amigos estuvieran acá.- ¿Estás loca? ¿No me decís que te gustaría? Es una fantasía, no me animaría.- No sabés lo que te perdés.-Cuando Mario te decía de hacer un trío te parecía sólo una fantasía y no te animabas, pero ahora estamos aquí y estamos disfrutando.-¿¡O no? A lo mejor tenés razón, pero por ahora no, estamos bien así.- Dejame pensarlo.-No me presiones demasiado.- Bueno- le respondí.-Tenía miedo de haberme apresurado .- Yo estaba entre los dos, boca arriba.- Comencé a masturbar la pija de Mario que estaba semierecta.- Dos o tres movimientos y quedó totalmente erecta, dura, apetitosa.- ¡Esta película me calienta horrible!!! dije en voz alta.- Y a vos Laurita..¿te calienta?-preguntó

Mario.- Y sí ¡como no me va a calentar, con todo lo que hacen!! Está muy bien.- Quién está bien- prosiguió Mario, la Silvia Saint o los negros? Silvia Saint, y los negros también!!!respondió Su respuesta me dejó sorprendida por lo inesperada.- ¿Te acostarías con un par de ellos? -insistió Mario sobre el mismo tema.- Es lo mismo que me preguntó Gabriela.-¿Me dejarías? No sólo te dejaría. ¡¡Me encantaría!!! Uds. dos parece que quieren emputecerme del todo, como si no fuera poco lo que ya estamos haciendo.-No quiero ni pensar lo que pasaría si mis padres y mi novio se llegaran a enterar!!! Los dos pensamos lo mismo.- Eso es lo que pasa.- Pensamos que sería fabuloso una buena orgía con Uds. dos, yo y los amigos de Gabriela.- Son unos negros macanudos, buenas personas, discretos y sanos.- Nadie tiene por qué enterarse.- No se puede pedir más.- dijo Mario.- Bueno mi amor, vamos a disfrutar ahora que estamos los tres y eso lo dejamos para otro momento o si vos querés no hablamos más sobre el tema.- agregué ¡Ay Mario qué linda pija que tenés!!!!-proseguí.- ¿Por donde te gusta más? ¿Ahora? Sí, ahora!! Y… por el culo si Laura nos deja.- Desde el momento en que vine es que decidí entre nosotras dos y Mario a hacer lo que tengamos ganas de hacer.- Y ahora Gaby.. otra vez tengo unas ganas locas de chuparte y ver como Mario te hace lo mismo que a mi.-¿Te pone contenta eso? Si, mi amor, dale chupame toda.- le respondí, mientras pensaba que en realidad ya habíamos logra viboreando mi lengua en su glande, en el agujerito del mismo para hacerlo saltar a Mario de placer, lo mismo que las yemas del pulgar, cosa que a los hombres los mata.- Estaba por venirme, pero yo quería que mi próximo orgasmo fuera con aquella pija enterrada hasta el fondo en mi ano y con la concha de Laura en mi cara. Me despegué de ambos.- ¿Me vas a coger o no-?pregunté , poniendo cara de puta.- Si, puta, te voy a romper el culo!!! Bueno…¡dale!!! Apoyé mis rodillas sobre la misma almohada usada anteriormente bajo mis nalgas.- Apoyé los hombros en el colchón ,separé yo misma mis nalgas abrí mi anito y se lo ofrecí impúdicamente, como la más puta de todas las putas.- Dale, dame bastante pija que si no me alcanza me voy a hacer dar esta noche por tus amigos.- Sabía que comportarme de esa manera además de que era sincera me servía para excitar a Laurita y demostrarle que todavía le faltaba mucho para parecerse a una puta.- Era una manera de provocarla.- Presentía que ya estaba dispuesta a entrar a divertirse con mis amigos pero que en el fondo estaba haciendo un poco de teatro o que la idea la atraía pero no se animaba.- Vení mi amor, acostate abajo-.le pedí.- Esperá, que quiero ver como te entra.-me respondió ¡Qué culo precioso que tenés Gabrielita, te lo voy a destrozar!! ¡Sí, mi amor rompémelo todo, pero metémela bien despacito así disfruto más, después haceme lo que quieras.-Laurita chupanos un poquito más a los dos, escupime toda.-agregué.- Miraba el espectáculo en el espejo, sentía el ruido de los escupitajos de Laura en la pija de él y a lo largo de toda mi raja.- Por entre mis mulos corrían gotas de saliva, algunas se descolgaban de mis labios genitales y caían sobre la cama luego de recorrer toda mi raja.-Inmediatamente sentí el viboreo de su lengua y los dedos no sabía si de ella o los de Mario dilatando mi esfínter.- Sentía los sonidos provocados por sorbetes de Laura en aquella fabulosa verga , en mis nalgas y en mi ano.-De pronto sentí la deliciosa tibieza del glande de Mario al apoyarse en la entrada de mi ano.-Este estaba empapado con la saliva de Laurita y mis jugos genitales. Y me preparé para gozar.- Sentí nítidamente como mi esfínter comenzó a dilatarse ante la presión del glande.- Todo lo que me pudo haber dolido esta acto en experiencias anteriores ahora era sólo placer y la antesala de placeres más intensos, dentro de unos momentos nada más, cuando la tuviera bien adentro, metida hasta los pelos y revolviéndome las entrañas.- Sentí como aquella boa se escurrió unos centímetros más adentro de mi recto.- ¡¡Aaaaahhh, qué delicia!!! ¡Me está entrando!!!metémela toda , Mario.- ¡así…! ¡así..! ¡despacito! ¡despacito! ¡¡así!! ¡¡así!! ¡aahhh!! ¡¡qué puta que soy!!! Sentí un último envión cuando me la metió toda hasta al fondo.- Me levantó pr&aac

