Locuras imprevistas

¡Comparte!

Luz alternaba con el guevo de Juan y el mío, vaya que putona puede llegar a ser una mujer sin querer queriendo, al poco tiempo las chicas se separaron y se acercaron a donde estábamos nosotros, Yura comenzó a besarme al igual que Ana a Juan, mientras que Tatiana se puso entre las piernas de Víctor y comenzó a chuparle el guevo mientras entraba y salía de la cuca de Luz.

Saludos, me llamo Jesús, le cuento que un viernes me encontraba tomando unas cervezas con unos amigos, a eso como de las 8 de la noche me envío un mensaje mi amiga Luz preguntándome que estaba haciendo y si podía acercarme a su casa para conversar y tomarnos algo. Ya por la hora, mis compañeros estaban despidiéndose, yo le respondí que estaba bien, que me diera 15 min. aprox. para llegar a su casa la cual quedaba cerca.

Ella es una mujer de 42 años, su mayor atracción son sus tetas, son una hermosura, cada vez que las veo o recuerdo se me para el guevo (pene, verga, polla). Se puede decir que somos amigos íntimos, nos hablamos sin tapujos, ella aunque viene de una educación muy rescatada y la experiencia con su ex esposo no logro obtener más conocimientos en lo que respecta al campo sexual, adicionándole otras pocas experiencias y la que a conseguido conmigo, a alcanzado altos niveles de autoconfianza y si hasta me atrevo a decir que se ha puesto más liberal. Se que le gusta ponerse camisas las cuales hacen resaltar sus grandes bustos, se que a ella le gusta que la buceen, en la calle hasta mujeres se les quedan mirando. En cuanto nuestros encuentros sexuales, hemos tirado en le carro, en hotel, en su casa e inclusive en la azotea del edificio donde vive.

Continuamos, al llegar a su casa, nos saludamos y comenzamos conversar mientras tomábamos, nuestras charlas siempre se tornan en temas calientes y algo morbosas, como por ejemplo: que si le gustaría estar con dos tipos a la vez, o en una orgía e inclusive con otra mujer, etc. en una de esas ya con mi guevo parado a lo que se percató y acercándose a mí, se agachó, bajó el cierre, lo sacó y comenzó a chupármelo mientras yo le sobaba las tetas. Ella llevaba un vestido largo, sus mamadas se hacían cada vez más placenteras. Pasados unos 3 o 4 minutos, tocan la puerta, era Yura y Viky, unas amigas de Luz quienes la buscaban para tomarse algo y echar vaina un rato. A Yura la conocí en una oportunidad la cual estaba tirando en la azotea con Luz, en pleno apogeo nos cortó la inspiración cuando sentimos la puerta, nos acomodamos rápido y nos pusimos al borde de la azotea haciendo el paro que estábamos conversando, era ella acompañada de una sobrina para tender una ropa, ella es una morena que se puede decir simpática, de unos 39 años aprox. su cara es de chica traviesa. Luz me comentó que es una chama jodedora, exhibida, extrovertida, digamos en el jerga criolla, una loquita.

Buscaron unas cervezas y se sentaron, fue allí que me presentaron a Viky, empezamos con la conversa y las de repente algunas se hacían con doble sentido. Transcurrida las conversas y con el análisis que la gente le suele hacer a los demás, corrobore lo que me comento Luz de Yura, se veía que era candela, y por lo captado por mi persona, lo que me dieron a entender Luz y Yura y por lo demostrado por sí misma, Viky era el tipo de mujer tranquila, pero… cuándo se alborota es candela.

Pasado el tiempo la jodedera era casi total, agarramos confianza, ya inclusive hablábamos de sexo, de experiencias en la cama, etc. Yo debes en cuando besaba a Luz e inclusive le agarraba las tetas delante de Yura y Viky. Debo confesarle que por dentro presentía que venia un desnalgue con las tres. Siguiendo con las cervecitas y conversaciones le tiraba piropos duros y de doble sentido a Yura, la cual la muy puta casi derrapada se reía, se agarraba las tetas claro está sobre las camisa, he incluso en una le llegué a agarrar las nalgas, Viky estaba agarrando confianza, el tema de conversación era las tetas, a la cual Luz les llevaba una morena.

