LORENA, UNA DIOSA EN LA CAMA

¡Comparte!

Me llamo Andrés y soy de Bogotá, Colombia.

Lorena fue la mujer linda que conocí por medio de mis relatos. Tiene 18 años, mide 1.70, tiene un culito re bueno y es una Diosa en la cama. Después de nuestro encuentro en el motel, seguimos hablando por teléfono, mandándonos e-mail, recordando lo bien que la habíamos pasado. Pero llegó la época de parciales en la Universidad y no me quedó ni un minuto para conectarme, y como estudio todo el día y trabajo en la noche no me quedó tiempo de volverme a contactar con ella.

El sábado pasado ya había terminado todos mis parciales y me conecté un rato a Internet a ver que encontraba y a ojear mi correo; también entré con la ilusión de encontrarme con Patika (es el Nick de Lorena), al comienzo no estaba pero después de 20 minutos inició su sesión de MSN, hablamos más o menos como una hora, y la comencé a calentar contándole las cosas que me gustaría hacerle, ella me dijo que la llamara y la calentara por teléfono, y así lo hice.

Después de un rato ya estábamos súper calientes, entonces ella me dijo que quería que volviera a llenarle su conchita; yo me sorprendí un poco y le dije que como hacíamos; ella me dijo que estaba sola en su casa y que quería que la penetrará ya. Le pedí la dirección de su casa y tomé un taxi.

Cuando llegué a la dirección que ella me indicó me di cuenta que era una casa muy grande y quedaba en un sector acomodado de la ciudad; apenas paró el taxi Lorena salió de su casa, me dio tiempo para apenas pagarle al taxista y a tirones me metió a su casa, diciéndome que en el barrio eran muy chismosos y de pronto le decían a sus papás.

Me invitó a sentarme en la sala, me ofreció una copa de vino, yo la acepté gustoso y comenzamos a besarnos, ya le tenia un dedo en la conchita cuando sonó la puerta, se podrán imaginar el susto, ella me tomó de la mano y me encerró en el estudio mientras veía quien era. Cuando volvió tenia cara de desconsuelo, puesto que era su hermana que no había tenido clase, como quien dice se nos tiró el plan. Ya estaba resignado a no hacer nada esa tarde, pero a ella se le ocurrió una idea. Subió al cuarto de su hermana y le dijo que tenía que hacer un trabajo en el computador que se iba a encerrar en el estudio para concentrarse mejor, que por favor no la molestara; para disimular mejor fue a su cuarto, se puso un short y un topsito bien pequeño.

Regresó al estudio y me dijo que podíamos estar juntos, pero sin hacer ruido, porque su hermana estaba en el cuarto. Ella encendió el computador, la hice que se sentará enfrente de el y se conectara a Internet; le mostré algunas fotos porno, mientras le quitaba el topsito y me dedicaba a chupar sus tetas; a ella le encanta leer relatos, así que la hice que se metiera a esta página y leyera algunos relatos mientras tanto yo (como pude) me metí entre sus piernas e hice que se escurriera un poco en el asiento.

Estaba leyendo nuestro primer relato mientras yo ya la había dejado toda desnuda y estaba comenzando a darle lengüita en su conchita, su voz comenzó a entrecortarse, más aún cuando le metí un dedito en el ano, y se vino en medio de gemidos. Yo me desnudé e hice que acariciara un poco mi verga mientras veíamos unos videos que ella había bajado, ya estaba empalmado cuando su novio (que está en USA) inicio sesión, ella me apretó bien duro, y no sabia como saludarlo.

Le dije que actuara normal para que él no sospechará, se saludaron y hablaron de cómo les había ido en la semana, el novio le dijo que la extrañaba mucho y que la deseaba. Entonces le propuse que le dijera a su novio como le gustaría hacerle el amor mientras ella se tocaba, al comienzo no estaba muy segura pero la convencí.

Él le dijo que lo que más extrañaba era como ella le chupaba la verga, que le gustaría metérsela en

tra la boca duro, como le gustaba a ella, tomarla por la nuca y enterrársela hasta el fondo; ella me miró y no le di oportunidad de nada, se la metí hasta la garganta y comencé a bombear, su novio le decía que se estaba masturbando pensando en eso, y mientras tanto yo le estaba llenando la boca con mi semen.

Luego su novio le comenzó a decir que le gustaría besar sus senos, y yo le hice caso; luego morder su conchita (y a ella le encantaba), mojar su culito de saliva y metérselo; así que ni corto ni perezoso la levanté de la silla me senté yo y se la clavé en el culito, ella pegó un alarido, y su hermana gritó desde su cuarto que si le pasaba algo, ella como pudo gritó que no; mientras le rompía el culito, le daba dedito a su clítoris; ella le decía a su novio lo que estaba sintiendo hasta que se vino y yo dentro de su culo. Con todo ese jaleo, el computador se apagó y terminamos en el piso.

Después de descansar un rato ella se fue directamente a mi verga y yo le contesté llenándole la conchita con mis dedos y su culo con mi lengua. Cuando ya estaba otra vez empalmado se lo metí hasta el fondo y comenzamos un desenfrenado mete y saca que terminó con ella llena de mi semen y gritando como loca y yo botado en la alfombra. Cuando recuperé el sentido vi como su hermana estaba en la puerta del estudio con cara de asustada…

Tuve que salir corriendo casi desnudo, porque no podía de la vergüenza.

Autor: Bogotanito XXX

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

0 votos
Votaciones Votación negativa

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.