ute;cticamente en vilo.-Sentí el calor de los muslos de Mario en mis nalgas y sus bolas rozando mis cajetita .- Miraba hacia atrás y entre mis muslos veía parte de la carita de Laurita lamiéndome la concha o estirando el cuello para chuparle las bolas a Mario.-Su conchita apetitosa estaba al alcance de mi boca.- Abracé sus deliciosos muslos y comencé a saborearla.- A veces el placer que me llegaba desde mi zonas genitales y de mi culo era tan intenso que abandonaba mi mamada y cerraba los ojos para disfrutarlo plenamente.- ¡¡¡Qué placer, mi Dios!!!Quisiera que esos momentos fueran eternos.- Mi placer era tan intenso que mis quejidos resonaban en la habitación unidos a los de Mario que cada vez sacudía mi cuerpo con m&aacu paja y Laurita esperaba los chorros de semen con la boca abierta y con su lengua esperando…esperando.- Rápidamente me acosté boca arriba con mi cabeza pegada a la de Laurita para ver si me tocaba algo en el reparto.- Mario quería disfrutar del momento viendo como dos chicas bonitas le chupaban la pija y retardaba su orgasmo deteniendo su masturbación.- Metía su pija en nuestras bocas alternativamente y cada una aprovechaba su turno para chupar aquel glande que parecía una manzana madura, mojada y apetitosa.-Para mí era una delicia ver a Laura con la boca abierta al máximo casi atorada por aquella pija.- Ni que decir cuando Mario agarrando su pija comenzó a regar nuestras caras con abundantes y espesos chorros de semen.- Cuando terminó en medio de alaridos, me puse de rodillas, saboreé un poco de su pija y comencé a lamer la carita de Laura bañada en semen .- Qué lindo era verla con la lengua abierta lamiendo mi cara con una sonrisa de satisfacción dibujada en su rostro.- En ese momento no podía aceptar la imposibilidad de verla a ella gozando como una puta en compañía de mis amigos.- El deseo de verla a ella en una orgía con mis tres negros y con Mario no desaparecía de mi mente.-Se había transformado en una obsesión.-Viéndola gozar pensaba que no era una idea descabellada y que podía perfectamente llevarla a cabo .- Estuvimos un rato conversando y le hice un resumen de mi vida sin ocultarle nada de mis orígenes y las relaciones que mantenía con mis padres adoptivos, cómo conocí a Raúl, Richard y a Néstor, a Úrsula y a mis amigas lesbianas.- Cuando le fui a contar mi experiencia en el chalet miré a Mario y un gesto de asentimiento de parte de él me indicó que había llegado el momento de confesarle a Laura que había tenido relaciones íntimas con él en dicha oportunidad .- Sabía que eso podía echar por tierra todos nuestros planes pero era evidente que Mario prefería ser sincero y como yo también compartía su deseo le conté a Laura exactamente todo lo que había pasado en el chalet.- Por suerte si bien quedó un poco asombrada no se enojó como temíamos.-Al contrario nos confesó que ella tenía ciertas sospechas al respecto y agradeció nuestra sinceridad y nos dijo que podíamos seguir siendo “amigos”.-Que las relaciones con Mario eran solo de carácter sexual, para mutua satisfacción.-Por suerte superamos el escollo y partir de ese momento todos los acontecimientos continuaron desarrollándose en forma por demás placentera.- Comenzamos a retozar los tres, disfrutando de nuestros cuerpos con mutuas caricias y besos.- La visión del cuerpo desnudo de Laura en actitud completamente desinhibida, incluso provocativa ex profeso, mi propio cuerpo reflejado en el espejo, la expresión de mi cara y la de Laura y aquella verga enorme al alcance nuestras manos y nuestras bocas hicieron que en determinado momento mi calentura me transformara, como siempre, en una putona ordinaria y bocasucia.- ¡Quiero ver como se chupan, por favor hagan un 69!-les pedí.- La respuesta de ellos fue mirarme ,sonreír y comenzar a chuparse en un excitante y lujurioso 69.-Estaban atravesados en la cama, ella encima de él.- Para verle mejor el culo a ella y ver como Mario le chupaba la concha me senté en el sofá que estaba al costado en la cama.-.