Al rato se nos acabó la bebida, y Viky dijo que tenía en su casa dos botellas de ron, yo se que sería un cambio brusco de bebida, pero ella insistió que quería seguir tomando y yo acepté. Así que fue con Luz a buscarla, ella vivía en el piso de arriba. Durante su ausencia le insinuaba cosas a Yura, la cual me respondió con unos besos de lengua y por supuesto mis manos inquietas le manoseaban las tetas y la cuca sobre la ropa hasta que ella me apartó pero para sacarme el guevo dentro del pantalón y darme una mamada. Que delicia, cada vez estaba más convencido que me las cogería a las tres o por lo menos con Yura había asegurado una futura culeada. Al sentir a Luz y a Viky llegando debido a las risas, me acomodé y seguimos como si nada.

Al entrar, Luz se me quedó mirando el prominente bulto, el cual era difícil de ocultar, yo la mire y le sonreí a lo que ella me guiño el ojo acompañado en compañía de una sonrisa. Nos comentaron cuando iban bajando se consiguieron al Víctor, el vecino del quinto piso el cual iba acompañado de Juan un amigo y dos chicas, las cuales hasta la fecha no se ni como se llamaban, y de las cuales les comentaré más adelante; Lo cierto que venían los cuatro alegres e invitó a Viky y a Luz a su apartamento para una pequeña reunión improvisada. Luz le comentó de la presencia de Yura y mía en su casa a lo que él le dijo que cual era el problema, que nos llevara.

Les dije que no tenía problema e inmediatamente, como si se hubiesen puesto de acuerdo, dejaron que tampoco. Yo internamente me molesté un poco conmigo por la oportunidad que perdía, pero cada vez me convenzo que lo mejor es lo que pasa.

Al llegar, nos recibieron cordialmente y nos ofrecieron unos whiskys, se hicieron las presentaciones correspondientes, aparte de Víctor y Juan nos presentaron dos flacas, una catirita de ojos azules a quien llamaremos Tatiana y una morenita a quien la llamaremos Ana. Comenzamos a charlar, al rato Tatiana sacó a bailar a Juan reguetón, y luego Víctor sacó a Luz, eso fue el principio del holocausto sexual… la forma que bailaba Tatiana era más que erótica, se le pegaba con gran morbo a Juan y este aprovechaba y le pasaba las manos por el cuerpo como le daba la gana… allí me convencí que los cuatros estaban sabrositos por el alcohol.

Luz estaba más rescatada aunque Víctor en ocasiones se le colocaba por detrás y se la frotaba, ella se apartaba pero él volvía y ella se dejaba, en esa paja estaban, en una de esas, él la hizo girar y trató de agarrar por la cintura pero calculó mal, porque entre el movimiento de giro puso sus manos a la altura de sus tetas la cual entró accidentalmente por el escote… No hubo una reacción brusca… todos nos echamos a reír, e inclusive Luz… Al rato empezó a bailar más eróticamente, hasta ella misma se agarraba las tetas de manera sensual… en verdad tiene un puta escondida.

Yo no aguantaba la erección y Viky me sacó a bailar, luego se metió Yura y allí estábamos los ocho bailando reguetón. Tragos van y viene, ellas tomaban de mis vaso o el de que estuvieran más cerca. Yo pillaba a Víctor  que estaba pendiente de las tetas de Luz,  inclusive hasta Juan le echaba un vistazo… Las chicas bailaban entre ellas. Más tarde mientras que bailaba con Viky, Yura se me puso por detrás haciendo un sándwich y al girar vi que Juan y Víctor tenían a Luz en la misma condición que estaba yo, a diferencia que Tatiana y Ana estaban a su vez detrás de cada uno de ellos.

Todo era una jodedera amena, al rato Ana estiró sus brazos agarrando las tetas de Luz mientras que Juan quedaba por el medio, luego Víctor  se separó conjuntamente con Tatiana para contemplar es espectáculo, y yo impactado por tal situación, mientras Luz alzaba sus brazos hacia atrás para rodear el cuello de Juan.

Yura por su parte me daba de maracas por detrás hasta más no poder, y de repente, continuando el ritmo del baile, me abrazó, pero sus manos las posó sobre mi bulto, haciendo caricias.

Creo que todo estaba de locura, Juan comenzó también a sobarle las tetas a Luz conjuntamente con Ana… la posición Luz, Juan por detrás de esta y Ana por detrás de él. Al rato sentí que me agarraban las nalgas y al darme cuenta era Viky. Ahora me estaban metiendo manos las dos… y yo ni corto ni perezoso comencé a agarrarle las tetas a Viky quien la tenía de frente. Seguidamente vi a Víctor que se besaba de lengua con Tatiana, y este la agarraba por las nalgas de manera descarada. Ya presentía lo que venía.

Al rato eso Yura me volteó y ella también, quedando sus nalgas pegadas a mi guevo erecto y Viky tras de mi. Yo no aguantaba la situación y procedí a agarrarle las tetas a Yura, todos nos mirábamos. Viky bajó sus manos buscando mi miembro, para sorpresa, hasta me bajó el cierre y metió sus manos buscando mi guevo. Yo levanté la camisa y sostén logrando zafar las tetas de Yura la cual quedaron a la vista de todos. Juan no perdió tiempo y le sacó las tetas a Luz…era un espectáculo, enseguida miré a Víctor quien había hecho lo mismo con Tatiana, pero este se estaba adelantando pues le tenía el vestido subido dejando ver sus como sus manos paseaban por sus nalgas.

Ya todo estaba dado, me giré y comencé a alzarle la camisa a Viky, y dando un vistazo a todos, era una exposición de tetas. Víctor no aguantó y separó de Tatiana y fue a donde estaba Luz y comenzó a chuparle las tetas mientras que Juan le alzaba el vestido, y Ana no se quedaba atrás, pues comenzó a meterle mano por debajo del pantalón a Juan.

Mi guevo reventaba, así que procedí a bajarme el cierre y sacarme el guevo el cual no dio tiempo a que agarrara aire pues Viky inmediatamente se bajó a mamármelo, a mi no me quedó otra cosa que darme de lata con Yura y sobarle las tetas, la cual en oportunidades lamía sus pezones. Mis manos buscaron su cuca sobre el pantalón, a su vez no perdía la mirada de los demás. Desabroché el pantalón a Yura y se la baje los más que pude, cosa que me costó por que las coñas se meten esos jeans no se como. Al lograr tenerlo lo más bajo posible comencé a tocarle y tratar de meter el dedo en la cuca la cual tenía pocos vellos pero un clítoris grande y de humedad ni le cuento, estaba mojadísima.

Seguía monitoreando la sala, sin perder detalles de los demás, Tatiana ya estaba desnudándose, Ana le había bajado los pantalones a Juan y estaba fajada chupándole el guevo, Víctor hipnotizado con las tetas de Luz, no dejaba de chupársela ni masajearla y a su vez metiéndole mano a  por la cuca, la cual se le veía grande pues tenía más vellos. Luz por su parte estaba ida por la excitación y Juan contemplaba el ambiente.

Menuda sorpresa fue cuando Tatiana ya desnuda se acercó a donde me encontraba y acompañó a Vicky a la mamada, que delicia dos bocas, al rato Tatiana se levantó y comenzó a chuparle las tetas a Yura. En cuestión de minutos todos estábamos desnudos, las tetas más sobresalientes eran la de Luz, así que le dije a los panas:

– Caballeros, somos tres contra cinco… así que vamos a lucirnos, empecemos con Luz.

Me dirigí a donde estaba Luz, y le di unos besos mientras acariciaba sus tetas en compañía de Víctor. Giré a ver a Yura y Tatiana la estaba atendiendo, pues le estaba chupando las tetas mientras le metía mano a su cuca. Por su parte Viky se acariciaba ella sola y de vez en cuando Tatiana le agarraba una teta. Al rato Ana se separó de Juan y fue en busca de Viky para comenzar a darle el mismo tratamiento que le daba Tatiana a Yura.

Incité a Víctor para que se sentara en el mueble y al hacerlo, hice que Luz se sentara de espalda a él, clavándose el guevo de este en la cuca. Les digo nunca había visto tanta acción y tal visión, es indescriptible. Luz gemía como loca, por sus gestos, supe que había alcanzado un orgasmo, por lo que procedí a acercarle mi guevo para que me lo mamara e inmediatamente le hice señas a Juan para que se acercara y le diera el mismo tratamiento.

Volvía a girar y ver a las chicas la cual estaba muy entretenidas, pero lo que me dio más excitación es que Vicky le estaba chupando las tetas a Yura, no se si tenía su inclinación bis ó les, o quizás por la misma situación que se estaba viviendo, es decir impulsos sexuales, mientras que a ambas Tatiana y Ana, le estaba dando un jarabe de lengua en sus respectivas cucas.

Luz alternaba con el guevo de Juan y el mío, vaya que putona puede llegar a ser una mujer sin querer queriendo, y pensar que me decía que no estaba segura de ese tipo de aventura, aunque tampoco negaba la idea de hacerlo un día. Al poco tiempo las chicas se separaron y se acercaron a donde estábamos nosotros, Yura comenzó a besarme al igual que Ana a Juan, mientras que Tatiana se puso entre las piernas de Víctor y comenzó a chuparle el guevo mientras entraba y salía de la cuca de Luz.