Comencé a hacerme la paja con la visión de ellos en la cama y con la mía de cuerpo entero en el espejo.- Presencié un nuevo orgasmo de Laura, sentía sus suspiros, sus gemidos de placer, veía su ano dilatado por los dedos y la lengua de Mario, vi cómo contrajo sus glúteos en el momento del éxtasis final.- Quedó acostada boca arriba.- Mario me miró arrodillado en la cama con su enorme verga en la mano.-Parecía

indeciso, pensando tal vez en cuál de nuestros agujeros iba a meter su verga.- Un gesto morboso que hice con mi boca mostrándole la lengua hizo que se decidiera y se acercó a mi con su pija balanceándose y la puso al alcance de mi boca.-. La tomé con mi mano derecha y comencé a masturbarla en forma rápida.- ¡No me hagas acabar! ¡Quiero cogerte! gritó.- Estaba lista para tragarme toda la leche que iba a saltar, pero la idea de tener su pija dentro de mi hizo que me detuviera.- Comencé a sacudirla delante de mi cara deleitándome ante tan excitante visión.- La tomé con ambas manos.- Su verga es tan larga que aún así estaban a disposición de mi boca como 15 cms de pija.- ¡Sentate en mi falda!! me pidió Me senté sobre sus musculosos muslos quedando su estaca entre los míos.- Laura ,acostada boca arriba acariciándose los senos y la conchita nos miraba con una sonrisa maliciosa disfrutando del espectáculo que ahora le estábamos brindando nosotros.- Las manos de Mario acariciaban mis diminutos senos y me pellizcaban suavemente los pezones.- Sentía la tibieza de su verga entre mis muslos y el calor de su aliento en mi cuello, en mi nuca y en mis oídos.- ¡Mi amor, sos una mantequita!!! Te voy a meter la pija bien adentro de la conchita!! ¿Querés? ¡Sí!! ¡¡¡Sí!!! metémela toda!! ¡¡¡Quiero coger!!! ¡¡¡Coger!!! ¡¡¡Aaaahhhh!!! Eché mi cabeza hacia atrás para sentir como sus gruesos labios succionaban mi lengua al mismo tiempo que miraba mi cuerpo en el espejo que tenía a la derecha.- Me calienta horrible verme cuando me cojen en la posición que sea, ver mi cara haciendo gestos morbosos con la boca.- ¡Me siento puta!!!! También miraba a Laura que nos miraba masturbándose.- Sin dejar de mirarla tomé la verga que estaba entre mis piernas y acerqué el glande a la entrada de mi vagina.-Y aquel enorme pedazo de carne, grueso, caliente y largo comenzó a meterse en mi cuerpo cuando me dejé caer suavemente aprovechando mi propio peso.- Las paredes de mi vagina quedaron estiradas al máximo.- Su pija quedaba, dado su grosor deliciosamente apretada dentro de mi cuerpo al que yo hacía ondular para sentir como su glande recorría todos los rincones de mi conchita.