Luego Tatiana le hizo señas a Viky para que se uniera y esta obediente comenzó a lamer el clítoris de Luz mientras Tatiana le pasaba la lengua por las bolas a Víctor, en oportunidades ambas se besaban intercambiando los jugos recogidos de ambos. Luz como una glotona seguía chupando ambos guevos. Luego Ana se apartó de Juan y comenzó acariciar y a chuparle las tetas  a Luz y lo mismo hizo Yura, cosa que esta medio dudó y al vernos le asistimos con la cabeza para que se uniera al banquete, a lo que esta se incorporó sin problemas.

Ya era una locura, Luz se deleitaba con dos guevos agarrados con cada mano y saboreándolos alternadamente, dos chicas agasajándose con sus tetas y dos chupándole las tetas. Era todo un morbo ver el cuadro.

Al rato me separé y le dije a Luz, ahora prepárate que vas a gozar como debe ser, hice que se volteara dándole la cara a Víctor y volviéndose a clavar el guevo de este, claro esta, con la colaboración de Tatiana y Ana. Ahora el culo de Luz quedaba expuesto a lo que Ana comenzó lamer y untarlo de saliva para permitir introduciéndole un dedo, luego dos y conseguir dilatarla.

Esta gemía desesperada, yo al lado de ellas, recibía tratamiento de mamada de Tatiana, alternado con las lamidas que le hacía en las bolas e intercambio de lengua con Ana. Estas dos niñas en verdad eran tremendas perras con el buen uso de la palabra. Son fenomenales.

Sin aguantar más, me dirigí al pantalón y saqué un condón el cual siempre llevo en la cartera, Yura se acercó y me lo quitó para colocarlo, primero me lo chupó y luego procedió a ponerme el condón con la boca, seguidamente me dirigí al culo de Luz el cual estaba ya en condiciones óptimas para recibir mi guevo. Yura guió mi miembro al orificio anal para su respectiva penetración, el cual fue insertado sin dificultad. Lo único que alcanzamos fue un quejido o gemido quizás de dolor, pero después estoy más que seguro que eran de placer.

Comenzamos el acompañamiento entre Víctor y yo, que rico sentir este tipo de penetración; Juan por su parte se puso delante de Luz para ocuparle la boca cosa que esta lo albergó rápidamente.

Nueva situación morbosa, Ana y Viky a los lados de Luz, acariciando y lamiendo sus tetas, Yura acercó su boca al guevo de Juan para compartir el banquete con Luz y en oportunidades ambas se besaban y jugaban con sus lenguas. Víctor chupaba las tetas de Ana. Al poco tiempo Yura aparto a Juan y se acomodo de manera que esta le puso a disposición la cuca a Luz, pensé que esta no actuaría pero me equivoqué, se aferro a ella como un niño a una chupeta, estaba sacando la puta interna. Mis manos buscaron acariciar las cucas de Ana y Viky la cual estaba super húmedas.

Al rato Juan se puso detrás de Viky y procedió a cogerla estando esta en cuatro. Yo por mi parte no aguantaba más, ya estaba a punto de acabar cuando Yura me dijo que quería probar mi leche, así que saque mi miembro del culo de Luz, me quite el condón y procedí a cogerme a Yura.

Era una delicia sentir esa cuca caliente y húmeda, tanto así que no tardé ni dos minutos y se lo saqué para acabarle en la boca, cosa que ella succionó sacándome toda la leche que tenía. Miré a Tatiana la cual pajeaba a Juan mientras este soltaba los chorros de leche en la cara y sobre las nalgas de Viky. Al rato Víctor apartó a Luz en señal que iba acabar y fue Viky y Luz quienes aprovecharon la cuota de leche.

Víctor, Juan y yo fuimos a preparar unos tragos para descansar un poco y aunque parezca mentira, nuestros miembros no reposaban del todo, pues el espectáculo morboso una estaba de gala, cuando nos deleitamos viendo a las chicas hacer una redondilla, Ana le chupaba la cuca a Luz, Luz a Tatiana, esta a Viky, Viky a Yura y la misma a Ana. Eso era un detonante para seguir a la segunda fase, por lo que decidimos entre los tres repetir el tratamiento con Yura.

Pero eso será otra historia…

Autor: Jesús

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Un comentario

Dejar un comentario
  1. ummmm que deliciaaa! me apetece mucho haber estado ahii y que me hicieran tantas cosas ricas… que pajote me estoy haciendo tengo el coño super mojadoooo! gracias jesus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.