- Miraba desafiante a Laurita mientras su macho me estaba cogiendo.- ¿Te calienta ver como tu macho me tiene ensartada? ¿te gusta ver como me coge? ¿No te gustaría verme coger con un par de negros mientras te hacés la paja? ¡¡¡Laura, estoy loca por verte cogiendo y tragando la leche de mis machos mientras yo cojo con Mario!!!¡Quiero que te pongas bien puta y cogedora!!¡¡Mirá, mirá como me coge!! Con mis rodillas apoyadas en el sofá y con los muslos de Mario entre mis piernas abiertas de par en par contoneaba mis caderas para que viera como aquella verga entraba hasta el fondo de mi cajeta y luego quedaba sólo con el glande dentro cuando movía mis caderas hacia delante.- Con la miraba fija en la pija de Mario y en mi concha se fue acercando a nosotros como un felino se acerca silenciosamente hacia su presa.-Se arrodilló, puso sus brazos y sus manos sobre mis piernas y acercó su boca con su lengua titilante hacia mi clítoris.-Mi concha estaba empapada.- Gotas de mis jugos vaginales caían sobre la moquete .- Su lengua titilando en mi clítoris y la ve caderas hice que la pija me llegara hasta el fondo y ahí sí, comencé a gritar de placer, a cabalgar con furia sobre el cuerpo de Mario con aquella estaca haciéndome gozar hasta el delirio.-Acabé como una hembra en celo, antes que Mario, viendo en el espejo mi cuerpo ondulando sobre su regazo.- Cuando Mario vio que él también estaba por acabar, sacó su verga empapada de mis entrañas; parecía que despedía volutas de vapor.- Laura abrió la boca, sacó la lengua a manera de bandeja y recogió en ella casi todo el semen que brotó de la pija del padrillo que estábamos disfrutando y se la tragó toda.-Pasó el glande por toda su cara y luego lo succionó.- Verla con su linda carita empapada de semen, saliva y jugos vaginales, con la mirada como perdida, en otras dimensiones degustando el placer de chuparse aquella pija era un espectáculo alucinante.- .

Nos tiramos nuevamente los tres en la cama a descansar un poco luego de tanto gozar.- Lo último que hicimos en aquella tarde fabulosa fue masturbarnos los tres mirándonos mutuamente las caras y los cuerpos, provocándonos.-Disfrutamos Laura y yo simultáneamente de un espectacular orgasmo embarcadas en un sabroso 69.-El broche de oro fue saborear juntas los ya licuados chor

ros de semen que nuestro común padrillo regó en nuestras caras cuando él gozo de su último orgasmo….por aquella tarde.- Les prometo que mi próximo relato va a ser terrible.- Ya se deben estar imaginando sobre qué va a tratar.- No se equivocan.-

Autor: Gabriela

prettygaby ( arroba ) hotmail.com

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.